“Beautiful Days” (Días Hermosos) – SBS (2001)

Beautiful Days

RESUMEN

Lee Min-Chul (Lee Byung-hun), un carismático y astuto hombre de negocios, y Lee Sun-jae (Ryu Si-won), un hombre dulce y de gran corazón, son hermanastros. Como un exitoso hombre de negocios en la industria de la música, Min-chul obtiene cualquier cosa que quiera tener, usando su dinero y poder. Pero Seon-jae vive bajo la sombra de Min-cheol y soporta muchas cosas. Cuando la pobre -pero inocente- y cuidadosa Kim Yon-su (Choi Ji-woo) aparece en la vida de los dos, esta fascinante historia, de un triángulo amoroso, comienza. Ambos hombres se enamoran de Yeon-su, quien trabaja en la compañía de música dirigida por Min-Chul. Otro personaje principal es Se-na (Lee Jeong-hyeon), que se crió con Yon-su en un orfanato. Como alguien que se quiere convertir en una cantante y hacer lo que es necesario para obtener el éxito, ella trata de usar a Seon-jae para lograrlo.

Resumen extraído de Korea House

NUESTRO COMENTARIO

Si a la actriz Choi Ji Woo, protagonista de este drama, le hubieron hecho en su vida todos los trasplantes que le han hecho en la ficción, a estas horas ya sería robocop. En realidad esto es sólo una impresión, porque yo sólo he visto que haya necesitado trasplantes de diversas “piezas de recambio” en la lacrimógena “Escalera al cielo” y en esta historia. Afortunadamente, en esta ocasión, aunque también le encasquetan una enfermedad gravísima (leucemia) debido a la presión del público coreano (¡gracias público coreano!) no se atrevieron a fulminarla y acaba viva. Quizá esa impresión venga de que siempre que la veo está llorando a mares, no un litro de lágrimas (título de otro drama que ni he visto ni creo que vaya a ver con esas perspectivas) sino una tonelada cúbica de lágrimas. Como se da la circunstancia de que, a mi juicio, llorar es la única parte de la actuación que hace bien, porque en el resto es más sosa que chupar una tiza, pues supongo que es por eso que le hacen llorar tanto.

Esta novela, un dramón, advierto, aunque sea del año 2001, da la impresión de que es más antigua, no por la estética de los protagonistas, que al ser bastante normalita, supera el paso del tiempo, sino porque el argumento, no sé, como que ya no se lleva. O quizá no sea el argumento, ya que las novelas posteriores siguen llenas de huérfanos, y acaban de emitir un drama “Scent of a woman” en el que la protagonista tiene una enfermedad mortal, pero creo que ya no se lleva que los guionistas recurran a lo de la enfermedad incurable cuando ya no saben que inventar para que la historia siga, y es que en esta novela se nota mucho que, quizá porque tuvo muchísimo éxito cuando se emitió, le añadieron el pegote del dramón desde el capítulo 16 o 17, cuando la primera parte iba de otra cosa.

La historia empieza en el año 1975 cuando un productor musical de poca monta, Lee Sung Chun, amaña el concurso por el que se elige el mejor cantante del año para que le den el premio a su patrocinada, en vez de a la cantante que realmente lo ha ganado y que se llama Yang Mi Mi. No contento con hacerle perder el premio a Mi Mi, y sin que entendamos muy bien la razón de que sea tan malaje el hombre ni por qué, además de quitarle el premio la tiene que machacar, le planta mariguana a Mi Mi, con lo que la detienen y ahí se acaba la carrera musical de la chica. El productor de Mi Mi, que se llama Lee Jung Jun, que también es músico y compositor, va a protestar y a quejarse, y en una pelea entre los dos hombres, el malo, que les recuerdo que se llama Sung Chun para que no se líen, mata al bueno, pero hace que parezca que ha tenido un accidente de coche. La mujer de Jung Jun (el asesinado) que estaba embarazadísima en el momento de la muerte del marido, tiene un niño, que se llama Sung Jae.

