He sido infiel, me fui de “picos pardos”

Infidelidad

No sé si en otros países se utiliza esta expresión. Aquí, “irse de picos pardos”, que originalmente quería decir frecuentar las casas de prostitución o lenocinio, hoy en día significa ir de juerga o parranda a hacer el golfo. Creo que la definición implica ir a lugares de mala nota, pero la utilizamos en broma sin esta segunda acepción, o sea lo de los lugares de mala nota no tiene por qué cumplirse.

Utilizo esta expresión para contarles que es que últimamente, concretamente la semana pasada, abandoné infiel los dramas asiáticos y me lancé en los brazos de las series de otros orígenes.

En concreto me he inyectado en vena la serie de los EEUU que aquí han llamado “Fuego abierto” (Título original Shots Fired) y una serie española de 2011 que se llama “Crematorio”. Dada la intensidad del visionado (vi los 10 capítulos de la primera de un tirón sin despegar el trasero del sofá y la segunda la voy a ver en dos sesiones), no me ha quedado tiempo para nada más.

Cuando las liquide volveré al redil, a ver si soy capaz de terminar “Duel” sin engordar 20 kilos de la tensión que me produce. Después ya veré que veo pero, salvo que me digan otra cosa, probablemente vea Reunited World y Criminal Minds por el único motivo de que se están terminando. Si el resto de las que ponen no se dignan a terminar voy a tener que ver School 2017, con lo que el atracón escolar va a ser de época, teniendo en cuenta que sale el mismo actor que en Solomon’s Perjury, y este desdoblamiento probablemente me cause una confusión mental de efectos irreparables.

Salvo los dramas familiares, yo sigo con casi el mismo afán acaparador que tenía cuando empecé con este vicio en 2009. En algo me he tranquilizado y hay dramas que decido desde el primero momento que no voy a ver, porque me causa angustia pensar todo lo que tengo pendiente. Sin embargo descarto poco aunque sepa que no me da la vida para verlos todos y siempre pienso que lo voy a intentar, si no ahora, cuando me jubile.

Criterios que uso para descartar:

– El número de capítulos.
– La posibilidad de final catastrófico
– Que sea de amor o no
– Que no sea uno de esos dramas de negocios incomprensibles.
– Que sea de adolescentes que se dedican a la música. No puedo con los dramas de jóvenes que quieren cantar o bailar como proyecto de vida. Me parecen tan poco interesantes como la vida de las Kardashian.
– Que tenga miles de personajes, algo que no suele ocurrir salvo en los dramas de muchos capítulos.
– Si el drama es japonés, también leo con atención la descripción del argumento, que suele ser una memez. Aunque también suele ser una memez la descripción de los dramas coreanos y sé que es un tema de la descripción y no del drama, leo la descripción con desconfianza si el drama es coreano, pero me lo creo a pies juntillas si el drama es japonés. Rarezas que tiene una.
– En los dramas chinos miro al protagonista, y un detalle que me echa para atrás es que tenga las cejas depiladas.
– Aunque en general me gustan todos los actores y actrices, particularmente NO me gustan: Eugene, Jung Eun Ji ni Im Yoon Ah. Creo que hay alguno más que me produce rechazo, pero en general los actores no son uno de los motivos de aceptación o rechazo que aplique de manera automática. O sea, que con el mismo actor unas veces intento ver el drama y otras veces sé que no lo voy a ver. Ejemplo Yoo Ah In, que elige proyectos que muchas veces no veo.

Fuera de esto, lo acaparo todo y, además, en ocasiones me entra la obsesión y me pongo a buscar qué puede estar ocurriendo por el mundo asiático que me esté perdiendo.

De estos pocos que descarté desde el principio, Strongest Deliveryman, va Maggie y me agua la fiesta y me cuenta que está bastante bien, así que la he tenido que añadir a la lista. Ya no puedo más. Me van a tener que llevar a una clínica de desintoxicación. Y encima, hoy estrenan la tercera temporada de “Outlander”. De ésta no salgo.

