My Father is Strange (KBS2) 2017

Ahn Joong Hee (Lee Joon) es un joven que solía ser un ídolo, pero ahora quiere ser un actor respetado. Para ello, desea actuar en un drama acerca de un padre y su hijo. Sin embargo, el no conoce a su padre, por ello, tras buscar información, aparece de repente frente al patriarca de la familia Byun, asegurando que él es uno de sus hijos.

La familia consiste de Byun Han Soo (Kim Young Chul) y Na Young Shil (Kim Hae Sook) y sus 4 hijos que incluyen a Joon Young (Min Jin Woong), Hye Young (Lee Yoo Ri), Mi Young (Jung So Min) y Ra Young (Ryu Hwa Young). En el mismo edificio vive parte de la familia de Na Young Shil (madre, hermano, cuñada y sobrino), y a su vez, el edificio es administrado por una mujer de mal carácter llamada Oh Bok Nyeo (Song Ok Sook), la cual tiene varios problemas de convivencia con su marido. (Extraído de la red)

Makjang Maggie opina

Cuando era chiquita había unas chanzas que se llamaban el colmo de los colmos… ¿cuál es el colmo del pastor? ¡Contar ovejas y quedarse dormido! Era la repera que te hacía pasar horas divertidas de jolgorio incesante. Hete aquí por dónde que Father is strange me resultó un colmo de los colmos a la coreana. 52 horas de jolgorio porque en un país donde apuestan por referirse por apodos entre sí (No se vaya a desgastar el nombre de pila 😉 ) Hicieron un drama sobre la suplantación de un nombre. No de una personalidad. No. De un nombre.

Los Byun son una familia que se nos presenta cuando todos sus vástagos están ya en la treintena; bueno, la maknae no. Esa tiene 26 si no me equivoco. Así que ninguno es adolescente, que se diga. Como decía. Todos andan ya bien entrados en la adultez y viviendo aún con los progenitores. Claro que en el mismo edificio también viven los parientes por parte materna, los Na (Un tío, su mujer y el retoño, junto a una abuelita ~de las menos plastas que he visto yo en dramatizados coreanos; aunque también tiene su aquel, no se vayan a creer). Los Na andan por ahí, aparecen lo justo, tienen su historia pero en su justa medida, no llegan a cargar. Así que de casta le viene al galgo.

Ahora, eso sí; mamá Byun es muy diligente cobrando los aportes de sus vástagos cada quincena o cada mes. Vamos, que esto lo dejan claro en más de un capítulo. Ahí nadie vive de gorra…porque hasta la que nunca ha trabajado por fuera de casa; aporta ayudando en el restaurantico de comida popular coreana que regentan los padres.

Dato curioso de los Byun. Todos llevan una sílaba del nombre igual que comparten con la madre. A ella la bautizaron Young Sil, y ella a su vez a sus vástagos Joon Young el varón, Hye Young la primera chica, Mi Young la segunda y Ra Young la tercera. Pero todo esto da igual, por aquello que ya dije que hacen hasta lo indecible por no nombrarse.

De hecho y una vez que uno afina el oído se da cuenta que en los subtítulos están nombrando a cada uno con su nombre bautismal, mientras el interlocutor: joven, de la misma quinta, de los que son “chingus” se está refiriendo a ellos como han che, dul che, set che, ne che ~che es contador~ así que los está llamando primer hijo, segundo … hasta el 4º. Eso cuando no es el oppa o la unnie; ¡Bue! Ustedes ya me entienden, que llevamos fisgando en el mundo coreano un porrón de años ya, aunque a veces caigan por aquí desubicadas a tildarnos de ignorantes en el mundo dramatizado.

Joon, que es el mayor, lleva la tira de años intentando sacarse una oposición de administrador público –así que ataviado con los calzones de aquellos chandals grimosos y chanclas de plástico, se pasa los días entre libros y a mi que me dan dentera dichos calzones no termino de verle el atractivo. Pero sus hermanas si. Y su novia también. Pero yo no. (Ha de ser que como es más largo que un día sin pan, y ellas que aun con plataformas no levantan mucho…En pueblo de ciegos, el tuerto es Rey; dicen) Novia que no sé muy bien si conquistó por el estómago, pero por el estómago si que la conservó. Entonces él solo sale de sus aposentos de sapiencia para ir a cocinarle deliciosas viandas a la chica que lo trae “cacheteando las banquetas” con eso de que es una chavala echada pa’lante que lleva ya muchos lustros trabajando como asesora de vestuario en la productora Gabi –donde prácticamente van a converger muchos también, ya se sabe, se vive apelotonado y se trabaja igual en los reinos del drama televisado.