Pasan diez años y estamos en 1985. El mismo día de la muerte de la mujer de Sung Chun, éste decide casarse con la madre de Sung Jae, que resulta que fue su primer amor y que la pobre está ajena a que se está casando con el asesino de su primer marido. La suegra y los dos hijos pequeños de Sung Chun ponen el grito en el cielo ya que el tema de que traigas a una mujer a casa el mismo día que entierras a tu esposa es de un mal gusto y desconsideración notable, pero el hortera de Sung Chun lo empeora diciendo que Sung Jae es su hijo, lo que no es cierto, por lo que todo el mundo asume que es que Sung Chul y la madre de Sung Jae eran amantes en vida de la esposa, escándalo mayúsculo y receta segura para que los hijos se odien.

Por otra parte, nos encontramos a dos niñas huérfanas, Kim Yon Soo y Kim Se Na, que no son hermanas de sangre pero que deciden hacerse hermanas de afecto. Yon Soo es la mayor y protege todo el tiempo a Se Na, que quiere ser cantante. Cuando Yon Soo tiene que irse del orfanato y encontrar trabajo, en 1995, las dos hermanas quedan en que se encontrarán el día de Navidad en la Torre de Seúl. Se Na se escapa del orfanato y acude, pero Yon Soo no llega porque según se dirige al encuentro, igualito que en la película “Tu y Yo” de Cary Grant y Deborah Kerr, pero en clave de huérfana, la atropella un coche. Las dos chicas pierden el contacto. No se entiende muy bien por qué se tenían que encontrar en la torre, porque en el año 1995 ya existía el teléfono hacía tiempo (desde 1876 año más año menos) y se podrían haber llamado la una a la otra, por ejemplo para contarle Yon Soo a Se Na dónde vivía, en cuyo caso Se Na se habría enterado de lo del accidente y no se habría perdido, pero tenemos que aceptar esta sandez o la novela no sigue.

Llegamos al año 2000. La familia Lee es un infierno peor que el de Rambo. Son ricos y dueños de una productora musical que se llama “Victory” fundada aprovechando el capital de la empresa del padre asesinado (pero eso no lo sabemos hasta después). El presidente de Victory es el padre malvado y el director, exitosísimo, listísimo y sofisticado es el hijo mayor, Lee Min Chul, que se lleva a matar con su padre. El supuesto hijo segundo Sung Jae está estudiando medicina y la hija pequeña Min Ki se dedica a montar un pollo tras otro sin hacer nada de provecho. Los hermanos Min Chul y Min Ki tratan a gorrazos a la madre de Sun Jae y Sun Jae, que es buenísimo, anda triste y solitario como un perro abandonado porque no quiere ser médico, sino músico, pero el padre no le deja. El padre de los tres, trata bien a Sun Jae y fatal a sus dos hijos verdaderos, que sólo se tienen el uno al otro. Los dos hermanos Min Chul y Min Ki siguen viviendo en esa casa para defender sus derechos pero el ambiente se puede cortar con un cuchillo.

Por otro lado, Yon Soo, que está estudiando arte en la universidad, entra a trabajar de dependienta en la tienda de Victory porque piensa que, ya que su hermana Se Na quería ser cantante, tiene más posibilidades de encontrarla. Yon Soo no ha dejado de buscar a Se Na ni un momento desde que perdieron el contacto.

En la tienda, y para hacer el cuento corto, Yon Soo conoce a Min Chul, y se queda muerta nada más verle. Min Chul, un tipo reservado, defensivo y frio que sólo es cariñoso con su hermana, también él se siente atraído por Yon Soo. Yon Soo encuentra a Se Na que vive a salto de mata trabajando de camarera en un karaoke y peleándose puñetazos con cualquiera que ella piense que la mira mal. Se Na odia ahora a Yon Soo, porque cree que la abandonó y con una falta de realismo y de lógica alucinante, aunque Se Na no para de darle patadas en la boca a Yon Soo (figuradamente), ésta no para de decirle que no la abandonó, pero no le llega decir por qué no acudió a la cita. O sea, hacen durar durante 22 capítulos por lo menos un conflicto que se habría solucionado en, lo voy a cronometrar, lo que se tarda en decir: “Me atropelló un coche”, 4 segundos, “Tuve un accidente”, 3 segundos, y eso hablando muy despacio.