¿Cuál es el criterio que siguen ustedes para elegir qué ver?

Comentarios

  1. A la sazón, yo empecé a escribir hoy sobre Father I’ll take care of you, mientras me pongo al día con the king loves (pero esa la voy a meter en un estudio sobre saeguks veraniegos porque si no las 3 reseñas iban a gritar “plagio”) con strongest delivery man y Age of youth. Tengo que retomar falsify, pero es que es otra que está redundando sobre el mismo tema que he visto hasta la saciedad, así que me da pereza…y todo esto con ver a Modern family y Doctor Foster y le tengo ganas a outlander también, pero no me ha dado tiempo. Y sigo buscando la de kurt seyit que no sé por donde encontrarla 🙂

    Y sobre lo de que criterio, lo mío es muy disperso para encontrarle criterio alguno

  2. Se ven interesantes esas series que mencionas, voy a ver si las veo.
    Si dejo de ver un drama es si pierdo interés en la historia, eso me paso con Reunited Worlds, o si no logró logro entender a los protagonistas, o porque son muchos capítulos para ver. Aunque ahorita estoy viendo My Golden Life que va a durar 50 capítulos pero sólo porque me gusta la actuación de la actriz que hace de la protagonista.
    O simplemente dejo de mirar algunos dramas porque me gustan mucho y no quiero que se acaben como The King Loves y Save Me que ando guardando los episodios para mirarlos después.
    Otra serie que me dejo intrigada es la The Sinner que no se como va a terminar.
    Y me gustó la primera temporada de American Horror Story.
    Y Outlander también quiero verla pero cuando tenga tiempo.

  3. Normalmente creo que para mi a la hora de selección va primero la temática y casi de la mano de los actores.

    Cuando entré en este mundo, primeramente mi criterio iba por los actores, en mi caso fue por mi crush con Lee Min Ho y vi todas sus series. No obstante a eso, Heirs la postergué bastante por la temática adolescente aunque la vi igual.

    Anexo a eso, recuerdo que veia Dramafever sin ser premiun y en las publicidades anunciaban otras series. En una vi un beso que no habia visto en todos los castos anteriores. Un beso que todas podrán reconocer, la chica cargada contra la pared, con sus piernas entrelazadas a la cintura del chico en un apasionado abrazo. Luego él la lleva a la cama cargada mientras se besan….. Sí, Coffee Prince. Solo por esa escena la vi, porque recuerdo que de primera no vi bonito a Gong Yoo ¡QUÉ PECADO!

    Después o antes, no recuerdo, vi Descendant of the sun… y empecé a ver todas las de Song Joong Ki. Y vi Scandal in S, pero no descubrí a Yoo Ah In ahí aunque era otro de mis favoritos en esa serie. Fue en Six Flying Dragons. En esencia en un comienzo mi criterio fue regido por los actores, luego fue la temática.

    Hoy día manda mas la temática y en realidad me gustan más los históricos, alucino con ellos. Me hacen estudiar, buscar información extra en la web y eso me fascina. Obvio que dentro de mis consideraciones están las series que ustedes sugieren y recomiendan, como fue el caso de Secret Love Affair.

    No me molesta finales tristes, pero si un poco la temática adolescente, más que nada por la castidad forzada que se nota que imponen para dar buenos ejemplos a los chicos. Yo a los 16, siendo una buena chica, igual ya le había visto el “ojo a la papa”, por lo que me molesta. Prefiero que se eduque a los chicos aunque sea a traves de escenas sugeridas para no caer en la sobre-exhibicion o la sobre-sexualización, pero si exponer situaciones reales.

    El tema viajes en el tiempo, mmmmmm, se me está haciendo un poco repetido pero no me molesta. Dependerá siempre de quienes actúan y como la desarrollan.

    Ya veo chinas, como sabrán, pero solo históricas y de fantasía. No he visto ninguna que transcurra en la actualidad.

    Japonesas, aun no le meto diente.

