“Missing Noir M” – OCN (2015)

Missing Noir M

RESUMEN

Gil Soo Hyun (Kim Kang Woo) es considerado un genio por su alto CI de 187. A la edad de 10 años, asistió a la Universidad de Harvard. Después de graduarse allí, se decidió a trabajar en el FBI y lo hizó durante 10 años. Luego, él renunció y decidió volver a Corea del Sur. A raiz de la petición de un asesino condenado es que entra en un extraño juego con él, y se ve a cargo de investigar las enigmáticas pistas que éste hombre le entrega para encontrar a su hermana pequeña antes de un plazo determinado. Despues de lograr resolver los diversos asesinatos que se suceden durante la búsqueda de la niña y de enfrentarse a una verdad inesperada, el ex agente Soo Hyun ahora trabaja como el líder de la Unidad Especial de Personas Desaparecidas. La unidad se ocupa de alrededor del 1% de los casos que involucran a personas desaparecidas envueltas en delitos violentos. Su trabajo raya en la perfección, pero Soo Hyun esconde un secreto. Su equipo lo conforma junto al det. Oh Dae Young (Park Hee Soon), detective durante 20 años y a quien le obsesiona la observación de la ley y se le conoce como un maestro en casos de personas desaparecidas, y la agente de policia Jin Seo Joon (Jo Bo Ah), experta hacker, quienes lo ayudaron en la investigación previa.

Resumen extraido de Wiki Drama

Nº de episodios: 10

NUESTRO COMENTARIO

Maggie dice:

Por las páginas donde recalo buscando los torrents llevaba ya tiempo viendo los de Missing Noir M. Mucho no me había llamado la atención, hasta que Marta me dijo que estaba Kang Ha Neul. Qué quieren que les diga. Palabras mayores. Allá que fui. A la par descubrí a Kang Woo, ya que aunque en su momento descargué “Golden cross” jamás la llegué a ver antes de que mi memoria externa me dijera, “Adiós muy buenas, me marcho con todo” Y ya no hay semilleros en los torrents, así que tampoco la voy a ver en breve.

Missing Noir M Son solo 10 capítulos, aunque vale la pena especificar que solo hay uno o dos de ellos que dure una hora. Los demás te suelen anclar durante una hora y veinte larga; y entre las veces que tienes que parar para entender que es lo que quisieron decir, fácil se te van dos horitas de tu existencia en cada capítulo.

Es novela negra, a veces tiene destellos que la acercan a sombría y alcanzas a dilucidar qué es lo que mueve los hilos de los personajes, pero tras el fogonazo te vuelven a dejar en una oscura penumbra. Cada dos capítulos cambian de investigación, aunque hubo dos que fueron “unitarios” por tomarles a los argentinos un término prestado.

En Missing Noir M, Kang Woo me gustó. Me fascina como le sienta el fundillo de los pantalones en el trasero –y eso que yo no me suelo fijar en posaderas; aparte de eso, Soo Hyun resultó ser un enigma muy entretenido de seguir. Kim Kang Woo se mete en la piel de James Kang/Gil Soo Hyun, un agente del FBI al que sancionaron en los Estados Unidos mandándolo una temporada de vuelta al país de origen, Corea. Allí solicitan de su sapiencia para desenredar una historia un tanto rocambolesca; y para lo cual le arman un grupito de tres. Park Hee Soon, quien según parece no se suele prodigar demasiado en el mundo del drama, interpreta a Oh Dae Young, un policía afable y dicharachero; quién como buen detective, no solo husmea los casos que el trio intentan resolver, sino que aparte también indaga sobre las razones por las que James Kang está sancionado y de vuelta en el terruño.

Jin Seo Joon cierra el trio de ases del equipo de investigación, es un as de los sistemas de comunicación y sin moverse de la mesa del comedor escudriña hasta el color de los calzoncillos de la persona que estén investigando; les confieso que se me hizo un tanto parecida a la Lisbeth Salander de Stieg Larsson; Pero pues la novela negra tiene que jugar dentro de ciertas parámetros y pues poco queda por descubrir.

