“Family’s Honor” (El honor de la familia) – SBS (2008)

Family's Honor

RESUMEN

Ha Dan Ah es muy guapa y solemne y a la vez da lástima. Dan Ah se casó con unos veinte años, pero debido a un accidente de coche su marido murió durante su luna de miel. Será cortejada por dos hombres, uno de una familia rica, Lee Kang Suk y un hombre que más pequeño que ella, Jung Hyun Kyu. El drama trata sobre la familia Ha y como intentan que la reputación del nombre de su familia no caiga. También reflejará las relaciones de tres hermanos, dos gemelos, Soo Young y Tae Young, y su hermana menor Dan Ah.

Resumen estraído de Wikia

NUESTRO COMENTARIO

Este drama me ha sorprendido aunque solo sea porque no se parece a lo que esperaba encontrar. Decidí verla porque el protagonista era Park Si Hoo, pero partiendo de un poster en el que se ve a un señor muy mayor dando voces y a una caterva de personajes detrás, esperaba encontrar una comedia de situación, con miles de personajes que me iban a estorbar una barbaridad y que me iban a obligar a estar con el pulgar pegado al avance rápido para ir saltando de una escena de Park Si Hoo a la siguiente. También pensé que, como se trataba de la historia de una familia tradicional, nos iban a machacar con una crítica de la sociedad moderna e iba a tener que aguantar una moraleja bastanta retrógrada…nada más lejos de la realidad.

“Family’s Honor”, para empezar, no es propiamente una comedia, hasta el punto que me pregunto quién ha podido diseñar el poster en cuestión, que no tiene nada que ver con nada.

Para seguir, “Family’s Honor” tiene varios personajes, pero todos ellos tan simpáticos, encantadores e interesantes, con alguna excepción, que te interesa saber qué va a pasar con todos ellos (olvidad el avance rápido) y para terminar, no se limitan a empapuzarte de sacrosantas tradiciones sin ton ni son, sino que analizan qué tradiciones merece la pena conservar y cuáles no.

La historia, independientemente de lo que diga el resumen, tan malo como es costumbre (ya sé que me lo he preguntado antes, pero me lo vuelvo a preguntar ¿quién escribirá esos textos? Da la impresión de que los escriben con los palillos chinos, o sea, meten un palillo por cada palabra, lo agitan un poco, lo tiran sobre una mesa y en el orden en el que caigan los palillos así hacen el resumen). Perdón, que me he ido del tema. La historia va de dos familias, los Ha, una familia noble en el sentido de que conocen su línea hereditaria por generaciones y generaciones, respetuosos con la tradición coreana, una familia que perdió su casa ancestral que luego fue recuperada por el abuelo Ha Man Gi, el patriarca, y la familia Lee, que es todo lo contrario, una familia de nuevos ricos, cargados de pasta, incultos y ostentosos.

La familia Ha está formada por el bisabuelo, al que no llegamos a ver vivo porque muere nada más empezar la historia, sus hijos, Man Gi, que aparenta unos 70 años y Joo Jung, que tiene unos 40, el hijo de Mang Gi, Suk Ho, y los hijos de éste, Soo Young, Tae Young y Dan Ah. Lo cuento en orden pero en el primer capítulo la novela tiene la virtud de no explicarte nada y dejar que intentes descifrar por ti mismo el parentesco entre toda esta tropa, teniendo en cuenta que hay también una criada, Sam Mol, a la que todos quieren muchísimo por lo que la llaman “abuela” lo que contribuye a la confusión. En la familia Ha, los hijos mayores de cada generación llevan el peso de continuar con todas las tradiciones familiares y ser los jefes de la familia. Soo Young y Tae Young son gemelos, pero Soo Young nació 10 minutos antes, así que es el “hijo mayor” con todo lo que eso implica. Eso ha conformado su carácter y Soo Young es un hombre reservado, contenido…y triste. Tae Young por el contrario, aunque es buena persona, es infantil, irresponsable y mujeriego.

