“My daughter Seo Young” – KBS2 (2012-2013)

Lee Sang Woo Lee Bo Young

RESUMEN

Una historia sobre el amor, el odio, la reconciliación y la relación entre un padre que se separa de su hija. Seo Young es una tenaz mujer que trata de escapar de la dura vida de la pobreza con una fuerte pasión para tener éxito, superando su bajo estatus y ascendiendo en la sociedad. En el camino de cumplir su sueño, ella rompe relaciones con su familia pobre y su padre incompetente quien aún ama a su hija a pesar de su amargura.

Resumen extraido de Wiki Drama

Nº de episodios: 50

NUESTRO COMENTARIO

Por regla general, no veo dos dramas ni películas seguidas con los mismos actores protagonistas para evitar ver los ticks y trucos que suelen repetir, ya que eso me hace acordarme de que son actores y le resta un poco de emoción a cómo disfruto la historia.

Como ya conté en su día, con este drama hice una excepción y empecé a verlo a continuación de “Second Time 20 years old”, que me gustó regular, pero que me recordó la existencia de Lee Sang Yoon y sus hoyitos.

A Lee Sang Yoon le vi por primera vez en otro drama regular “Angel Eyes” y me pareció feíto (sí, ya sé, debía estar fumada), y me disgustó que sustituyeran a su versión joven, Kang Ha Neul, por él. Al final de este drama, ya estaba perdida y era carne de cañón, y me bajé “My Daughter Seo Yeon”, que cumplía dos características que me suelen hacer alejarme de un drama como de la peste: que era un drama familiar de fin de semana y que tenía 50 capítulos.

Con una aguda “leesangyoonitis” después de volver a verle, me lancé a la piscina, y como me pasó en su día con “Family Honor” que empecé a ver con mucha precaución y que me gustó muchísimo, este drama también me ha gustado bastante.

Y me ha gustado considerablemente aunque la premisa de este drama, el problema central, es algo totalmente extraño a nuestra cultura, por lo que hay que hacer un esfuerzo de adaptación para que aceptemos que lo que transcurre ante nuestros ojos, lo que hace la historia como es y a los protagonistas unas personas complejas, es tan dramático como nos quieren hacer ver.

No esperen, por tanto, una historia complicada ni un drama en el que pasan muchísimas cosas, porque no pasan, y en ocasiones se puede hacer un poco lento. Aquí lo que importan son únicamente sus personajes, y sólo importa por qué hacen lo que hacen, qué les impulsa y les hace ser cómo son y decir lo que dicen.

Como excepción también en un drama tan largo y con tantos capítulos, no hay muchas tramas y casi todas, menos dos, son interesantes. Las dos que son una castaña pilonga son fácilmente evitables con el avance rápido del mando a distancia.

Lee Seo Young es una chica listísima que ha terminado la carrera de Derecho y está estudiando para el examen de acceso. Además de trabajar para pagarse sus estudios, también le ha pagado los estudios de medicina a su hermano gemelo, Lee Sang Woo, el verdaderamente guapísimo Park Hae Jin, que no puede ser más perfecto (¡qué nariz, qué boca, qué todo tiene este muchacho!).

A pesar de ser una chica ejemplar, Lee Seo Young vive literalmente como un perro, malcomiendo y maldurmiendo, porque tiene un padre desastroso que se mete en un lío tras otro y contrae una deuda tras otra que Seo Young y su madre tienen que pagar trabajando a todas horas y en cualquier cosa hasta que se les desgastan los nudillos. En el principio de la historia, mientras el padre se está escapando del enésimo acreedor, a la madre le da un colapso y como no la encuentran a tiempo, cuando se quieren dar cuenta, la señora se muere.

Aunque está rabiosa, agotada y harta, Lee Seo Young tiene que volver a utilizar el dinero de su matrícula en la universidad para pagar las deudas del padre, y éste y el hermano acaban viviendo en su casa y Seo Young, como Sísifo, tiene que volver a empezar a escalar la montaña para nunca llegar a la cima por alguna fechoría de su padre.

Seo Young, lista, trabajadora, y buena, lleva resistiendo esa vida a base de orgullo, Seo Young no cede, ni se rinde, ni se queja, sólo se aguanta, y cuando su padre hace que se vuelva a caer, se levanta y sigue

Como necesita dinero, se pone a trabajar de profesora particular en casa de unos ricos, dando clases al hermano pequeño, un malísimo estudiante y totalmente mimado, al que Seo Young se gana haciendo que lo que estudia le resulte interesante. El hermano mayor de su estudiante es Kang Woo Jae, inteligente y con carácter pero con una tendencia a imponer su criterio sin preguntar mucho.

