“Ms Temper and Nam Jung Gi” – jTBC (2016)

Ms Temper and Nam Jung Gi

RESUMEN

Ok Da Jung es la líder del equipo más joven de la industria de los cosméticos. Se ha divorciado tres veces hasta ahora, no le importa lo que otros piensan acerca de ella y tiene un gran temperamento. Nam Jung Gi trabaja como jefe de sección en la misma empresa de cosméticos que Ok Da Jung. A diferencia de ella, Nam Jung Gi tiene una personalidad tímida y agradable, él no puede decir nada que incomode a los demás. Pero él tiene la habilidad de hacer hervir la sangre de Ok Da Jung.

Resumen extraído de Wiki drama

Nº de episodios: 16

NUESTRO COMENTARIO

Maggie dice:

La Sra. Mal genio y Nam Jung Gi es una comedia que se supone romántica, pero que luego no lo es, pese a que el amor abunda en todas sus facetas. Sea como fuere, a mí, sinceramente no me hizo falta que de esta trama saliera una pareja enamoradamente arrebatada. Y no me extraña que aquí le huyan a los “colorines colorados” y los “fueron felices y comieron perdices” el uno porque lleva un divorcio a cuestas y la otra, a falta de uno, tres. Como dice el refrán “del agua fría el gato escaldado, huye”, aunque a ella el que mejor le cala es “El hombre es el único animal que más veces tropieza con la misma piedra” ¡Ni una, ni dos; tres veces! Y con lo que todavía la quieren cada uno de ellos, bien imbéciles fueron dejándola marchar. Y eso que cada uno de esos matrimonios llegó a su fin por cuestiones bien distintas, y planteamientos absurdos por lo que la santa de Ok Da Jung los mandó a freír espárragos.

Aquí hubo bastantes cosas que me sorprendieron por varias razones distintas, la primera de todas, en la casa de Nam Jung Gi, que es una familia íntegramente masculina, el hijo de éste, siendo pequeño aún, no haga ni la más mínima referencia a su madre; Puede que la patria potestad se la hayan adjudicado al hombre cuando firmaron el divorcio ¿Pero las madres no tienen derecho a tener el más mínimo contacto con sus hijos? Y siendo Nam Jung Gi tan pobre de espíritu ¿Cómo sería su ex para que el juez le haya dejado a ese ser tan timorato que es Jung Gi shi la responsabilidad de criar un hijo? Porque encima; uno de los bemoles que una decisión así acarrea, es que a las criaturas las sometan a abuso por no tener madre, como bien queda patente en esta comedia, y que además sean otras madres sin oficio ni beneficio, las que abusen a los hijos de estas familias mono parentales y mono género.

Timorato es Jung Gi shi, para que engañarnos, pero es que en Lovely Cosmetics, en realidad, todos parecen estar cortados con la misma tijera. Hasta que llega ella, Ok shi –que fue capaz de ver el potencial de aquel grupo de gente y con mucha garra y mucho brío cambió la situación de la empresa en su totalidad, incluyendo la de los seres anodinos que ahí vegetaban.

En esta comedia tocan muchos palos de los que embarran hoy día el mundo de los negocios, no salen muy bien parados ni los que abusan sexualmente de sus subordinadas ni de tanta “coima” (que dirían en Argentina) el tan presente cohecho que tanto vemos a diestra y siniestra…sin olvidarnos, claro está, del espionaje industrial. ¿Para qué tener al equipo de I+D trabajando por un sueldo, pudiendo tenerlos rascándose el higo mientras nos las ingeniamos para robarle las ideas a la competencia?

Ok shi me gusta bastante, me resulta un personaje dibujado para que a las mujeres les resulte atractivo; en el ámbito profesional es de una capacidad tal, que todos los ejecutivos masculinos del sector tienden a desvanecerse en su presencia; en más de una ocasión me quedé pensando ¿Pero cómo llegó éste a un puesto de tal envergadura si es que por poco y no sabe hacer la O con un canuto? ¿Cómo puede ser ella la única que sepa llevar acabo una gestión solvente? Pues al cabo del todo, te das cuenta que sí. Ella tiene más capacidad a la hora de sacar un proyecto adelante; ¡vamos! Que les dio sopas con honda a todos.