Por el lado de los Lee, tenemos a Lee Man Gap y Choi Young Ja, padre y madre respectivamente de Lee Kang Suk (o Gang Suk), “nuestro” Park Si Hoo, y de un tronco de chica que se llama Lee Hye Joo. Como ya he dicho, esta familia empezó su fortuna siendo no sé si traperos o chatarreros y ahora nada en dinero, por lo que está intentando ganar respetabilidad mediante la compra de un árbol genealógico. Aunque los padres Lee son unos horteras, el hijo, que ya es bastante educado aunque nada respetuoso con las formas, no se avergüenza de ellos, sino que le hacen una gracia enorme. Los Lee piensan que no han nada que no se pueda comprar con dinero y que solo es cuestión de fijar el precio.

En el intento de comprar la genealogía, Gang Suk conoce a Dan Ah, que es la hija de la otra familia y a su vez profesora de historia. Como es de suponer, los dos se caen fatal. Empieza a rodar la bola.

Las dos familias entran en contacto porque la familia Ha está necesitada de fondos por la quiebra de sus socios. Desesperados por conseguir financiación, acuden a la familia Lee, que les pone todo tipo de condiciones para prestarles el dinero y los Ha no tienen más remedio que aceptar. Una de esas condiciones es que en vez de ser prestamistas, los Lee quieren ser socios de la empresa. Lo que los Ha no saben es que los Lee han maniobrado para que sus socios quebraran y su intención es quedarse con la empresa de los Ha. Hasta ahí, la trama de negocios.

Por debajo de la trama de negocios, que va y viene, se desarrollan varias historias:

a) La historia de amor principal de Gang Suk y Dan Ah.

Gang Suk es, supuestamente, un hombre de negocios frio y despiadado, un arma creada por su padre para vengarse del mundo y de la suerte, que le trató tan mal. No quiere a nada ni a nadie excepto a su familia y está dispuesto a todo por su padre.

Dan Ah es una chica conservadora y anticuada, sin ser mojigata ni intransigente. Es una chica reservada pero no silenciosa, es generosa y tolerante, una de esas personas que vive y deja vivir. Cuando empieza la historia, hace 10 años que Dan Ah, que tiene 30 años, es “soltera-viuda” porque se casó y su marido se murió en mismo día de la boda en un accidente de coche. Infantilmente, aunque Dan Ah no es nada infantil, Dan Ah todavía le guarda luto. Al principio parece que es que le quería a morir, pero luego vemos que no, que la razón de que se niegue a olvidarle es únicamente la lealtad, porque en el accidente él prefirió salvarla a ella y en consecuencia ella está dispuesta a sacrificarse para que el sacrificio de él no fuera en vano.

En la escuela o universidad donde enseña Dan Ah, estudia un chico Hyun Kyu (qué sonrisa tiene el chaval, oigan), que es físicamente idéntico al marido muerto de Dan Ah. El chico está enamorado hasta el tuétano de Dan Ah, pero ella no le corresponde. Para complicar el tema, la hermana zombie de Gang Suk está enamorada enfermizamente del chico y le sigue y le vigila, vamos, que le acecha, afortundamente sin que él se de cuenta, porque la niña da yuyu.

Para intentar arreglar el entuerto de la hermana locatis, Gang Suk le propone a Dan Ah que les hagan creer a los dos chicos que ellos dos están saliendo y así, por un lado, que Hyun Kyu deje de estar enamorado de ella y a ver si así se empieza a fijar en Hye Joo, aunque si esto no fuera una novela sino la realidad, eso sería nada menos que imposible, porque la niña es un rollo repollo de persona.

Hasta el momento, Gang Suk y Dan Ah han tenido varios encontronazos en los que, aunque él no se da cuenta, Gang Suk intenta atraer la atención de Dan Ah diciendo impertinencias, como esos niños que tiran de las coletas a las niñas que les gustan. Aunque Dan Ah es más que tranquila, Gang Suk le pone de los nervios (o sea, él consigue su propósito), y le ha propinado ya varios sopapos, ante su propia sorpresa porque no sabe por qué él consigue alterarla tanto. Cuando empiezan a “salir”, él sigue en sus trece de intentar todo el rato conseguir que ella reaccione, con creciente desesperación, y unas veces lo consigue y otra no, porque Dan Ah es de las pocas protagonista femenina que he visto hasta ahora que, cuando no contesta, no da la impresión de que no contesta porque el guionista no sabe qué escribir, sino que aquí no contesta a las provocaciones de Gang Suk porque no le da la gana y le ignora, cosa que nota el espectador y nota el propio Gang Suk, que no sabe qué hacer.

