“Border” – TV Asahi (2014)

Border Oguri Shun

RESUMEN

Ango Ishikawa (Shun Oguri) es un detective con inteligencia y un agudo sentido de la observación. Está en una gran forma física y también muy ambicioso. Ango también sólo se centra en su trabajo y su vida personal es prácticamente inexistente.

Un día, un ex agente de policía es asesinado por un disparo de arma de fuego. Ango va a la escena del crimen, pero recibe un disparo en la cabeza por el asesino que acecha en la escena del crimen. Ango se cierne entre la vida y la muerte. En ese momento, piensa a sí mismo “¿A dónde la gente va después de la muerte?” y luego “no me quiero morir.” Un milagro sucede entonces. Ango sobrevive y vuelve al trabajo.

Un nuevo caso de asesinato se lleva a cabo. Cuando Ango va a la escena del crimen se da cuenta de un niño que parece que está a punto de llorar, pero sólo Ango es capaz de ver al niño. El niño es el que fue asesinado. Desde que Ango recibió un disparo, que ahora puede ver y hablar con los muertos.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº episodios: 9

NUESTRO COMENTARIO

MartaH dice:

Hay finales inesperados en el buen sentido y finales inesperados en el malo. Finales sorprendentes que son el resultado de unas circunstancias que van cogiendo impulso y velocidad gradualmente y finales impredecibles porque se los saca alguien se los saca de la manga sin que tengan nada que ver con lo que el espectador ha visto y cuya objetivo es poner el punto final con un disparo. El final de “Border” es de este segundo tipo.

En los primeros capítulos de este drama pensé que, otra vez gracias a Oguri Shun, había encontrado un drama japonés interesante más allá del entretenimiento y la atención que requieren la resolución de los casos que investiga la policía de la que forma parte el protagonista de la historia, Ishikawa Ando, pero no ha sido así. Los casos son interesantes, el personaje de Ishikawa es magnético y sombrío, la voz de Oguri sigue siendo igual de sexy que en “Ouroboros” y él está mucho mejor peinado y vestido (esos trajes negros que nos encantan), pero los personajes son siempre iguales y no sabemos nada de ellos y solo sufren pequeñas variaciones hasta la bomba final, en la que pasa algo que no hemos visto venir porque no había nada para ver.

A mí me gustan las historias policiacas, pero me gusta que, además del misterio a resolver, los personajes tengan alguna personalidad y vida interior. No sé si han leído los libros de PD James en los que los que podemos ver (leer) lo que sus personajes piensan y sienten mientras investigan, a eso me refiero. En general, sin embargo, en los dramas policiacos, y más si son asiáticos, el desarrollo de los personajes se sacrifica ante la espectacularidad de los casos, o quizá sea por la dificultad de traspasar a la pantalla la complejidad de los pensamientos de alguien, no sé. Sea como sea, en la mayoría de las historias ni siquiera lo intentan. A eso se une que el desarrollo de los personajes es precisamente lo que falla en el 99% de los dramas japoneses que yo he visto, que ya sé que no son muchos y no debo generalizar, así que lo dejaremos ahí, “los dramas japoneses que yo he visto”.

En este drama, que empieza cada capítulo con la reflexión de Ishikawa, ¿dónde vamos cuando morimos? todo el misterio del planteamiento se queda ahí, en la pregunta; en el desarrollo nos quedamos únicamente en la compasión del protagonista y su afán de Justicia, con mayúsculas. En su búsqueda de justicia para la víctima, Ishikawa utiliza algunos métodos no legales del todo, pero en los que se magnifica la ilegalidad teniendo en cuenta que, salvo que la policía japonesa sea un desastre de ineficiencia, algunas de las cosas que investiga por la puerta de atrás las podría investigar siguiendo los cauces reglamentarios. Algunas es verdad que no, más que nada porque investiga cosas que no puede explicar por qué las sabe, ya que las sabe porque se las han contado los muertos, pero salvo que en Japón sean muy sensibles con el tema de la intimidad y tengan unas leyes rigurosísimas, son cosas de niños respecto a la invasión de la privacidad que vemos en cualquier serie norteamericana de tres al cuarto.