Kang Woo Jae se enamora de Seo Young, que piensa que no tiene ninguna oportunidad de que la familia la acepte, así que le rechaza sin parar. Woo Jae, sin embargo, le cuenta a su familia que está enamorado, y en medio del escándalo que se monta, en el que la familia de Woo Jae interroga a Seo Young, ésta, para no dar muchas explicaciones sobre una materia que cree que no tiene trascendencia porque ese amor no va a llegar a ningún lado, cuando le preguntan a qué se dedica su padre, dice que no tiene, que es huérfana (algo que ya saben que en Corea es algo malo) cuando su padre está vivito y coleando.

Más tarde, cuando Seo Young se da cuenta de que se ha enamorado de Woo Jae, acepta casarse con él, pero ya no le dice la verdad sobre su padre porque no quiere correr el riesgo de perderle. El hermano gemelo se entera, y se enfada muchísimo y rompe su relación con ella, y el padre, que no debería haberse enterado porque Seo Young le cuenta que es que se va a EEUU a estudiar, por una desafortunada casualidad se entera de que la hija le ha “matado” figuradamente.

Y es aquí donde tenemos que hacer un esfuerzo de adaptación, porque mientras que en occidente romper con tu familia, abiertamente o a escondidas, no es nada del otro mundo y nadie pensaría nada en especial de una hija que manda a un padre como ese a volar, en Corea, gracias a la educación confuciana, eso es un pecado mortal. En realidad, en los mandamientos cristianos también hay uno sobre “honrar a los padres”, pero en nuestros tiempos este es un mandamiento que ha perdido vigencia, mientras que en Corea no. Repudiar a un padre es un pecado, me imagino que comparable a lo que sería aquí matarle.

Pasan tres años, Seo Young vive con su marido que la adora, pero ella vive atormentada por la culpa y agarrotada por el miedo de que su marido, que la quiere a morir y no puede ser más tierno con ella, descubra la verdad y pierda por eso lo que tiene. Como está sola y no puede hablar con nadie, no es capaz de salir de esa espiral de angustia y terror.

Mientras tanto, su padre, gracias a la catarsis de que su hija le repudiara, ha dejado de ser un desastre y vive con Lee Sang Woo, el hermano, que ignora que el padre sabe la verdad.

Para terminar de redondear el drama, Sang Woo se enamora de la hermana de Woo Jae, sin saberlo, y cuando lo descubre la deja para proteger a Seo Young. El asunto se complica porque el padre salva a Woo Jae de un atropello, así que las vidas de todos se entrelazan hasta que, como no podía ser de otra manera, se descubre el pastel. El asunto se complica un poco más hasta que todo acaba bien.

¿Y qué tiene de interesante este asunto? Que aunque al público coreano le costara entender a Seo Young, Seo Young es un personaje muy complicado al que le pasan por dentro muchas cosas que entiendes:

– Es orgullosa porque durante años ha vivido teniendo únicamente eso en un país en el que, como ocurre por ejemplo en los EEUU, ser pobre no es solo una desgracia, sino que es un estigma porque hay una conciencia o sentimiento colectivo de que la pobreza es, de alguna manera, culpa del pobre. El orgullo le ha ayudado a sobrevivir y uno se resiste a abandonar a un compañero que te ha servido bien.
– Es hermética porque nunca ha tenido un hombro sobre el que llorar y jamás ha podido confiar en nadie. Aunque su hermana es buenísimo y la quiere, ella siempre se ha sentido responsable de él, y además, cuando la desaprueba, la juzga y también la deja en la cuneta, aunque ella no lo interprete así.

Una persona que siempre se ha tenido solo a sí misma es difícil que ponga su confianza en alguien y se deje llevar. Mientras está casada con Woo Jae, al que quiere muchísimo, no deja de protegerse ni se abre, por vergüenza por engañarle, porque se aborrece a sí misma por haber dejado tirado a su padre, porque cada vez que él la trata con la ternura con la que la trata, ella le mira como no creyéndose que alguien como él exista y cree que la quiere porque de verdad no sabe que ella es como es, y que si lo supiera, no la querría.