El caso es que los dos se plantean su “relación” como si fuera un juego o una obra de teatro, pero desde el momento que Gang Suk le advierte a Dan Ah que no crea nada de lo que él le diga, parece que él se siente libre de decir las cosas que siente sin correr el riesgo de tener que ser consecuente con lo que hace o dice. O sea, como supuestamente están actuando, Gang Suk se suelta el pelo y es sincero con Dan Ah, sin por ello renunciar a que, cuando haga falta, donde dije digo digo Diego y aquí paz y después gloria. Por supuesto, como le ocurre al pobre Ah Da Mo en “New Tales of Gisaeng“, las cosas no ocurren así.

b) La historia de amor de Suk Ho, el padre Dan Ah y Youn In.

Suk Ho es el director de la compañía de la famila y es viudo, decente, dócil, reservado. Se casó jovencísimo con la mujer que sus padres le eligieron. Young In es la directora de marketing en la compañía y es una mujer liberada, moderna, divorciada tres veces. Los dos se conocen desde hace años y cuando empieza la historia, resulta que como resultado de un día que se acostaron, Young In, que tiene 50 años, se queda embarazada. Al principio, Young In piensa abortar, pero luego no se decide, en parte por la intervención de Dan Ah, que la acompaña y la acepta pero no la juzga y que intenta que Young In acepte a su padre únicamente por el hecho de que su padre parece ser mucho más feliz. Primera pedrada en la frente de la tradición, el hijo mayor, que ya es abuelo, deja embarazada a una mujer y se tiene que casar de penalty, y no una mujer cualquiera sino una mujer más que moderna, que ha vivido lo suyo (mucho más que él), que sabe lo que quiere…y que a pesar de tener un pasado bastante movido (creo llegan a contar que su tercer marido era un músico de jazz…o sea negro, lo más de lo mas), es una mujer buenísima, decente, generosa y honesta, sin dejar de tener carácter y ser guasona, y fuerte. A la porra la tradición de la esposa virgen. La actriz Nah Young Hee, a la que creo que siempre había visto hacer de mala (uno de ellos la madre borracha de “Queen of the Game“, que es una señora de bandera, está muy bien en este papel.

c) La historia de amor de Soo Young y Jin Ah

A pesar de lo que cuento arriba del embarazo de Young In, el primer shock familiar no viene por el embarazo, sino porque terminados los funerales del bisabuelo, las esposas de los dos hijos Soo Young y Tae Young anuncian que los abandonan y se divorcian, a uno por defecto y a otro por exceso. Soo Young, al igual que su padre, se casó con la mujer que le eligieron pero, a diferencia de su padre, no fue capaz de hacerse a la idea y lleva 17 años casado con una mujer buenísima y rectísima que no le gusta ni lo más mínimo y, como consecuencia, no se acuesta con ella y la trata como una hermana. La mujer, que si le quiere, no puede soportarlo más y le deja. La escena en la que se despiden, en la que él, un hombre encerrado en si mismo y que parece congelado, la mira porque no sabe qué hacer para ser como ella necesita, es de las escenas más tristes. Soo Young está tan congelado que no es capaz de querer a nadie, ni siquiera a su familia y él mismo dice que no le importa que su padre se case porque todo le importa un bledo. A la única que parece que sí quiere es a Dan Ah.