¡Y resultó que el tan mentado mal genio no era ni para tanto, ni tampoco tan desmerecido! Me acordé mucho de Marta y lo que siempre dice de que en Asia eso de que una mujer sea capaz generalmente lleva como sambenito el ser detestable a los ojos de sus congéneres. Si hacerse valer y respetar es ser mal geniada, ¡Bendito mal genio, seámoslo todas! Al diablo con tanto abusador cretino.

Yo me llevé una grata sorpresa con esta historia, me gustó ver de nuevo a Lee Yo Won y a Yun Sang Hyun; a los tres maridos también sé que los he visto, aunque ahora no me acuerde en qué. Aquí me gustó mucho como cada uno de ellos aprendió a valorarla y a apoyarla pese a que sus historias particulares ya no pudieran tener epílogo.

MartaH opina:

Con ese título, “Ms Temper”, ese actor, Yoon Sang Hyun, que con frecuencia interpreta papeles de chiquilicuatre, y siendo una comedia, me esperaba lo peor. Esperaba la enésima historia de mujer histérica e insoportable, más insoportable aún por el hecho de ser jefa, abundando en el estereotipo de que las mujeres jefas son un horror. De hecho, la única razón por la que empecé a verla fue porque era el único drama coreano que se había terminado de emitir cuando tuve que decidir qué ver.

El caso es que me equivoqué, “Ms Temper” no es una historia de mujer horrible sino todo lo contrario, y no es una historia sobre un estereotipo de mujer ni de hombre, sino una historia que da la vuelta al estereotipo. En vez de ser, como suele ocurrir en los dramas, una historia de mujer que evoluciona y aprende a respetarse a sí misma, aquí la mujer se respeta a sí misma desde siempre y es el hombre el que es cobarde, resignado y falto de confianza en sus habilidades naturales.

Ms Temper, Ok Da Jung, es una ejecutiva de una empresa de cosméticos con un jefe repugnante. Repugnante por machista y repugnante por corrupto. En los primeros capítulos lo único que nos cuentan de ella es que tiene un genio de los mil demonios, una fama dudosa y, horror de los horrores, se ha divorciado tres veces lo que transmite el prejuicio de que seguro que la han abandonada por lo insoportable que es.

Nam Jung Gi es un hombre bueno pero débil, es padre soltero con un hijo y vive con su padre y su hermano. Nunca dice una palabra más alta que la otra y agacha la cabeza en toda ocasión en el convencimiento de que, cuando no tienes ni dinero ni poder, ese es el único camino.

El resto de los capítulos son para desmontar el teatrito de la mujer horrible. A través de una serie de peripecias empresariales vamos viendo, que Ok Da Jung no es ni mala, ni insoportable, sólo es una mujer capaz que ha decidido vivir su vida sin dar explicaciones a nadie contra un mundo empresarial más que hostil.

Ok Da Jung no es que sea lista, es que es la más lista, pero a la vez es la más decente, la más trabajadora y la que más se respeta a sí misma, de forma que no quiere plegarse a una forma de hacer negocios no solo machista, sino en el abuso del más débil y en los sobornos como moneda corriente.

Con su ejemplo, y solo con su ejemplo, sus compañeros de trabajo y su jefe aprenden que otras opciones son posibles, que es posible no tener mucho dinero y sacar provecho del trabajo y el ingenio y el esfuerzo si uno está dispuesto a no transigir con ciertas cosas, y que puede que tus fuerzas no alcancen para cambiar el mundo, pero seguro que alcanzan para cambiar “tu” mundo.