Porque claro, donde si no iba a entrar a trabajar la hija Nº3, en Gabi como becaria y con 31 añejos que tiene; todo porque cuando andaba en secundaria una mala víbora le hizo la vida a cuadritos ~porque era igualita a aquella venezolana que se llamó “Mi gorda bella”…Que lo bello que tenía era a Juan Pablo Raba; y esta “ex gordis” bella coreana también tiene su bello, solo que en vez de ser Raba se llama Lee Joon y que es un tumbalocas que bailaba o cantaba y que ahora actúa (igualito al personaje que interpreta)

Que desvarío.

Añales después de terminar los estudios y de vivir ayudando en el restaurante; Mi Young ¡por fin! es una digna becaria en Gabi, dónde se encuentra con la víbora de antaño; de jefe y muy en las mismas líneas de matoneo brutote. En Gabi, la 3ª es asignada a llevarle la agenda a un ex cantante hallyu que quiere ser actor ¡pero que le faltan tablas a lo bestia! Un hombre de una antipatía subida que usa como escudo ante todos los que lo critican… Entre ellos:

Cha Jung Hwan (Ryu Soo Young) que es productor de TV y le gusta meterse con lo poco que sabe transmitir el actor Ahn Joong Hee (Lee Joon) cosa que al actor le sienta a cuerno quemado y se desquita con la becaria novata ¡leña al mono, qué’s de goma! En fin que Cha Jung Hwan es el único hijo de los Cha. Una familia acomodada seulita y bastante disfuncional, para qué nos vamos a engañar.

La madre, Cha Bok Nyeo, chaebol que se creyó casada a menos, y es una grandísima díscola que vino para ser mala, pero lo que más dio fue risa. La actriz, Song Oksuk de verdad bordó un papel desternillante con su no saber estar, su oratoria descabellada y sus faltas de ortografía; de quién su marido pretende no “divorciarse” pero si “graduarse” El papá de Jung Hwan ya está jubilado y se le van las horas cuidando a su perro “Chico” Hace años, Cha Bok Nyeo ya se encargó de sacarle de en medio a “una arribista” novieta de su hijito del alma cuándo se percató que éste le había pagado unos créditos de la carrera, pues él podía prestarle el dinero mientras ella dejaba de “saltar matones” –tachán, quién le iba a decir a la dama de “alcurnia y bolengo” (es igual de instruida que Eulalia María Mondragón y Rodriguez de Malagón) que aquella llama no quedó bien apagada ocho años atrás y de los rescoldos que quedaron se avivó una hoguera tan pasional que hasta en el despacho de la abogada Byun (la Nº2) “curtieron” (Que dirían en Argentina) –Antes de que se me olvide, la señora Cha es la dueña y propietaria de la casa donde viven los Byun y los Na y donde está el restaurantico de papá Byun. Y se llevan a las patadas la dueña con los inquilinos, y viceversa.

Luego está la maknae de los Byun, cuya historia no anda enrevesada ni con Gabi ni entre los Cha y los Byun, pero que también tiene una liada para agenciarse un novio, que ¡válgame! Vive arrastrando el ala por uno que entrena fútbol y que ella cree que es gay pero luego (aparte de confundirla) lo que resulta es otro chaebol de aquellos de rancio abolengo…En fin, otro galimatías. Pero está lindo ese galimatías, con la confusión que pueden llegar a causar un par de gemelos y con el padre chaebol medrando y la 4ª metiéndoselo al bolsillo como le da la gana.

Entonces ya con los ingredientes preparados pasamos a armar este platillo, que no batiburrillo.

El actor Ahn, que creció en América jura que para que le den el papel en un drama que promete ser la pera limonera, necesita conocer al padre 36 años ausente. Y cuando lo descubre, decide ir a instalarse en su casa y en medio de su otra familia para poder transmitir al interpretar su personaje. ¿Adivinan quien es el “padre”? Pues no sé si existe el refrán en coreano, pero a esta situación le viene que ni pintado “Eran pocos y parió la abuela” Ya que no solo llega a aquella casa el actor Ahn sino que el hermano mayor tuvo que matrimoniarse pues dejó embarazada a su novia; y (vaya embrollo) la cuñada resultó ser la víbora matona estudiantil de antaño que le hizo la vida imposible a Nº3. Esta pobre Nº3 no sabe si la cagaron los perros; resultó viviendo bajo el mismo techo con su jefe y su peor pesadilla.

Poco a poco y con el paso de los días las cosas empiezan a asentarse y a tomar otro cariz. Después de vivir añorando un amor que se acabó repentinamente, a Jung Hwan se le hace el milagrito y vuelve a enredarse con su hoobae del alma, terminan viviendo juntos sin haberse casado. Que tampoco sé yo a que vienen tantos aspavientos cuando los descubren viviendo “la vida loca”, que la abogada debe tener casi 35 y su sunbae 38 castañas –y no solo por eso, pero espérenme un momento.

