Babel – Chosun Tv 2019

RESUMEN

Un fiscal que comenzó su carrera como reportero de un periódico se enfrenta a un acontecimiento que le cambia la vida cuando su padre muere en un accidente sin explicación y su madre se quita la vida. Con su vida destrozada en pedazos, no se detendrá en nada para descubrir lo que sucedió y para vengarse.

Resumen extraido de Wiki Drama

Nª de episodios 16

NUESTRO COMENTARIO

Es ominosa, es aciaga, llega al punto de ser ridícula. Como en Cumbres Borrascosas, Babel es una historia de amor y venganza, de odio y locura de vida y de muerte. Pero al contrario de la historia de Heathcliff y Catherine, Babel se quedó corta en lo arrebatador y romántico; aunque la venganza per se, se quedó en agua de borrajas, el odio y la locura si camparon a sus anchas.

Babel es una historia donde todos y cada uno de sus protagonistas tiene una agenda oculta, se mueven entre brumas, actúan conscientes de manera hipócrita, tácita y abyecta. Aquí por mucho que quieran pintar algo con colores más claros y diáfanos, simplemente no pueden porque todo está enfarragado en un miasma pestilente y estancado que embadurna a una familia de gran fortuna y muy poco bagaje moral.

El clan de los Tae se compone del patriarca, un hombre que en los negocios resultó ser un hacha, pero el cual adolece de refinamiento alguno. No se le puede llamar ‘mal educado’ porque estoy segura que no recibió educación alguna.

Luego está su mujer, que le parió dos hijos y a la cual el marido obligó a hacerse cargo de un entenado. Y como la información te la van soltando con cuenta gotas, uno se cree que el odio visceral de aquella “Lucrecia Borgia” por su marido viene de aquel hecho en concreto…Para nada.

Es más, se valió del entenado, Tae Min-Ho, (al que maltrató y del que abusó como le vino en gana cuanto quiso y como quiso) en múltiples ocasiones para torpedearle al marido el camino y allanarle la presidencia del conglomerado familiar a su hijo varón, Tae Soo-Ho no por que lo quisiera más que a la vida misma, sino porque era la ficha más manipulable que tenía a su alcance. Y el entenado aprendió a “nadar y guardar la ropa” en aquel mundo ajeno pero propio; y pocas veces lo pillaron en un renuncio.

La hija del clan, Tae Yoo-Ra, lo tuvo más fácil, sobre ella no recayó ningún tipo de lastre materno, por eso juiciosa se preparó, sacó su diplomatura en leyes, se casó cuando le convino y se divorció cuando también, sin que nada de aquello hiciera mella en su bella y serena pose. Hasta que oteó en el horizonte a un fiscal, Cha Woo-Hyuk, que le hizo tilín. Nada la hizo reparar en que las casualidades no existen pero las causalidades sí, y que aquel guapo y joven galán de modales exquisitos también tenía su oscura y secreta agenda.

El patriarca Tae acepta con agrado los lazos de amistad que unen a su hija con aquel fiscal que aboga por entrar en el departamento legal del conglomerado ‘para ostentar poder’ según él mismo le confiesa al Tae Sayangnim.

Llega el día de que al patriarca lo releven de sus funciones y el escogido resulta ser, el entenado, cosa que a la matriarca le sienta pésimo.

Por el control de las grandes fortunas, se llegan a cometer tropelías bellacas sin que al artífice de todas ellas se le mueva un pelo del peinado sempiterno, elaborado y rimbombante.

A mí me encandilan los personajes femeninos iracundos y malevos cuando están bien explicados y se entiende el motivo que los impulsa, pongamos por caso una Doña Bárbara (la de Rómulo Gallegos), o una Niña Antonia la ‘dulce abuelita’ de ‘Candela’ aquella novela colombiana que tanto me gustó; cosa que no sucede con la “matriarca del clan Tae” Shin Hyun-Sook . (Me causa curiosidad que en Corea a la que se casa la ‘borran’ del registro paterno, pero no adopta el apellido de la familia con la cual se casa) Shin Hyunsook…y esta historia en realidad en vez de ‘Babel’ debería llamarse ‘Shin Hyun-Sook desatada’.