Cuando Min Chul ve lo cariñosa que es Yon Soo con su hermana, una petarda de tomo y lomo, decide que Yon Soo tiene la personalidad adecuada para ayudarle a él con su propia hermana, que anda más perdida que un pulpo en un garaje, y hace un pacto con ella. Él, o sea Min Chul, apoyará la carrera artística de Se Na a cambio de que Yon Soo se vaya a vivir a la casa infernal a ser la tutora de su hermana Min Ki. Y así lo hacen.

Sigue la historia en la que vemos lo de la carrera musical tipo operación triunfo de Se Na y otros con los intríngulis de la industria musical, Yon Soo se va a vivir a casa de Min Chul y poco a poco se va ganando a Min Ki. Por supuesto, el hermano bueno Sun Jae, se enamora también de Yon Soo, conflicto al canto. Se Na no para de meterse en líos, Yon Soo no para de proteger a todo el mundo, Sun Jae resulta que tiene una carrera musical secreta en Internet con el nombre de Zero. Min Chul se va enamorando progresivamente de Yon Soo.

Reaparece en escena Yang Mi Mi, que ahora es presidenta de una compañía competidora de Victory, dispuesta a vengarse del padre maligno, aunque ella sólo sabe que el padre le plantó la mariguana que acabó con su carrera, pero no sabe lo del asesinato. Lo que también sabe es que Sun Jae no es hijo de ese tío, así que se descubre el pastel. Sun Jae se queda devastado y no les digo cómo se queda Min Chul, que se da cuenta de que: a) A su padre le ha importado un bledo hacerles la vida desgraciada a él y a su hermana por motivos que no entiende, cuando todo se habría arreglado si hubiera reconocido que Sun Jae no era su hijo, b) Ha sido injustísimo con Sun Jae y con su madre, que son también víctimas inocentes del padre.

Por circunstancias varias, se descubre lo del asesinato y climax familiar. Victory se arruina.

A partir de aquí, como la historia del asesinato ya no daba más de sí y la historia de la industria musical ya se repetía, empiezan con el tema de la enfermedad de Yon Soo, que dura otros 8 capítulos, aderezado con que ahora rompo con Min Chul, lloro durante capítulo y medio, ahora me caso con Min Chul, pero sigo llorando, ahora Sun Jae (el hermano bueno) sufffdee buddcho y ahora vuelve a sufrir, como los peces en el agua del villancico. Le hacen el trasplante a Yon Soo, Se Na triunfa en la canción…final feliz con las dos hermanas abrazadas.

Tienen razón, contado así (y también asá) el argumento es una patata, y además de la patata de argumento también se trata de una novela en la que la cámara sigue durante minutos a los personajes mientras van en coche o en moto….o sea, que es lenta de morirse, pero tiene algo bueno, y casi diría que muy bueno …Desde aquí oigo que preguntan, ¿qué es, qué es? Pues para que no sigan con la duda, lo bueno de esta novela es Lee Byung Hun, el actor que hace de Min Chul. A Lee Byung Hun ya le había visto en “All In” otra novela que tuvo mucho éxito pero que a mí me dejó indiferente, excepto por su actuación. Lee Byun Hun no solo es un actor asombroso de bueno, con una expresividad que no sé en qué parte de su cuerpo reside, ya que no es muy gesticulante pero que transmite miles de cosas al nivel del microgesto, sino que además tiene una voz…una voz…

El otro día, hablando con un amigo neurólogo, él defendía que en las relaciones amorosas, en el cerebro de los hombres, el enamoramiento se vinculaba al sentido de la vista, y en las mujeres al oído y al sonido de la voz, a lo que yo le estuve replicando haciéndome la listilla, que eso no era verdad y que lo importante era lo que los hombres decían, o sea, que no era el sonido de la voz, sino el contenido del mensaje lo que a nosotras nos gustaba…Desde aquí pido humildemente perdón, Mianhae, Mianhamnida, porque la voz de este chico, aunque esté recitando el contenido nutricional de los garbanzos, es directamente de que te de un sofocón, por no utilizar una palabra mucho más gráfica, que empieza y acaba por “o”, y que no escribo en esta página para que no me la censuren por lenguaje inapropiado.

