Happy Home -MBC -2016

Nuestro comentario

Los Bong es una familia extensa quienes regentan un restaurante en el Barrio Chino de Seúl. No solo es extensa porque los Bong tengan tres retoños, sino que también son piñón fijo en la “Bong Chib” los hermanos menores del patriarca; como es habitual en las familias coreanas noveladas. Así pues: novela coral coreana en cincuenta y un asaltos. ¿Razón principal para arriesgarme a conseguir un empacho a lo tonto? Lee Sang Woo y su sonrisa. ¿Razón por la que me quedé? Una historia melodramática muy bien estructurada y ejecutada. En serio pensé ¡va! Veo las partes de Lee Sang Woo (si vale la pena su personaje, que si no ¡carpetazo, y listo) y a las demás les meto el turbo, que no estoy yo para aguantar babosadas confucianas ¡ni harta de gaseosa! Pues fíjense por donde, hoy hasta le hago reseña, porque de verdad de la buena, es un makjang que merece la pena.

Man Ho y Hae Ryung son los mellizos mayores del Sr Bong. Man Ho está casado con Mi Soon, la jefa de cocina del restaurante “Ga Hwa Mang Sasong” {que en otro orden de cosas, es lo que le da el nombre al drama en coreano original} Mi Soon es una trabajadora eficaz e incansable y muy buena nuera; mientras que Man Ho, aparte de ser todo lo contrario, es un libertino que se la pasa saltando de cama en cama, como las pulgas.

Hae Ryung esta casada con Yoo Hyunki, un encumbrado ejecutivo de las altas esferas del país, hijo de una famosa diseñadora de hanboks con mucho peso en la sociedad. La Sra. Jang, modista de altos vuelos, es la antítesis de la Sra Bong. Dónde ésta es bondadosa aquella es maleva; así que en Happy Home nos estan mostrando las dos caras de la misma moneda suegril.

Hae Won es la hija menor de los Bong, soltera y sin compromiso, muchas gracias, el mundo laboral es más atractivo que una familia política.

Hae Ryung lleva ya un lustro viviendo una pesadilla en una casa donde un marido frío y distante brilla mucho por su ausencia mientras que su suegra y la secretaria de esta le ponen la zancadilla a cada paso que da, a la par que la presionan arduamente para que se vuelva a quedar embarazada. Sí. Drama novelado de fin de semana al uso y no nos ibamos a quedar sin uno de sus ingredientes estrella: Hae Ryung y Hyunki perdieron a su único hijo un aciago día cinco años atrás. Una triste realidad que ninguno de los esposos ha logrado superar. Hae Ryung lo intenta ¡Válgame si lo hace!siempre con una sonrisa hermosa, complaciente y servicial; atendiendo a su suegra y a su marido en todos sus caprichos –inclusive cuando hasta a la asistente personal de la suegra le dan alas para que la maneje como si fuera una marioneta

¿Sumisa? ¡Qué va! Ella lo sabe e irónica va escribiéndole notitas al marido que dejan claro que sabe lo que está pasando, pero que ella igual lo sigue queriendo. Que de trece años juntos, solo los últimos cinco han sido un infierno dantesco.

Por aquello de perpetuar el linaje de la familia, sigue a pies juntillas y sin chistar los tratamientos de fertilidad a los que la somete su suegra; quién, (otra vez bajo los parámetros noveleros coreanos) tiene conocimiento absoluto del historial clínico de Hae Ryung, mientras que ésta, pobrecita, está en babia. Como ni los menjunges esos de asta de ciervo y serpiente licuada, ni la lencería fina ni los labios pintados de rojo pasión surten efecto, la suegrísima ¡por fin! la lleva con el doctor a que le hagan una revisión, y ella, mansa como corderito, se deja hacer. Y que no le digan a ella los resultados de dicha revisión, tampoco le preocupa…mientras la vieja bruja modista de hanboks se entera que su nuera ya no podrá engendrar más porque tiene menopausia temprana.

¡Aja! Operación divorcio a la vista.