El personaje de Woo Jae, que no es tan complejo, es extraño en un drama coreano, un hombre tan enamorado que no puede dejar de querer aunque sepa que le engañen, un hombre que cuando se entera del asunto, prefiere hacer que no sabe porque la perspectiva de dejarla le agobia, un hombre fuerte y obstinado que sin embargo hace un esfuerzo por cambiar, por adaptarse, por aceptarla no tan perfecta como la veía, sino como es. Un hombre, en definitiva, que la quiere porque sí.

El resto de las tramas son las de la vida del padre con el hermano, totalmente relacionada con la primera, y la historia del hermano Sang Woo, que para huir de su noviazgo con la hermana de Woo Jae, Kang Mi Kyung se casa con otra chica, la historia de la madre y el padre de Woo Jae, y las dos tramas rollíferas, la del hermano de Woo Jae, el alumno de Seo Young, que quiere ser actor, y la historia de otro señor mayor, amigo del padre, casado con una pesada, y que también quiere ser actor.

La historia de Sang Woo, Mi Kyung y la tercera en discordia, que se llama Choi Ho Young, al principio me molestaba porque de forma evidente Mi Kyung, estudiante de medicina y compañera de Sang Woo, era la chica lista, y el personaje de Choi Ho Young era el de una chiflada obsesiva, mimada, ñoña y más tonta que abundio, así que saber que la que se iba a quedar con el premio de la lotería era la tonta, pues qué quieren que les diga, me tocaba las narices y me daba pena de Mi Kyung y por el resto de las mujeres listas de este mundo que tienen que disimularlo porque en ciertos ambientes ser lista es un baldón.

Sin embargo, según avanza la historia, afortunadamente el personaje de Ho Young cambia, y sin dejar de ser inocentona y buena, deja de ser histéricamente obsesiva y ñoña y se convierte únicamente en ese tipo de personas que, sin ser tontas ni dejar de ver las cosas como son, prefieren poner buena cara a la vida y ser felices con cualquier pequeña cosa que les pasa. Una chica bondadosa y, que a pesar de haber sido educada por una madre pesadísima, es firme en sus convicciones, sabe lo que quiere y no juzga a nadie, alguien que siempre ve lo bueno de las personas…y es difícil que alguien así te caiga mal.

En la última parte del drama, Seo Young y su padre se reencuentran, y es ahí donde ocurre algo de esas cosas que pasan en los dramas y que hacen que me gusten tanto. En la última parte los guionistas deciden llamar nuestra atención sobre el hecho de que los padres son personas, con sus defectos, con sus sueños y que ser padres es una función que cumplen, pero que eso no es lo que ellos “son” y que son mucho más de lo que los hijos sabemos de ellos. Que por mucho que nos cueste verlo, alguna vez fueron jóvenes y a veces todavía lo son y que, como nosotros mismos percibimos según envejecemos, el cuerpo envejece mucho más deprisa que el cerebro y que no porque el cuerpo sea maduro, la mente lo es.

Este es un hecho que nos muestran, tanto en el personaje del padre de Lee Seo Young, como en la madre y padre de Kang Woo Jae (me encanta cuando la madre le lee la cartilla al padre y le dice que, la quisiera o no cuando se casaron, cuando uno se casa debe ser leal con la pareja, y respetarla), y de alguna manera también con los padres de Choi Ho Young, que es la del señor maduro que quiere ser actor y su mujer la pesada. El padre de Ho Young decide abandonar su trabajo como un ejecutivo porque se da cuenta de que la vida es cortísima y, tenga familia o no, es el momento de hacer lo que le gusta y ser feliz y que, una vez criados los hijos, su primer compromiso es consigo mismo.

Otra de las tesis de este drama es que nadie debe tirar la primera piedra y juzgar a alguien que miente, que debemos hacer un esfuerzo para entender sus circunstancias y sus motivos, y luego decidir, pero no condenar sin saber. Para ello, enfrentan a varios de los personajes ante sus propias mentiras para que hagan examen de conciencia, pero también los enfrentan con las consecuencias de su engaño en las personas engañadas, para que la próxima vez que tengan la tentación de engañar y mentir sepan a qué atenerse y decidan si merece la pena. Supongo que ese es un aviso para navegantes en la ultraconservadora e intransigente sociedad coreana.

