Go ahead Hunan Tv 2020

Esta es una historia china que tiene muchas lecturas dependiendo desde el ángulo que se enfoque. A groso modo es la historia coral de una familia por elección, no por obligación; pero ya les digo, dependiendo de cómo se mire; lecturas tiene bastantes: El abuso a la infancia, las enfermedades mentales, la sociedad dogmática, la mentalidad patriarcal… En fin unas cuantas, que después de esbozar de que se trata el drama, las expondré según las sentí.

Más o menos sobre el 2000 llegan a cierto barrio de una gran urbe china (que no es la capital) una familia nueva con una madre huraña, un niño apocado y triste y un padre que hace lo que puede por mantener un semblante de normalidad. De camino a su nuevo hogar los reciben un padre viudo y su hijita amorosa, vivaracha y alegre.

Como decía al barrio llegan nuevos: papá Ling He Ping, ‘mamáonstrua’ Chen Ting e hijito Ling Xiao. No sé en chino pero en español (a mí me suena ‘Linchao’ ¡sí! así con la elipsis de la D y todo) el nombre le quedó como anillo al dedo a este personaje; porque ¡caray hay gente que nace estrellada en vez de con estrella, y después está este chaval… Y a ellos los reciben cálidos y amorosos el viudo Li Hai Chao y su chiquilla Li Jianjian.

Los Li asisten estupefactos a peleas hirientes, violentas y constantes de los nuevos vecinos y su bondad logra abrirse paso entre tanto grito y tanto dolor y poco a poco se convierten en el oasis donde Ling Xiao y su padre encuentran solaz a tanta desventura.

Entre medias en el barrio viven unas cuantas viejitas metomentodo con almas de casamenteras; que entre averiguarse vida y milagros de todos los vecinos del barrio, están erre que erre obligando a papá Li a que acuda a citas con vistas a casarse en segunda vuelta. Ergo entra en escena He Zi Qiu de mano de su mamá, He Mei.

Jian Jian, Ling Xiao y Zi Qiu desarrollan vínculo de hermanos ante la ausencia materna de cada uno de ellos y el amor incondicional de papá Li y papá Ling. Y durante años demuestran que la familia que se escoge es fuerte, protectora, amorosa y feliz… Pero al cabo de un decenio aparecen en el horizonte unos nubarrones que vienen a anegar su remanso de paz y ponerlo todo patas arriba. A Zi Qiu se le aparece delante su papá biológico con ganas de ejercer de padre, y para conseguirlo no duda en usar mañas de ganster de medio pelo. Y a «Linchao» ya su familia materna empieza a hacerle la vida a cuadritos. Nueve años pasan antes de que todos vuelvan a reencontrarse. El uno vuelve de Inglaterra convertido en un pastelero y el otro vuelve de Singapur flamante dentista él. Me temo que ninguno optó por algo que les apasionara, sino por satisfacer los gustos y necesidades de la hermana chica (le apasiona el dulce y por ende tiene muy mala dentadura) Hermana que sí hizo lo que le dio la gana y hoy por hoy es una artista que hace tallas de madera, después de no dar palo al agua durante la época escolar. Ya con todos adultos sus historias empiezan a enredarse un tanto, con triángulos amorosos, amores no correspondidos, otros a mi modo de ver incomprensibles; todo esto aderezado con la buena cocina de papá Li y conversaciones sinceras muy sentidas ¡y eso que hay que hacer encaje de bolillos con la traducción del chino al inglés! (no sé si en español estuvieron más acertados los traductores)

Con este ‘hot pot’ (que viene siendo un cocido o puchero de aquellos que todos los pueblos tienen y que en China llaman así) tenemos, a saberse: Una madre abusadora que intentando librarse del remordimiento que siente por la muerte de su primera hija (dejó a los hijos encerrados mientras ella se fue a jugar mahjong, la niña se atragantó con una nuez y su hermanito no pudo salir para pedir ayuda), le echa la culpa al hijo y, canalla lo abandona. Tiempo después ella queda inválida y son sus tíos maternos los que le cargan más la culpa al chico, haciéndole que se quede a cuidar de ella; quien repentinamente, de no querer verlo ni en las curvas, ya no puede ni respirar si no lo tiene presente. Pues ahí está este joven maduro antes de tiempo, frágil, tomando pastillas para poder conciliar el sueño, luchando por no sucumbir, por asirse a lo que le da felicidad y no pudiendo porque le puede más el sentimiento de deuda que tiene para con su madre; y lo más triste de todo, es que no tuvo redención en los cuarenta capítulos. Ni siquiera cuando fue capaz de abrirse en canal delante de su papá biológico y expresar sus sentimientos; su papá se quedó mudo como un muro. O sea que tampoco le podemos echar la culpa al encargado de subtitular el drama de que él se quede ‘Linchao’ per sécula seculorum. Obviamente la madre que lo parió está como un cencerro; es déspota, narcisista y tóxica (en mi opinión tendría que haber terminado con sus huesos en un sanatorio, pero como buenos asiáticos, por los problemas mentales, pasan de puntillas; porque lo que no se aborda o encara, no existe) Pero su papá es un castrado, de verdad que no entendí su silencio. O sí, pero no me da la gana. Que la niña atragantada se muriera no fue culpa de un chiquillo que en la época no debía tener ni siete años. No se vale lastrarle la vida así a nadie.