Claro que a la mamá Byun ser consuegra de la mamá Cha le sienta peor que un frasco entero de aceite de ricino en ayunas; pero al fin y al cabo los que se van a casar no son ellas…

El actor Ahn se da cuenta que anda enamorándose de su hermana y agente/secretaria, con lo cual el pobre pasa una época truculenta creyéndose tan depravado que termina en la consulta de una psiquiatra; y ya sabemos lo que a un coreano le cuesta dejarse caer por una de esas consultas. Claro que aquí ayuda que la psiquiatra sea una exnovia suya. Pero a la par empiezan a surgir dudas y cosas que no cuadran y el actor Ahn termina dándose cuenta que su papá no es su papá.

¡Fiu! 35 años más tarde Lee Yeon Seok puede por fin contar porqué ahora es Byun Han Soo. Resulta que 45 años atrás fue testigo de un episodio que terminó agarrándolo de cabeza de turco y se pasó una buena temporada en la cárcel, cuándo salió y dado que su historial delictivo poco lo ayudaba en Corea, se fue a los Yunaited invitado por su amigo Byun Han Soo. Como Lee, una noche de 1982, andaba mal vestido, Byun le dejó su chaqueta, poniéndose él la de Lee. En el bar donde estaban hubo una explosión que mató a Byun dejando vivo (aunque en coma) a Lee. Días después, al despertar en el hospital a él lo llamaban Byun (la documentación de ambos estaba en la chaqueta de cada cual) y cuando quiso ir a rectificar el error, su novia de 23 años, que había volado desde Corea cuando se enteró de la tragedia; le suplicó que no hiciera nada y que regresaran así, que estaban esperando bebé y como Lee no iban a poder tener un futuro. Que reservara el Byun, que así por lo menos su hijo no iba a nacer con mácula alguna.

¿Ven por qué no entiendo el bololó que armó la buena señora cuando su hija la abogada se fue a cohabitar “en pecado”?

Entonces el actor Ahn se llena de ínfulas y empieza a tratar al padre pésimo, y el padre que se quiere entregar a la policía para saldar su crimen ¿smileys-clipart-confused-1? Les juro, Confucio aún me confunde. El sr. Lee no hizo jamás nada con el nombre de Byun. Ni una cuenta bancaria, ni una licencia de conducir tuvo. Él solamente cocinaba en el restaurante que está a nombre de la mujer. Su amigo no tuvo tiempo físico de contarle que tenía un hijo con una ex novia –así que tampoco sabía de la existencia del actor Ahn como para ir a informarle que su papá se había muerto.

Como el drama en el que actúa el actor Ahn es un éxito impresionante, el actor de la noche a la mañana es trending topic y ya sabemos como se las gasta la marabunta de la fanaticada coreana por aquellas tierras… Eso le escudriñan y opinan y juzgan hasta las rayitas de los calzoncillos y descubren lo del padre, y este buen señor que ya carga con un peso auto impuesto tiene que aguantar carros y carretas –y eso que la fanaticada al principio solo sabe que es un “padre recién encontrado”

Luego la que se siente una depravada sexual es Nº3 porque se descubrió enamorada de su hermano y jefe… Está que se quiere morir, se va a marchar de la casa, va a dejar el trabajo hasta que el bueno de Ahn le confiesa la verdad de las cosas, dejándola más serena…

Aunque el drama de los padres al principio les sentó, igual de mal a todos que cuando supieron que tenían un hyung y un oppa respectivamente; cuando se serenan y entienden como sucedió todo, gracias al tesón de la abogada Nº2 logran que al padre le den su documento de la seguridad social propio y que nunca había tenido; reabrir el caso y apostar porque su historial penal vuelva a estar más limpio que la patena. Y como no, ya que tiene nombre oficial, ya se pueden casar …¡Ajá! ¿Y entonces cual fue la alharaca porque la Segunda se fue a vivir con el novio si su merced lleva casi cuarenta viviendo en pecado?

