“Good Doctor” – KBS2 (2013)

Good Doctor

RESUMEN

Park Shi Ohn es un joven con autismo, quien tiene mentalidad de un niño de 10 años de edad, supera los prejuicios y la discriminación por parte de la sociedad y se convierte en un pediatra mediante la utilización de sus capacidades excepcionales que la enfermedad conlleva.

Resumen extraído de Wiki Drama

20 capítulos

NUESTRO COMENTARIO

Recuerdo hace años, cuando empezaron a emitir en España la serie “Hospital Central”, supuestamente a imitación (cutre) de la serie norteamericana “Urgencias” (“ER” es como se llama por el mundo). Recuerdo que, ya entonces, por encima de lo que me divirtiera lo borde que era el personaje de Vilches, pensaba que ese hospital ni la atención que le prestaban a los pacientes tenía ni el más remoto parecido con ninguno que yo huviera visto en este país, y la serie en general me parecía un cuento chino.

Y eso es lo que he sentido mientras veía “Good Doctor” donde, más allá que creo que Joo Won, y no sólo él, ha dado aquí un recital de buen actor, y más allá de que me he entretenido viéndola, y más allá de que Moon Chae Won me parece una buena actriz y una chica monísima (aunque no sé qué le pasaba aquí, que estaba más feíta), más allá de que creo que Joo Sang Wook es un hombre que está para mojar pan, más allá de todas estas cosas, este drama me ha parecido un cuento chino.

En “Hospital Central” todo el tema era increible, en parte porque, sean como sean los médicos en los hospitales reales, y aunque te traten de forma profesional, la atención que le prestan a la gente es escasa, por presupuesto, por prisas o por lo que demonios sea, que tampoco este es un sitio para analizar los males de la Seguridad Social. Dijeran lo que dijeran en esa serie, en España los médicos visitan a los pacientes una vez al día, durante unos minutos, y el resto del tiempo nadie da la más mínima información. Los médicos, cuando son amables que no siempre lo son, te dan la menor información que pueden para cubrise las espaldas y diga lo que diga la normativa sobre derechos de los pacientes, y lo que todos recordamos de los hospitales es una burocracia agobiante, nada que ver con esos médicos de la ficción que conocen la historia y milagros de cada enfermo y de sus familias. Y por no hablar del tono “campechano”, remedo del interés y de la cercanía, que adopta todo el mundo para dirigirse a los pacientes, aunque sean ancianos, a los que tutean como si, por ser viejos fueran imbéciles o niños pequeños.

En el otro lado del espectro, por alguna razón, en los dramas médicos coreanos nos presentan que los hospitales son un panal de avispas con profesionales que, en un porcentaje sorprendente, son gente asquerosa, con más ganas de medrar que de ejercer. Pero si los médicos son en su mayoría repugnantes, los pacientes son ya la pera limonera de la gentuza. Siempre me pregunto quién querría ser médico para salvar a esa gente, qué tipo de vocación tienen que tener esos médicos para amar a este tipo de humanidad detestable.

Este drama va de las aventuras y desventuras de un chico con un tipo de autismo que denominan “Síndrome del sabio” (savant en inglés), que son esas personas que tienen problemas para relacionarse con el mundo pero que tienen una memoria prodigiosa. Nuestro “savant” se llama Park Shi On, y por razones de su historia familiar quiere ser cirujano infantil. Shi On tiene ahora un autismo leve, gracias a la ayuda que le ha prestado un médico, director ahora del mejor hospital de Corea, el hospital universitario Sun Won, que le recogió cuando le abandonaron sus padres, le ha cuidado, enseñado y protegido como un padre. Aunque Shi On ha aprobado todos los exámenes, por razones burocráticas le han retirado el título hasta que un médico certifique que está preparado para ejercer, y nuestro Director, el Doctor Choi, un hombre buenísimo, se la juega y ofrece su puesto a cambio de que dejen ejercer a Shi On en el hospital y así pueda demostrar lo que vale.

Pero en el superhospital universitario Sung Won encontramos este aspecto más de lo mismo que hablábamos antes, un politiqueo asqueroso en el que los enemigos del Director están empeñados en que Shi On fracase para poder echarlos a los dos, con el añadido de que aquí, hasta la gente buena empieza siendo no sólo desagradable, que parece que va de suyo, sino ignorante. No se pueden imaginar qué trato le dan a Shi On desde el momento uno, ignorando todo lo que tiene que decir, dándole un grito tras otro, como si esos médicos, en vez de en una universidad, hubieran estudiado la carrera con los mensajes que ponen en la parte de atrás de las cajas de los cornflakes. ¡Qué ignorancia más arrogante y soberbia!¡Qué falta de humanidad!¡Qué mentes científicas más cerradas a todo lo que no sea lo convencional!¡Qué gente, por dios, del primero al último!