En este drama, que no deja de ser una comedia vista a través de los ojos de Nam Jung Gi, se sacan a la luz y se discuten algunos de los estereotipos que enfrentan las mujeres a diario en esos países tan machistas, y en particular a los que se enfrenta Ok Da Jung por ser la mejor, como por ejemplo que cuando una mujer asciende no es solo porque valga más que los demás, sino porque puede utilizar armas, léase el sexo, que los hombres no pueden; o también, que cuando una mujer se ha divorciado tres veces es porque ella tiene un defecto; u otro menos evidente pero también muy importante, que las mujeres no tienen que ser dulces para ser buenas y dignas de ser amadas.

En este drama se habla de cosas que se habían insinuado en otros, como el hecho de que, ante el acoso, la regla general sea echar tierra encima o despedir a la mujer que lo sufre y otros que, yo al menos, no había visto, la discriminación que sufren en el ambiente laboral las mujeres con hijos, que además de trabajar tanto como sus maridos cargan con el peso del mantenimiento del hogar, ese desequilibrio en las cargas que existe en prácticamente todos los países, de los llamados civilizados o de los que no lo son. Lo que me ha sorprendido es que aquí han puesto en la boca de un personaje repugnante ese igualmente asqueroso cliché: las mujeres casadas dan problemas que jamás tendrías si tuvieras contratado un hombre. Cliché que se deja fuera que tendrían los mismos problemas contratando hombres si estos se hicieran cargo de la parte que les toca.

Ante este estado de cosas, nuestra heroína nunca se resigna, pero no con una visión bobalicona de que ciertas batallas se ganan solo con desearlo. Ok Da Jung sabe que las batallas cuestan y no juzga con excesiva dureza a los que no son capaces de librarlas. Eso sí, si la persona en cuestión está dispuesta a luchar, le presta su ayuda siempre que lo necesite. No voy a decir que Ok Da Jung sea una mujer de la que sea fácil ser amiga, pero es uno de los mejores personajes femeninos que he visto en un drama.

En este cuento de Cenicienta a la inversa, la princesa no salva a Nam Jung Gi de la pobreza, le salva de sí mismo y, a diferencia de que lo pasa en la verdadera Cenicienta que sale de la pobreza sólo porque el príncipe es rico, aquí Nam Jung Gi sale de su pobreza de espíritu por su esfuerzo y su fe, con la guía y la luz del faro de una mujer que es, y siempre será, más capaz y más lista que él, sin que a ninguno de los dos les importe especialmente este hecho. Refrescante.

De toda esta historia, lo único que me disgusta es que, lo mismo que pasaba en ese drama japonés del que hablábamos hace unos días, “Kyou wa Kaisha Yasumimasu” (I’m taking the day off)“, aquí solo se sabe qué piensa Nam Jung Gi y ella es en todo caso un libro cerrado del que solo sabemos lo que hace, pero no lo que piensa ya que hablar, lo que se dice hablar, habla poco con todo el mundo. Aunque Ok Da Jung haya decidido conscientemente no dar explicaciones a nadie de su conducta porque se sabe una incomprendida haga lo que haga, habría estado mejor si supiéramos qué le pasa por la cabeza.

Además de este defecto, yo he cargado con otro problema que no es un problema de la historia, sino de mí misma. Uno de los personajes masculinos, un “malo” que se dedica a hacerles la vida de cuadritos, es el actor Yun Jung Hoon (o Yeon Jung Hun), que a mí me encanta y me parece muy atractivo haga lo que haga, así que me quedo con la pena de que no sea el que se queda con la chica.