En el primer capítulo, momento en que por una causa u otra todos los personajes se conocen, Soo Young conoce a Jin Ah, una chica muchísimo más joven (él tiene 37 años y ella 25) a la que su novio ha dejado cargada de deudas porque se ha echado una novia mucho más rica. Soo Young y Jin Ah se encuentran más tarde y se hacen amigos. Jin Ah, una chica sin familia, sin educación y sin dinero, se enamora de él porque es bueno, porque la cuida, porque la escucha, la apoya (y porque a pesar de lo sosísimo que es, también es bastante mono). Hay otro obstáculo más que no cuento, pero a pesar de todos los obstáculos que hacen de Jin Ah una novia nada apropiada para Soo Young, también se casan y él, como su padre, también es mucho más feliz, más libre. Que se libera, vamos.

Aquí hay un tema de esos misteriosos que sólo se pueden explicar en función de como son los nombres coreanos, porque Jin Ah, novia y esposa de Soo Young, se llama igual que el marido muerto de Dan Ah, pero nadie lo comenta, supongo que porque los dos sonidos “Jin” y “Ah” responden a dos caracteres chinos diferentes, pero desde nuestro punto de vista, se llaman igualico. ¿No habría más nombres?

d) La historia de amor de Tae Young y Mal Soon

Tae Young es lo opuesto a su hermano, es generoso, infantil, bocazas, pendenciero y mujeriego. Si Soo Young tiene complejo de hermano mayor, Tae Young tiene complejo de hermano segundo, de no estar nunca a la altura. Su mujer le deja, harta de sus infidelidades, y él se queda hecho polvo y sin comprender realmente por qué no le perdona, ya que para él todo era un juego. Tae Young tiene un hijo, Dong Dong, otro de esos niños actores coreanos que raptarías y te traerías a casa. Solo y abandonado, Tae Young tiene que volver con su niño a la casa familiar. Dong Dong no se va con su madre…porque no es su madre, ya que Tae Young lo tuvo de penalty con una chica que conoció mientras hacía la mili. La despedida de Dong Dong de su madre, que se comporta de forma, desde mi punto de vista, innecesariamente cruel con el niño, te hacen llorar. Cuando vuelven a casa, Dong Dong pasa a dormir con el abuelo Man Gi y el anciano y el niño protagonizan un montón de escenas en las que te comerías a los dos.

Tae Young conoce a Mal Soon, una agente de policía degradada a agente de tráfico por pegarle un porrazo a un maltratador que estaba detenido. Como agente de tráfico, Tae Young se la encuentra todos los días y ella todos los días le pone varias multas por hacer algo que no debe. Mal Soon es un chicazo, burra a más no poder, pero con un corazón de oro. Tae Young y Mal Soon se hacen amigos, del tipo compañeros de fatigas y te cuento mis penas, porque ella no es para nada el tipo de él y él tampoco el tipo de ella, pero habiendo visto lo peor de cada uno, resulta que se gustan y se aceptan…y se enamoran.

Las sucesivas parejas suponen una infracción del orden establecido, piezas que no se adaptan a lo que deberían ser, mujeres y hombres que no encajan en el molde de las costumbres ancestrales, mujeres que no saben ser amas de casa y que son distintas a lo que, según los cánones más rancios, deberían ser las mujeres…y sin embargo son mujeres valiosas, honradas, buenas. Por supuesto esto en el mundo real es una obviedad, pero en un drama que va de familias tradicionales es una bomba, porque nos dicen que siendo como son, son perfectamente dignas de ser amadas, hombres que son buenos, pero que tampoco son típicos, que no llevan bien tener que ser siempre fuertes e impasibles. Ante cada uno de los retos, el abuelo Man Gi reflexiona sobre qué hacer, y luego toma la decisión de aceptar el cambio, porque en las tradiciones hay elementos esenciales, la decencia, la modestia, la preocupación por los otros, el respeto a la palabra dada, los lazos de familia, la gratitud, las obligaciones derivadas del cariño…pero hay otras que son puro folklore, y si se mantienen bien y si no también. Ante las reclamaciones de Young In sobre ciertas normas arcaicas y machistas, que apestan y repugnan al sentido común, el abuelo Man Gi admite que su nueva nuera establezca nuevas normas domésticas como por ejemplo, que los hombres y las mujeres no coman separados y permite que Young In obligue a los hombres a participar en la limpieza de la casa, actividad en la que Young In se recrea en reirse de Tae Young, por haber sido él el que se opuso al matrimonio de Young In con su padre.

