Bad Love 못된 사랑 – KBS2 (2007)

Bad Love

RESUMEN

Na In Jung, (Lee Yo Won), es una concertista que arrastra grandes cicatrices de una relación anterior con un hombre Lee Soo Hwan, (Kim Sung Soo), que resultó ser casado y que prefirió las influencias de su esposa Joo Ran, (Kim Ga Yum), para llegar a obtener el puesto de presidente de una gran corporación al amor que le ofrecía la inocente In Jung. Al igual que ella está el frío y rebelde Yong Gi, (Kwon Sang Woo), que aún arrastra en su memoria la dolorosa separación que sufrió de su primer amor Joanne, (Cha Ye Reon), a la que conoció en su época de artista bohemio. Ellos dos volverán a confiar en el amor y se enamoraran con auténtica pasión, pese a los traumas y agonías sufridas en el pasado. Pero como se suele decir, el pasado siempre vuelve y así le sucede a In Jung cuando se reencuentra con su antiguo amor que arrepentido por su egoísmo se dio cuenta de que su ambición no era suficiente para llenar su corazón e intentará recuperar a In Jung cueste lo que le cueste seguro de que ella lo necesita tanto como él a ella. Para complicarlo más su esposa es hermanastra de Yong Gi, Joo Ran, (Kim Ga Yum), que en su momento descubrió la relación extra matrimonial de su marido, y había puesto a In Jun «en su sitio». Contra viento y marea lucharán Yong Gi e In Jung profundamente enamorados contra todos los obstáculos que el irónico destino intente ponerles, pero ¿podrán dejar atrás ese círculo vicioso de sufrimiento y mentiras o serán igualmente arrastrados a él…?
Resumen extraído de Wikia

NUESTRO COMENTARIO

Tras nuestro estreno con «Sonata de Invierno«, nos hemos dedicado con verdadera fruicción, por no decir obsesión, a seguirle la pista a más telenovelas coreanas, a ser posible con final feliz.

Por la recomendación de una amiga, hemos visto «Bad Love», del estilo de Sonata en el sentido de que es también una novela absolutamente acongojante y que te encoge el corazón, y es también una novela que te deja pegada al asiento (con el calor que hace, literalmente pegada).

Lo curioso es que, si el guión de estos dos doramas fueran el argumento de una telenovela latinoamericana nos parecerían un culebrón de lo más falso y melodramático. Sin embargo, el diferente estilo de realización, o francamente yo no sé qué, hacen que nos enchufemos estos dramas directamente en vena, sin pestañear.

El argumento de «Bad Love», es al mismo tiempo más creíble y menos creíble que el de «Sonata». Más creíble porque eso del muerto resucitado y que pierde la memoria por una sesión hipnótica suena a cuento chino (nunca mejor dicho), pero es menos creíble porque para nuestra cultura, el hecho de que una chica haya sido la amante del cuñado de su novio no es un obstáculo insalvable ni muchísimo menos, y derivar una tragedia familiar de ese hecho nos parece un poco intranscente.

Pero todo esto no son más que una racionalización del argumento, porque mientras estás viéndola te tragas la bola enterita, y sufres como loca con In Jung, Yong Gi y Soo Hwan. Por diós bendito, cómo lloran, cómo sufren, cómo aman. Es difícil no contagiarse.

Los diálogos, a pesar de estar traducidos y a pesar de que responden a una forma indirecta de comunicarse que a veces resulta extraña para nosotros, son una maravilla. Las cosas que le dice Yong Gi a In Jung son directamente de morirse a chorros, por no hablar de los miles de detalles absolutamente amorosos y que transmiten un amor y una pasión que te hacen un nudo en el estómago.

Como era previsible, hay algunos aspectos culturales que resultan extraños a nuestros ojos, como el hecho de que gente, aparentemente tan contenida, se suelte el pelo en muchas ocasiones de forma asombrosa, sobre todo las mujeres. A la esposa engañada de Soo Hwan, una desequilibrada demente, que sin embargo da verdadera pena, con cierta frecuencia se le salta un tornillo y se pone a pegar a In Jung (y a todo el que se le ponga por delante) sin que nadie haga nada para detenerla. Los gritos de In Jung cuando se entera de que Soo Hwan es casado son de los de romperte los tímpanos y también la emprende a golpes con él, como si un engaño, aunque doloroso, no fuera una cosa de andar por casa, uno de esos cuentos de toda la vida, con los que hay que apencar y seguir viviendo.