La única que se salva de la quema es la Doctora Cha Yoon Seo, nuestra Moon, que se hace responsable de él, y le guía, y le enseña y le trata exactamente igual que a los demás, o sea, no bien, sino normal, le grita cuando le tiene que gritar, o mejor dicho, le grita cuando tiene que gritarle y cuando no, igual que a los otros, pero le explica en qué cree que él se equivoca, y en general le consuela y le defiende, y saca la cara por él. No es de extrañar que Shi On se enamore de ella.

En el departamento de cirugía pediátrica donde trabaja Shi On, el que “parte el bacalao” es el doctor Kim Do Han, Joo Sang Wook, un médico brillante, buena gente aunque con un carácter como el papel de lija. Do Han es no sólo un médico extraordinario, sino una persona recta y justa, con sincero interés por los pacientes y por sus alumnos, pero le salta el click con Shi On porque él tenía un hermano con una discapacidad y él se empeñó en que le dejaran tener una vida normal, con el resultado de que el hermano tuvo un accidente y murió. Desde entonces defiende que la gente con algún tipo de discapacidad tiene que llevar una vida limitada por la discapacidad y ni siquiera intentar llevar una vida “normal” (sea lo que sea lo que quiere decir eso). Total que, a pesar de que el Director Choi, a quien Do Han admira y quiere, le pide el favor, Do Han trata a Shi On peor que los perros, a patada limpia, supuestamente por su bien.

La historia política del hospital va de que en la actualidad el hospital está dirigido por una fundación, o sea, el hospital es una entidad sin ánimo de lucro, pero un tío quiere comprarlo para convertirlo en un sitio para ganar dinero. O sea, se plantea aquí el mismo dilema que tenemos ahora en España sobre la privatización de los hospitales, si la sanidad debe ser una actividad lucrativa, lo que lleva aparejado dos cosas: que el que no pueda pagarlo no podrá acceder a ella y que aquellas actividades que no den dinero no se harán, o si la sanidad es otra cosa.

La historia médica es una sucesión de casos que sirven para recalcar el camino de Shi On hacia la madurez e integración en la sociedad.

Yo creo que el problema que este drama ha tenido para mí es lo exagerado que es todo, desde el increible trato que le dan a Shi On cuando llega al hospital, que es increible desde todos los puntos de vista, pasando por lo increíblemente indefensos e inútiles que son el Director Choi y la Presidente de la fundación que controla el hospital, que ante cualquier contratiempo, que les coge siempre desprevenidos, como no podía ser menos, lo único que saben hacer es abrir mucho los ojos; la madre de Shi On, que no tiene sangre en las venas y, por no tener, no tiene ni instinto de supervivencia. Incluso el hecho de que Shi On lo entienda todo y lo único que tenga “raro” es cómo habla y cómo anda.

En casi la mitad del drama, los personajes son estereotipados y un poco de plástico, los personajes y también el noviazgo de Do Han con Chae Kyung. Chae Kyung es la hija del antiguo Presidente de la fundación, e hijastra de la Presidente actual, a la que odia hasta la irracionalidad porque se casó con su padre (o eso parece, porque no lo explican muy bien). Chae Kyung, una chica simpática por otra parte, odia al Director Choi también porque no se opuso al matrimonio ¡¡¡¡!!!!. Sólo parece tener ese motivo, e incluso nos dicen que, antes de la boda, ella adoraba a la Presidente, pero lo del matrimonio le debió parecer una aberración. Teniendo en cuento que Chae Kyung tiene unos 30 años, ya viene siendo hora de que se le pase el perrenque y reflexione. Por puro odio se propone derrocar a la Presidente y al Director Choi, para lo cual se alía con el que quiere convertir el hospital en un negociete, sin reflexionar ni un segundo si con eso se carga el legado de su propio padre, algo de lo que sólo se da cuenta después, cuando se entera de otro cuentito igualmente idiota, que el ambicioso ricacho que quiere comprar el hospital era el enemigo del padre. Para colmo de la irracionalidad, más en un ambiente médico, nos dicen que el padre se murió de un cancer de hígado, pero le achacan al malo ser el culpable de la enfermedad, porque todos sabemos que está científicamente demostrado que la mala voluntad de la gente es lo que causa el cáncer. Chae Kyung se vuelve buena por eso, porque el malo “mató a su padre”. Alucinante la tontería.

