A vueltas con los soldaditos faranduleros

Esta semana el revuelo lo causa Rain, y no precisamente porque estemos en épocas del Monsoon, sino por las libertades que los soldaditos de la patria con fama y estrellato tienen en la República de Corea para abandonarse al libertinaje.

Según parece a Rain los oficiales que lo acompañaron a cenar, lo ‘obligaron’ a empinar el codo después de un concierto que dio; y que después del bololó que armaron los reporteros de la SBS por lo del cuento de aquel par de caballeros que fueron a ‘consulta médica’ de madrugada  y en un burdel; parecía que Rain había comprado todos los boletos donde se rifaba un castigo.  Pero no, aquí al caballero cantante, que no errante, va a poder licenciarse de soldado el día que le tocaba, sin pasar por la celda de castigo, que es lo que parece, esperaban muchos.

Últimamente Rain está dando mucho que hablar por los foros ya que, supongo yo que la sociedad está un poquito hastiada de que el soldadito anónimo sufra lo indecible, mientras los mediáticos gozan de privilegios y prebendas que dejan la boca abierta.  De hecho uno de los cuentos que versan sobre Rain, habla de la cantidad de vacaciones que ha tenido, cuando al resto solo les tocan 35 días, él ha disfrutado de 110 días de asueto.  Otro cuento más; que mientras él puede salir a enamorar a la Taehee tantas veces como le plazca (y sin uniforme) a otro chaval que tenía un tumor en el cerebro le denegaron salir al hospital, con el subsecuente fallecimiento de este en la enfermería del cuartel.  ¡No, que va! si al ejército lo están pintando divino.

El tema parece que está candente en el panorama mediático coreano. Aquí les dejo el link para el cuento de los otros dos que están levantando ampollas en la moral del país; que ya de por sí tuvimos una puntada muy leve, pero la tuvimos, en un capítulo de ‘all about my romance’ cuando Minyoung lo expone en una sesión parlamentaria ¿se acuerdan? Ahora también les digo, que como sociedad, son para echarles de comer aparte, porque lo que más comentan es como ponen los cuernos y lo gozoso que resulta que los castigos no resulten castrenses para los famosos… Ni los castigos ni los entrenamientos; que también hay fotos de estos últimos rascándose el ombligo a la vera del mar mientras el cuartel entero anda de maniobras.  O sea, que ir a la mili o ir a Disney es lo mismo si sales en la tele…

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.