«Marriage Contract» – MBC (2016)

Marriage Contract

RESUMEN

A veces las tragedias son implacables. Kang Hye Soo (Uee) es una joven mujer cuyo marido muere trágicamente en un accidente, dejándola sola criando a su hija (Rin Shin Ah). Entonces la vida le da otro golpe cuando descubre que tiene un tumor cerebral inoperable y cuenta sólo con unos pocos meses de vida. La única preocupación de Hye Soo es encontrar a una persona que se haga cargo de su hija cuando ella muera. Ella decide que la persona debe de ser Han Ji Hoon (Lee Seo Jin). Ji Hoon era un cantante que tiene solo un éxito. Ahora es dueño de un restaurante y está feliz con su estilo de vida y no tiene ningún interés en establecerse. ¿Qué ocurrirá cuando la improbable pareja establezca un contrato matrimonial?

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 16

NUESTRO COMENTARIO

MartaH opina:

«Scent of a woman» en versión con niño, bueno niña. El argumento es esencialmente idéntico: chica a la que la vida ha tratado muy regular que se entera de que se va a morir justo cuando conoce a un hombre del que se enamora; hombre con los sentimientos adormecidos que despierta a la vida y al amor gracias a la influencia seráfica de ella, mensaje sobre la importancia de vivir el momento y no pensar en el futuro, sobre todo cuando el futuro es color de hormiga (estupenda frase mexicana).

El argumento es calcado, y sin embargo no solo no me ha producido la irritación que me produjo aquella historia, sino que este drama incluso me ha gustado, lo que plantea uno de esos misterios dignos de que los investigue un equipo del CSI o de «Mentes criminales» ¿por qué, por qué, por qué, «Scent of a woman me sacaba de quicio y con ésta he pasado un buen rato?

La explicación más simple es que puede que aquel drama que pillara en un mal día, pero teniendo en cuenta que los dramas duran horas y horas es probable que no sea solo eso.

Y tampoco puede ser solo lo rica que es la niña, que es riquísima, porque admito que en los primeros capítulos yo le habría dado a la niña dos azotes, por caprichosa y por pesada y aunque luego me ha parecido requetemonísima, con esa forma de hablar ceceante porque no tiene dientes, me han cargado un poco las escenas de la madre contemplando a la niña mientras duerme.

Y sí, Lee Seo Jin tiene unos hoyuelos encantadores, pero como a mí me gusta bastante Lee Dong Wook (el protagonista de Scent), pues tampoco ha debido ser eso lo que ha pesado más en la balanza, aunque reconozco que he visto varias entrevistas de Lee Seo Jin y me parece de los actores más simpáticos, naturales y graciosos de la escena coreana. El tío se permite decir lo que le da la gana sin que se le mueva un pelo, y cuando los periodistas le preguntan cosas absurdas de esas que preguntan les suelta en su cara que menuda memez, y se queda tan pancho.

Y sí, y también me gusta Uee y le tengo simpatía desde «Ojakgyo Brothers«, pero Kim Sun Ah es una de mis favoritas de los todos los tiempos, así que tampoco ha podido ser solo eso.

La respuesta no es que esté en el viento, como la canción, sino que es una combinación de todo lo anterior y alguna cosa más, la monada de niña, la monada de Lee Seo Jin y su sarcástico y a la vez tierno y cariñoso personaje, la carita inocente de Uee y lo bien que llora, la amistad a prueba de bombas entre Kang Hye Soo (Uee) y su amiga Huang Joo Yun, la relación entre Han Ji Hoon (Lee Seo Jin) y la niña, cómo juegan, cómo se abrazan y se ríen.

Por gustarme, también me han gustado cosas pequeñas, como encontrarme a dos actores que también aparecen en «Six Flying Dragons» que es el drama que he estado viendo a la vez que éste, el tío de Ji Hoon y el médico que opera a la madre de Ji Hoon. También me ha gustado que, por una vez, el actor que hace de chef del restaurante haga un personaje tierno y cómico, en vez de hacer de gánster como hace siempre.