Pues bien, Chae Kyung y Do Han son novios, no se sabe por qué pero lo son. No se sabe por qué al menos por parte de Do Han, que es un cardo borriquero. Do Han parece que se lleva mucho mejor con su alumna Cha Yoon Seo (la Moon), se ríe mucho más con ella, le hace más gracia, es más cariñoso con ella y, desde luego, tienen más escenas juntos. Sobre la mitad del drama nos despistan un poco con varias escenas en las que parece que va a haber tema entre Do Han y Yoon Seo, como si los escritores no supieran muy bien con quién emparejarlos, pero al final optan porque cada oveja se quede con su pareja.

La historia de amor central, la de Shi On y Yeon Soo (porque si la historia de Do Han y Chae Kyung es de amor yo soy una monja franciscana) no sé si es creible o no, porque cuando una ve a algunos matrimonios de la vida real se da cuenta de que los motivos para enamorarse son insondables en muchos casos, pero…¡Joo Won es tan mono! En algunos casos Yeon Soo trata a Shi On más como una madre que como una novia, cosa que al menos a mí no me suele resultar atractiva, pero él está, tan, pero tan enamorado…¡y es que es tan mono aunque ande y hable como un dibujo animado!. La cara que pone cuando la ve con la coleta y piensa que se ha arrepentido de quererle es como para darle un mordisco…¡es que es taaan mono! (Creo que eso ya lo había dicho).

Do Han, por tanto, se queda con el premio de consolación de Chae Kyung, que no logro entender qué manía tienen los guionistas coreanos de no organizarle a Joo Sang Wook, con lo “regüeno” que está, un romance como dios manda, porque sus historias de amor son, cuando son, descafeinadas.

Pero en este drama no sólo los personajes son un poco de “¡anda ya!”, también algunas de las situaciones son de esas de levantar las cejas, desde cómo reaccionan los médicos cuando los “seguratas” (el personal de seguridad del Hospital) tratan de “reducir a la “niña salvaje” Eun Ok. Que en esa situación, un grupo de médicos, que saben que la niña no entiende nada y que está asustada se limiten a mirar mientras los tíos esos, bastante bestias como la mayoría, la aterrorizan no me lo creo ni aunque me paguen por creérmelo. Por las mismas, la manera en que reaccionan todos cuando Shi On interviene haciendo lo que deberían haber hecho ellos, regañándole a grito pelado, es una de esas cosas que son tan forzadas para producir un conflicto que, al menos en mi caso, producen el efecto contrario al deseado. En vez de angustiarme con un ¡ay qué crisis tan terrible! me exasperan.

Otras ocasiones son también de cartón piedra, de cartón piedra sensiblera, desde un caso en que no sé qué tontuna le pasa a una niña y la madre quiere llamar a los periodistas, que me mondo yo de que los periodistas acudan porque una madre acusa a un médico de que a la niña se le ha desconectado el suero, hasta el caso en que casi dan de alta a un niño que oculta que le duele la tripa porque se quiere ir a su casa y Shi On prefiere acusarse a sí mismo y pedir perdón antes de decir que el niño estaba mintiendo, ¡anda ya!, pasando por una madre que le pregunta a Shi On que “por qué habla raro” ¿Ustedes conocen a mucha gente así de maleducada? que digo yo que seguro que hay muchas ¿pero es que todas tienen que estar en ese hospital? ¡anda yaaaa!

En general, en este drama las crisis están más rodadas. ¿No se fijaron en que cada vez que pasa algo se ve a todo el mundo parado mirando sin hacer además de acudir a ayudar? Hay una escena en la que Shi On se desmaya en la que al menos deberían haber puesto a los médicos haciendo además de ir a socorrerle antes de que se estrelle contra el suelo, en vez de mirarle cómo se marea hasta que se cae. Sin embargo en los quirófanos van de crisis en crisis, y los médicos están siempre nerviosísimos y reaccionan fatal en las crisis, cuando en los quirófanos deben ocurrir contratiempos a montones y la gente no se debe hablar a gritos, vamos creo yo.