Craso error. Hyunki no quiere oír ni hablar de divorciarse. ¡Chan ta ta chan!”Y para que te enteres, mamá, ¡ya hace cinco años que me hice la vasectomía porque no quiero volver a sufrir el dolor de perder otro hijo!” Con razón que los menjunges esos que le traían periódicamente, él los dejaba pudrir sin más. Pero eso no arredra en la señora, que quiere a todas costas que hijo de modistilla se divorcie de la hija del cocinero. A todas estas; ¡Quién sabe cuando cose ella y cuando hace labores de secretaria Jung Eun! Lo que sí hacen capítulo tras capítulo es perseguir a Hae Kyung y fotografiarla en cada momento de su vida.

En ese miasma anda Hae Kyung cuando por casualidades de la vida entabla amistad con un cirujano, Seo Ji Gun, quien se apunta a unas clases de cocina que ella imparte –intentando hacerle el quite a un muy insistente Yoo Hyunki (mano derecha del magnate de su ex suegro ¡Sí. El mundo es un pañuelo en dramalandia!) que está removiendo Roma con Santiago para que Ji Gun acepte trabajar en el hospital propiedad del conglomerado de dicho magnate.

Lo que definitivamente empunta a Hae Kyung a poner pies en polvorosa no es más que darse cuenta que luce cornamenta gracias a que las labores de secretaria (la de la mamá) también incluyen meterse entre las sábanas de Hyunki –aparte de darse cuenta que siendo ella la menopáusica, fue la última en enterarse.

A todas estas, el cirujano Ji Gun hace cinco años intentó salvarle la vida al chaval que se murió –lleva cinco años sufriendo por pensar que cometió un error fatal. Hyunki lleva cinco años sufriendo porque el día del accidente él no quiso llevar al chaval al cole por llegar pronto al trabajo y sucedió lo que sucedió. Y Hae Kyung lleva sufriendo cinco años porque la culpa fue de ella según su suegra. En fin, que entre todos lo mataron, y él solito se murió.

Ahora, no se vayan a creer –aunque siendo producción coreana sería lo lógico pensarlo, que aquí metieron a Confucio y sus anacletos en este menester. Hyunki le corrobora a Ji Gun que el accidente había sido fatal y que no era culpable de la muerte del niño, ¿Pero cómo iba a reaccionar Hae Kyung cuando se enterara que su hijo tuvo su último estertor en manos de su amando? Dos apuntes más que hacen esta historia digna de verse son, primero, cuando la modistilla llena de ira dice que va a decir que Hae Kyung fue libertina y tuvo amante para lograr el divorcio de su amado hijo, éste se revuelve y le espeta “¡El que tuvo amante estos cinco años fui yo, no seas tonta ommonim!” y segundo cuando la modistilla y sus ínfulas la llevan a la Bong chib a mostrar las fotos de Hae Kyung que demuestran “que fue una libertina” y el patriarca Bong se da la vuelta y le dice a su hija “¿Mijita usted fue tan pendejita de aguantar como jabata este matoneo tanto tiempo? ¿Por qué no se salió antes de ese infierno?”

Hae Kyung y Ji Gun se enamoran, al igual que Lee Sang Woo y Kim So Yeon ¡Y qué amorosos! ¡Y que besicos! ¡Y qué abrazotes! Un gusto verlos. Sus personas Happy Home tienen que salvar unos cuantos obstáculos un tanto dramáticos (espero que a los de la vida real todo sea miel sobre hojuelas); por aquello de que el karma es indolente e inflexible y a la vieja bruja modistilla se las tiene que cobrar donde más le duele, entonces Lee Pil Mo tiene carta blanca para fajarse una actuación de oro. Muy lindo su Yoo Hyunki después de todo.

Al mellizo por imbécil y pipi alegre le enchufan un hijo que no es suyo y su mujer, aparte de divorciarse les demuestra que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde; a la menor, una noche de soju y desenfreno le dejan un “bollo en el horno”…nada más y nada menos que el “ex cuñao” de Ji Gun –el heredero del magnate. Cuando la familia se entera, viene a cantarle las cuarenta a Hae Won, ésta que no tiene pelos en la lengua los pone en su sitio terminando con un “y ni harta de gaseosa me voy a aguantar yo a una insufrible y grosera vieja que no sabe su sitio de suegra” ¡Oye! Palabras mágicas, la dejó hecha una sedita y comiendo de sus manos.

