“Fatmagül’ün Suçu Ne?” (¿Qué culpa tiene Fatmagül?) – Ay Yapim (2010 -2012)

RESUMEN

Fatmagül vive en un pueblo costero cercano a Esmirna junto a su ingenuo hermano Rahmi, y su esposa Mukaddes. Está comprometida con Mustafa, un joven pescador que es su amor de infancia. En las cercanías vive Kerim, quien fue criado por la curandera del pueblo, luego de ser abandonado por su padre y haber quedado huérfano de madre. Cada verano Kerim espera reencontrarse con sus millonarios amigos de infancia: Selim, Vural y Erdoğan. Una noche, durante la fiesta de compromiso de Selim Yaşaran, los cuatro amigos totalmente ebrios se encuentran con Fatmagül. Lo que comienza como un acoso, minutos después termina en una violación. Cuando Mustafa se entera que Fatmagül es violada, él enloquece y rompe el compromiso con ella. Para cubrir el escándalo que significaría la noticia de la violación, la poderosa familia Yaşaran fuerza a Kerim a casarse con Fatmagül. Kerim no es culpable de la violación, pero Fatmagül piensa que él también la violó. Y empezará un juicio imposible que traerá desgracias a la familia.9​

Resumen extraido de la Wikipedia.

Nº de episodios 80 en 2 temporadas

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

Mi muy reciente amor por Engin Akyürek y la imposibilidad de soportar sin moverme un capítulo tras otro de 2 horas y media de “Kara Para Ask” me ha llevado a ver “Fatmagül” que está siendo ahora emitida en una canal de la televisión española. Por supuesto, aunque me haya vuelto tarumba con Engin y eso me haya llevado a tener una recaída en el género del culebrón, lo que es, después de todo, parte de mi oscuro pasado, no he recaído tanto como para ver una telenovela al ritmo en el que la emiten, así que he visto la versión doblada en español latino, lo que me ha permitido saltarme con el avance rápido dos tercios de la historia, que son los dos tercios “habitados” por todos los personajes que me molestan, que son casi todos excepto los dos protagonistas.

No puedo decir que Fatmagul es tan lenta como todas las novelas turcas que he visto…porque hoy por hoy Fatmagul es la única que he visto entera. Ya que no he visto ninguna en tu totalidad no puedo acudir, ni siquiera como figura retórica, a la generalización de que TODAS las novelas turcas son lentas, y ni siquiera puedo decir, por las razones anteriormente expuestas, que es lenta como las novelas turcas que he visto. Me limitaré a decir entonces que es lenta, y cuando digo lenta quiero decir LEEEEEEENTA, y con una dedicación injustificada a personajes plastas que aburren a las piedras. Esta característica, objetivamente negativa, ha tenido la ventaja de que, ya que esos personajes no me interesan y, además, me aburren, he podido ir a toda mecha saltándome todas las escenas en las que aparecían, algo que no puedo hacer con Kara Para Ask porque temo perderme algo que tenga interés.

Entre las telenovelas latinas hay algunas en las que se han tratado las violaciones, e incluso en una, Leonela, es el protagonista el que ha violado a la protagonista, lo que desde mi punto de vista es un tema vidrioso a más no poder, porque creo que transmite la idea de que, o bien cuando las mujeres decimos que no, lo decimos con la boca chiquita porque queremos decir sí, o que qué más da, que el tema no es para tanto y que ya se nos pasará la perra, o incluso peor, que el que nos violen es muy romántico y que, después de todo, nos violan porque nos quieren. En Todotnv mi compañera y amiga Diana ya escribió sobre eso, así que a ella me remito.