Aunque un argumento sobre una persona desahuciada es una de esos temas que me suelen reventar porque no tienen más propósito que hacernos sufrir, y el carpe diem como lema me dé sarpullido, como ya he confesado en ocasiones, este drama tiene una diferencia con Scent que ha hecho que el rebuscamiento argumental de esos de meterte el dedo en el ojo me haya molestado menos, y es que aquí de alguna manera sí que nos muestran lo difícil que es morirse, cosa que creo que no conseguían en Scent con ese cáncer de diseño. Y no me refiero a que morirse antes de los 30 años sea una cerdada, sino a que, salvo que uno se muera de repente, las enfermedades que llevan a la muerte son extremadamente penosas con una dosis extrema de malestar y sufrimiento. Aquí no es que carguen las tintas con el asunto, pero sí nos enseñan que el camino de la muerte no es precisamente un paseo, y esta muestra probablemente ha hecho que me reconciliara con este tema tan tétrico.

Aunque haya habido muchas cosas que me han gustado, que de verdad han sido muchas porque este drama es muy tierno y está bien interpretado, si pienso en las cosas malas que tiene me da un poco de risa, incluso aunque esas cosas malas no me hayan molestado mucho mientras lo veía, y es que esas cosas a veces alcanzan el nivel de la ridiculez y son un poco chuscas.

Para empezar, el pobre Ji Hoon tenemos que reconocer que es un poco gafe, todos los que le rodean tienen enfermedades gravísimas o les da algún síncope que otro, la madre moribunda, la novia moribunda y el padre infartado. ¿No les parece que estadísticamente esta profusión de gente enferma es una pasada?

El personaje del padre, reconozcámoslo, es de cartón piedra. Un desalmado de ficción que dice unas cosas que nadie en su sano juicio diría. Otra cosa es que las piense, porque uno piensa lo que le da la gana, pero salvo que a uno le hayan hecho una lobotomía y no tenga filtros entre lo que dice y lo que piensa, esas cosas no las dice alguien normal. Y eso que, admito contrita, que cuando le dice a la madre de Ji Hoon que no tiene vergüenza por estar siempre chupando o dependiendo de alguien yo creo que que la señora se lo merecía, se estuviera muriendo o no.

El personaje de la madre empieza rematadamente mal, una mujer repulsiva, una borracha que sigue chupando del bote de que hace 40 años un rico le hiciera un hijo. A mí es que esa actriz me cae muy mal, la pobre, desde que la vi haciendo de madre de Jo In Sung en «Spring Day«, donde hacía exactamente el mismo papel de mujer descontrolada, manipuladora y egoísta. Luego, aunque la actriz siga sin gustarme, con esa nariz operada como un pegote, nos dan alguna clave más del personaje que nos permite reconciliarnos con el hecho de que la señora no haya hecho nada de su vida y se haya dedicado a dar la lata (y a tratar fatal a todo el mundo, porque el tratamiento a su hermano es de nota, según cuenta él).

Me sigue sin gustar esta manía tan extendida en la ficción, y que gracias a esa ficción un poco idiota se empieza a extender en la sociedad, de que uno no se muere si se empeña en no morirse. No es que yo dude de que el ánimo y la voluntad del enferme influye en cómo le sientan las medicinas y, sobre todo, en cómo sobrelleva la enfermedad, pero cuando uno está para morirse, se muere, quiera o no. Con esta teoría, parece que es que cuando uno se muere es un poco culpa suya porque no ha tenido la fe suficiente. Y no crean que esta teoría se me ha ocurrido solo a mí, yo sólo lo pensaba y luego me quedé muy tranquila cuando vi un libro de una oncóloga en la que criticaba justo esta creencia o esta idea que se ha instalado en la sociedad. Es una pena, pero no recuerdo ni el nombre de la doctora ni el título del libro.