¡Happy makjang, gente! Cincuenta y un capítulos bastante intensos que sorprendentemente cuenta una historia sólida y sin demasiadas florituras superfluas e innecesarias.

Un apunte, cuando se llega al primer cuarto de la novela, los subs no están editados entonces hay que hacer encaje de bolillos…

Reparto
Kim So-Yeon (Bong Hae-Ryung)
Lee Sang-Woo (Seo Ji-Gun)
Lee Pil-Mo Yoo (Hyun-Ki)
Kim Young-Chul (Bong Sam-Bong)
Won Mi-Kyung (Bae Sook-Nyeo)
Kim Ji-Ho (Han Mi-Soon)
Jang In-Sub (Bong Man-Ho)
Choi Yoon-So (Bong Hae-Won)

Comentarios

  1. Hola!
    me encanta esta página y la sigo desde hace años, nunca me había animado a escribir porque no voy a vuestro ritmo viendo las series; las voy viendo cuando el tiempo me lo permite, al final sobre unas cuatro o cinco al año, pero me encantan vuestros comentarios.
    Hoy me he animado para dejaros un enlace a La Voz de Galicia, donde dice que van a rodar en A Coruña…yo no sé que serie es pero por si interesa a alguna.
    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/coruna/2016/09/18/coruna-sera-escenario-teleserie-arrasa-corea-sur/0003_201609H18C4991.htmhttp://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/coruna/2016/09/18/coruna-sera-escenario-teleserie-arrasa-corea-sur/0003_201609H18C4991.htm

  2. Sólo vi el primer capi de la novela, y fue x ella… Después vi como la ignoraba el marido, aunque ella se esforzaba una y otra vez…
    2 contras para mi:
    1. Es LARRRRRGO (todo lo que exceda 24 capis es mucho para mí, je, je).
    2. Me pone de malas el maltrato suegril, casi TANTO como los engaños en la pareja…

    Pero con tu BUENA crítica, x ahí la sigo, claro si consigo TODOS los subs… GRACIAS Maggie Bee!!!!!

  3. esta la quería ver…incluso la baje pero no conseguí subs en español en ningún lado.
    Gracias por el comentario Maggie

  4. Yo también la quería ver, como tú Maggie, por Lee Sang Woo y ella también me cae bien. Seguiré buscando subs.
    Gracias por el comentario.

  5. Buscando por la serie encontré un “detrás de las cámaras” en el que le toman el pelo a LSW por una escena de beso

  6. jeje me sorprende muchísimo lo vergonzosos que llegan a ser 🙂

  7. Y gracias a todo el tiempo que estuvieron juntos se lo cogieron en serio y se hicieron novios 🙂
    Kim So-Yeon y Lee Sang-Woo.
    https://www.dramafever.com/es/news/lee-sang-woo-and-kim-so-yeon-are-officially-dating/

    • Pues si que se les notó. El primer beso que se dieron me dejó alucinando por lo que decía el director en ese video de Zau, que a lo mejor siendo drama familiar de fin de semana no estaban todo lo castos que deberían…

      • No sé el porqué ya que no no los conozco, pero me caen bien los dos, enhorabuena.
        Maggie, he encontrado los subs en inglés también en avistaz, como está la serie entera en un archivo me la bajaré.
        Tengo un problema, estoy aprendiendo cantidad de vocabulario que no tengo ni idea de como se pronuncia ya que lo leo en inglés y lo oigo en coreano XDDD

  8. Acabo de terminar Happy Home, aunque tengo que decir que la he visto “de aquella manera”, centrándome en la historia de la pareja protagonista porque mi paciencia para conocer el desenlace no aguantaba los 51 capítulos completos… Así que, aunque me he enterado más o menos del resto de la historias, mi comentario se centra solo en lo que he visto con detenimiento: el triángulo amoroso.