Todo esto nos lo presentan con un trasfondo de un restaurante español que se llama “Don Quijote en la cocina”; cosa que le viene que ni pintada a la historia por tantos ‘duelos y quebrantos’ con los que nos amenizan.

Cha Woo-Hyuk antes de ser fiscal era reportero de prensa amarillista, y como ya les dije que también tenía agenda, hizo que Han Jung-Won (que era una conocida actriz) terminara casándose con Tae Min-Ho a raíz de un último artículo que escribió, zafio y chabacano antes de cambiar de profesión. Matrimonio que no funcionó demasiado bien, porque nada en el predio de los Tae funcionaba en absoluto. Tae Min-Ho tenía prohibidísimo procrear ‘para no manchar de sangre sucia a la estirpe de los Tae’, y yo supongo que esa fue una de las razones por las cuales decidió encamarse con Na Young-Eun su cuñada, cada vez que Tae Soo Ho el disoluto, andaba de prostitutas y metiéndose toda clase de drogas… Básicamente todas las noches. A Tae Min-Ho, (que aparte de todo era violento e irascible con su propia mujer) le hubiera salido genial la jugada, ser el padre biológico del futuro heredero absoluto; porque con él después de todo; el dicho es cierto “de lo que se mama, se cría”

Por causas fortuitas (o no tanto) Cha Woo-Hyuk y Han Jung-Won se conocen y lo que menos esperaba él, era enamorarse hasta el tuétano de ella (o por lo menos yo no lo esperaba…¡vamos a ver me están vendiendo la sed de venganza por la muerte del padre todo el rato, para que en un suspiro cambie; desista de saber la verdad y abogue por la exoneración de su amada!) Y sufre la inclemencia de ver que todos los indicios de que ahora ella sea viuda, la inculpen precisamente a ella.

Mientras tanto el arrebato de la matriarca no le sale como ella esperaba. Yo creo que cuando su hijo Tae Soo-Ho le legó todo absolutamente todo a su hermana, la hicieron sentir como a Julio César cuando Brutus le asestó la definitiva. Otro traspiés que también se llevó, fue la sorpresa del siglo al haberle confesado al fiscal que antaño había sido ella la asesina del padre, por el simple hecho de que no huyera con ella, confesión que le valió que este le confesara a su vez, que su marido siempre sí, había decidido legarle todo a Tae Soo-Ho al notar comportamientos canallas y abyectos en Tae Min-Ho…Así que tanta muerte y tanta zafiedad habían sido en balde.

La resolución del crimen, parece que no la pensaron demasiado y salieron del paso con lo primero que encontraron, ni tampoco les quedó creíble el amor repentino de Tae Soo-Ho y Na Young-Eun; y para terminar de rizar el rizo con las absurdeces, ya les valía que Han Jung-Won hubiese aguantado envites violentos y extremos, y que la violaran de manera salvaje por detrás (como animales) contra el borde de un escritorio estando embarazada… y solo tuviera un aborto días después por un encuentro verbal (que no físico) con su ex cuñada…Las dos enfrentadas por el amor del mismo hombre.

La escribo rápido, porque seguro que pasados unos días ya ni me acuerdo.

Reparto

Comentarios

  1. Yo trate de darle una oportunidad a este drama pero el primer capitulo no explico nada y lo deje.

  2. Mariceli Hernandez dice:

    Me pasó igual que a Evelia, a parte de que la encontré muy oscura para mi gusto.
    Gracias Maggie!

  3. Pues ya somos tres. Había quedado con Maggie en que la vería, pero en el capítulo 5 me aburría tanto que le anuncié que abandonaba.

    Hay otro elemento curioso en mi aburrimiento. A mí antes Park Shi Hoo me encantaba, y vi todos los dramas en los que él salía y me gustaron. Sin embargo ahora le encuentro un actor envarado, muy recolocado y un poco cursi. Ya no me transmite nada. ¿Qué habrá ocurrido a él, o a mí?

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.