En este drama, Ji Hoon se niega a reconocer que ella esta enfermísima y hasta rehúsa hablar de ello. Hay una escena particularmente penosa en la que Hye Soo, que se encuentra fatal, quiere asegurarse de que, pase lo que pase, su niña va a estar protegida y bien cuidada; quiere saber que él se va a encargar de ella y quiere obtener de él ese compromiso. Pues no, Ji Hoon se niega a hablar del asunto cuando lo que más le hubiera convenido a ella es quedarse tranquila con lo que es su principal preocupación. Esa escena me molestó un poco.

En la misma línea, aunque no pertenezco al sector sanitario y no me siento aludida personalmente, me disgusta esa situación de las películas, telenovelas y dramas en las que el pariente de turno le ruega al médico «¡Sálvela doctor (o sálvele), le ruego que haga todo por salvarla!». ¿Pero qué se creen, que el médico va a dejar morir al paciente si no le ruegas lo suficiente? ¿Qué lo va a intentar más o menos dependiendo de la urgencia y patetismo del ruego?. Esas escenas me suenan archifalsas y no me gustan nada, aunque supongo que ya no son tan falsas y hay mucha gente que lo hace.

A pesar de todo, como ya he dicho antes, todas estas cosas no influyen nada en el disfrute de la historia. Es lo que tienen los buenos dramas, que te distraen lo suficiente como para que los defectos te importen un comino.

Maggie Bee opina:

¿Qué puede haber más tierno que Lee Seo Jin? ¡Lee Seo Jin y gatitos! ¿Qué puede haber más amoroso? ¡Lee Seo Jin y una niñita! ¿Qué puede hacerte bailar maripositas en el estómago? ¡Lee Seo Jin enamorao! ¿Qué puede hacerte gozar como niña con lacitos rosas? ¡Un vividor o calavera y playboy reformado!

Jung Yoo-Kyung, la escritora del «Contrato de matrimonio», debió pensar lo mismo; y, ya que en la vida real Lee Seo Jin no parece estar muy por la labor, le inventó un personaje tal cual muchas féminas –que por él el ala arrastran – sueñan. Y qué bueno que Lee Seo Jin aceptó el personaje y nos deleitó durante ocho semanas con su Han Ji Hoon hecho a medida. Y mejor aún resultó que la actriz que le dio el contrapunto, a mi modo de ver, resultó entrañable. Otra vez y ya van dos, que Uee me emociona gratamente. Perfecto. Después de lo mucho que se ríen de Seo Jin por lo poco que sabe cocinar (o que no sabía) tal cual quedó demostrado en aquello de los viejitos sobre flores viajando con Seo Jin como lacayo; era como justicia poética que a Ji Hoon lo pusieran al mando de un restaurante –y que eso le sirviera a él para decir en una de sus escenas –que después de haber estado haciendo «3 comidas al día» ya era un cocinero pasable. De los que suelen hacer las 3 comidas, solo faltó Taecyon, supongo que debía estar ocupado en otros menesteres.

Es, cuando menos, reseñable cómo se pueden usar los palos del melodrama clásico y lacrimógeno para hacer una obra tan fresca y divertida, donde no se nota el apolillamiento que estas bazas dramáticas suelen llevar cual sambenito. Sí, aquí no nos libramos de la parca, ni de su guadaña y sus negros ropajes, ni de su invitación al sueño eterno, porque desde el primer momento ella es, si no la estrella principal del drama, la actriz de reparto activa durante los dieciséis capítulos. Lo que sucede es que no llegamos a ver que nadie claudique ante tal invitación; pero ello si ayuda y fomenta la reforma del de los hoyuelos.

Más que la muerte, lo que a mi de veras me molestó, y vuelvo a ser redundante en mis fobias, el patriarcado recalcitrante que tan bien muestran y sin sonrojarse. No me gusta la permisividad que demuestra la sociedad coreana al ni tan siquiera pestañear ante eso de las «segundas esposas», ni que a la que le correspondió ser «capilla» en vez de «catedral» le quiten al hijo para que lo eduque la «legal». Tampoco es santo de mi devoción el cómo por ser unas mantenidas se avienen a tragar con lo que les echen, tanto unas como otras, que ahí la mujer en los papeles debió aportar un buen quintal al casarse con ese adefesio, pero no se divorcia por nada; yo la veo cornuda, ella se debe ver respetablemente magnánima. Y luego ¡obvio, microbio!, patriarca metido a casamentero; da igual que sus hijos se acerquen ya a la cincuentena; nadie tiene derecho a hacer de su capa un sayo, salvo el pater familias, claro está.