LO MEJOR

A pesar de la crítica, este drama tiene muchas cosas buenas, empezando por la interpretación de Joo Won, que no descompone la expresión ni por un segundo. Lo difícil de esta interpretación, desde mi punto de vista que ya saben que entiendo de esto más bien poco, es que no se limita a hacer muchos gestos, sino que el personaje evoluciona y madura ante nuestros ojos. O sea, su interpretación no se basa únicamente en hacer “gestos raros” algo que supongo que es fácil para cualquier actor, sino que poco a poco esos gestos se suavizan, y eso creo que tiene que ser difícil: el ser raro pero menos. El chico ha debido acabar con unas agujetas en los hombros de las que hacen época, de llevarlos encogidos todo el tiempo.

No sólo Joo Won está estupendo. Hay que destacar la interpretación de dos niños que no lo pueden hace mejor, el niño Choi Ro Woon, que hace de Shi On de pequeño. Teniendo en cuenta que el niño tiene 6 años, es de nota lo bien lo que lo hace. La segunda es la niña que hace de Eun Ok, que no lo puede hacer mejor. Me pregunto qué les echan a las lágrimas para que brillen de esa manera.

La relación de Shi On con Yoon Seo es muy tierna y los dos son monísimos. Moon Chae Won, como he dicho más arriba, está un poco más feíta y tiene un poco cara de galleta maría, pero el personaje de Yoon Seo, tan gritona, tan natural y tan tierna, lo hace tan bien como todos.

El hecho de que al menos le dediquen un ratejo a explorar el hecho de que a todo el mundo le va a parecer que forman una pareja rarísima también es un buen punto. Intentar hacernos creer que a todos les va a parecer lo más natural habría sido un error.

Los casos, al tratarse de casos con niños, se ven con agrado, y el camino de Shi On, de autosuperación es emocionante, aunque emocione en un plano un poco superficial y de lagrimilla fácil.

La relación que se establece entre Do Han y Shi On desde el momento en que el primero ampara al segundo bajo su ala, cómo le defiende, a lo bruto claro, pero de una manera protectora y tierna. Vaya dos.

La escena en la que se aparece el fantasma del hermano, que por cierto era el actor que hacía de rey en “Faith“, mucho más guapete sin el moño.

Que no se me olvide decir que me encanta el actor que hace de Doctor Han. A este chico, Kim Young Kwang, la había visto haciendo un papel secundario en “Love Rain” y, desde luego, deseé entonces que se queda con la chica en vez de Jang Geun Suk. ¡qué pena, tantos protagonistas posibles para tan pocos dramas!

Hay una escena en la que descubrimos que el buenísimo enfermero Jo, más bueno que el pan, es un antiguo jefe mafioso. Sus secuaces le encuentran por unas fotos del periódico en el que salen Do Han, el enfermero Jo y Shi On porque han impedido un crimen. Las tres fotos son de mondarse, de esas de carnet, y los tres actores sale con unas caras que estoy segura que se han mondado haciéndose esas fotos tan malas. En particular la cara se Joo Won, no sé cómo pudo contener la risa al verse así, con cara de lenguado.

La escena final en la que Shi On está regañando a un nuevo médico, representado por el actor Park Ki Woong, el compañero de Joo Won en Gaksital. Creo que se hicieron muy amigos allí, así que ¡bienvenido Shunji!

LO PEOR

¡Jobar con el tamaño de la cabeza del padre de Shi On! Tiene una cabeza de buque que es una exageración. Al señor le deberían haber cogido para hacer el personaje con hidrocefalia en vez de al niño. ¡qué melón, qué torrado!

Ya sé que no era el tema de este drama, pero el hecho de que todo el mundo le diga a Shi On que “aproveche el tiempo que le queda con su padre”, con ese padre, y que a todo el mundo le parezca lo más natural que la madre se lo lleve a su casa y que le perdone, aunque el tío muere literalmente con la mano levantada para pegar, me parece un mensaje peligrosísimo y una tolerancia con el maltrato de lo más dañino.

REPARTO

Joo Won como Park Shi Ohn
Choi Ro Woon como Shi Ohn (Niño)
Moon Chae Won como Cha Yoon Seo
Joo Sang Wook como Kim Do Han
Kim Min Seo como Yoo Chae Kyung

Hospital Universitario Sung Won

Altos Funcionarios

Chun Ho Jin como Choi Woo Suk (Director)
Kwak Do Won como Kang Hyun Tae (Vice Director)
Nah Young Hee como Lee Yeo Won
Jo Hee Bong como Go Chung Man
Lee Ki Yeol como Lee Hyuk Pil
Jung Man Shik como Kim Jae Joon
Kim Chang Wan como Presidente Jung