Total, que aunque Lee Byung Hun no sea al hombre más guapo del orbe, como tiene buen tipo, un pelo de seda y una voooooz…esperen que me seco el sudor, resulta que una se explica que a la pobre Yon Soo le den vahídos con Min Chul. A esto se une que Min Chul es encantador y natural con ella, que no hay ni una sola vez que pase que no la mire y le sonría (me muero) que cuando la agarra, la agarra como un tío de verdad, y no con esos pasos milimétricos que dan los hombres en los dramas coreanos en los que tardan hora y media en arrimar la cara para dar un beso o agarrar una mano. Min Chul es natural, retraído y frio pero de risa fácil. Es atento, observador, bueno y decente, aunque sea duro y exigente. Con ella es sincero, directo, cariñoso…un personaje que no sé si es muy complejo en el papel, pero al que Byung Hun le dota de complejidad y matices, por la envidia y la rabia que siente por Sun Jae, por cómo intenta ser defensivo pero con ella no lo consigue, por cómo es de tierno y protector con su hermana, por como recapacita y empieza a portarse bien con la madre de Sung Jae…y por otras cosas.. El proceso de expiación y cambio que sufre cuando se entera de la verdad Sun Yae es notable. Por una vez, un protagonista de drama que no es ni inmaduro ni infantil. Y esa voooz….

Lee Byung Hun pone cara de “¡jobar qué corte!” cuando le hacen decir esas frases que se dicen en los dramas coreanos en los que los hombres presumen de lo guapos que son. Aquí a él cuando lo dice se le escapa la risa de una forma que podrías pensar que no está actuando, y también pone cara de que le da un corte espantoso cuando le ponen a hacer las cursilerías que nos gustan a las mujeres, aunque las haga por Yon Soo. O sea, parece un chico normal…si no fuera porque los chicos normales no son totalmente así. O sea, el tipo “actua de chico normal” de forma inmejorable. Y esa voooz….

Lee Byung Hun es estupendo y por tanto Min Chul también lo es. Total, que mi recomendación es que vean esta novela con el avance rápido viendo únicamente las escenas en las que esté él. ¡Con decirles que creo que voy a ver “Iris” aunque sé que acaba peor que fatal…!

LO MEJOR

Una pequeña muestra que no hace justicia a la realidad.

En los dos últimos los subtítulos están desincronizados.

En esta novela, como en “Thank you” hay escenas en las que, a cada frase que dice el protagonista (o el hermano) lo único que contesta Yon Soo, es “De” (para los no iniciados en los dramas coreanos, sí), cuando no es que no contesta nada. Como ya dijimos en su día, esto no es culpa de lo sosa que sea Choi Ji Woo, sino del guionista, que no escribe lo que tiene que decir. Sin embargo, en esta ocasión, además de dar la impresión de que le escriben los diálogos dos personas distintas, porque en unas ocasiones parece un marmolillo y otras veces es una chica bastante expresiva y coherente, incluso dan una explicación y el personaje admite que cuando está con Min Chul se le queda la mente en blanco y que no se le ocurre qué decir, o sea, el propio personaje se da cuenta de que parece boba.

LO PEOR.

La madre de Sun Jae y la misma Yon Soo tienen complejo de perro apaleado y parece que les encanta que las traten mal sin que ellas hagan nada para defenderse. Irritante, sobre todo el tema de la relación de Yon Soo con Se Na, que no se entiende ese complejo de culpa que tiene Yon Soo por no haber llegado a la torre, que hace que aguante de todo, como si le debiera algo al mundo..

Por otra parte, Yon Soo es la buena de la película, pero la que es verdaderamente una santa, digna de ascender a los altares, es la amiga de Yon Soo, Na Rae, que carga con las dos hermanas como si fuera una madre, y que quiere a Yon Soo una barbaridad, haciendo de todo por ella. Es una injusticia que unos carden la lana y otros se lleven la fama. La actriz Lee Yoo Jin, a la que ya había visto en “Phoenix”, tiene la desventaja de que es gigante y creo que le saca la cabeza a la mitad de la población coreana.