Me gustó mucho, la encuentro recomendable: dieciséis horas de placer inconmesurable.

REPARTO

Lee Seo Jin como Han Ji Hoon
UEE como Kang Hye Soo

Familia de Ji Hoon

Kim Yong Geon com Han Sung Kook (Padre de Ji Hoon)
Park Jung Soo como Yoon Sun Young (Madrastra)
Lee Hwi Hyang como Oh Mi Ran (Madre)
Kim Young Pil como Han Jung Hoon (Medio Hermano)

Familia de Hye Soo

Shin Rin Ah como Cha Eun Sung (Hija de Hye Soo)

Restaurante La Promesa

Kim Kwang Gyu como Park Ho Joon
Lee Hyun Yeol como Gong Soo Chan
Pyo Ye Jin como Hyun Ah Ra

Otros

Kim Yoo Ri como Seo Na Yoon
Jung Kyung Soon como Sim Young Hee
Ahn Ji Hoon como Jo Seung Joo
Kim So Jin como Hwang Joo Yun
Oh Dae Hwan como Prestamista

Comentarios

  1. Mariceli dice:

    A mi me gustó mucho, Lee Seo Jin estuvo espectacular en su papel al igual que UEE que me parece que ha mejorado muchísimo en su actuación y por supuesto la niña, una ricura. El final del padre, mas que merecido, al final obtuvo lo que cosechó.
    Gracias chicas, estamos de acuerdo en todo.

  2. Ayy este drama me encantó de principio a fin, a ella creo que es el primer protagónico en que la veo y aunque la vi un poco parada, me gustó mucho la pareja, la química que tuvieron, la química de Seo Jin con la niña…esos besos y abrazos que son besos y abrazos. En fin, un drama muy recomendable.
    Gracias por los comentarios chicas

  3. Ya me pongo a bajar los capis!!!!!! GRACIAS!!!!!!

  4. Yo no la he visto y es de los finales abiertos que no me van.
    Pero a mí también me choca eso de los hospitales de «Sálvelo doctor» debe ser que solo los salvan si lo piden por favor, bien educaditos. No se me ocurre que le digan «mira pensaba dejarlo morir, pero ya que me lo pides…» yo no sé en otros sitios, pero trabajo en un hospital y no lo he visto nunca.
    Muchas gracias por el comentario, lo he disfrutado mucho, como siempre.

  5. Apaopa10 dice:

    Muchas gracias por el comentario, pero desde que empecé a leer noticias sobre este Drama, he mantenido un debate conmigo misma sobre si verlo o no. Me gusta tanto Lee Seo Jin que hay momentos que casi estoy decidida, pero es que hace mucho me convencí para evitar ver esos dramas, que aunque reflejan una parte muy real de la vida, me dejan «tocada» para un buen rato. No es que la crea que todo deba ser «hakuna matata», pero prefiero una historia que te deje un sabor dulce, y mientra dura la serie te das cuenta que te ha hecho feliz.Un beso