    En cuanto a la fidelidad, veo series gringas de todo tipo y tematica. No me rijo por actores.

    Analizando el por qué me metí en este mundo doramil, creo que porque estaba aburrida un poco de la temática y desarrollo de Hollywood. Las series coreanas han sido un aire fresco muy grato. Además que saben reflejar muy bien el romance y la seducción, no vista por productores gringos que solo quieren ver senos y que la chica termine en pelotas. Hay un galanteo, siento como un rescate de lo hermoso de un sentimiento mucho más puro, sin tanta sexualización. Y esto de algun modo hay un respeto hacia la mujer, porque hay otros aspectos que hemos mencionado mucho que no va, como la sumisión y el tironeo.

    Me explayé, pero la entrada está buena como para debatir.

    Un día deberíamos hacer una conferencia por Skype todas para conocernos, porque una junta va a ser un poco cara por los pasajes y las distancias, jajajajaja. Hablando de eso, sería genial volver a refrescar de donde somos y desde donde las leemos, chicas.

  4. Martha yo también estoy siendo infiel , estoy metida de lleno viendo las 7temporadas de “juego de tronos” jamás pensé que dira que esta serie me gustaría tanto , porque como ya saben estoy en sequía de dramas .

    • Yo también soy seguidora de GOT desde la segunda temporada 😉

      • Para mi gusto GOT es un poco sanguinaria y tiene escenas de sexo muy subidas de tono, pero toca temas tabú ,con mucha fantasía , tiene grandes efectos especiales,y la verdad a mi el despota medioevo me arrastra, la comencé a ver solo por curiosidad,ya antes había visto capítulos en desorden ,pero ahora la quise ver completa para entenderla y entendí porque tiene tantos fanáticos,tiene muy buena calidad ,pareces frente a una película y no a una serie . Me llamo Nora soy de Colombia pero vivo en Italia.

        • A mi lo que me enganchó de GOT al principio fue que mataran a personajes importantes de la historia y no sabías que esperar, o si tu personaje favorito moría. Era algo realmente novedoso e increíble, creo que esto provocó tal enganche en el publico, obviamente entre otros factores…. como, dragones? jajaja
          Debo ser muy rara, alucino con lo dulce de los doramas y no me molesta lo sanguinario y escenas de sexo fuerte de GOT. Quizás ponerlo en perspectiva que así era la vida en el medioevo, como con la serie Vikings, hizo que eso no me choca.. ay no sé.

  5. Yo llevo un año y medio sin ver nada que no sea coreano. Ya sabéis que he estado un año en EEUU y allí solo he visto…¡¡coreano!!! La verdad es que antes consumía multitud de series americanas y alguna británica: por supuesto en mi biografía audiovisual permanecen indemnes “El ala oeste de la Casa Blanca”, “Tremé”, “Downtown Abbey”, las primeras temporadas de “Juego de Tronos” o de “The Good Wife”, “Mad Men”, “Big Love” … Tampoco les hacía ascos a algunas series españolas, pero sin pasión. Sin embargo, desde enero de 2016 me aburre que me mata todo lo que no es coreano. No puedo con ello. No me dice nada. A todo le falta…”verdad” y “corazón”.

    También es cierto que en cada nuevo drama busco el impacto que me provocaron los primeros dramas o los otros extraordinarios que he ido viendo después… Y claro, no es fácil mantener la adrenalina siempre ahí.

    ¿Cómo elijo? Primero, por vuestras recomendaciones y las de un par de compañeras de comentarios de este blog con las que, durante este tiempo, he confirmado mantener una afinidad incluso en las discrepancias. Los actores (ellos y ellas) me tiran mucho (es que algunos son auténticos genios) y, si el drama es contemporaneo y hay romance, suelo darle, al menos, una oportunidad. Si después resulta que es una castaña, no tengo problema en abandonarlo. Es verdad que trato de evitar los dramas largos y los finales dramáticos pero no siempre lo consigo y termino alegrándome.