LO MEJOR

Además de otras muchas cosas, lo guapa que está Lee Bo Young las dos veces que va vestida de novia, bastante más guapa de lo que estaba en su boda de verdad. Las fotos que pongo abajo no le hacen justicia, porque está guapísima las dos veces, y sin embargo, en su propia boda, no.

Lee Bo Young

Me gusta lo orgullosos que están los suegros de Seo Young de ella y de su carrera, y que no pretendan que sea una ama de casa sometida y prefieran que siga siendo un abogado de éxito. Me gusta también lo dispuestos que están a perdonarla y a reconocer que, haya mentido o no, en todo lo demás fue honesta y les dio y mostró lo mejor de ella.

LO MALO

Que aunque fuera un poco pasteloso, no se decidan a emparejar a Kang Mi Kyung con el curiosísimo personaje de Choi Kyung Hu, un personaje que, para mi gusto, se desperdicia.

REPARTO

Lee Sang Yoon como Kang Woo Jae
Lee Bo Young como Lee Seo Young
Lee Hye In como Seo Young (Joven)

Familia de Lee Sam Jae

Chun Ho Jin como Lee Sam Jae
Park Hae Jin como Lee Sang Woo (Hermano Gemelo de Seo Young)
Kim Min Kyung (김민경) como Lee Eun Sook (Madre de Seo Young y Sang Woo)

Familia de Kang Ki Bum

Choi Jung Woo como Kang Ki Bum
Kim Hye Ok como Cha Ji Sun
Park Jung Ah como Kang Mi Kyung (Hermana de Woo Jae)
Lee Jung Shin como Kang Sung Jae (Hermano de Woo Jae)
Jo Eun Sook como Yoon So Mi

Familia de Choi Min Suk

Hong Yo Seob como Choi Min Suk
Song Ok Sook como Kim Kang Soon
Choi Yoon Young como Choi Ho Jung
Shim Hyung Tak como Choi Kyung Ho

Otros

Jo Eun Sook como Yoon So Mi
Jang Hee Jin como Jung Sun Woo
Min Young Won como Lee Yun Hee
Kwak Seung Nam (곽승남) como Ko Seung Chan
Lee Il Hwa como Bang Shim Duk
Jo Ah Sung como Jae Hee
Kim Seol Hyun (김설현) como Seo Eun Soo
Lee Seung Joo (이승주) como Amigo de Woo Jae
Park Chul Ho como Bang Shim Duk
Kim Joo Hwan (김주환) como Yong Gyu
Nam Tae Boo como Lee Ho Tae
Jung Ki Sung (정기성) como Young Ki
Kim Kyung Joon (김경준) como Amigo de Sung Jae
Kim Seung Hoon (김승훈) como Jefe
Jung Soo In como Enfermera de urgencias
Moon Sang Hoon como Amigo de la universidad de Sang Woo
Son Hwa Ryung (손희령) como Mi Yeon
Im Ji Sun como Young Eun
Jo Ryun (조련) como tía de la tienda
Kwon Yong Kyung (권영경)
Participación Especial

Kim Jong Min como Novio falso de Seo Young
Lee Ji Hye como Paciente top model
Jung Seung Hwan como empleado del restaurante
Lee Shi Un como Hombre en reunión matrimonial de Ho Jung
Kwon Yul como Man Se (cita a ciegas de Ho Jung)
Min Ji como Ha Yeon
Kim Chu Wol (김추월) como dueño de un restaurante
Yang Yo Seob como un popular estrella actor idol (ep 25)
Jun Noh Min como Bae Young Taek
Choi Sang Hoon como Presidente Jang del Grupo Hye San
Jun Tae Kwan (전태관) como Director de la Academia The Shop Music
Jo Dong Hyuk como Kim Sung Tae
Ban Hyo Jung coom Abuela Kim Eun Ho
Kim Hyo Won (김효원) como Ahn Su Chan
So Hee Jung (소희정) como Jo Myung Sun
Lee Geum Joo como Lee Myung Chul
NEW-US (뉴어스) como aprendices de ídols
Han Yeo Wool

Comentarios

  1. Vi esta novela por las misma razón que tu, Lee Sang Yoon y la vi inmediatamente después de ver Angel Eyes. Lo encuentro espectacular.
    Y hablando de la novela, a mi me gustó mucho.
    Gracias Marta!