Por cierto, en las dos casas hay lavadoras…pero siguen haciendo la colada a mano o con los pies. Deben tener algún tipo de fijación. Y más horror todavía, en Corea no deben conocer las cremalleras o los botones porque cada vez que cambian las fundas de los edredones…descosen las costuras y luego las tienen que coser de nuevo. Las tareas domésticas allí son una tortura.

Hay un punto en particular en el que esta historia es un excepción. En muchísimos dramas hemos visto la importancia que supuestamente dan en Corea a los lazos de sangre e incluso hemos visto casos en que la única razón para rechazar un matrimonio es que uno de los cónyuges era adoptado, como por ejemplo en “Terroir”. En esta historia, en la que los ritos familiares se defienden a ultranza, en la que la pertenencia a una estirpe es un punto de diferencia, no en el sentido de estar orgulloso de ser “noble”, como ocurriría en una novela latina, sino en el sentido de pertenencia a algún lugar, el abuelo Man Gi defiende que los únicos lazos que valen son los del amor, y que la familia no es solo un grupo de personas que comparten genes, sino un grupo de personas que, por su propia voluntad, deciden compartir lazos y seguir juntos.

Concentrándonos en la historia principal, Gang Suk y Dan Ah se enamoran, pero hacen como que no. Cuando Gang Suk y su padre siguen con el plan de apoderarse de la empresa de los Ha, Gang Suk se da cuenta de que no puede hacer algo que antes no le habría importado, pero que ya no quiere, por Dan Ah, pero tampoco puede, porque ella le ha demostrado con sus actos que en la vida se puede ser de otra manera. En la transformación de Gang Suk creo que la historia resbala un poco, porque no se hace suficiente hincapié en enseñarnos hasta qué punto Gang Suk es un hombre de negocios, despiadado, frio y un poco sucio. En algún momento nos lo dicen, pero no lo vemos. Lo que nosotros vemos es un chico que no se avergüenza de sus orígenes, y que aunque comprende el ansia de sus padres por aparentar lo que no son, no lo comparte. Vemos a Gang Suk ser buenísimo con sus padres, pero no le vemos siendo malísimo con el resto y en algunas decisiones de negocios que toma contra el criterio de la familia Ha, las decisiones no son impropias, aunque no sean sentimentales, o sea, son decisiones que tienen todo el sentido del mundo y el hecho de pensar que los negocios son negocios no le hace a uno ser un gañán.

Cuando ya deciden que se quieren, por supuesto todo se opone, principalmente la familia de Gang Suk que consideran que Dan Ah, viuda antes de ser esposa, es una portadora de mala suerte que no quieren para su hijo. Como obstáculo es una tontería, pero cosas peores se han visto en los dramas. Gang Suk y Dan Ah, que se mueren de amor, se tienen que separar y ahí hay otro elemento un poco peor que el resto, porque mientras Park Si Hoo es el rey del sufrimiento, mientras ves a Gang Suk languidecer a ojos vistas y pasarlo realmente mal, Dan Ah, o mejor dicho, la actriz Yoon Jung Hee, que es bastante sosa pero que se las arregla para tener su gracia, no da la talla y sigue tan fresca, es decir, Dan Ah sufre, pero no se ve.

Antes y después de las peleas, la relación de Gang Suk y Dan Ah es igualitaria y fresca. Con Gang Suk, que presumía de no poder aguantar a las mujeres tontas y mucho menos a las que son tontas y se creen que son listas, Dan Ah hace y dice lo que le da la gana. Gang Suk es una persona extraordinariamente competitiva, pero en las conversaciones con Dan Ah pierde tantas discusiones como gana. Lo más gracioso es la gracia que se hacen mutuamente y cómo sea divierten y se ríen juntos. Dan Ah quiere muchísimo a Gang Suk, y aunque es una mujer obediente, con él no lo es, y si algo no le parece bien lo dice, o no lo dice y actúa como le parece ignorando la opinión de él. Dan Ah y Gang Suk son una pareja que se toca, se abraza y se besa siempre que les da la gana, otra excepción, porque no es solo que Gang Suk abrace a Dan Ah, es que Dan Ah le abraza voluntariamente también unas cuantas veces, lo nunca visto