    Nanette, escribo desde Madrid y, aunque me vuelven loka algunas historias (y señores) que comentamos aquí, en realidad me llamo María. Ja ja… Ya era hora de confesar!!!

    • jajaja
      Y mi nombre no es Nanette……. naaaah, broma, jajajaja si lo es jajaja. Soy cubana y escribo desde Chile donde vivo hace 22 años.

    • Esos síntomas los hemos sufrido todas, al principio. Cuando empezó todo allá por el 2006-7 Yo no me subí al carro en ese entonces porque el mundo entero andaba gozando Kim Sam Soon y Coffee Prince, y ambas me resultaban desagradables porque tenían demasiados clichés de humor amarillo que a mí en lo particular me da dentera, eso de escupir la comida al pobre incauto que tenga en frente la payasa de turno, o empezar a limpiarse los pies mientras están comiendo; me supera. Entonces un buen día como tres años después, descubrí Obgyn Doctors y ahí se produjo el flechazo. Luego vino Bong Dal Hee e Iljimae y ahí ya quedé irremediablemente perdida. Y hace como 2-3 años, perdí las orejeras y ya pude volver a retomar mis pasiones Firthinianas y Armitagenianas e incorporar nuevas como la Heughaniana y la Aida Turneriana…Todas muy británicas 🙂 Con una única incursión en las novelas hispanoamericanas cuando sacaron el trabajo inconcluso de Mónica Agudelo

  6. Bueno, creo que no sigo ningún criterio en especial! empiezo todo lo que pillo, y me baso en la primera impresión, si es buena sigo viendo, y si es mala, no! jaja esa es la verdad, tengo demasiada curiosidad por los estrenos, y me es difícil dejar escapar los primeros capítulos, aunque luego no siga viendo esos dramas. Ahora mismo me siento cansada de los dramas de fantasía y viajes en el tiempo, he visto muchos… uff! Empecé Manhole y Reunited worlds, pero tuve que dejarlos recién empezados. También trato de evitar los melodramas y las tramas de acción, corrupción, y oscuras en general. Lo más importante para que me decida a ver un drama es que tenga romance, que sea alegre, y que la trama me resulte atractiva. Luego un elenco conocido también ayuda, pero no es algo primordial, de hecho siempre me gusta ir conociendo a nuevos oppas!! Sin embargo muchas veces me encuentro viendo dramas que no pensaba ver, por una recomendación, o simplemente porque ya toca ver algo distinto! Por ejemplo ahora mismo estoy viendo Six flying dragons, yo que no soy amante de los sageuk, y ni loca pensaba ver uno que tuviese 50 capítulos!! pero me gustó el primer capitulo, y me dije voy a ver la parte de los niños y que salgan los adultos! pero la presentación de los personajes fue tan buena, que me dije voy a seguir viendo hasta que se reúnan, y en esas ya estaba en el capitulo 10, y completamente enganchada! jaja De vez en cuando me gusta ver un drama familiar, este año pasado vi Ugly alert, una maravilla! y recién termino de ver Father is strange! pero no lo tengo como norma. Lo mismo me pasa con dramas japoneses y taiwaneses, de vez en cuando me gusta ver uno para variar con los coreanos, pero es muy de vez en cuando. Desde que empecé con los dramas coreanos, pocas series y novelas he visto la verdad! aunque a veces me canso de leer subtitulos o tengo migraña, y es bueno tener una alternativa!! Saludosss!!!