  2. Yo es que a Sang Yoon lo conocí en The Duo en el 2010 y desde esa vez lo persigo por donde va. De “My daughter Seo Young” me gustó ver Que Lee Bo Young volvía a trabajar con Chun Ho Jin otra vez bajo las mismas premisas un padre cafre y una hija que sufre las consecuencias de las cafrerías del padre. La anterior vez fue en “Hooray for love” donde el Tal Tal de la Emperatriz Ki, adornaba la cabeza de Lee Bo Young con una contundente cornamenta.

    My daughter me gustó tanto, que la veía al día, y después cuando salían los subs como un mes más tarde, volvía a verla; y eso pese a que tiene ingredientes que son un poco pesados de digerir, pero con darle al FF cuando ciertas plastas salían, se solucionaba bastante bien.

    ¡Te quedó lindo Marta, y me alegro que ya van dos de 50 que no te dan alergia!

  3. Uhhhhhhhhhhh, 50 capis!!!!!!!!!! Son muuuuuucccchhhhooooosssssssssss…
    Saben, estoy tratando de seguir con 2 doramas (y tengo un 3ro, del que baje los primeros episodios en la “gatera”) y me cuestan: “The Man in the Mask”/ ” Masked Prosecutor” con mi amada Kim Sun Ah, y “Warm and Cozy”… De ambos vi los 2 primeros episodios, y ME PESANNNNNN. NO me gusta el corte de cabello de K. S. Ah: se le notan los 40… Y no lo digo xque deba ser joven, no, me gustan que haya dramas con actrices de TODAS las edades, sino xque x ejemplo, el TÌO de ella, x màs que tenga el pelo canoso parece mas su PAREJA!!!!! Ja, ja, ja. Ahhhh, me gusta como actúa el jovencito que hace de Ha Dae Chu adolescente (No Young Hak); tiene pasta de futuro “gangster”… Y la otra historia, me està aburriendo, x màs que me reì cuando la prota se cae del caballo y con tan mala suerte se “engruda” toda…
    El que tengo en la “gatera” es “Who Are You?”, con So Yi Hyun y Taecyeon… Veremos…, insistiré con lo que estoy viendo, sino empezaré a bajar éste!!!! ja, ja, ja.

    • Masked prosecutor a mí me pareció tan rollo que la dejé a medias, y eso que amo también a Kim Sun Ah, pero no la pude aguantar.

      La de Who are you sí que me gustó, lloré como una loca, pero me gustó.

      De todas formas, para mi gusto , My Daugther es muchísimo mejor que que las otras dos…pero hay tiempo para todo.

  4. Para mí ha sido una sorpresa ver tu comentario sobre esta serie.Hace mucho tiempo que la vi, y aún recuerdo lo mucho que me gustó. Creo que todos los personajes trabajan fenomenal, y hacen que la serie no se haga tan larga como podría parecer en un principio. Recuerdo la química entre la pareja protagonista principal y sobre todo recuerdo cuanto me gustó la pareja secundaria del hermano gemelo con la actriz que tiene un papel de lo mas tierno y divertido que hacen que su personaje sea entrañable. Y destaco el papel del hermano estudiante que quiere ser actor, que me resultó toda una sorpresa por lo bien que lo hizo. En resumen, totalmente recomendable.Un saludo

  5. Y bueno, la acerté con la 3ra que tenía en el “gatero”: anoche me acosté a las 3 de la madrugada tras ver 4 capis al hilo de “Who are you?”… Eso si, el prota me parece de lo más feo!!!!! Mon Dieu, esas orejas!!!!!!! Son HORRIBLES!!!!! Les aseguro que me distraen MUCHO, ja, ja, ja… Pero me gusta como actúa: mucho de torpe e impulsivo, pero le pone “onda”. Ella, So Yi Hyun, me gusta mucho, y me reafirmo en lo que supe decir en otro comentario: vista como vista o sin importar el papel que haga (en las novelas en las que la he visto hasta ahora), EXUDA delicadeza, feminidad al 100%.
    Ahhhh, el comentario anónimo anterior era mío.

    • Sí, Eva hija mía, las orejas de Taecyeon son como dos abanicos. El chico tiene un tipo estupendo, pero esas orejas son, ciertamente una distracción. A mí también me llama mucho la atención el tamaño de sus dientes, porque los tiene todos de la misma longitud, como esas dentaduras postizas que andan solas.

  6. Maria Luisa dice:

    Pues Lee Sang Young bien vale el sacrificio lo unico es el tiempo que no hay.

Tu comentario