“Ando Lloyd – A.I. knows LOVE ?” – TBS (2013)

Ando Lloyd

RESUMEN

Reiji Matsushima es un físico genio. Un día, en el año 2013, Reiji muere en una explosión de avión. Fue un profesor guapo y famoso que estudió las teorías de los agujeros de gusano. Su novia Asahi es una profesional capaz que trabaja en una gran empresa de TI. Ella es hermosa e inteligente, pero se encuentra con Reiji y se enamora de él. Sus días con Reiji eran felices, pero un día se muere y alguien trata de asesinarla. Asahi no sabe por qué alguien quiere acabar con su vida. Lloyd, que se ve exactamente igual que su prometido muerto Reiji, aparece de repente frente a ella. Lloyd vino del año 2113. Su misión es proteger Asahi de cualquier situación de riesgo. Lloyd lucha para protegerla. Lloyd no sabe lo que significa “amor” y no entiende la ira o la tristeza humana. En un primer momento, a Asahi no le gusta Lloyd, pero poco a poco sus sentimientos cambian. Lloyd también comienza a desarrollar sentimientos por ella.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº episodios: 10

NUESTRO COMENTARIO

Tengo un problema con los dramas japoneses que hace que no me acabe de enganchar. En realidad no es un problema, sino varios, lo que hace difícil que el asunto tenga arreglo.

Las historias que son dramáticas, nada más leer el argumento percibo que su intención es más que contar una historia, que lloremos a mares. O sea, que han elegido la historia con el único propósito de que nos deshidratemos llorando. Como consecuencia no los veo y huyo de ellos como de la peste porque yo hago lo que me da la gana y me resisto a hacer lo que los guionistas quieren que haga por narices.

Los que no son dramáticos y tienen alguna pretensión cómica no me hacen gracia y no conecto para nada con su sentido del humor. Yo soy dura de pelar con las comedias en general pero es que los dramas japoneses no consiguen que se me escape ni una sonrisa, o sí se me escapa, pero de las sonrisas malas de esas de ¡pero qué demonios es esto?

Por último, las que son románticas tienen el problema de que los galanes no me resultan nada atractivos. No estoy hablando del físico de los actores, que los hay atractivos, sino de los personajes. Con la mayoría de ellos no me iría ni a tomar un café, así que muchísimo menos me planteo tener con ellos ningún tipo de fantasía.

Dicho lo anterior, admito que “Ando Lloyd” es un drama estrafalario y raro con ciertas pretensiones pseudo filosóficas sobre lo que hace humanos a los humanos, que espero que no pretendan llegar al nivel del monólogo del replicante interpretado por Rutger Hauer en Blade Runner porque ciertamente no lo consiguen.

Y digo que es una historia estrafalaria aunque sea una versión, rara, eso sí, de Terminator 2 ó 3 en la que un robot del futuro viene al tiempo actual a salvar a un humano que es clave para que el futuro sea de otra manera (en Terminator 1 el robot no venía a salvar al humano, sino a matarlo).

Un doctor sapientísimo, interpretado por Takuya Kimura descubre que, dado que los datos no tienen masa, pueden viajar a una velocidad más rápida que la velocidad de la luz, ergo nos podemos comunicar con gente del futuro. Y por esa comunicación, descubre que en el futuro va a pasar algo que no quiere que pase, razón por la que unos robots que dan bastante miedito, viajan al presente para cargársele a él y a su novia. El sabio, que es como el osito de Mimosín, o sea, atractivo cero, permite que le maten a él, pero jura defender como sea a su amada, así que en esos círculos infinitos del tiempo, programa que un robot que es igualito a él físicamente, sea el paladín de la dama.

Todo el resto de la historia es sobre el robot, cuya inteligencia hace que vaya adquiriendo, no solo conciencia y libre albedrío, sino también sentimientos que interfieren con su programación hasta que le reprograman para tener sentimientos sin que se le fundan los fusibles, y sus intentos por salvar a la chica que le coge bastante afecto hasta el punto en que lo “bautiza” como Ando, el apellido de ella, y Lloyd porque lleva las gafas que llevaba el actor americano de cine mudo Harold Lloyd. Eso de darle nombre también tiene carga simbólica porque el nombre separa al hombre de la máquina, como si le insuflara el alma.

El resto son disquisiciones sobre si lo que nos hace humanos son precisamente los sentimientos, el amor y la paz mundial, que diría una miss o si los sentimientos son un estorbo que hace a los humanos unas maquinas ineficaces e ineficientes. Por supuesto, gana el amor.

Esa cantinela amorosa ya me resulta extraña, porque soy una declarada ignorante de la cultura japonesa y tengo el prejuicio de que los japoneses son fríos o lo parecen pero es que además, Kimura Takuya está también feísimo aquí, como si le hubieran dado esteroides. Según Wikipedia, Kimura es un hombre de tamaño normal, pero aquí parece que abulta, sin broma, el doble que la chica. Hasta llegué a pensar que es que había un efecto especial para figurar que es que el personaje de Lloyd (pronunciado por ellos como Loido) era tan grande como el Mazinger Zeta, pero qué va, es que ella debe ser nativa de Liliput.

AndoLlyod-1-4

Y si la exaltación del amor y de la amistad me resulta sorprendente, ya qué les digo de la vestimenta que se gasta tanto la androide que se encarga de las reparaciones cada vez que Lloyd se estropea y le ama tiernamente (ella también está programada para la sensiblería), y la androide malísima que es la que más miedo da. La androide mecánica y enamorada, que se llama Suppli, va vestida de enfermerita de antro de strip-tease, con una cofia rosa de purpurina y minifalda. La chica mala va vestida de adolescente viciosa. Creo que se les ve el plumero aquí a los japoneses con sus obsesiones porno de colegialas. Todo rarísimo.