REPARTO

Lee Yo Won como Ok Da Jung
Yoon Sang Hyun como Nam Jung Gi
Chan Sung como Nam Ki Bong
Choi Hyun Joon como Nam Woo Joo
Im Ha Ryong como Padre de Jung Gi
Son Jong Hak como Kim Hwan Gyoo
Kim Sun Young como Han Young Mi
Yoo Jae Myung como CEO Jo Dong Gyoo
Song Jae Hee como Ji Yoon Ho (Primer ex-esposo de Da Jung)
Hwang Bo Ra como Jang Mi Ri
Kwon Hyun Sang como Park Hyun Woo
Lee Jung Jin como Jang Si Hwan (Segundo ex-esposo de Da Jung)
Kim Sook
Yoon Jung Soo (윤정수)
Apariciones especiales

Yun Jung Hoon como (Tercer ex-esposo de Da Jung)
Do Hee
Cheetah (Ep. 13)
Yoon Si Yoon (Ep. 16)

Comentarios

  1. Hola chicas, GRACIAS por la reseña!!!!
    Yo estoy por empezar el 9no capitulo de “Ms Temper…”… El actor no me “atrae” para nada, pero me gustan las mujeres FUERTES y que saben lo que quieren, aunque me indigna y sufro mucho con todas las trastadas que le hace su horroroso ex jefe, y como tiene que lucharla para hecerles entender a su grupo de trabajo que ellos VALEN de verdad y que tienen derecho a dejar de comportarse como “esclavos” de los más “fuertes” (que abusan de su poder). Y sus ex me parecen muy atractivos, je, je, je. La seguiré.
    Paralelamente veo “Mirror of the witch” (cada vez que traducen un capi ) y una vieja novela que me está entreteniendo MUCHO: “Can love become money”; hasta el capi 7 (el último que vi) la prota es desopilante, je, je, je.
    Pero veo sólo los fines de semana ya que estoy en plenos parciales de la Facultad… Uffffffffffffffffffffffff…

  2. María Luisa dice:

    Este drama no me había planteado verla, sobre todo por el nombrecito y lo que a mí me cae mal que califiquen a las mujeres con puestos de poder en el mundo político o empresarial, como amargadas, insatisfechas y mal geniuda.

    Me estoy llevando la sorpresa al leerlas, de que aquí no es así, y me están dando ganas de ponerla en la lista de las que veré. Gracias nuevamente por el comentario a dos manos.

    Saludos.

  3. Hola chicas, No lo pensaba ver pero por la reseña creo que lo veré,Además acabó de terminar de ver “Goodbay Mr.Black”Lo vi esperando un final muy tragico pero no tuvo un lindo final como me gusta a mi,debo confesar que lo vi mas motivada por ver a su protagonista que soy fan de ella, en este drama, no me gusto su corte de pelo y el protagonista me parece super simpatico, la trama por pedazos los lios empresariales no los entiendo mucho, pero me gusto.

  4. Ratagore dice:

    La empecé a ver con muchas expectativas por la trama. Los primeros caps me gustaron, la relación amor-odio familiar del protagonista y sobre todo el hermano me gustaron pero según iba viéndolo se me hizo muy pesado todo el tema de la compañía de cosméticos y la parte romántica iba desapareciendo cada vez más. Con todo está entretenido y para mí la escena “inolvidable” del drama será él en el hotel con ella 🙂

  5. Ahhhhh, veo que apareció el actor de “Can Love become money”, vieja novela que acabo de terminar… Es el 3er marido????
    Mientras bajo otros capis de esta novela, ayer vi la peli “The priest”, con Kang Dong Won… Como él me gustó busqué alguna novela, pero lo último que hizo es del 2004… Se ve que le gusta más el cine…

  6. Les juro para mi es el mejor drama de comedia que he visto, me SUPER GUSTO, me reir tanto con este drama que al final, casi me da un ataque, es genial, como se muestra el realce del autoestima, esta mujer me gusto tanto que se me hace a Gabriela Spanic de la novela creo que es venezolana EMPERATRIZ, si pensabas que iba hacer una lata pues estas equivocada

  7. Termine de verla, y la verdad me pareció un poco aburrida, sobre todo por el tema empresarial, que por momentos fue un poco denso, ademas esperaba algo mas de romance, que nunca se dio. Tuvo partes graciosas pero no llego a gustarme del todo. una lastima.

Tu comentario