  7. Han visto Queen for seven days?

  8. Uf, por donde empiezo…
    Criterio no tengo ninguno, excepto que huyo como de la peste de los finales tristes. Las de adolescentes tampoco me hacen mucho tilín, pero aún así he visto varias. Con mi huida de los finales tristes veo con mucha precaución las históricas, aunque me encantan por lo diferente que es todo.
    Las japonesas las suelo encontrar bastante raras, he visto varias… pero no me encantan. Pero, contradicción es mi nombre, las taiwanesas son también raras y maluchas pero me enganchan, no todas, pero siempre suele haber alguna entre las que estoy viendo. Por lo general no me gustan los lakorn… salvo que esté Mike D’angelo 😉
    Compro enseguida si hay un amor “desgarrador” con escollos de los de verdad que nos aseguran grandes e hipnóticas miradas, roces cargados de emoción y llenos de sentimiento en lo que pueda parecer más normal y cotidiano; reencuentros de grandes amores, convivencias que abocan a romances… pero no me gustan los cuernos ni la violencia de género.
    Últimamente me ha dado por las históricas chinas o policiacas, de esto último la culpa es de Wallace Huo.
    Y mi nombre es Mabel y no Zau, desde Zaragoza 🙂

  9. Hola a todas!!!!! Tanto tiempo!!!!! Estuve enferma, mi problema pulmonar no me abandona, y encima los estudios… Huffffffffffffffffff. En fin…

    TODO FUE X CULPA DE Jang Dong Gun…
    X entonces me había FANATIZADO con las pelis de acción, históricas, CON MUUUUUUUUUCHA SANGRE y orientales (preferentemente japonesas), y cayó en mis manos “The warrior’s way” y me ENAMORÉ de éllllllllllllllllll. Como loca busqué otras pelis en las que trabajara y NO ENCONTRÉ NADA QUE ME GUSTARA, pero descubrí que había algo como “novelas coreanas”, japonesas, chinas… A “Todo sobre Eva” le huí como a la peste, pero explorando, explorando, algo me ATRAJO del argumento de una novela llamada “The 1st Shop of Coffee Prince”, la empecé a ver y YA NO TUVE PAZZZZZZZZZZ, ja, ja, ja. A propósito, estoy esperando ver la versión CHINA…

    * TIENEN QUE TENER UN FINAL FELIZ… O siquiera darme la esperanza que todo va a terminar BIEN… Acá o en el otro mundo, pero BIEN…, es decir: los protas JUNTOS. A los finales con muertes, o que se sacrifican y que cada uno va x su lado les HUYO COMO A LA PESTE. NO LOS VEO, x más que me digan que es una obra de arte. NO- LOS- VEO.
    * Me encantan los históricos, pero tienen que tener ROMANCE (x eso estoy viendo “Deserving of the name”. Vieron el “besito” del capi 12??? NO ESTUVO NADA MAL: estaba re podrida de las bocas cerradas!!!!!!!!!!, ja, ja, ja). Aunque TAMBIÉN les huyo a los “empalagosos”: esos que dan y dan, y dan vueltas con “me ama, no me ama, me ama, no me ama”, puffff, me hartan y los dejo.
    * Prefiero los que tienen como protas a personas JÓVENES/ADULTAS (a los dramas adolescentes en general no los veo y NO VEO los familiares y menos los LAAAAAAAARRRRRRGOS.) Límite en general: 24 CAPIS.
    * También me gustan los viajes en el tiempo, los “fantásticos”, de “miedo”, bahhhh, lo que hace volar mi imaginación… Y alguno como “Whisper”, con esa tensión, me vuelven LOCA…
    * No tengo problema con la diferencia de edades, siempre que la actriz no haga la tonta “candy” insufrible durante TODA la novela, babosa e incapaz de pensar; y él, me gustan que sean “malos”, también buenos, sensibles, que empaticen con la mujer, me atrae también cierta “ingenuidad”… Pero NO me gusta que el actor COMPITA con la prota a ver QUIEN ES MÁS LINDO: me gusta la barba, el pelo en el hombre, su MASCULINIDAD… Voy a exagerar, pero tener que “escudriñar” para saber quién es quien, no es lo mío, ja, ja, ja. Que el actor/actriz viva su sexualidad como lo desee, pero a mi, que me “venda” que puede ser MI hombre…
    Y creo que ya es suficiente por hoy. Aquí Eva13, aunque en realidad soy Patricia, de Córdoba, Argentina.

Tu comentario