Doctores del Departamento de Cirugía Pediátrica

Kim Young Kwang como Han Sang Wook
Yoon Park como Woo Il Kyu
Yoon Bong Gil como Hong Kil Nam
Wang Ji Won como Kim Seon Joo

División de Enfermería

Go Chang Suk como Jo Jeong Mi
Jin Kyung como Nam Joo Yeon
Lee Ah Rin como Lee Ga Kyung
Ha Kyu Won como Hye Jin

Sala Infantil

Kim Hyun Soo como In Hae
Uhm Hyun Kyung como Enfermera sala de cirugía pediátrica

Cuarteto de la Sala Infantil

Anh Sung Hoon (안성훈) como Lee Woo Ram
Yoo Je Gun como Park Ho Suk
Lee Jang Kyung (이장경) como Kim Ye Eun
Oh Eun Chan como Cha Dong Jin

Otros Pacientes de la sala Infantil

Yoo Hae Jung como Eun Ok
Jung Yoon Suk como Kyu Hyun

Familia Park Shi Ohn

Jung Ho Geun como Park Chun Sung (Padre de Shi Ohn)
Yoon Yoo Sun como Oh Kyung Joo (Madre de Shi Ohn)

Otros

Seo Hyun Chul (서현철) como Byung Soo
Jun Joon Hyuk como child Park Shi Duk (hermano mayor de Shi Ohn)
Kim Sun Hwa como Tía de Eun Ok
Ban Min Jung como Madre de Kyu Hyun
Kwak Ji Min como Lee Soo Jin
Moon Hee Kyung como Señora Jang (Suegra de Lee Soo Jin)

Participación Especial

Ryu Duk Hwan como Park Shi Duk (Adulto) – una figura misteriosa que alienta Si Ohn (Ep10)
Seo Kang Joon como one of the punks who wants to beat Shi Ohn (Ep12)
In Gyo Jin como Esposo de Lee Soo Jin (Ep12)
Yoo Jae Myung (유재명) como Asesino (Ep15)
Kim Young Hee como El personal del restaurante familiar (Ep17)
Gong Jung Hwan como Profesor del Departamento de Neurocirugía (Ep17)
Park Ki Woong como Woong Ki (Ep20)

Comentarios

  1. Maggie Bee dice:

    Jejeje Me gustó este comentario, salvo en lo de la galleta María, a mi no me pareció feita la Moon aquí.

    1º y antes que se me olvide Kim Young Kwang me hizo partir de risa en ese Happy together donde fueron con Sangwook y Joowon. Kim Young Kwang parece ser más largo que un día sin pan (o sin arepa) y cuando le toca grabar con gente diminuta al pobre lo obligan a abrirse de piernas cual gimnasta rusa al uso, casi casi que para quedar a la altura de su compañero/a, el culo le llega al suelo.

    A mi, al principio del drama me pareció que era todo el plantel que arropaba al doctor Palipali los que tenían síndrome de puercoespín agudo, y que al doctor Pali pali no le quedó de otra que meterlos a todos en cintura y obligarlos a ser más sociables y menos gritones. Dohan el primero, y me alucinó ver su metamorfosis. También me encantó cuando la puercoespín ejecutiva guardó sus púillas, vio a Pali pali como lo vimos todas, y se lo llevó de compras…me pareció de lo más tierno. En fin, luego vuelvo y me desahogo más a gusto.

  2. Bueno, yo como tú, que por más que digas que Joo Won es muy mono, por más que me paguen, no te creo.

    A mi me gustó mucho este drama porque me emocionó, me llegó al corazón por sus personajes, sobre todo el de Park Shi On. Creo que es un intento de concienciar a las personas que todavía ven a discapacitados como personas raras que no pueden aportar nada a la sociedad. Allí en Corea creo que la sociedad de discapacitados le dio una distinción al guionista del drama, así que me imagino que para ellos fue importante y sirvió de algo.