AndoLloyd-A.I.KnowsLove30

Otro elemento que ha hecho que me salga un poco de sarpullido es que la forma de matar a los androides sea meterles un punzón por el oído, porque dado que lo del punzón era un efecto especial, no podía dejar de pensar que los actores no dejaban de meterse los dedos en las orejas unos a otros, lo que me daba mucha risa. Eso sí me daba risa, pero creo que era a destiempo y que no pretendían que me riera allí.

ando7

El final es de color de rosa, pero no me queda muy claro de quién estaba realmente enamorada Ando Asahi, si del humano osito Mimosín o del androide. A mi sin duda me gustaba más el androide, aunque ahora que lo pienso, a lo mejor no tenía lo que hay que tener debajo de la ropa, en cuyo caso, me quedo con el programador compañero de trabajo de Ando Asahi, que no tenía nariz pero estaba bastante bueno.

REPARTO

Takuya Kimura como Reiji Matsushima / Lloyd Ando
Kou Shibasaki como Asahi Ando
Oshima Yuko como Nanase Matsushima (Hermana menor de Reiji)
Kiritani Kenta como Shinjo Hoshi
Honda Tsubasa como Supuri
Kiritani Mirei
Yamaguchi Sayaka como Sakiko Komatsu
Lewis Jesse como Tom Edogawa
Yamamoto Mizuki como Kaoru Kuriyama
Hiraoka Yuta
Natori Yuko
Endo Kenichi como Saku Ashimoi
Hino Yojin como Yoshiyuki Tomiya

Comentarios

  1. Maggie Bee dice:

    ¡ay! lo que me has hecho reír. Yo esa no he tenido el gusto de verla por ningún lado y tampoco me dan ganas de irla a buscar corre que te corre. Vuelve a pasar que lo mejor de un drama es leerte a ti. Gracias, Marta. 🙂

  2. Estoy con Maggie, lo mejor tu comentario. Esta novela es de esas japonesas raras, raras, raras que te desalientan para seguir viendo dramas nipones. la ví hace mucho y de hecho, creo que es la tercera japonesa que vi. La primera fue una de un colegio de chicas que cada una tenía un mayordomo joven y guapo pero todo platónico, muy manga. La segunda la de Pride, no estuvo mal quitando el detalle de que él me pareció un egoísta y un machista. Y la tercera fue ésta, que entre la Nancy enfermera y la otra me hacían los ojos chirivitas. Aún así como soy masoca he visto alguno más.

    Para endulzarme la vista tengo One more one happy ending

  3. María Luisa dice:

    Esta ni me planteaba verla, muy rara la sinopsis y como me cuesta conectarme a un drama japonés, pues me imagine que me iba a costar mucho. Pero si tenía muchas ganas de leer tu comentario y como siempre, me he divertido más que viendo el drama.

    Marta, te admiro por haberla visto y terminado.

  4. A mí me pasa lo mismo con las japonesas, no les encuentro la gracia. Acepto que son historias muy originales, pero les falta algo para que me emocionen, aun así he visto muchas, pero solo tres son las que me han gustado realmente y una de esas tres es de Kimura Takuya (Engine), pero de ahí ni fu ni fa, todas han sido olvidables.

    En cuanto a éste dorama, de la que me salve!!!, y es que tengo la costumbre de ver los dramas de Takuya y éste pudo haber caído, pero gracias a que la sinopsis me pareció tan rara, rara, rara huí de ella porque sabía que no la iba a soportar, ahora que has escrito el comentario me reí muchísimo leyendo, es que está muy divertido 🙂

    Gracias por el comentario Marta!!!

  5. Esta bien que mientras espero los capis de “Descendant of de Sun” suela ver lo que sea (ahora x ejemplo estoy terminando la vieja “Rooftop Prince” que no había visto); pero de ahí a meterme con esta novela…, hummmmmm, no me “inspira”, ja, ja, ja.
    Lamentablemente NO PUEDO conseguir los capitulos de “Happy Ending Once Again ” subtitulados…. Guaaaaaaaaaaaa.!!!!! El sitio que los está traduciendo tiene Pág. de Facebook y SÓLO te pasa la contraseña si te conectás, y yo no tengo F.!!!!! Y no QUIERO tenerlo…

  6. Isabela dice:

    De este drama no tenía ningun conocimiento y estoy segura que tampoco era necesario. Al menos sirvió para que hicieras un comentario que me sacara varias sonrisas y al final una carcajada. 😀

  7. GRACIAS Isabela!!!!! Bajé el primer capitulo y encontré a los protagonistas de mi querida “Fallinng for innocence”!!!!! Como verán, todavía no reconozco a esos actores x sus nombres, así que fue una sorpresa… ÉL no (Jung Kyung Ho), xque me lo habían comentado Ustedes, pero ELLA, Kim So Yeon, fue una sorpresa verla en ese cameo… Además me sirvió para verla suelta, loca, gritona; totalmente distinta a su contenido personaje secretaril de F.F.I. Él en el capítulo está graciosímo, travestido, y cuando comenta que quedó traumado x culpa de la protagonista que le bajó los pantalones de niño, ja, ja, ja… Desopilante. Les confieso que NO SOY seguidora de novelas en que tratan “historias de mujeres”, no me atrapan…, pero si sigo viendo esta será pura y exclusivamente POR ÉL…, el “flaquito”.

  8. ¡Bienvenidas de nuevo! Os echábamos de menos

    • Muchas gracias Zau, según nos han contado, se nos coló alguien en el servidor y estaba haciendo de las suyas. Menos mal que ya está arreglado.

Tu comentario