En definitiva, un drama muy entretenido pero sin trascendencia, que está bastante bien pero podría haber sido mucho mejor. El final es de traca.

Maggie B opina:

Border es entretenida, tiene una veta paranormal que es muy atractiva para alguien que goza a Iker Jimenez y sus naves del misterio semana sí, semana también. Ishikawa me hizo recordar la historia de la tía Luisa. Y no porque a la solterona tía de mi papá le pegaran un tiro y se le quedara la bala alojada ahí en la zona donde dicen los neurólogos se encuentra el campo de la psicopatía (en la nave del misterio trataron el tema y la imagen del cerebro de Ishikawa es el mismo que mostró Iker en su mesa) –sino porque su entrevista con Mamá Yayo es algo que todavía se comenta hoy en la familia, unos 86 años después. Pero eso es harina de otro costal.

Me gustó Border, pero no les voy a negar que me dejó mal cuerpo el último momento del último capítulo…Ando que agarro a guantazo limpio al cretino idem de las narices. No me gustó ni un ápice que el soberano imbécil tuviera la última palabra.

Pero si me divirtió todo el planteamiento de que en cada capítulo hubiese un crimen distinto planteado, desarrollado y concluido dentro de los cuarenta y pocos minutos que dura cada capítulo. También me resultó entretenido que pese a los escasos 9 capítulos que no llegan a la hora y siendo el foco central diversos crímenes de lesa humanidad (espero no estar usando mal el término, no estoy segura si solo es aplicable a crímenes en masa) la historia haya podido ahondar algo, tampoco fue tanto, pero algo sí; de cercanía y empatía entre los protagonistas –un trío policial y una forense cuya pinta de ondina etérea es un tanto engañosa de la capacidad y sagacidad que tiene a la hora de llevar a cabo su labor. Y a la hora de no dejarse amedrentar por Tachibana, quién le tuvo ganas todo el rato…

Ishikawa con sus principios de justicia que él creía moralmente rectos, (Pese a que según mostraron, la policía se apoya mucho en los bajos fondos y en pillos de bastante calibre y distinta estirpe para lograr objetivos marcados) empieza a caminar por el “filo de la navaja” cuándo en uno de sus episodios no puede resolver a su gusto un crimen, porque ante un político con poderío no hay justicia que no se baje los pantalones –y ahí me acabó de caer “el veinte” en lo referente al título. De todas maneras, sigue sin gustarme que el cretino del Ando haya tenido la última palabra. Entiendo que la “gota que colmó el vaso” para Ishikawa fuera la gratitud del último de los casos, pese a que no le pudiera cumplir lo prometido –y es verdad, ese caso, me hizo llorar. Igual que a él, todo hay que decirlo, me pareció que se le atragantó haber hecho aquello, quebrantando su criterio.

Al final del cuento Ishikawa no deja de ser humano y toma decisiones que no le gustan, pero que le pueden. Cómo todos. Y los japoneses nos lo relatan sin trampa ni cartón, tal cual.

Si no le hacen ascos a los temas paranormales, esta serie es amena, es corta y fácil de seguir.

REPARTO

Oguri Shun como Ango Ishikawa (31)
Munetaka Aoki como Yuma Tachibana (31)
Haru como Mika Higa (25)
Kenichi Endo como Takuji Ichikura (44)

Polícia Metropolitana de Tokio

Kitami Toshiyuki como Kamogawa Shigeharu

Ayudantes de Ishikawa/Ango

Arata Furuta como Akai
Kenichi Takito como Suzuki
Toru Nomaguchi como Hacker Garfunkel
Kenta Hamano como Hacker Simon
Yoshiyuki Yamaguchi como Kaiko