Mientras que el personaje de In Jung es un poco soso y excesivamente sufrido, los dos personajes masculinos son mucho más complejos e interesantes, además de darse la circunstancia de que el antagonista, Lee Soo Hwan, esté interpretado por uno de los hombres más guapos que hemos visto en los últimos tiempos, el actor Kim Sung Soo. No estamos de acuerdo con la descripción del personaje que hacen en la mayoría de los foros, porque presentan a Soo Hwan como un hombre ambicioso que abandona a In Jung en persecución de su avaricia y ganas de medrar. Para nosotros, Soo Hwan es, sencillamente, un hombre bueno, decente (a pesar de la trola sobre su estado matrimonial), honorable…y atrapado. Soo Hwan no abandona a In Jung porque le amenacen con dejarle en la calle, Soo Hwan abandona In Jung porque le amenazan con meter a su madre en la cárcel, que no es lo mismo. En realidad se vé cómo Soo Hwan está dispuesto a dejar todo por In Jung, y sólo se rinde cuando la bruja de la suegra le chantajea con el tema de la madre ludópata. Una vez aceptado su destino, Soo Hwan sobrevive como puede, sin rebelarse ante una familia política disfuncional y un suegro cruel, desagradable, desagradecido e ingrato. Además de por lo guapo que es, el pobre Soo Hwan, con su amor imposible, dan una pena que te mueres.

Yong Gi es otra historia, una mezcla de hombre apasionado, impulsivo y sensible, cabezota y tierno, fuerte y dependiente y un poco excesivamente intenso. Menos mal que la idiota de In Jung espabila, porque si no es para matarla, aunque a nosotros nos duela el corazón por Soo Hwan y nos hubiera gustado que él también se hubiera quedado con la chica. In Jung, rica, a ver si te desdoblas.

El tempo de las telenovelas coreanas es lento, gracias a ser historias de una única trama, lo que permite el regodeo y el detenimiento en la creación de las relaciones, multitud de escenas en las que los personajes se conocen y aprenden a quererse, un gustazo. Todo eso acompañado de una música y una estética muy cuidada. A nosotros nos gusta especialmente la presentación no lineal del argumento, de forma que las situaciones no se presentan de forma secuencial, viendo primero lo que hace un personaje y simultáneamente lo que hace el otro, como introducción a la escena en la que se encuentran. En las telenovelas coreanas, con frecuencia te presentan una escena entera desde un determinado punto de vista, y a continuación, te vuelven a contar la misma escena desde el punto de vista del otro personaje, hasta volver a unir la historia. Esta forma de narrar da más detalle de los motivos de cada personaje y permiten que los conozcamos mejor.

LO MEJOR

Con independencia de que nuestra fe en que los hombres coreanos sean así es como nuestra creencia en la existencia terrenal de Superman, o sea, no nos lo creemos ni por lo más remoto, los «galanes» coreanos tienen una virtud que viene recogida en todos los manuales de guiones de historias románticas: los galanes coreanos son vulnerables, en el sentido de que no sólo aman hasta el tuétano, sino que necesitan a sus amadas-amantes, no sólo para ser felices, sino en la vida misma, y no tienen reparos en reconocerlo.

Los detalles cotidianos, como la escena en la que Yong Gi visita al padre de In Jung y le da crema en la cara, son una maravilla. ¿pero quién escribirá estos guiones pardiéz?

LO PEOR

En este caso particular, la mansedumbre y docilidad de In Jung, que deja hacer y deshacer con su vida, sin rebelarse.

A nosotros no nos gusta, aunque lo comprendemos, esa visión tan inclemente de la moral, esa idea de que, una vez hecho algún mal, ya te mereces todas las desgracias que te caigan y no te mereces ninguna oportunidad de ser feliz. La imposibilidad del perdón y de la redención si no es a través de una desgracia irremediable (ceguera, muerte). En la cultura asiática puede que sea así, pero a nosotros nos resulta inhumana.

En un tono más frívolo, nos llama mucho la atención la afición a los karaokes, no como una diversión, sino para desahogar las penas de la forma más trágica. Como que da algo de risa.

REPARTO

Kwon Sang Woo es Kang Yong Gi
Lee Yo Won es Na In Jung
Kim Sung Soo es Lee Soo Hwan
Kim Ga Yun es Kang Joo Ran (esposa de Soo Hwan y hermana de Yong Gi)
Cha Ye Reon es Park Shin Yeong / Jo Ann (primer amor de Yong Gi)
Kim Hyang Gi es la hija de Soo Hwan
Song Ok Sook es Lee Jin Soo (madre de Joo Ran)
Kim Chang Wan es Hwang In Soo
Park Geun Hyung es Kang Woo Taek / Presidente Kang (el padre de Yong Gi)
Choi Yong Min es el padre de In Jung
Yoo Ji In es la madre de In Jung
Park Eun Hee es Park Chan Sook
Choi Sung Min es Yoon Sil Gang

Comentarios

  1. Buenas noches este dorama es muy bonito pero lo busco en capítulos completos y sale es por 5 .e y así sucesivamente.. se ven borrosos y las letras también en sub español gracias…

  2. Belkys, aqui tienes el «link» en youtube para verla en espanol, se ve bastante bien y la traduccion es decente. http://www.youtube.com/user/fairyy17/search?query=Bad+Love
    En cuanto a la novela, me gusto pero la encontre muy larga, creo que en 16 caps se resolvia todo. Gracias Marta!!!

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.