    No era un drama médico al uso y ahí sí que hay muchas cosas que pasaban dentro del hospital que no me creo. No me creo que a niños enfermos los dejen solos corretear por el hospital, jugar sin vigilancia y menos salir del hospital sin permiso, coger un taxi, ir a donde sea, volver y aquí no ha pasado nada. Pero bueno, que creo que el tema iba por otro lado… Joo Won magnífico, me imagino que le darán el daesang los de la kbs este año. Los netizens lo pidieron. Chae Won como siempre guapísima y haciendo un gran personaje. Joo Sang Wook también muy bien, me gustaron mucho las escenas al final cuando ayuda a Shi On y lo termina defendiendo a muerte. El romance con la chica que le pusieron sí que no me lo creí demasiado. El médico altote también me gustó mucho, creo que el actor también salía en Gaksital o en alguna otra que he visto, no sé. En fin, que yo lo disfruté mucho 🙂

    • No, si a mí Joo Won me parece físicamente monísimo, sólo que en persona me parece un poco blandorro. Y es más, me parece monísimo, pero no “el más monísimo2. Hay otros que me gustan físicamente más, aunque admito que, como actor, el chaval es todo terreno.

      • El caso es que por todo lo dicho anteriormente no creo muchas de las excusas que pones para explicar porqué no te gustó el drama. Ya sabíamos desde el principio por qué no te iba a gustar. 🙂 Evidentemente, el drama no pretende explicar el funcionamiento de los hospitales ni la realidad de la profesión médica.

        • A ver, es un drama, no es un documental del funcionamiento de un hospital. De la misma manera que en otras series si las empresas se llevasen así…
          Pero te deja con un buen sabor de boca y una sonrisilla de “que majicos”. Y al fin y al cabo es lo que importa y lo que buscamos en un drama.
          Y en momentos de crisis, si hay quien grita en un Hospital.

          • Un buen sabor de boca y una agradable sensación… siempre que no busques un protagonista atractivísimo, macho alpha con el que se te caigan las bragas jeje 😉

          • Hombre, no era el protagonista pero… ese Joo Sang Wook… si que debe dejar un buen sabor de boca 😉 😉 😉

  3. Ah, se me olvidó, que me reí mucho con el cameo final de Park Ki Woong. Además, que no se rompieron mucho la cabeza para ponerle un nombre jeje Recuerdo que ese día estaban los dos tuiteándose como locos aunque yo no sabía por qué y como tampoco los entiendo…

  4. ayyy este drama lo tengo por la mitad, a ver si hago el hueco para terminarlo porque lo que he visto me ha gustado mucho.

  5. Bueno, que Joon Woo es muy mono, está claro, y el personaje es un amor ¿me enamoraría? No sé, pero si destaco toda la evolución de los distintos personajes (excepto el padre que es un cafre hasta el final). Hasta la “mala”, que no lo es tanto, cae bajo el hechizo Shion.
    El doctor “jefe” también tuvo una evolución, más que una evolución, una reconciliación con su pasado y con lo sucedido con su hermano y gracias a Shion pudo pasar página. Su romance era cuando menos frío y se notaba que ella sufría, pero no entiendo porque ese afán de enseñarle a el que no le importaba, que no le dolía que la dejara plantada, su indiferencia. Chica, pelea, haz que te vea. No digo que le reclame cada dos por tres en plan novia plasta de novela coreana (jejejeje) pero un poco de “chatico ponte las pilas y fijate un poco más en mí que aquí estoy” no hubiera estado de más, el chico lo merecía 😉 . Al final una petición de matrimonio de lo más sosaina.

    • Claro, yo quizás tampoco me enamoraría de Forrest Gump, pero eso no quita que me haya encantado el personaje, o que él como personaje logre ser un héroe y tenga su particular historia de amor.

      Y sí, estoy de acuerdo contigo que la relación de los otros dos era un poco fría aunque la chiquilla es verdad que nunca me llega a caer muy mal y la salidita con Shi On de compras fue muy tierna.

      🙂

      • A mí me gusto mucho el drama, y me encantó la evolución de Shion también a la hora de amar, me gustó mucho cuando dijo que pensaba que el amor era el mejor anestésico pero que se daba cuenta que era doloroso, tenía una idea muy de libro de cuento sobre el amor, y se da cuenta que en el amor que aguantar, luchar por él y que aunque no es todo color rosa merece la pena.

  6. Good Doctor, me encantó !!! Me volví adicta a él. Desde el 1er capítulo, desde la escena en los rieles del tren, me dio esa sensación que nunca puedo explicar. Suelo describirlo cómo que me llegó al alma. Lloré en todos los episodios y no necesariamente pq las escenas fueran trágicas. Es que eran conmovedoras, enternecedoras, de aprendizaje y me llegaban al alma. También reí y disfruté.
    Un drama con grandes actuaciones desde primarios hasta secundarios. Y con un gran mensaje.
    Lo más que gustó:
    * Cómo los personajes evolucionan. La mayoría gracias al Dr Pali, Pali
    * Las actuaciones de los prota. Excelentes como siempre, ese par.
    * Las historias de los niños.
    * El que la prota no fuera la típica tonta.
    * Lo bueno que está Do Han
    * Lo mono que es Sang Wook
    La trama tiene sus absurdos, pero no arruina el drama, pq los puntos buenos son muy fuertes. Y pq en doramalandia que no es absurdo? En conclusión, yo recomiendo Good Doctor !!!