En otros casos, que yo recuerde por ejemplo, en “Te voy a enseñar a querer“, también había una chica a la que habían violado, creo que en grupo y el tema ni siquiera le había servido para ser más cauta. No es que yo piense que, si a una chica la violan, tiene la obligación de rasgarse las vestiduras y echarse a morir, porque cada uno se toma las cosas como quiere y ahí está el ejemplo de la chica a la que violaron durante los sanfermines, que afortunadamente goza de una considerable autoestima que no han podido destruir los cafres que abusaron de ella, pero en general, en las series de amor (telenovelas básicamente), el tema se ha tocado de manera superficial perpetuando los tópicos (la vergüenza, la ocultación, el rechazo de la chica porque está o se considera sucia) y no se ha tratado seriamente, probablemente porque las series de amor son series de entretenimiento, aunque digo yo que si son de entretenimiento que no elijan un tema serio para tratarlo así.

“Fatmagül” sin embargo, es un tratado de lo que les pasa a muchas mujeres cuando pasan por esa experiencia, más aún en un país tan machista, mojigato y pudibundo como Turquía. A Fatmagül la violan tres chicos ricos, y todo el mundo, empezando por su propia familia que trata de negociar con “su vergüenza”, el pueblo que la repudia y la familia de los ricos que lo niegan todo, la tratan como una apestada. Entre los ricos y la cuñada de Fatmagül llegan a unas componendas de que casarla con un cuarto chico, no tan rico, que estaba presente pero no participó en la violación y que se llama Kerim (mi nuevo amor Engin Akyurek). Para taparlo todo, tienen que abandonar su pueblo y emigrar todos a Estambul. A todo esto, la pobre Fatmagül, calumniada por todos, que aceptan como cierta la historia de que es que ella engañaba a su novio, con el que se iba a casar en breve, con el chico con el que la casan, deja que la lleven y la traigan como una muerta en vida, hecha polvo, asqueada y a la vez rabiosa.

Ya en Estambul, la rabia, el asco, la decepción, la repulsión que siente Fatmagül no la dejan vivir, y aunque el chico, Kerim, muerto por la culpa de no haber intentado evitar que sus amigos la violaran, se enamora de ella, la chica no puede ni mirarle de la repugnancia que él le provoca. Solo cuando él, muerto de amor, decide ir a la policía y confesar todo, Fatmagül empieza a sanar, empieza a poder mirarse al espejo y a dejar de pensar que no quiere ser ni vivir como una víctima, acepta que ella no tuvo culpa ninguna, que no se merecía qué le pasó, que quiere Justicia. La decisión de defenderse de la injusticia cometida es el primer pasado para recuperar el respeto por sí misma. La decisión de Kerim hace también que Fatmagül empiece a respetarle y a mirarle con otros ojos.

Una vez hecha pública la situación, los ricos hacen todo tipo de guarradas para callarla, pero ella y Kerim siguen erre que erre en su empeño. Y abierta la caja de Pandora, sale a la palestra el tratamiento que los abusos sobre las mujeres tienen en la sociedad turca, la tolerancia, la ocultación, la tendencia a hacer recaer la culpa sobre las mujeres, la idea de que las mujeres que ya no son vírgenes son impuras y que un hombre no puede querer a una mujer “sucia”. Y no solo sale a la palestra, sino que se critica y se repite una y otra vez que las víctimas de las violaciones no deben agachar la cabeza, sino que deben denunciar y mirar a sus violadores, los culpables, a los ojos. Por encima de todo esto está el amor de Kerim, que ni por un segundo llega a pensar que ella sea menos porque otro hombres u hombres se han acostado con ella.

El camino de Fatmagül, incluso después de enamorarse de Kerim, para superar el trauma es muy largo, sin perjuicio de que, también por primera vez que yo recuerde, se asume que para una chica es difícil salir sola de esta situación y necesita la ayuda profesional de un psicólogo, y no solo ella, sino también él, porque cuando le hacen algo así a alguien a quien tu quieres, es la familia entera la que sufre un trauma.

