DOCTORS Saikyou no Meii (2011) TV Asahi

Sinopsis
La historia trata de un cirujano pródigo que trabaja en un hospital corrupto. Un médico amable con sus pacientes, que también tiene un lado oscuro, utilizando medios a veces cuestionable para castigar a sus colegas que han olvidado sus funciones debido a la codicia.

Nuestro comentario

Andaba yo un tanto desquiciada intentando seguir Bubu Xin Jing antes de que Corea saque a la palestra su re encauche; tirándome de los pocos pelos que me adornan la cabeza porque ¡hay que ver, lo difícil, y la santa paciencia que hay que tener cuando a una le pica la curiosidad una serie China! Trabajo de chinos, por robarle una frase a Santa Marta (y no me refiero a la que no tiene tren, pero si tiene tranvía) que ubicó con más paciencia que el Santo Job unos que, cruzo los dedos, sí sean los meros, meros. En fin que en esas estaba cuando se cruzó en mi camino otra japonesita, valga el diminutivo porque tiene a duras penas 8 capítulos gloriosos que no pasan de los tres cuartos de hora cada uno.

Siempre que hemos tocado la vertiente nipona de entretenimiento seriado hemos concordado en lo “quirúrgicos, distantes y minimalistas” que resultan; no vengo a rebatir ese sentir general pues para que decir negro, si siempre sí es blanco…Pero. En Saikyou no Meii nos encontramos con un panorama generoso, cercano y rico que esta vez tiene mucho de quirúrgico porque transcurre en un hospital.

Nipón como es, y lo afectos que están allí a convertir en series de televisión todos esos dibujitos animados que son cultura y denominan Manga (Acabo de confesarles lo ajena que soy del tema…ya me imagino a los puristas llamándome de todo por degradar su “arte” a dibujitos animados) En fin. Saikyou no Meii debió salir del Manga porque todos los actores que por aquí habitan, tienen dejes y gestos Manguiles (y sí. Acabo de inventarme el palabro)

Quién lleve unas cuantas series de médicos y enfermeras asiáticas a sus espaldas, sabrá que todos incurren en ciertos clichés que terminan siendo atrezzo. Saikyou no Meii escora por el mismo lado, obviamente. Tenemos la gerencia, llamémosla interesada, por no decirle mercenaria y corrompida; a quien le interesa la caja, no el bienestar de los pacientes; y acepta casos rarísimos para así ganar fama y fortuna. No faltan tampoco los cirujanos canallas, ni el recién llegado idealista (quien puede o no, ser el lumbreras de profesión) cuyo interés principal es revolucionar el sistema Así que si Saikyou no Meii incurre en más de lo mismo ¿Para qué verla? Aunque cueste creerlo, hay paradigmas sorpresivos en este drama, inclusive en uno de los clichés antes mencionados. Vale, nuestro héroe recién llegado es un idealista (que es un hacha como cirujano), quien cobija muy bien el hecho de ser tal vez mejor manipulador que cirujano. Bajo una sonrisa contagiosa y una personalidad positiva y alegre, esconde sus cálculos y sus artimañas para lograr siempre lo que se propone. Aunque sus métodos resulten de vez en cuando un tanto heterodoxos, cabe agradecerle que todo lo que hace es para mejorar tanto el hospital como centro de atención médica, como también mejorar al personal de dicho centro y volverlos un tanto más empáticos.

De esa manera se construye el argumento que versa sobre cómo el manipulador (Dr. Sagara) reforma un ecosistema herido de muerte por endogamia. En cada episodio se resuelve un caso médico, que a menudo se usa a manera de fábula con su moraleja incluida. Se supone que alguno de los vocablos del título indican al conocedor del japonés que el drama se trata del “cirujano máximo” y aunque si es verdad que el argumento se ancla en el mundo de la cirugía y el microcosmos que es un hospital, a veces da la impresión que esto no es más la urdimbre sobre la que se teje la historia auténtica con la que nos entretienen.