Por eso les dije al empezar que era un colmo de los colmos esta serie. Obviamente que tiene flecos incomprensibles como el que todo un productor de televisión, a dos años de cumplir cuarenta, y que ya lleva viviendo solo la tira de años, vuelva a la casa paterna porque le descubrieron viviendo con una chica. O que toda una estrella del mundo Hallyu deje la comodidad de su apartamento de lujo, donde tiene bidé para sus almorranas, para irse a vivir hacinado en un piso de dos habitaciones y un solo baño. Lo que pasa es que todos los personajes están tan bien dibujados y pese a que más de una vez les quieras soltar un sopapo por engreídos unos y tontolabas otros, pasar 52 horas en su compañía te hace quererlos (A unos más que otros también hay que decirlo) con sus rimbombancias y sus estridencias que en definitiva sirven para que algunos actores demuestren que tienen madera de cómicos Lee Yu Ri, Song Ok Suk y Lee Joon de verdad que saben el oficio muy bien sabido; y por muy pijo que me quede el último apunte, en cuanto se sacan esos chandals cochambrosos y se ponen ropa normal de diario, tooooodos, absoluuuutamente toooooodos ganan una barbaridad y quedan hechos unos Sanluices. Ahí como para terminar, una nota de puro “salseo” (que dice la juventud madrileña) Lee Joon y Jung So Min de verdad terminaron saliendo juntos – Como en el drama. Como en la vida misma 🙂 Ah! y que Park Cheol Soo y Song Won Seok (los gemelos) son un par de hombres de muy buen ver 🙂

Reparto

Kim Young-Chul Kim Hae-Sook Ryu Soo-Young Lee Yu-Ri Lee Joon
Byun Han-Soo Na Young-Sil Cha Jung-Hwan Byun Hye-Young Ahn Joong-Hee

Jung So-Min Kang Seok-Woo Song Ok-Suk Min Jin-Woong Lee Mi-Do
Byun Mi-Young Cha Gyu-Taek Oh Bok-Nyeo Byun Joon-Young Kim Yoo-Joo

Ryu Hwa-Young Ahn Hyo-Seop Park Hye-Sook Lee Joon-Hyuk Jang So-Yeon
Byun Ra-Young Park Cheol-Soo Kim Mal-Boon Na Young-Sik Lee Bo-Mi

Jung Joon-Won
Na Min-Ha

Comentarios

  1. jajajajja qué bien explicado Maggie!! No ha sido mi drama familiar favorito, pero se dejó ver bastante bien! A mi también me sorprendió la bulla que montan cuando se enteran que la hija mayor no fue a vivir con una amiga, sino con el novio! con lo mayores que están! pero lo que no entiendo de estos coreanos es que celebran la boda pero no registran el matrimonio!! luego entonces, siguen viviendo juntos sin estar casados! lo arreglan todo haciendo una fiesta, pero de papeles ni hablar, lo dejan para dentro de un año si es que nos va bien!! jajaj pero allí se termina el escándalo! no lo entiendo! En fin, el otro asunto del padre sintiéndose culpable, pues es verdad que él no lo sabia y que no hizo nada. Bueno, viajó usando el nombre, se casó y registró a sus hijos, solamente eso. Es verdad que indirectamente causó un daño al actor Ahn que no pudo saber de la muerte de su padre. Pero otra vez hacen la cosa más gorda de lo que es!! Y quizá los últimos capítulos fueron un pelín pesados con todo el rollo del padre! pero en general el drama me ha gustado! Las parejitas fueron monas, pero ninguna fue nada del otro mundo! en sí el drama fue eso, pasable, bueno para pasar el rato. No pedía otra cosa tampoco!
    También lo que cuentas de la manera que tienen los coreanos de nombrarse es muy chistoso! yo no sé porque en los subtitulos no lo traducen de esa manera. No le veo el sentido, que el personaje esté diciendo Hyung o lo que sea, y en los subtitulos te pongan el nombre del personaje. No sé porque hacen eso. Queda muy mal! y con los años que hace que se hacen subtitulos de dramas coreanos… ya poca gente interesada no sabría que son esas palabras: unnie, noona, etc.
    Por cierto leí que hubo revuelo con el beso de este drama… quejas de que no era romántico y que parecía acoso! que la asistente tuviera que besar al actor en su trabajo, a mi tampoco me gustó!

    Bueno, gracias por la reseña! saludos!!!

    • Maggie Bee dice:

      Pero lo de que la forzaran a darle besos al actor puede ser una denuncia del modus operandi de la industria (con eso de que ahora está todo el revuelo del #metoo) igual que pasó con el hilo argumental del primo pequeñajo y por mucho que seas un hacha estudiantil (para que te postulen los profesores a ir a una escuela secundaria técnica) y se te cierren las puertas si la cuenta bancaria de los padres no tiene varios ceros a la derecha; como que ser lumbreras no te sirve de nada si no tienes dinero.

      El beso en la terraza al final de la serie si que les quedó lindo 🙂

      • Igual, aunque fuera denuncia, para primer beso de la pareja no me gustó mucho! Pero hacían linda parejita! Leí que se hicieron novietes en la vida real también!

Tu comentario