    PD: También me di cuenta que Moon tenía la cara más redondita.

  7. María Luisa dice:

    Hola Marta, gracias por este nuevo comentario. Bueno, yo me declaro admiradora de este drama, a mí me gustó muchísimo. Sin duda que Good Doctor tuvo sus más y sus menos, como todos los dramas, pero yo me quedó con sus más, que son lo buen actor que es Joo Won interpretando a un chico, que a pesar de sus dificultades salió adelante. Ignoro si la enfermedad es tal cual la interpreto Joo Won, pero me agrada que se haya atrevido con un personaje que no es el típico galán de dramas o novelas. Qué quieren que les diga, a mi Joo Won me encanta en todos los personajes que ha hecho, y ha hecho personajes que me han dejado babeando, aquí lo que me inspiro fue mucha ternura, en cambio en otros personajes, las sensaciones han sido otras. (Suspiros y babas jajajaja). También me gusto el personaje de Moon Chae Won, me pareció muy simpática y protectora, se preocupaba por Shi On y lo quiso tal como era. No era tonta y tenía una posición mayor al resto de doctores, por lo que se daba a respetar. También el doctor Do Han, él sí que hacía al típico galán de drama, pues era guapo y de mal carácter. Al principio me fastidiaba la forma tan inhumana que trataba a Shi On, luego nos muestran que tuvo un trauma con su hermano que también tenía una condición similar, pero de todos modos para mí no era justificación, luego poco a poco también se fue acercando a al chico y al final terminaron con una relación hermano mayor y hermano menor que me gustaba igual que la relación que tenía SO y Yoon Seo. Nota muy especial los dos niños, sobre todo el que hacía de SO, que niños tan preciosos y buenos actores que supieron transmitir todo tipo de sentimientos con mucha naturalidad, sin duda los dos estarán en mi lista de personajes de niños y actores niños que me han gustado.

    Igual que a ti no me gusto el padre y tampoco me gusto la madre. Par de padres aberrantes. Tampoco los pacientes maleducados y demandantes, pero no sé si es apreciación mía, pero de los pocos dramas médicos que he visto, como que aquí se dio menos esa clase de pacientes, se dio, pero no lo sentí tan intenso como en los otros dramas. Por último, espero de corazón que la sociedad coreana no sea tan extrema en el trato a las personas que tienen problemas físicos, no es el primer drama donde la gente trata de una manera tan horrible a las personas enfermas o con una deficiencia física, eso es injustificable, como digo, ojalá estén exagerando para ponerle más dramática la situación a los protagonistas y que el drama haya servido para sensibilizar a esa parte de la sociedad que tiene esas actitudes indeseables.

    Saludos.

  8. El otro día vi la peli Miracle in cell no.7 en donde el protagonista es retrasado mental (yo debo ser fan de este tipo de pelis), pues si Joo Won está magnífico aquí, lo del actor de esta peli, que creo que es el que hacía de gay en Personal Taste, es para quitarse el sombrero. Una ternurita (bueno, yo es que soy de lágrima fácil) aunque le metan bastante “fantasía” a la película. 🙂

  9. Este drama me gusto mucho, la evolución del Dr Pali pali como bien le dice Isabel, hasta el guapurro de Joo Sang Wook. Ver un drama de un discapacitado y como se supera siempre es bueno. Me encanto como Moon lo trata desde el principio y como el se va auto-controlando a medida que el personaje evoluciona. Estoy de acuerdo en que algunas situaciones en el hospital eran completamente inverosímiles, pero como dijo Yoo, estoy era un drama medico, era la historia sobre como un discapacitado nos enseña a nosotros a ver mas a allá de las limitaciones. Varias veces llore por las situaciones y muchas otras reí de puro gozo. El asunto del romance ehhh no me lo creí mucho. Ella parecía su hermana mayor, su tutora, el segundo romance Joo Sang Wook con Kim Min Seo que sosera por Dios, como se desperdicia a un hombre así!!! El doctor grandote, Kim Young Kwang, que ternura para comérselo! La obra de teatro de Peter Pan, un gozo,.. Y para los que tienen duda, el síndrome de Savant no es exactamente como lo presentan en la novela, si tienen una memoria prodigiosa, pueden memorizar una gran cantidad de información pero tienen dificultad al momento de poner en practica lo aprendido. Es como tener la información pero no saber que hacer con ella. Claro en todas las historias nos idealizan las situaciones, queda de nosotros como interpretar lo que los escritores no quisieron decir, el cielo es el limite! ALTAMENTE RECOMENDADA