  6. Hola chicas hacia mucho no escribia, recuerdo que dias atras hablamos del aburrimiento por no encontrar nada verdaderamente que me entusiasmara en los dramas coreanos en estos ultimos meses ,entonces decidi para por un tiempo ,porque ya no me emocionaba como antes . Luego de casi 4 meses regrese al mundo del dorama ,sigo sin encontarme con esa emoción , pero quise darle la oportunidad primero a descendientes del sur mas por sus protagonista , que por la trama en si porque soy anti belica y los soldados en combate me ponen muy en nuestra realidad y para eso mejor las noticias ,la verdad espere mas de los prota , pues si animo de comparar no tenian mucha quimica , el tenia mas con la chica quen protagonizo «hombre inocente»..Bueno pero volviendo al tema no me quise desanimar y vi esta contrato matrimonial contra mis gustos porque soy muy mala para este tipo de drama enfermedad terminal ,niña de por medio,uhhh no mucho para mi. Pero lo vi y me gusto aunque salte las escenas mas dramaticas ,pues lloro mucho y no queria asustar a mi familia .si muy linda ,el tema de es inoperable y losmotros tratamientos el organismo de ella no lo resisite me parece bastante cliche , porque la ciencia avanza cada diny algo se podra hacer , no solo pensar quenquiero vivir y espero no desfallecer para no morirme es muy comun en el mundo del drama ,tengo varios dramas en mente con lo mismo ,el prota orimera cez que lo veo a euu ya la habia visto en alta sociedad que cosas mas mala ese drama y en amor de tonto que me parecio un drama muy tierno y ella muy medida.tambien la vi en» eres mi estrella » cuando estaba mas joven y a mejorafo un monto ,aunque pone una cara de borrego que te viene de llorar de dolo mirarla,la niñita una hermosura,el toque tierno y dulce ,las d3mostraciones de cariño con elprota eran un cosa que te derretian y los besos tan reales que les daba a su mamá y adjussi eran de dar catedra algunas actrices coreanas .

  7. Perdon por todos los errores siempre escribo desde mi movil no alcanzo a corregir antes de enviarlo ,disculpen y espero seguir leyendolas las extrañe y tambien extraño que no volvieron a comentar temas por semanas o los chismesitos de nuestros actores y oppas favoritos ,

    • Marta H dice:

      Hola Nora, lo de los comentarios semanales lo volveremos a intentar, es que somos rematadamente vagas, pero nos pondremos a ello. El otro día estaba pensando en que hiciéramos uno de nuestros concursos, esos en los que votar y tener que elegir hacen que nos dé un síncope.

      Muchas gracias por tus comentarios

      • No es por ser mala, pero creo que en diciembre votamos algo (y no hablo de España…) y no sabemos los resultados. Eso sí, no me preguntéis Qué, que no me acuerdo, jijiji.

        • Isabela dice:

          Tampoco quiero ser mala, pero tengo un vago recuerdo. 🙂 Le dimos puntuación a los dramas del año.

        • Maggie Bee dice:

          ¿Será que lo de vagas iba por mi? jeje…a ver si esta semana hago recuento y sale el resultao 🙂 Mianhé iorubon 🙂

          • Si a mi tambien me gustaban las encuestas. Yo aplique el mes pasado a dramabeans ya que andan buscando nuevos escritores para que les ayuden con los resumenes de los capitulos.
            Esta dificil eso de resumir, resumi el primer capitulo de Monster.

  8. Bueno, me reencontré con hoyuelos… y lo disfruté… A ÉL…
    Pensé que iba a llorar más, pero llorar llorar, lo hice en el último capi… Sobre el drama ya lo han dicho TODO… Yo solo digo que ES MUY TRISTE…

    Sólo 2 cosas sin importancia: ese que aparece como anuncio publicitario en un camión en el capi 13 (creo), es Gong Yoo??? Y, los «chivos» (a lo Suar) ganan cada vez más las novelas coreanas: esos anteojos en el último capi eran INNECESARIOS, ja, ja, ja.

    • Sí hija Eva, no tienen vergüenza en lo de la publicidad encubierta a través del product placement. Ninguna sutileza en el asunto.

      Lo del anuncio de Gong Yoo, no lo sé, la verdad es que no me fijé, o se sí me fijé, no me acuerdo.

  9. Me gustó el final, la química entre los protagonistas y los besos. Me encantaron el protagonista y la niña.
    Algunas escenas me aburrieron mucho. UEE no termina de gustarme, aunque aquí está tolerable. Al igual que Eva pensé que iba a llorar y llorar, pero nunca lo hice.
    No es mal drama, pero pensé que me gustaría mucho más.

    • A mí es que estos argumentos no me llaman nada, así que es imposible que un drama con este tema se convierta en mi favorito hagan lo que hagan, pero sí que me hizo pasar buenos ratos. Mejor que Scent of a Woman a años luz.

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.