Cuando al final se casan, momento temible en cualquier novela tipo familiar, afortunadamente no ocurre lo mismo que en “One percent of Anything“, o en “New Tales of Gisaeng” donde el matrimonio acaba con toda la gracia (un temible “efecto chim-pún, fin, fine, the end) y el resto de la trama es un rollo espantoso en el que las mujeres se convierten en unas pesadas y ellos peor. En esta novela, después del matrimonio de todo el mundo las parejas siguen evolucionando, y en particular el matrimonio de Dan Ah y Gang Suk sigue siendo fuente de varias risas porque Gang Suk no deja de reclamar atención pero Dan Ah se sigue comportando como una chica normal, a la que le gusta su marido y le divierte. La relación de Gang Suk con sus cuñados también es una juerga.

En la confrontación entre las dos familias, la finísima familia Ha y la vocinglera familia Lee, ambas familias aprenden a ver los méritos de los otros y en particular a Dan Ah, tan contenida, es que también le hacen una gracia enorme sus suegros y sus manías y aprecia que sean tan libres para decir y hacer lo que les da la gana. Al principio de la historia, aunque la familia Lee te hace cierta gracia, llegan a tener un punto de indecencia que te carga un poco, como por ejemplo el hecho de que la madre de Gang Suk se empeñe en que Dan Ah le dé clases y la meta en su casa, cuando sabe perfectamente que planean darle a su familia una puñalada por la espalda, pero luego ese tema se corrige y vamos comprendiendo mejor a todo el mundo, sus motivos y razones…y sobre todo les cobramos más afecto porque independientemente de las razones que tuvieran, la verdad es que dejan de ser así ya que, de otro modo, aunque los comprendieras, no te habrían gustado tanto.

LO MEJOR

Esta historia tiene tantos detalles y tan buenos que me ha hecho recordar por qué me gustan tanto los dramas coreanos. Los personajes son reales, muchas de las discusiones son cotidianas pero muy graciosas. La familia Ha no es precisamente perfecta, pero se quieren y están ahí siempre los unos para los otros. Los momentos cómicos, protagonizados casi todos por Tae Young, pero también por Gang Suk, son divertidos, las relaciones naturales, el abuelo una maravilla, Dong Dong otra. Lo malísimamente mal que canta Dan Ah no sé cómo lo habrán conseguido, si la chica cantará así de mal o lo finge, pero es un horror con un significado dentro de la trama, por la gracia que le hace a Gang Suk y por el hecho de que Dan Ah, siendo consciente de cómo canta, se atreva a cantar en público y la razón por la que lo hace. La escena final en la que el abuelo Man Gi habla con Sam Wol me dio ganas de aplaudir.

LO PEOR

Todo transcurre en un extraordinariamente corto espacio de tiempo, menos de 8 meses, lo que es una pasada para todas las cosas que ocurren y los amores que se fraguan. Si la oposición de tu madre al matrimonio dura menos de 15 días ¿a qué viene tanta desesperación y desmelene? Sabemos que son unos 8 meses porque cuando la historia empieza Young In acaba de descubrir que está embarazada y cuando termina todavía no ha tenido el niño (quitando el epílogo). En ese periodo las tres parejas de hijos se conocen, se enamoran, discuten, se reconcilian y se casan…hay líos de empresas, accidentes, comas, operaciones…y hasta juicios. Mucha tela que cortar para tan poco tiempo.

La madre de Gang Suk acaba siendo bastante simpática y muy buena con su nuera, pero tiene una voz pituda que hace que te rechinen los dientes. En las escenas de la oposición materna al matrimonio de Gang Suk la madre dice cosas de esas que ponen los pelos de punta tipo “¿es posible que quieras más a esa mujer que a tu madre?” o “¿vas a dejar a tu madre por una mujer?”, como si los hijos de uno fueran una propiedad y fuera impensable que su niño se enamorase de alguien, o más que impensable, algo odioso, antinatural, porque los hijos varones solo deben querer a una mujer, su propia madre. Algo enfermizo y malsano. Esas madres dan escalofríos.