Ese tema de la altura es también un problema en la pareja protagonista, porque Choi Ji Woo y Lee Byung Hun son casi de la misma estatura por lo que ella siempre tiene que ir en zapatillas y él con zapatos y cuando están los dos descalzos no se sabe quién es más alto de los dos. Leí en spcnet.tv, que él las había pasado canutas en una escena en la que bailan juntos porque se tuvo que poner tacones. El problemita de la altura les obliga a que les hagan miles de tomas de abajo hacia arriba, para que no se note. Teniendo en cuenta que ella es muy mona pero que tampoco es una actriz para tirar cohetes, ya le podían haber buscado a Byung Hun una pareja con un físico más apropiado.

Hay dos temas curiosos, uno de ellos, es que Min Chul le dice a Yon Soo que cuando sonríe le recuerda a su madre…¿pero a qué chica le puede gustar que su novio le diga que ella le recuerda a su madre? El segundo detalle tiene que ver con la decoración. No se preocupen que no voy a decir nada del estilismo de personajes y ya he dicho que la pinta de ellos es normal y corriente, en el caso de Min Chul mejor que corriente, aunque el hermano Sung Jae lleva unas camisas que le están enormes, como los trajes que llevaba el protagonista de “One Percent of Anything” que parecía que los había heredado de un tío mucho más grande que él y el pelo de la hermana, teñido de rubio pero con unas raíces negras que le ocupan la mitad de la cabeza es de nota. No, aquí lo que me ha llamado la atención es la decoración del hospital ¿se pueden creer que en medio de la sala de espera había un reloj de pared de esos de péndulo con caja de madera? No uno de esos colgados en la pared, sino con peana y todo. ¡qué feo y qué raro!

Por último, lo peor de lo peor es la hermana Se Na, un personaje para el que el mejor calificativo que se me ocurre es odiosa, aunque los adjetivos egoísta, insoportable, desconsiderada, desagradecida, interesada, descerebrada, maleducada, impresentable, pelmaza y espantajo, también me valdrían (perdón, espantajo es sustantivo). El personaje mejora en los dos últimos capítulos, pero a buenas horas. He leído por ahí que la actriz, Lee Jung Hyun es en la vida real una famosa cantante, pero viendo cómo canta la chica cuando no interviene la tecnología ni le añaden ecos varios es que estoy alucinada, porque tiene una potencia de voz comparable a la que tengo yo cuando canto en la ducha, o sea, que canta como un gato al que le estuvieran pisando la cola. Si eso es lo que hace falta para ser cantante en Corea, a lo mejor me he equivocado de profesión.

CALIFICACIÓN

De la novela un 4
De lo que me ha gustado a mí todo excepto Byung Hun, un 4.

REPARTO

Lee Byung Hun como Lee Min Chul
Ryu Shi Won como Lee Sun Jae
Choi Ji Woo como Kim Yon Soo
Lee Jung Hyun como Kim Se Na
Shin Min Ah como Lee Min Ji
Lee Jung Gil como Lee Sung Chun (Padre de Min Chul )
Lee Kyung Jin como Jung Myung Ja (Madre de Sun Jae)
Ha Jae Young como Lee Young jun (Padre de Sun Jae)
Lee Yoo Jin como Kang Na Rae
Lee Sang Woo como Min Kyu Suk
Kim Dong Hyun como Oh Jung Hun
Lee Hwi Hyang como Yang Mi Mi / Kyung Hee
Lee Ae Jung como Shin Jae Eun

Comentarios

  1. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    http://www.soompi.com/news/song-seung-heon-drops-brain

    ¿Qué estará, deshojando la margarita?

  2. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    http://www.dramabeans.com/2011/09/no-brain-for-song-seung-heon/

    En serio que la indecisión está volviendo locos a todos. En fin, mientras se aclara yo sigo con Sung Hoon….