    Lee Sang Woo tiene una sonrisa y un cuerpo irresistibles, la verdad, pero su interpretación me ha parecido bastante plana. Cierto que, estando como está, tampoco molesta mucho contemplarlo durante tantos capítulos tal cual (o sea, sonrisa estupenda y body de escándalo) pero una ya está acostumbrada a esos primeros planos de las series coreanas que nos permiten apreciar (y cuando digo apreciar, digo sentir con ellos) un cóctel molotov en la expresión de los ojos, en una leve mueca, en la respiración de un actor. Y aquí, Leo… rara vez nos regala algo así. Por lo menos, a mí no me ha llegado. La explicación podría ser que su personaje trata de evitar a toda costa que emerja la tormenta interior que lleva a cuestas y “aquí no pasa nada y pelillos a la mar”… Sin embargo los actores coreanos suelen bordar este tipo de contradicciones y, en mi opinión, él no ha llegado (o la dirección le indicado otro camino). No sé, a veces me da la sensación del que el personaje estaba obnibulado con la personaja y el actor con la actriz… y eso le ha conducido a una cierta parálisis (le he visto en algún otro drama actuar con bastante más “intensidad”).

    Kim So-Yeon. Extraño papel. La candidez, por no decir noñez, que despliega Hae Ryung frente al cirujano Seo Ji Gun me descoloca. No me encaja nada y me molesta. Creo recordar, Maggie, que en agún post mencionaste también esto. De hecho, creo que devalúa o descafeina su historia de amor… Sin embargo, sus escenas más melodramáticas (los llantos desgarrdaores que se marca) son extraordinarias y se convierte en un personaje mucho más interesante cuando se relaciona con la bruja de su suegra (por cierto, la suegra más aterradora que en visto en un drama) o, especialmente, con su marido,

    Y aquí aparece el que para mí se come el pastel y se convierte en el auténtico protagonista del drama: Lee Pil Mo en su papel de marido. (Paréntesis: a este actor le he visto solo dos veces y siempre sufre muchísimo… ¿Alguien sabe si hay algun drama donde, al fin, sea feliz???). Dando por buenos los extremos y exageraciones propios del melodrama, vaya papelón que despliega este hombre. Me ha tenido el corazón en un puño desde el principio. SPOILER: No voy a ser yo quien defienda su comportamiento antes de la separación de su mujer pero para mí Hyun-Ki es un hombre roto, paralizado, incapaz de recomponerse ni de manejar un sufrimiento que ha arrasado con todo. ¿Como es posible que sintiendo lo que siente por ella no pueda de verbalizarlo hasta el capítulo 30, y ni siquiera ante ella? La contención del personaje es demoledora. Durante su enfermedad, qué manera de mirarla, de querer tocarla, de necesitarla… Qué lucha por intentar rehacer una vida que ha desperdiciado (Ay, la relación con su suegro… Qué termura, por dios, qué maravilla…). Qué frustración no poder conseguirlo.

    ¿Y nos quieren hacer creer que ella no le corresponde? Para mí la relación entre ambos ha resultado muchísimo más intensa que la de Hae-Ryung y Seo Ji-Gun. Es más, si tuviera que apostar, apostaría a que el guión la obligó a disculparse en voz alta por no querer a su marido “hasta el final” justamente porque en pantalla se veía otra cosa, y esto es un drama familar de fin de semana e imagino que es imposible amar a dos hombres a la vez… De lo contrario, vamos que había caído un beso… Lo que pasaba entre ellos en los capítulos finales lo pedia a gritos. Historia de amor preciosa y muy triste. FIN DEL SPOILER… y del comentario.

    • La “obnibulada” debo ser yo… Obnubilado, quería decir… Je je…

    • Maggie Bee dice:

      Viste! Me alegro que hayas asistido al happy happy. Y de que hayas visto que Pil Mo se llevó el gato al agua ya que a la mujer se la bajaron (en el drama~que seguro que anda muy happy casado y con retoños)

Tu comentario