Universidad de Medicina Forense

Haruki como Miyazato
Saori Watanabe como Hashizume
Yui Okuma como Kanehara

Otros

Takeshi Masu como Kunita (Neurocirujano de Ango)

Invitados

Shimizu Misa como Yuko Kurahashi (Ep. 1)
Koyanagi Yu como Takashi Kurahashi (Ep. 1)
Shukugawa Atom como Tetsuro Sawada (Ep. 1)
Ito Kumiko como Miyuki Sawada (Ep. 1)
Nakano Haruto como Ryo Sawada (Ep. 1)
Yuko Daike como Taniyama (Ep. 1)
Maruyama Tomomi como Kazuo Murakami (Ep. 2)
Yamasaki Mami como Iwata Michiko (Ep. 2)
Kobayashi Mariko como Hiromi Kashima (Ep. 2)
Tashiro Hikaru como Yuki Iwata (Ep. 2)
Hirata Mitsuru como Fujisaki (Ep. 3)
Kanai Yuta como Yuji Nishimoto (Ep. 3)
Suruga Taro como Yasuo Shimamura (Ep. 3)
Sakurai Hijiri como Kamata (Ep. 3)
Takahashi Mitsuhiro como Kotani (Ep. 3)
Tsumura Shiriyoshi como Shimizu (Ep. 3)
Mitsuyama Fumiaki (Ep. 3)
Anami Atsuko como Kumi Isogai (Ep. 3)
Shibuya Kento como Yamaki Koichi (Ep. 4)
Yanagi Yurei como Shigeo Hiroyama (Ep. 4)
Horiben como Yabuta (Ep. 4)
Mishima Yutaka como Ichimura (Ep. 4)
Yamamoto Keisuke como Kiyama (Ep. 4)
Dan Haruka como Oyama (Ep. 4)
Ryo Taro como Ashihara (Ep. 4)
Mariko Akama como Aya Okabe (Ep. 5)
Kudo Kankuro como Yoshitake Okabe (Ep. 5)
Shinokawa Momoon como Mika Okabe (Ep. 5)
Kokubo Hisato como Watanuki (Ep. 5)
Nimura Shunsuke como Sakashita (Ep. 5)
Kuroki Tatsuya como Norimatsu (Ep. 5)
Heian Shingo como Sodezaki (Ep. 5)
Michiko Iwahashi como Nomoto Kimiko (Ep. 5)
Hana Matsumoto como Sonoko Nomoto (Ep. 5)
Tomohisa Yuge como Toshio Tsugawa (Ep. 6)
Owada Kensuke como Kubota (Ep. 6)
Sakata Masanobu como Kawashima (Ep. 6)
Mari Iriki como Yoshiko Haga (Ep. 6)
Tsuneyoshi Rie como Ayaka Oki (Ep. 6)
Yano Mitsuru como Maiko Kubota (Ep. 6)
Kawakagoseki Shunpei como Tsutomu Yokomori (Ep. 7)
Masayo Umezawa como Sumiko Yokomori (Ep. 7)
Yano Masato como Keisuke Udagawa (Ep. 7)
Yuka Nakayama como Mana Takigawa (Ep. 7)
Tatsuya Nakamura como Kamisaka (Ep. 7)
Yamada Meigo como Hisashima (Ep. 7)
Masanori Ikeda como Maruta (Ep. 7)
Hirotaka Kurihara como Suganuma (Ep. 7)
Kisuke Ida como Araki Hideo (Ep. 8)
Wada Soko como Sakai Kohei (Ep. 8)
Yujiro Komura como Kazuhiko Ueda (Ep. 8)
Nao Omori como Chikao Ando (Ep. 9)
Miho Miyazawa como Mariko Amakawa (Ep. 9)
Miyamoto Taisei como Yoshio Amakawa (Ep. 9)
Keita Ninomiya como Hiroshi Amakawa (Ep. 9)

Comentarios

  1. Buuuuuu… Dramafever me esta comenzando a aburrir… no hay series japonesas, de Oguri Shun solo está Tokio Dogs o algo así que tambien hace de policia… ¿o es mafioso?