Como buena novela negra, te mantiene la intriga cuasi constante, y es entretenido ver cómo van siguiendo lo que empieza siendo un hilillo mínimo hasta desmadejar todo el ovillo y te hace recapacitar sobre cómo nos tienen controlados con las camaritas de circuito cerrado que pululan por doquier. Como eso sea cierto, es que ya ni “tirarse un pedo” en la intimidad va a resultar algo íntimo. A la vez que te van pautando la resolución de cada caso, te van desvelando la complejidad de las almas rotas que son los investigadores; que muy fácil no lo han tenido en la vida, y es más, es laudable que hayan logrado llegar donde han llegado saliendo del mierdero en el que andaban. Claro que eso te lo van dando con cuenta gotas y por lo tanto también se les van quedando flecos inexplicables e inexplicados, pero con todo y eso la serie resulta amena a lo largo de los diez capítulos, no hubo ninguno que me hiciera pensar en pisar el acelerador; y eso que como es habitual el final no es concluso; ni por asomo, vamos. De hecho te sueltan otro anzuelo ahí como para hacerte ponderar si están midiendo una posible segunda temporada…aunque de eso no se puede uno fiar, porque de lo que si estoy segura es que los responsables de las cadenas de televisión suelen ser veletas a más no poder; y que quieren que les diga. A mí me molesta una barbaridad; que por algo no suelo seguir series americanas con la afinidad que tienen de meter temporada tras temporada hasta desvirtuarte la serie y desilusionarte a ti; así pues yo no quiero una segunda temporada, por mucho que el último anzuelo resultara intrigante y atractivo.

MartaH opina:

Suelo ver las series policiacas, porque el tema me entretiene y además son cortas. En este caso, además, la serie estaba protagonizada por Kim Kang Woo, del que ya conté que le he intentado seguir en cada drama que ha hecho, normalmente sin éxito porque a los 4 capítulos (y a veces con sólo uno) me aburría como un hongo y lo dejaba. La razón de mi empeño por seguir a un actor que nunca había hecho nada que me gustase no la conozco, pero no me como mucho el coco con ello.

En Missing Noir, por fin Kang Woo ha dado en el blanco de mis gustos, lo que no sé es bueno o es malo porque, por un lado, puede significar que a partir de ahora mi fidelidad perruna se va a ver recompensada con buenos dramas, pero si este drama es una excepción, puede darse que siga dale que te pego intentando ver dramas que luego me parecen un tostón. Vaya dilema.

Es difícil hablar de los dramas de tema policiaco porque por un lado no quieres desvelar nada del argumento y por otro los personajes en sí mismos están menos desarrollados que en otro tipo de series. ¿Qué por qué ocurre eso? Pues no lo sé, porque no creo que una cosa sea incompatible con la otra, quiero decir que si en vez de durar 10 capítulos, durasen 12 ó 13, tendrían tiempo para todo. A lo mejor es un problema del tipo de guionistas que se especializan o bien en tramas enrevesadas o bien en el análisis de sentimientos y no suele haber guionistas que se especialicen en las dos. De todas maneras, aunque sea un hecho comprobable lo de la falta de desarrollo de los personajes, las explicaciones son una pura especulación, que no sé de lo que hablo, vamos.

Los dramas policiacos coreanos corren el peligro, con frecuencia, de presentar unas tramas complicadísimas y que en ocasiones no se entienden bien, a veces porque los subtítulos no están muy conseguidos y otras veces porque, de verdad de la buena, la trama es un embrollo tremebundo. Otras veces las tramas son presentadas de forma artificiosa, con lo que quiero decir que el misterio de los casos es una tontería, sin perjuicio de que lo presenten en un paquete atractivo. En “Missing Noir” no pasa nada de eso.

“Missing Noir” es una serie policiaca con buenos casos (unos mejores que otros, obviamente), que pueden ser complicados, pero se entienden perfectamente sin que confundas a los personajes y te preguntes constantemente qué demonios está pasando. Los casos son interesantes y los dos actores protagonistas, Kim Kang Woo y Park Hee Sun, al que, a este sí, ya le había visto en “All about my romance”, pero con una apariencia totalmente distinta lo hacen bien, aguantando unos primeros planos en los que se les ve hasta los pensamientos.

Otra cosa que en mi caso tampoco estorba es que me parece que los dos actores tienen un pelo espectacular. Como yo soy una fetichista del pelo de los tíos, he disfrutado como una china.

La idea central del drama es que muchos crímenes tienen la apariencia casos de personas desaparecidas, o mejor dicho, que los casos de personas desaparecidas encubren muchos crímenes, razón por la que un mandamás de la policía decide crear una unidad especial para localizar gente, a la que asigna a un policía superdotado, ex agente del FBI, que ha tenido algún percance por usar su arma con cierta ligereza, a otro policía observador e inteligente y a una chica especialistas en tecnología e informática. A este nuevo organismo le hacen residir, no se sabe por qué, en una casa particular con aspecto de ser la casa de Sherlock Holmes pero en medio de Seúl.

Viéndose cuál es el tema, todos los casos empiezan con la desaparición de alguien para luego resultar en otra cosa. Además de esta línea conductora hay otra, y es que todos los casos son tristísimos y melancólicos, al estilo de esa serie de hace chiquicientos años “Hill Street Blues”, que en España se llamó “Canción Triste de Hill Street”.