La historia de amor, como ya también comentó en su día mi amiga Diana, es una historia preciosa en la que los dos protagonistas tienen que conocerse y a aceptarse, una historia de amor con altibajos y con dudas, de esas que se cuecen lentísimamente y en la que ves cómo, poco a poco, Fatmagül se va a acercando a Kerim, que al principio no puede ni rozarle la falda sin que a ella le den ganas de vomitar, para luego rozarle un dedo, retirarle el pelo de la cara, ponerle la mano en la cintura, y así gradualmente, sin que ella se aparte. Cada uno de estos roces es filmado como una nueva conquista de Kerim, y así se lo toma él, un prodigio de amor, de comprensión y de paciencia.

Entremedias pasan muchas cosas más, algunas de las cuáles he seguido (las menos) y otras que no y han caído víctimas del avance rápido.

A mi modo de ver, si esta novela tiene un defecto es que hacen excesivo hincapié en lo abyectos, desalmados y cobardes son dos de los violadores, que no son ni siquiera capaces de sentir culpa (el tercero sí que la sufre). Creo que esa idea de que los dos violadores y sus familias (con la excepción de la madre de uno) son malísimos vuelven a transmitir la idea de que el hombre que viola tiene, o bien que ser un loco o un psicópata, cuando eso no es necesariamente cierto. No voy a decir la imbecilidad de que todos los hombres son susceptibles de cometer violaciones, porque eso no es así, pero tampoco es cierto que los que violan sean solo cierto tipo de hombres, porque la tolerancia de las sociedades, la educación en la discriminación, el desprecio por las mujeres como individuos es un caldo de cultivo muy apropiado para que hombres que consideramos “normales” hagan esas cosas. Si ya están en grupo y encima borrachos, apaga y vámonos.

El final, que es feliz para Fatmagül porque se convierte en una mujer fuerte, capaz de vivir normalmente y de superar numerosos obstáculos, nos recuerda que, aunque en el caso de Fatmagül los culpables paguen, en Turquía (y en el mundo entero) queda mucho camino que recorrer y hay muchas mujeres que siguen sufriendo estos percances sin que nunca logren que se haga justicia.

REPARTO

Beren Saat como Fatmagül Ketenci/Ilgaz
Engin Akyürek como Kerim Ilgaz
Fırat Çelik como Mustafá Nalçalı
Murat Daltaban como Münir Telci
Buğra Gülsoy como Vural Namlı
Kaan Taşaner como Erdoğan Yaşaran
Engin Öztürk como Selim Yaşaran
Deniz Türkali como Perihan Yaşaran
Seda Güven como Meltem Alagöz
Esra Dermancıoğlu como Mukaddes Ketenci
Bülent Seyran como Rahmi Ketenci
Veda Yurtsever İpek como Ender Alagöz
Musa Uzunlar como Reşat Yaşaran
Sumru Yavrucuk como Meryem Aksoy (“Ebe Nine”)
Civan Canova como Kadir Pakalın
Serdar Gökhan como Fahrettin Ilgaz
Mehmet Uslu como Rıfat Yaşaran
Aziz Sarvan como Turaner Alagöz
Servet Pandur como Leman Namlı
Zühtü Erkan como Şemsi Namlı
Sacide Taşaner como Halide Nalçalı
Toygun Ateş como Emin Nalçalı
Gözde Kocaoğlu como Deniz Ilgaz
Deniz Baytaş como Hilmiye Yaşaran
Sevtap Özaltun como Asu(de) / Hacer Ovacik
Ata Yılmaz Önal como Murat Ketenci
Alper Saylik como Samin
Alper Kut como Ömer Akari
Emre Yetim como Emre
Nilay Kaya como Gaye
Clare Frost como Kristen Norton
Salih Zeki Yorulmaz como Galip, el maestro herrero

Comentarios

  1. Hola!!!! Me alegro que te haya encantado!!!! Yo la dejé, cuando me canse de lo LLLLLLLAAAAAAAAAARRRRRRRRRRRGGGGGGGGGGGAAAAAAAA que era… En general me pasa eso con las “turcas”, me hartan y las dejo de ver… ¿¿¿Qué “vuelteras” que son!!!!!!!