  3. María Luisa dice:

    @Marta, Friends es un drama recomendable, nada fuera de este mundo, pero es bonita. La chica me cayó bien y el personaje de Won Bin, pues más. Ojalá pronto la veas. En cuanto a Jang Dong Gun, que bueno que este oppa no te gusta, uno menos que compartir =) =). Yo creo que viéndolo así en fotos, te puede no gustar, pero ya viéndolo actuar, ya es otra cosa, eso pienso yo. A él sólo lo he visto en un drama que se llama Todo sobre Eva, allí, como la gran mayoría de las veces en los dramas coreanos donde el prota termina conquistando, su personaje me encanto. Luego lo vi en una película, ahora ya no lo he visto pues ha dado el salto a Hollywood. Bueno, a lo mejor te animas a ver alguno de sus trabajos y cambias de opinión.

    Y seguimos con el sí y el no de Song Seung Hun, acabo de leer que dijo que no, a ver qué pasa más adelante.

  4. Es que Jang Dong Gun es uno de los primeros galanes de doramas que se conocieron a nivel mundial, por eso imagino yo que lo mencionan tanto, aunque a mí sí me parece guapo, no tanto como otros, pero tiene lo suyo, por cierto, aquí en Latinoamérica él pegó muy fuerte con “Todo Sobre Eva”, hasta en México las fans fueron a la embajada coreana a pedir que lo trajeran para poderlo conocer, lo que son capaces de hacer las fans por sus artistas jijiji

    Marta, a mí la verdad la chica de Friends me cayó bien, me pareció una chica muy dulce y con Won Bin hacían una bonita pareja, ahora, el dorama no es la gran cosa ni nada que se diga: ¡¡oh que gran historia!!, pero se deja ver, además es interesante eso de las diferencias culturales entre Japón y Corea, no sé, pero a mí me encanta cuando esos dos países hacen dramas en conjunto.

    Sobre lo que dices de las películas y los dramas, yo estoy de acuerdo porque a mí las pelís casi nunca me gustan, siento como que les hace falta sentido y son muy pretenciosas, aunque no niego que sí me han gustado unas dos o tres.

    Gracias por la info Maggie Bee, la verdad es que esa indecisión me está mareando, espero que pronto el galán nos tenga una respuesta favorable.

    Saludos!!!!

  5. Mag, yo no estoy muy puesta en novios, pero creo que el novio anterior de Song Hye Kyo fue Lee Byung Hun, no Won Bin.

  6. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Con lo que se pasan las parejas unos a otros, para llevar la cuenta. Ahora, lo que decíamos la otra vez, Marta, novias y novios todas y todos los que quieran pero casarse, bien poquitos… va a ser verdad tu teoría que como se casen, los fans los crucifican. Hoy leí en Dramabeans que van a hacer una dona beija a la coreana, obvio no dicen que sea una versión de la brasilera, pero la sinopsis es idéntica.

  7. María Luisa dice:

    Una doña Beija Coreana??? me has dejado con los ojos bien abiertos Maggie, con lo recatados que son, habrá que ver como les sale =)

  8. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    María Luisa, de hecho los japoneses ya hicieron una, se llama Jotei y la tienen en my soju. Y la versión coreana tiene por nombre Empress y la actriz es Jang Shin-young

  9. Maggie, he empezado a ver New Tales y confirmado que la broma con Ah Da Mo (que hace que todos se rían cuando dice cómo se llama) es con Adamo, porque la canción que suena cuando él va en el coche hacia la estación de sky es de ese cantante. Supongo que como te la estás empapando ya lo sabrás, pero como no hemos vuelto a hablar del tema… Lo que no llego a saber es la broma del nombre de la chica, porque cuando se presenta y dice que se llama Dan Sa Ran, el chico médico le pregunta ¿Dan Sarang? y ella contesta, “no, bi saran, dan saran, cho saran”. A saber lo que quiere decir eso.

    Sólo he visto dos capítulos pero de momento, es distinta y original.