En el capítulo final intuimos que esos casos de final agridulce tenían un mensaje secreto, que yo desde luego no he apreciado mientras la veía, que tiene que ver con que la aplicación de la Ley, con mayúscula, no siempre consigue el objetivo de Justicia que persigue. Por supuesto, también aquí la corrupción es rampante. En el drama, además, sí que se hacen juicios de valor sobre quién merece “ganar” o “perder” en los casos, o quién se lo merece más, pero me temo que desde mi punto de vista esto no es algo que deba juzgar la policía.

A dos capítulos del final sale algún personaje al que una persona medianamente familiarizada con el género, sabe que le va a ocurrir algo, que se les ve en eso un poco el cartón piedra de la construcción del argumento, pero sólo es un poco simple y no es especialmente irritante.

El final, sin embargo, es flojorro y abierto en el peor sentido del término, porque no es que se pueda interpretar de distintas maneras, aunque hay cosas en las que eso es así, sino que no sabes si es abierto porque sí o porque planean hacer una segunda parte. En cualquier caso, en este drama es de esos en los que te da la impresión de que, como mínimo, le falta un capítulo por no decir dos o tres porque la poca información que tienes de los personaje te la dan en el último minuto y medio (lo del minuto y medio es una licencia poética, me refiero al último capítulo) y luego, ¡puf, fundido en negro!


REPARTO

Kim Kang Woo como Gil Soo Hyun
Park Hee Soon como Oh Dae Young
Jo Bo Ah como Jin Seo Joon
Park So Hyun como la médico forense Kang Joo Yung
Kim Gyu Chul como Director Park Jung Do

Otros

Kang Ha Neul como Lee Jung Soo (asesino condenado) (ep.1-2)
Go Bo Kyul como Kang Soon Young (ep.1-2)
Jung Woo Sik como Joseph Joo (ep.2)
Lee Seung Hyung como Kim Suk Jin (ep.2)
Ryu Tae Ho como Kim Suk Gyu (ep.2)
Park Hae Joon como Ha Tae Jo (ep.3-4)
Son Jong Hak como Ryoo Jung Gook (ep.3-4)
Han Soo Yun como Lee Jin Young (ep.3-4)
Seo Eun Ah como Eun Chae Rin (ep.3-4)
Kim Ji Hoon como Kim Yoon Jae (ep.4)
Yoo Jung Suk como Go Dong Ho (ep.5)
Jang Gwang como Nam Suk Tae (ep.5)
Han Seung Hyun como Kim Dae Soo (ep.5)
Kim Yeol como Go Dong Joo (ep.5)
Son Soo Hyun como Ban Hyo Jung (ep.7)
Yoon Ye Joo como Lee Se Young (ep.7)
L.Joe como Yang Jung Ho (ep.7)

Comentarios

  1. martajoojinmo dice:

    Pues la voy a tomar en cuenta porque Kim Kang Woo me gustaaa nomuuuu , nomuuuuu
    no leo mucho para no spoliers
    ahora ando del lado de las tinieblas Saranghaneun Jin Mooonndaaa
    en serio , mi amada Eun Dong es para mi Saranghaneun Jin Mooonndaaa como nunca antes en mi vidaaaa
    Y ES QUE Por fin un drama AGRADABLE DE VER!!!!!!!!
    y vino de quien más??¡¡¡¡ vino de la mano de mi CHONAAAAA queridooo lo AMOOO..— LO ADOROOOO XX1000

    y que bien le sientaaaaa toda la ropa a mi Chonaaaa cualquier trapo que se ponga luceeeeeeeeeeeeee ESPECTACULAR!
    de verdad esta SUPER! muy buenoo REALMENTE¡¡¡ con mucho glamour, risas, romántico, sin ascos en la comida ( porque que lindo comeee mi Chonaaaa, y que lindo camina… que lindo ríe ,,,que lindo llora,…

    deseando pasarme al lado de la luz muy pronto porque no entendí ni pío,.. o mejor me veo el 5 y el 6 las veces que haga falta¡¡¡jajaj no voy a morir todaviaaaa a pesar de estar muriendo de AMOR Saranghaneun Jin Mooonndaaa

    Gracias por el comentario a Dos! Marta y Maggie !

  2. Hola chicas, era la primera vez que veía un drama de esta cadena, y además policíaco, a mi si me gustó, pues me gustan las series de este tipo y la actuación de los protagonistas también en especial la del detective Oh, sí, parece que hubiera segunda temporada, ojalá porque la veré seguramente. La comencé a ver por probar y terminó gustándome mucho. Gracias a las dos por el comentario.

  3. Todavía no lo termino, pero lo que he visto hasta ahora me ha gustado.
    Maggie, yo no solía fijarme mucho en las posadoras, pero es que ya no puedo evitarlo. Están ahí para nuestro disfrute visual. 😉

    Chicas, gracias por sus comentarios.

Tu comentario