Para ser jóvenes adultos Ling Xiao y Zi Qiu resultan muy chapados a la antigua, intentando dictaminar como Jian Jian tiene que actuar, cómo no puede andar con novio; cuándo la tienen que llevar al médico etc, etc, etc. Digo yo que reflejos de una sociedad de lo más patriarcal. ¡Jol! si es que hasta su primer sujetador/brassiere/corpiño se lo compra uno de ellos; y supongo que con el desparpajo que se gasta ella; no le importa que el otro ‘hermano’ le lave hasta las braguitas/calzones/pantaletas/pantis a mano y en barreño; porque una cosa que no conocen en este lugar y en esta familia peculiar de la China son los lindes personales. Y obviamente vuelve a reincidir el tema de que la mujer que es buena es rayana en lo boba; ahí las que tuvieron algo más de profundidad fueron las dos mamásonstruas ‘malvadas’ y eso que a una la pintaron un poquito mejor. A mi Jian Jian, Tang Can y Ming Yue me resultaron muy simples y unidimensionales.

Por cierto ambos actores Steven Shang y Song Wei Long me parecen versiones de carne y hueso de dibujos manga

demasiada perfección en niñitos que hace dos días estaban en plena pubertad. Que hasta la actriz que hace de ‘Naranjita’ es mayor que ambos… Por cierto ¿Qué son, cantantes de cpop? ¿existe cpop o con el kpop se apañan?

Comentarios

  1. María Luisa dice:

    Hola Maggie:
    Uff, que historia. He visto clips por allí y me han parecido algo divertidas, pero chinas son muy dificiles de conseguir en españos completas, o por lo menos yo no las consigo. Vi una, que esta en Netflix, Pon tu cabeza sobre mi hombre, muy bobita la historia, no pasa nada relevante, pero para pasar el rato estuvo bien. Estaba entre ver esa o una que se llama La princesa de la Triada, porque sale el chinito del reality Twogether, no sé si la has visto, sale el y el chico de Gu Family Book, Lee Seung Gi, al final me decidí por La de Pon tu cabeza en mi hombro. Luego intente con Vagabond, pero no logré engancharme y finalmente terminamos viendo con Monse «My Ajhussi», que la tienen en Netflix latinoamérica, y que belleza de drama, ahora estoy triste porque la acabo de terminar, tan humana, tan bien actuada, con diálogos que daban bien en el clavo. Me identifique en muchas cosas.

    Total, que ahora buscando que ver. A lo mejor logro encontrar esta historia en Viki, que allí como que he visto que hay varias chinas.

    Saludos amiga, y gracias por este nuevo comentario.

    • María Luisa dice:

      Que horror, varios errores de teclado, quise decir «español», «Pon mi cabeza sobre mi hombro» y «él». .

    • María Luisa! No me avisaron que habías comentado! (Venía a ver si se me ocurre que comentar de Flower of Evil y armarle una entrada) Mira, si sigues sin saber que ver, échale un vistazo a «Do you like Brahms?» Está muy bonita.

      De las chinas, yo solo he visto dos este año, las dos recomendaciones de Mariceli, esta y ‘You are my destiny’ que es la versión china de la original Taiwanesa que luego versionó Corea.

      El problema grande que tienen las chinas, es que los traductores dejan bastante que desear. Me encuentro teniendo que parar, solo para leer y después intentar entender viendo el contexto. Eso te va minando las ganas de seguir en ello. Aparte muchas veces quedan diálogos de pánfilos porque lo que dice uno no tiene nada que ver con lo que se está tratando.

      • María Luisa dice:

        Gracias por la recomendación Maggie. He leído comentarios muy buenos de Brahms, la buscaré para verla. A mí me pasa lo mismo con dramas que no son ni coreanas ni japonesas, los subs no son muy buenos y eso me echa para atrás. Una amiga esta recomendando lakorns y ya logré ver uno. Hace rato que no había visto un drama tailandes porque sus historias son súper machistas, pero esta, que la encontre en español por youtube, estuvo bastante bien. Son como culebrones venezolanos, pero la que ví me tuvo muy entretenida a pesar de que pensandolo bien, la trama era fácil de arreglar. Luego quise ver otras, pero solo las encuentro con subs en inglés.

        Espero con ansias leer tu comentario de Flower of Evil, que he leído comentarios muy buenos y quiero ver a Jun Ki otra vez, solo que Monse esta buscando donde descargarla para verla. Espero no tardar mucho y así leer tu comentario.

        Saludos.

  2. a mi esta historia me encantó! el mejor cdrama del año, para mi los dramas chinos me entretienen mucho, algunos más que otros pero les estoy echando el ojo a varios. En esta es que acabe enamorada de los tres, son un amor, y es un drama muy humano con muchas enseñanzas. Recomendable!
    La de destiny también la vi y me gustó mucho a pesar del gran cariño que le tengo a la versión coreana.
    Gracias por la reseña ♥

Responder a María Luisa Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.