  10. María Luisa dice:

    Asi que los japoneses ya tienen su versión de Doña Beija!! La voy a buscar y a veré si me animo a descargarla. Gracias Maggie =)

  11. Hola otra serie a la vista a las amante de Full House se prepara 2 parte ,hasta en los doramas a llegado esta moda .
    A mi al menos la 1 parte me dejo kao esa forma de el tan machista y ella tanto aguante ,lo mejor de esta version por ahora para mi es el Noh Min Woo ,el secundario de Mi novia es un gunumino muy lindo a mi encanto en esa serie y me alegra que haga de prota ,habra de darle una oportunidad.
    Acabo de terminar Fugitivo plan b que me dado una panchada a llorar en el ultimo cap por una parejita secundaria de la serie que mania en esta clase de series policias que el secundario termine mal ,me dio una rabia.

  12. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Lo de los nombres de New Tales están muy graciosos, claro que de la mayoría ni te enteras con ese afan de no llamarse como los puso el cura sino con el título que mejor les quede. El de Dan Sa Ran es gracioso porque o a la escritora le sonó la flauta, o sabe español, porque vamos que a una egresada de la universidad graduada en baile, vamos que le queda niquelado. Luego resulta que son las uniones esas de los kanji chinos, el Ran de Danzarán es el kanji de orquídea y no me acuerdo muy bien si el Sa es seda o similar. Pero bueno, que no solo es con ese nombre que te deja pensando la verdad es que la novela está plagada de curiosidades que te divierten el día. Pero bueno ahora me voy a seguir con lo mio… ¿Por cierto podré colgar aquí los enlaces a los subs?

  13. Puedes colgar aquí lo que te de la gana, estás en tu casa. Y si quieres que los colguemos en un post, dímelo y lo hago.

  14. María Luisa dice:

    También leí que empiezan con el proyecto de Full House 2, después de dos años de especulaciones. Espero que esta segunda parte les salga bien y no decepcione mucho, pero lo más importante, espero que al prota no lo hagan tan grosero.

    @Elena, que bueno que al caza-gumihos le han dado un protagonico.

  15. Pues yo antes de ver Full House 2 esperaré a que la veais vosotras y me conteis, porque no soportaría otro protagonista así de insoportable. La verdad que le pega el papel, tiene cara de serio.
    Y la chica es Woo Ri de Can you hear my heart. Además Kim Jae Won también tiene drama nuevo, con la chica de Beethoven Virus, la del lio de la edad. No se si podré verlos con otras parejas con lo que me gustaba verlos juntos.

  16. La verdad que da pena que en Corea no repitan las parejas tanto como en Tawian que si las repiten ya me visto varias con las misma pareja ,hace poco me vi una veia al protagonista y me sonaba la cara y no lo encontraba hasta que al fin lo reconoci el chico de Mars en otra serie haciendo de escritor loco ,la verdad que con el pelo corto parecia otro y su papel totalmente diferente al de la otra serie.Se llama Wish to see you again no se alguna la habra visto ,no esta mal la pena que como tubo exito en su momento la alargaron demasiado.

  17. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    Otoke yo también quiero que repitan más que el ajo Suna y Chasito.

    Kamsamidah

  18. Maggie Bee k-drama chuaeo, mul ah soh? dice:

    eso era kamsamidah Marta cuando tenga los subs te paso el link del mega para que lo pongas por algún lado

  19. Yo creo que en Corea solo han repetido pareja Jang Hyuk y Lee Da Hae. Pues a mi me gustaría que repitiesen pero en dramas porque solo los vi en película Jung Woo Sung y Son Ye Jin.

    Mag, a la chica de CYHMH la había visto en Giant y hacía pareja con Joo Sang Wook. A mi me gustaron juntos.

  20. Marta, me encanto tu relato, me reí muchísimo con tu forma particular de contar la historia, concuerdo contigo que Lee Byung-hun es un bombom, a mi tambien me encanta…no como Bae Yong Joon (que para mi es lo mejor).

    En lo personal a mi me gustan mucho las series coreanas, esta igual me gusto, aunque debo reconocer que mi favorita es “Sonata de Invierno” y bueno, también la Cómica “Super Rookie”.

Tu comentario