La casa de los Ha, de estilo coreano, es muy bonita pero es espantosa la falta de intimidad de todo el mundo con esas paredes de papel, todo se oye, todo el mundo interviene. Para más inri, aunque son ciento y la madre, solo tienen un cuarto de baño. En la casa de los Lee, aunque los padres siguen entrando sin llamar cuando les da la gana, al menos hay paredes.

CALIFICACIÓN

De la novela en general, un 8,5
De lo que me ha gustado a mí, un 9


REPARTO

Yoon Jung Hee es Ha Dan Ah
Park Shi Hoo es Lee Kang Suk
Lee Hyun Jin es Jung Hyun Kyu
Shin Goo es Ha Man Gi
Park Hyun Sook es Ha Joo Jung
Suh In Suk es Ha Suk Ho
Nah Young Hee es Lee Young In
Jun No Min es Ha Soo Young
Shin Da Eun es Oh Jin Ah
Kim Sung Min es Ha Tae Young
Maya es Na Mal Soon
Park Joon Mok es Ha Dong Dong
Yeon Kyu Jin es Lee Man Gap
Seo Kwon Soon es Choi Young Ja
Jun Hye Jin es Lee Hye Joo
Kim Young Ok es Yoon Sam Wol
Lee Soo Min es Yoon Jo Man
Shim Hyun Sup es Kim Byung Do
Seo Yoo Jung
Jun Noh Min
Lee Seung Hyung

Comentarios

  1. Noooooooooooooooooooooooo!!!! A punto de verla xque lo que leí del comentario de Marta H. me gustaba, me di cuenta que trabaja Park Shi Hoo… Noooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!! Él no me gusta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Estoy a punto de terminar “Hotel King” y no tengo otro dorama esperando!!!!!!
    Podría ser algún “histórico”, ya que el único que vi hasta ahora es “Arang y el magistrado”… Tendrían alguno para recomendarme? Eso si: que no trabaje Park Shi Hoo, que no sea larrrrrrrrrrrrrrrgo, y que termine BIEN (es decir, nada de protagonistas muertos al final, sino juntitos, felices y comiendo perdices, je, je, je). Gracias!!!!!!

  2. martajoojinmo dice:

    Jaaajaa Eva en eso somos almas gemelas, Park Shi Hoo tampoco es mi tipo¡¡ xxDD soy alérgica
    Históricas te recomiendo la Imperial EMPRESS KI ( QUE NO TE DEN MIEDO LOS 50 CAPITULOS ) porque cuando empieces no podrás parar¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    y BICHUNMMO solo tiene 14 capitulos y se ven en un plis
    eso si , muere todo el mundo!jajaaj
    PERO VALEN MUCHO LA PENA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  3. Gracias a las 2 Martas… A Lovers ya la vi y me llorè TODO!!!!!!! (incluso hago un comentario cuando comentan la novela). Ese ultimo capítulo en que se suceden los muertos es de antología!!!!! Como llorè!!!!!! Pero conocì a mi “feo” preferido: “gangster con hoyuelos”…… Ahhhhhhhhhhh.
    Cuando vi el capìtulo 28 de “Hotel King” y vi a la Presidenta arrastrándose x el pasto, destruida tras enterarse que el hombre que tanto odiaba era en realidad el hijo que creía muerto; al verla tan desgarrada x el dolor, no pude dejar de pensar en Yocasta, la de Sòfocles… Asì debe haberse sentido cuando se entera que se había casado con su HIJO y había parido a sus HIJOS/NIETOS!!!!!!! Què dolor, què sufrimiento!!!! Sòlo la MUERTE podìa acabar con semejante CRIMEN MORAL… Y quedé como suspendida en el aire x tamaña actuación…, hasta que la embarraron a los pocos minutos: qué es eso de hacerla perder la memoria y que retroceda hasta tener 5 años???? Me pareció PATÉTICO!!!!! Que una gran actriz como ella tenga que hacer semejante tontería es el colmo de todo guionista. Si me preguntan cómo hacer para arruinar una novela sólo x el hecho de “estirar” la historia a 32 capítulos, les contesto: “vean a los guionistas de Hotel King!!!!!!!” Qué manera de alargar las cosas inútilmente!!!!, y de paso, arruinarla en el camino.
    Bahhhhh, es mi opinión…
    Acepto màs recomendaciones de doramas para ver; pero recuerden mis requisitos ( y no tienen que ser “históricos” obligatoriamente).