Es un drama corto que tiene dos secuelas (que yo todavía no he visto) pero que por sí mismo funciona divinamente. No cansa ni pesa ni te desespera, así que se ve con bastante facilidad y en un fin de semana que no tenga compromisos más importantese

Cómo Sagara Kosuke, tenemos a un actor que se llama Sawamura Ikki quien me recordó una barbaridad a Chayanne, no solo por su sonrisa contagiosa sino porque exuda carisma por cada poro de su piel, y el brillito de sus ojos te hace sentir maripositas revoloteando en el estómago. Su personaje es un doctor cálido y amoroso con sus pacientes y cercano y seductor con sus colegas (aunque claro, en este caso siempre con doble intención. ¡No, no. No lo estoy llamando hipócrita! Simplemente conseguidor) aunque Sawamura-san es muy reservado en cuanto a su persona. Con esto se consigue que el Dr. Sagara resulte agradable y atractivo a la par que distante. Otro personaje que vale la pena reseñar aunque cueste un poco: su rival, el cirujano Moriyama Suguru, que lo interpreta otro actor llamado Takashima Masanobu. Inmaduro e infantil como lo quieras mirar, Moriyama aporta lo suyo a esta historia. Takashima-san embadurna a su personaje de vetas y guiños Mangariles que de repente te encuentras que en vez de resultar infumable… te saca la carcajada sincera. Solamente por escucharlo gruñir como jabalí copulando ya se tendría que ver esta serie.

Reparto

Sawamura Ikki
Takashima Masanobu
Higa Manami
Kurokawa Tomoka
Ito Ran
Nogiwa Yoko
Takizawa Saori

Comentarios

  1. Hola Maggie, que bueno que te gustó, yo la vi hace como dos semanas y me encantó por varias razones. La manera en que el se salía con la suya, una delicia esa sonrisa pícara, me encantó el hecho de que las enfermeras fueron validadas, las pobres siempre son las que salen perdiendo en las series, los doctores las tratan como si fueran de segunda categoría o inclusive lo que es peor, como si no hubieran estudiado. El sobrino de la directora, que personaje tan ridículo y a la vez cómico, ahora que lo mencionas caigo en cuenta que debe ser un personaje de manga, (los cuales tampoco veo). Cuando gruñia y se mordía el puño yo moría de la risa. En fin, me gustó muchísimo y no sabía que tenía secuelas, que voy a buscar corriendo.
    Gracias Maggie!

  2. Apenas lo vi, esa cara me resultaba conocida… Y si!!!!!, si hace 2 días, para mi vergüenza, acabé GOKUSEN!!!!!!!!!!!!!!! Ja, ja, ja… y uno de los candidatos de la profe Yankumi es élllllllllll, haciendo de detective… Es también un Dorama plagado de «vetas y guiños mangariles», (ES la adaptación de un exitoso manga), a tal punto que a veces no podía creer que hicieran semejante tonterías, con personajes tan estereotipados y ridículos, y otras me reía a carcajadas… Gokusen pasará al olvido (en mi mente, digo), pero me sumergió en el mundo del manga, el que les confieso, me está atrayendo.

  3. Y me persigue «Gokusen»…
    Mientras anoche navegaba (en la casa en la que estoy trabajando siendo «nana» de una Doberman pincher…), buscando en la Web me encontré con «Innocent Love», un drama japonés que no aguanté mucho, pero que, para mi sorpresa contaba en sus filas con un «Gokusen», eso si, más crecido. Es Narimiya Hiroki, que en la novela para adolescente hacía de Noda… Lo que en este drama japonés no entendí es como su personaje siendo gay, al final, ¿se da vuelta???? Hummmmmmmm. Bueno, la cuestión es que me salteé capis y vi el final, je, je, je…
    Ahora estoy entretenida con «Queen In-hyun’s Man» (si, con atraso empecé con los viajes en el tiempo, je, je, je. Lo había dejado tras intentar ver «Faith», que no se por qué no me atrapó… ) y le seguirá «Falling For Innocence» xque leí que a ustedes les gustó. Mientras, en casa, a la siesta estoy reviendo «When It’s At Night».

  4. a mi las de médicos me suelen gustar…esta con subs en español en algún lado??

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.