Kang Goo’s Story – SBS (2014)

RESUMEN

Una historia de amor dolorosa entre un hombre y una mujer en el Puerto kang-gu, Yeongdeok.

Kim Kyung Tae viaja a Kang-goo para cuidar de la hermana mayor de su amigo muerto Moon Sook y de su sobrino Kang Goo. Kyung Tae es un gángster de sangre fría, pero se enamora de Moon Sook que sufre de una enfermedad crónica. La historia gira en torno al amor ciego de Kyung Tae por Moon Sook y su voluntad de proteger a Kang Goo.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 2

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

Entre col y col, en esta crisis de dramas coreanos que me invade, me pongo desesperadamente a buscar dramas que hayan escapado a mi radar romántico, y que me apetezca ver, y me encuentro con Kang Goo’s Story, una mini serie de dos capítulos cuya única recomendación, además del mencionado tema romántico, es que está protagonizada por Lee Dong Wook, un actor que no me parece maravilloso, pero al que sigo fielmente por razones que no entiendo bien, razón-sinrazón por la que me he tragado casi todo de él, excepto una que no vi porque su personaje moría al principio y el tema era averiguar por qué le habían asesinado. Hasta ahí llega mi amor.

Este minidrama es de 2014, pero todo, excepto la producción, ha quedado ya anticuado, más que nada porque los dramas coreanos hace ya años que dejaron atrás estas historias en exceso melodramáticas, o eso creía yo, aunque no es así y a las pruebas me remito. Kang Goo’s Story no aporta nada que no hayamos visto sopotocientas veces, no ya el planteamiento, sino el argumento en sí: un gángster que ha dejado de ser gángster como consecuencia del asesinato de su mejor amigo, acude a un pueblo costero que se llama Kang Goo, como el niño que hace la figura de narrador, para ayudar a la hermana mayor y al sobrino del amigo.

Todo esto se adereza con otra de esas tramas inmobiliarias que no sé si no entiendo porque no las entiendo, o no las entiendo porque me interesan cero patatero y no presto atención. En esta trama hay un gángster, interpretado por un actor que siempre hace de gángster, que en vez de matar a sus enemigos los mutila. Aquí nuestro prota, que se está haciendo amigo del sobrino y se está enamorando de la hermana, le toca las narices por el arriba mencionado lío inmobiliario, razón por la que el gángster pasa de querer cortarle un dedo a querer cortarle una mano, pero no se preocupen porque, de manera un poco chapucera, teniendo en cuenta que este drama tiene solo dos episodios y no pueden pensar que se nos olvide que este personaje existía, la amenaza gangsteril se resuelve en un pispás, por uno que pasaba por allí, y no se vuelve a hablar del tema.

Resuelto el problema inmobiliario, o más que resuelto, abandonado al olvido, la trama amorosa avanza sin demasiada emoción, porque aunque nos digan que Lee Dong Wook, (Kim Kyung Tae en este drama) se enamora de la chica, yo no llego a saber qué es lo que le enamora, teniendo en cuenta que la chica no habla y solo sonríe, o es que la quiere proteger por el tema del hermano y porque su enfermedad le da lástima y tal y cual y pascual.

El hecho de que la chica no hable es un obstáculo para mi disfrute, primero porque los personajes herméticos son un rollo repollo y luego porque me dan ataques violentos feministas preguntándome por qué a los hombres, de ficción o reales, les gustan estas mujeres tan insulsas. Luego resulta que ella no era insulsa, pero nos lo tienen que explicar en los últimos 10 minutos, porque lo que vemos es una chica sonriente a pesar de sus desdichas, que son numerosas, pero prácticamente muda.

En comparación, Kyung Tae no es un gángster atormentado al uso, de esos que miran a todo el mundo arrugando el ceño y lo expresan todo levantando una ceja. Kyung Tae habla, se ríe y es bastante relajado y normal. Lee Dong Wook tampoco parece que esté a punto de caerse desmayado de sueño, sino que aparece bastante despierto.

En fin que, como la chica está muy enferma, ya se imaginarán lo que le pasa, aunque confieso que, como no me llega a caer ni bien ni mal, no sufro mucho a pesar de mi alergia a los finales desgraciados. Después de su muerte, el hijo y el novio encuentran pruebas de que la chica no era lo que parecía, sino mucho más lista y decidida, y también que los dos protagonistas estaban relacionados más allá de lo que el protagonista, y los espectadores, creíamos. No sé qué quieren decir aquí, me pasa como con los líos inmobiliarios, ¿Quieren decir que es que estaban unidos por el destino?¿Quieren decir que la chica se fue más feliz al otro mundo porque ocurrió algo que deseaba y se cumplieron sus sueños? Pues oigan, no lo sé muy bien, pero sea lo que sea me importa un bledo.

REPARTO

Comentarios

  1. Ahora mismo tengo aparcadas las coreanas, porque me he enganchado a las turcas que echan por la tele. Alguien ve Kuzey Güney o Amor en blanco y negro?

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.