    • Ay si por Dios, la obra fue memorable!!! no se como no la mencionan en la reseña si fue una de las escenas mas alucinantes de la historia… con el profesor de Capitan Garfio (mi dios jamas vi un garfio tan buenisimo diganme donde consigo uno igual asi como para dejarte el ojo cuadrado), el doctor pali pali como un peter pan tierno dulce y tan diferente al clasico y mencion honrosa del enfermero tinker bell (ay dios como me rei!!!) y el jefe de pediatria como la sirenita (si con tinker bell me rei con este me orine, literalmente, que genial!!).
      Bueno con todo yo tambien ame este dorama y me encanto la evolucion de Shi On y el romance tierno que se construye con la doctora Cha… adorables los dos… y el profesor con la despintada de la gerente que parejita por dios, como lei por ahi, que tonta esta mujer como no aprovecho tremendo hombre!!! jajajja y la escena en que la doctorita sueña o idealiza una escena con un Shi On, digamos, ejem, normal, woww que lindos se veian y el actor que para mi es nuevo en este mundo de doramas buenisimo en convencer al espectador si parecia alguien absolutamente distinto del verdero Shi On. Lindo aunque no guapo lo que mas me gusto de el fue su mirada perdida con ojitos soñadores, su boca y sus manos (que manotas!! jeje) sobretodo al final cuando se las calienta a la doctora Cha.. absolutamente tiernos.
      En fin me ha encantado Good Doctor yo le pongo 9/10

  10. por fin la terminé de ver y me ha gustado mucho. Eso si después de cada capítulo no paraba de decir pali pali.
    Un drama muy humano, yo la verdad que lo pase mal en algunas escenas, sobre todo cuando salia el niño bebe al principio, uff se me encogía el corazón.
    Sion hace de un personaje muy dulce, y Chae Won esplendida como siempre. El doctor jefe, buenísimo, yo nunca pude odiarle y no se porque jajaja, a la que odie fue a la novia, y no porque fuera un personaje muy malo sino porque se queda con el buenorro del doctor.
    La relación de Sion con In Hye muy bonita, y el doctor altísimo un dulce también.
    Pues hay cosas creíbles y otras no tanto, porque en la vida real una persona con el síndrome de savant dudo que pueda llegar a ser cirujano.
    Igualmente es un drama muy bonito de ver, con un final feliz, y que te deja con una sonrisa en la boca a veces y otras con el corazón encogido.
    Ala, pues ya pase a la bandera roja en dramalist ( bueno creo que más bien naranja jeje)

    • Eso es por lo que este drama me gustó mucho. Pq es un drama bien humano. Por eso disfruté tanto de Boku No Ita Jikan. Pq son dramas que llegan al corazón y nos dejan una lección de vida, sin llegar a ser trágicos.

  11. Fue mi primer dorama,así,que me encantó

  12. COMENTARIO BORRADO POR EL ADMINISTRADOR

    • Un aporte muy constructivo el tuyo.

    • Zau, yo me estaba mordiendo la lengua… Mira que es raro que caiga por aquí gente faltona, ¿verdad? Creo que, en general, antes de opinar, quien es medianamente normal se da una vuelta y percibe el tono amable, inteligente y divertido de esta casa que nos abren Marta y Maggie… Y, después, si sigue teniendo ganas de “gritar”, se va por donde ha llegado porque no es el sitio… Anda que no hay lugares en internet donde sentirse realmente cómodo en el insulto… En fin.

      • No he podido evitarlo, mira que se puede discrepar y tener opiniones distintas, pero el insulto por el insulto… Eso desentona mucho con el buen rollo que llevamos aquí. Gracias a dios tienes razón, loKa, es raro encontrarnos eso.

    • Normalmente no reacciono cuando gente borde, que esa sí que no aporta nada, deja caer una perla por aquí, pero hoy no me ha dado la gana. Es como si alguien viene a tu casa a escupir en el suelo. A la porra la gente maleducada.

Responder a mariceli Cancelar respuesta