  2. Este dorama si que lo voy a ver por varias razones::
    1, Los temas paranormales
    2, Oguri Shun
    3. Las historias policiacas
    4. Y porque ustedes dicen que es entretenida

    Así que gracias por el comentario chicas!!!

  3. Padeciendo un ligero parón coreano después de taaaaaanto amor y taaaaanta serie buena como he visto últimamente, me he lanzado a la japonesa que recomendáis en otro post: “Rich Man, Poor Woman”, con este buen hombre, Oguri Shun, muy atractivo y un personaje intenso y bien. Pero ella… ¡¡ella!!! Ay, por dios, no he visto chica más idiota en mi vida. De sonrojo constante. Quizá por su culpa solo puedo decir que, aunque la serie tiene momentitos (especialmente el bromance de los chicos), nada que ver con los K-dramas.

    • María Luisa dice:

      Te paso exactamente lo que me paso a mí con la boba de la prota y su forma mema de hablar, si llegue hasta el final fue por Oguri Shun

  4. María Luisa dice:

    Chicas, gracias nuevamente por este comentario.

    La tengo en la mira porque, al igual que Monse la resolución de casos policiacos y de misterio, con asuntos paranormales nos gustan y si encima le agregamos el gran atractivo de Oguri Shun (que lo voy a ver vestido con trajes negros) pues no hay más decir.

    Saludos.

  5. María Luisa dice:

    Por cierto Maggie, si no es mucha indiscreción, ¿cómo fue el caso de tu tía?

    Saludos

    • La tía María Luisa era prima hermana de mi abuela paterna. Sus abuelos tenían una finca en el Tolima donde siempre se reunían en Diciembre para celebrar la navidad todos en familia, desde la noche de las velitas hasta el 6 de reyes. María Luisa era una mujer muy urbanita y eso de ir al campo, como que no era del todo de su agrado; que si las arañas le daban miedo, que si las hormigas, los sapitos, las salamandras…ella estaba más cómoda en la cosmopolita Bogotá de principios de siglo. En fin, que llegó Diciembre y otra vez a la finca. La primera noche a la madrugada, antes de que clareara el díase armó de valor, se puso su toquilla y se santiguó, para salir al baño, ya que no le debían haber dejado un orinal en su habitación; y a la vuelta se encontró con Mamá Yayo “curucuteando” entre las macetas de helechos y geranios del patio central, quien la saludó con mucho cariño y ternura. Mamá Yayo había sido la niñera de todos, hasta que ya todos crecidos, se retiró a vivir sus últimos años en la finca. María Luisa se quedó más de una buena hora hablando con la viejita, contándole de Bogotá, pregúntándole por su vida en la finca, rememorando historias de antaño, que si los dulces que les hacía, que las idas a misa de siete, que si las reuniones para bordar de las amigas; así que al final la viejita le dijo que mejor se fuera a dormir un rato, que en breve cantaba el gallo; y había mucho que hacer, le dio un beso y un abrazo, y siguió con las plantas. Cuando María Luisa se sentó a la mesa a desayunar con todos, se sorprendió que Mamá Yayo no estuviera sirviendo el desayuno, ya que ella estaba encargada de eso, puesto que todos adoraban sus arepas con chocolate, y le preguntó a las dos muchachas que se afanaban en servir la mesa. El par de criaturas la miraron extrañadas y casi que al unísono le dijeron que Mamá Yayo se había muerto mientras dormía un día de Junio.

  6. Empecé esta historia ayer… pero parece que fue muy tarde y me dormí.
    Eso si, me interesó. Intentaré verla esta noche.

  7. Chicas, buenas noticias, parece que vuelve Choi Jin Hyuk, con drama de detectives y viajes en el tiempo, espero que diga que sí y que le metan más romance que en Pride and prejudice…
    Se llamará The tunnel y está prevista para el 2017.

Tu comentario