  2. Huy, le he echado un vistazo rápido… Qué señor, ¿no? Y la cosa parece de detalles romantiquísimos pero verosímiles…. No, no, no, no… no voy a entrar. A ver si acaban Misty y The Great Seducer y evito la tentación.

    • He puesto la foto con toda la intención, el maldito Engin está de relamerse, y el amor entre ellos sí que es romántico y lleno de detalles, aunque a mí me gusta más el romance de Kara Para Ask y el tío está igual de bueno…

  3. María Luisa dice:

    Esta novela la vi dos veces, la primera en su idioma original y en resumen, muy bonito porque la persona que los colgó se tomó la molestia de quitar lo que no aportaba nada. Luego, la vi entera, porque la empezaron a emitir por canal abierto acá en mi país, aunque no tanto todo, la empecé a ver casi cuando Kerim se entrega.

    En su momento, cuando me recomendaron que viera Fatmagul, me resistí por el tema de la violación, poque como bien dices, en ninguna novela se ha tratado debidamente el tema. En las novelas, aparte de la mentada Leonela, que a mi me parece de lo peor por lo que sabemos que ocurre al final, he visto que la mujer se avergüenza, lo oculta y lo deja pasar, y luego sin saber como, se cura del trauma sola, como si solo le hubieran dado un golpe, y el violador, actúa como si nada, como si hubiera matado una mosca.

    En cambio en Fatmagul, se observa, gracias a esa lentitud de la novela, el largo y dificil proceso de recuperación de un trauma semejante, lo quebrada que estaba Fatmagul, su drama físico y personal, sobre todo, lo triste que es verse abandonada por su novio, que en lugar de sentirse triste y enojado porque ella fue atacada, se sintió ofendido porque “estropearon algo de su propiedad”.

    En cuanto a los violadores, lo que me gusto es que no se la pasaron tan bien como los que he visto en las novelas latinas, donde, a los malos les va bien en toda la historia y solo pagan al final, y pagan por otras maldades no por la violación, acá, esos dos estaban conscientes de que hicieron mal, y llega un punto en que se arrepienten, no por que se han dado cuenta que dañaron a otra persona, sino porque se les destruyó la vida, a pesar de todas las marufias que cometieron para salvarse, no lograron que la sociedad no los rechazara y se sintieron acorralados, perdieron todo lo que tenían, y se convirtieron en fugitivos, es decir, de una y otra manera, nunca estuvieron tranquilos.

    Gracias por el comentario y me alegro que la hayas visto.

    • María Luisa, ¿dónde la viste en versión original? Yo la he buscado y solo encontré la versión doblada, que desmerece mucho.

  4. Yo de series turcas os recomiendo “Karadayi”, si no la habéis visto ¡es preciosa también!

  5. ay pero ahora como hacemos, porque Engin Akyurek es mi nuevo amor también jajajajaja me tiene maravillado con su ultima serie Hasta la muerte y bueno es la primera serie turca que veo, y vivo al filo del asiento por la trama y por el… Diossss que hombree y que buen actorrr de verdad que tiene una capacidad actoral y buenoo también su mirada enamora jajajajaj

  6. A mi me gustó bastante Fatmagul cuando la vi! salvo por el personaje de Mustafa que me saltaba casi todas sus escenas! los otros villanos me gustaron, no me pareció que fueran villanos malos de por si, sino que todo lo que hacían, lo hacían para cubrirse las espaldas del crimen cometido. Eso sí, cuando se salían con la suya me daba mucho coraje. No la pude ver entera de una vez, tuve que hacer un descanso a mitad de la novela, y ver otra cosa. Pero luego la retomé y la terminé. La historia de amor entre los protas es muy hermosa!

    El resumen subtitulado estaba en youtube, pero luego desapareció. Yo lo tengo guardado, si te interesa.

    Saludos!

Tu comentario