  4. martajoojinmo dice:

    Entonces Queen of the Game y My Love Eun Dong¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    no trabaja Park Shi Hoo,-..no son largos,.. nada de protagonistas muertos
    juntitos , felices y comiendo perdices¡¡¡¡¡¡jajaja

  5. martajoojinmo, leí el argumento de “EMPRESS KI” y pese a ser 50 capítulosssssssssssssssss!!!!!, me atrajo… No se xqué me hizo acordar a una novela que leí de jovencita de Pearl S. Buck “La gran dama”, y entonces me pareció fascinante la historia de esta mujer (Yehonala) que llega a ser la Emperatriz de China, Tzu Hsi (también llamada Ci Xi); y todo lo que deja en el camino en aras del poder… Con paciencia iré bajando y viendo la historia.
    Respecto a “Queen of the Game”, lo intenté, te lo aseguro… Por empezar no encuentro los capítulos traducidos, aunque si el primero. Bueno, lo vi…, y no me dio ganas de seguir viéndolo… ¿Qué saqué de ese primer capítulo? que Joo Jin Mo es sencillamente HER-MO-SO. Marta, si consigo bajar otros capis le daré una segunda oportunidad, je, je, je.
    Sobre “My Love Eun Dong”, hoy mismo estaré bajando los primeros capítulos para ver en casa, ya que estuve viendo el finde “Faith”, pero no me incitó a seguirla (vi los 3 primeros capis). GRACIAS!!!!!!

  6. martajinmo dice:

    Siiiii Eva es muy buena EMPRESS KI ya verás ya, de lo mejor¡¡¡ todo el elenco es de LUJO
    los hermanos ”oro y plata” son ” malos” pero están muuuy buenos!jajaja
    UN LUJO PARA LOS SENTIDOS ¡¡¡¡¡¡ que decir el ost y el vestuario son realmente IMPERIALES¡¡¡¡¡¡¡¡ y que más,,,. mi amorcito que luce ESPECTACULAR, IMPERIAL, MAJESTUOSO, SEXY, …
    SIIIII mi Jin Mo H E R M O S O ¡¡¡¡¡ dale con QUEEN OF THE GAME también!!
    en AsiaTeam la puedes encontrar¡¡¡
    sobre MY LOVE EUN DONG¡¡ amo este drama.. de los mejores¡¡¡¡¡ no la dejes pasar¡¡¡¡

  7. Precioso drama Honor de Familia, estoy re-viéndolo subtitulado español. Park sihoo bello K siempre es uno de los mejores actores asiáticos, acaba de terminar el drama Héroe de Barrio, aunque la trama fue de altura extrañé una relación más romántica con alguna pareja con Sihoo.

  8. Me vi este drama, que me encantó, no soy de dramas largos este es el segundo que veo, y aunque si me salte las otras parejas secundarias me pareció una linda historia, creo que los mejores diálogos que he escuchado ha sido en esta historia. Siempre he pensado que los diálogos coreanos o nos los traducen adecuadamente o definitivamente son muy pobres, pero en este drama ha sido estupendo lo que dicen y como lo dicen.la pareja principal me encantó y el personaje de park me pareció super bien actuadoysentias el sentimiento que el tenia por Dan ha. Me pareció hermosa la historia y el. Mensaje que trasmite muy interesante y abarca una cantidad de valores en la familia. El abuelo me gustaba mucho también. Gracias por dar tu comentario por eso me atrevo a verme esta historia que como dices el paisaje que muestran es muy lindo y el ost de esta serie me encanta. Saludos.

Tu comentario