“Destiny like love – Unmei, ni Nita Koi” – NHK (2016)

Unmei, ni Nita Koi

RESUMEN

Kasumi es una mujer de 45 años, divorciada que vive con su hijo. Un día, conoce a Yuri, un cliente del servicio de lavandería para el que ella trabaja. Al principio ella es cautelosa cuando se encuentra junto a él, pero pronto comienza a sentirse atraída.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 8

NUESTRO COMENTARIO

¿Es posible que los personajes de un folletín, porque este drama es un folletín, sean los personajes más reales que he visto hasta ahora en un drama japonés?

En la televisión española han comprado un lote de horrendas películas alemanas basadas, o no, en novelas de Rosamund Pilcher y en las que actores alemanes desconocidos aquí, y yo quiero creer que son igualmente desconocidos en Alemania, hacen que son ingleses en la campiña inglesa, o en otros paisajes idílicos de Francia o de cualquier otro país de la Commonwealth (el otro día era en Nueva Zelanda). Salvo los paisajes, todo en ellas es sobado, visto y cursilísimo.

Este drama japonés es igual de sobado, aunque no tan cursi, con una historia que empieza siendo melancólica para luego caer en la trampa de la tremebundez, secretos, enfermedades y milagros. Aún así, como los personajes me gustaban y las relaciones entre ellos me gustaban, me la he visto en un pispás y hasta me atrevería a recomendarla, siempre que tengan claro lo que van a ver.

Una mujer de 45 años, que trabaja en una lavandería, lleva un día la ropa a la casa de un diseñador famoso, un hombre más joven, atractivo y con dinero, que inexplicablemente para ella, y para los demás también, se siente instantáneamente atraído por ella. Al principio, la relación no avanza no solo porque ella cree que él le toma el pelo, sino porque los dos son tan distintos, y llevan una vida tan distinta, que a ella le parece que es imposible que haya puntos de encuentro entre los dos. La situación se complica porque él tiene una amante, la mujer joven de un rico que es, de alguna manera, el mecenas del diseñador, y que se toma fatal que él quiera dejarla por una mujer que ella considera insignificante.

Entremedias está una historia del pasado, con un niño al que ella conoció cuando era adolescente y con el que estableció una relación de amistad y complicidad muy profunda. ¿Será el diseñador ese niño ya adulto? Pues no se lo cuento porque ahí está toda la angustia y el melodrama del asunto.

Kasumi, que así se llama la protagonista, tiene un exmarido adicto al juego, un hijo de 17 años muy bueno y con el que tiene una relación estupenda y una suegra maravillosa, interpretada por una actriz mayor guapísima para mi gusto, que interpreta a una mujer independiente, interesante, enérgica y buena. La suegra tiene también una relación estupenda con su nieto. Ambas mujeres hablan entre sí y con el chico como personas reales que se quieren y apoyan. La forma en la que se tratan y lo que se dicen no puede ser más natural

En el lado del diseñador Ozawa Yuri, el actor Saito Takumi al que ya había visto en un drama de médicos “Doctor’s Affairs“, un hombre que lo mismo podría ser japonés que de las Islas Canarias y que en unas escenas está de morirse de guapo y en la siguiente está feo, nos le encontramos a él, un chico comprometido con su trabajo y con su espíritu artístico, y a su mentor, que es lo peor de este drama, por el personaje, vanidoso, orgulloso y pedante, y por el actor, que a lo mejor está imitando a Salvador Dalí en lo amanerado y teatral, pero que resulta grotesco, con esas pintas y esos gestos.

Les dejo foto de Takumi para que le vean en uno de sus “momentos guapos”

Saito Takumi

La historia transcurre, como pasa habitualmente en los dramas japoneses, con una sucesión de escenas cotidianas en las que a veces pasan cosas, pero a veces no y lo único que se ve es que los personajes viven su vida como la vivimos todos.

A destacar algunos de los diálogos, la forma en la que discuten y las inseguridades de cada uno en la relación. Sobre todo por el lado de Kasumi, la forma en la que reacciona a veces me recordó algunas escenas de una de las mejores telenovelas de la historia “Mirada de mujer“, novela en la que la mujer sufría de esas inseguridades que casi todas tenemos y nos hacen la vida tan difícil pero que casi nunca aparecen en la ficción, de buena o mala calidad.

En estos diálogos, me han gustado especialmente dos: el primero, en una escena en la que Kasumi le dice a Yuri que no pueden tener nada juntos porque no tienen nada en común, pero le da las gracias por lo que ha disfrutado estando con él y él se ofende por las palabras elegidas y por el tono, y le dice que él es un ser humano y no un parque de atracciones; y la segunda cuando Kasumi le dice a su suegra que no sabe si ir a buscar a Yuri, que ha desaparecido porque tiene un problema muy importante, porque se debate entre lo que quiere como mujer y lo que piensa que debe hacer como madre, y la suegra le dice que elija lo que tiene que hacer como un buen ser humano. Eso sí que es modernidad en un drama asiático, una madre que es, por encima de todo, un ser un humano.

Por último, me gustaría hablarles de una “instalación” que el equipo de Ozawa Yuri crea para una institución, con un juego de luces y telas imitando una flor que, por lo visto, solo florece durante un día y que sirve de tema para los títulos de crédito. Es la que sale en la foto de la portada y también en la que he puesto más arriba. No se pueden imaginar qué cosa más preciosa. A la protagonista se le escapan las lágrimas al ver cómo ha quedado. A mí casi también.

REPARTO

Harada Tomoyo como Sakurai Kasumi
Saito Takumi como Ozawa Yuri
Yamaguchi Sayaka como Shirai Maho
Ohgo Suzuka como Ayase Riri
Koichi Mantaro como Fujii Yoji
Shibuya Kento como Aoi Kaichi
Nishiyama Jun como Sakurai Tsugumi
Kubota Sayu como Kameko
Kawai Aoba como Secretaria Reiko
Okamoto Nobuto como Shirai Tsutomu
Kusabue Mitsuko como Fujii Akari
Okuda Eiji como Fukami Yoshitaka

Comentarios

  1. me gustó este drama y eso que a mi los japos normalmente me dejan indiferente, pero este lo vi bonito, tampoco para tirar cohetes pero la historia se deja ver bastante bien. Esa escena que comentas es preciosa.

  2. Huyyyy, Marta H., me picó el “bichito” x verla… A ver si la consigo subtitulada…
    Ahhhh, y yo me vi como 2 de esas bazofias pseudo “inglesas” hechas x alemanes en You Tube!!!! ja, ja, ja…

  3. Vi antes de ayer una película de este chico, en la que figura que es un chico de una familia de telépatas, y me puse a buscar dramas suyos, y me encontré con éste, en el que está guapísimo la verdad. A mí me ha gustado, quitando que el guión sea malo. Esas cosas que nos pasan con las historias de amor…

  4. Marta, me ha gustado mucho más tu comentario que el drama. Te doy la razón en que es lo japonés más “vivo” de todo lo que japonés que he visto (que no es mucho, por otro lado).

  5. Además del montaje de la flor de una noche, me ha gustado la de la casa de animales que con las sombras se besan. El drama me ha hecho reflexionar sobre las últimas oportunidades; la perpejlidad que muestra la protagonista sobre lo que le está sucediendo y la reflexión de que debe aceptar esa felicidad ya inesperada. Gracias Marta H por la reseña.

Tu comentario