My Golden Life Capítulos 31-32

cap 31-32

¡Ujujú! Por el rumbo de los Choi-No las cosas empiezan a ponerse interesante. Les empiezan a bailar el agua y ninguno creía que con su nivel social ellos se pudieran marear.

Este par de capítulos fueron los de las rebeliones y de las revelaciones. A los Choi-No les revelan que se les rebelan. Adiós muy buenas. No es por la degradación de status enviándolo a Europa como castigo; Do Kyung se despide, decide “batirse en duelo con el mar, y recorrer el mundo en su velero al que llamará “libertad” ya que eso es lo que descubrió fuera del Haesung Group. ¡Ay! Si José Luis Perales se hubiera imaginado que le estaba cantando a un chaebol tercera generación…

Pero no es él el único rebelde, que la Jang; Sora también se va a rebelar contra el patriarcado judicial en el que nació. Con Do Kyung acordaron ayudarse mutuamente; ella le echaba un cable con Jian (lo de las lámparas le quedó de ututuy, a ver si se les enciende el bombillo), y él la ayudaba a escaparse de Seúl para volver a los brazos de su amado, un hombre coreano adoptado por una familia afroamericana de Chicago.

Aquí lo gracioso de este tema en particular es la diferencia tangente entre como hacen las cosas las mujeres y los hombres a la hora de resolver el mismo dilema. Ella se va a vivir su historia de amor apasionado y él está determinado a perseguir su sueño junto a la mujer que le dio su primer traguito de libertad. Solo que Sora fue precavida y se agenció un buen monto de dinero, el cual puso a buen recaudo fuera de las zarpas de los Jang; mientras que Do Kyung siguió pegado como garrapata al “noblesse oblige” y asumió cabalmente las exigencias del abuelo No. Se marchó solo con lo puesto. Le pudo más su pundonor, que exigir las cesantías merecidas por todos los años dedicados a hacer crecer la niña de los ojos del asqueroso No, la empresa.

Al respecto de como alborotó Do Kyung las aguas mansas de los Choi-No, a mí me gustó como le paró las ínfulas a la mamá cuando ella llegó en plan mafiosa a amenazarlo con “hablar” con esa “niña”… Él con su cara de póker le dijo “¡Pero vamos a ver, Santa mujer…¿Iba yo a tener amante sin que lo supieras con lo que me controlas hasta cuantas veces voy al baño?!” La dejó calladita.

Do Kyung gastando alegremente los reales que tenía encima confiando en que su amigo Pepito Grillo (Kim Gi Tae) le iba a prestar, se dio con un canto en los dientes, lo dejaron con el culo al aire, y si no es por su chofer, hasta en la calle le toca dormir. Eso si, hombre de recursos es, y mal que le pese y le de asco, hizo un trabajillo en un gimnasio (dónde no lo fuera a ver nadie de su círculo) y se ganó cincuenta euros por todo un día laburando. Así me gusta ¡Chaval!

Tuvo unas escenas lindas con Jian, quien creyéndolo a punto de partir se permite pasar unas horas para tener recuerdos con los que consolarse cuando esté sola, montaron en bus, comieron comida de pobres y tomaron capuchino, hicieron turismo, se acordaron de todos los momentos vividos y se fueron cada cual por su lado…

Siguiendo con las rebeliones, papá Seo se ató los machos y les dijo bien clarito “¡Hasta aquí nos trajo el río!” Les cae el veinte de que iba en serio en dejar la casa y que Jitae haga con el depósito lo que le venga en gana, como si quiere hacer un cucurucho y metérselo por donde no calienta el sol. Que él se embarcará en un pesquero y que la madre se busque un cuarto de alquiler; que si tiene una miajita de decencia no se le va a ocurrir arrimarse donde ningún vástago. Le queda absolutamente prohibido. Él le enviará religiosamente todo lo que gane en el pesquero, que se las apañe como pueda y que no venga a querer echarle en cara nada; que ella jamás hizo nada por él. Las verdades que le suelta son hirientes pero meridianamente claras. Pobre Seo Tae Soo, que penita me da, con lo deprimido que anda y lo solito que está y encima ya le andan pintando ahí una enfermedad… Espero que el Baeksang Award se lo den a él este año, que bien makjang si le escribieron su personaje a Cheon Ho Jin.

Buen panorama le espera a su primer nieto. Porque si una cosa queda clara con este drama es que comer arroz arrodillado al lado de una cama, es mano de santo para dejar preñadas a las parejas que no tienen más quehacer ni peso dentro de la historia. De veras que desarrollo tan vacuo y futil el de Jitae y Suah. Y eso que ella práctica y pragmática dice que entonces sean ellos los que asuman el alquiler de esa casa y que alquilen la habitación de las chicas, total, ninguna va a volver.

Bueno ya era hora que la Sra Café y el Sr Bizcocho se mezclaran y saliera un delicioso tiramisú de todo ese entuerto. Jisu le revela a Nam Goo que Hee parte a lejanas tierras para siempre y este sale todo lo raudo y veloz que su cuerpo enfermo le permite. Ella solo se conduele al verle desmayado en la mitad de la carretera y con premura lo lleva al hospital donde se dan cuenta que tiene una úlcera sangrante por tanto café que tomó; ella le confiesa que es estéril y el le dice que si tener descendencia hubiese sido una de sus prioridades hacía mucho que la habría desalojado de su pobre corazón que está muerto de dolor, que no aguanta mucho más…Tan rápido solucionan sus problemas, que del hospital se mudan ambos a la habitación donde él duerme en la panadería. Para mi alegría y para la de Hyuk y Jisu también 🙂

Hyuk y Jisu, otros cuyo velero va viento en popa. ¡Ay! Si su romance se está cociendo a fuego lento, les va avivando la mirada y las almas se les están enamorando… Son tan tiernos y apapachables ese par. Y eso que ahora a ella la piensan despachar a Francia a ver si aprendiendo a hacer brioches puede el todo poderoso Haesung abrir una franquicia de panaderías. Esos Choi-No no son nada sin el vil metal. Estoy esperando a cuando les diga que ella no va ni a Incheon por no cruzarse con un extranjero…

Jiho se rebela contra el sistema de castas coreano, él prefiere despedirse del trabajo antes que humillarse ante el par de inmundicias con plata que vienen a tocar las narices al centro comercial. Claro que aquí entre nos y sin que me vaya a oir, yo creo que se pudo dar el lujo dado que la cenicienta Choi le suelta cien euracos cada vez que la escucha diez minutos. Ahí le dijo que hiciera ella una prueba de ADN para ver si es que no es hija natural de los Choi y por eso la maltratan de tal manera en esa casa y la aficionó a leer cómics.

Una gran revelación que nos trajo esta dupla de capítulos fue que 25 años atrás el abuelo No fue quien tergiversó los hechos de como se perdió la niña y por ende no pudieron encontrarla. Su manido “Control de daños” Se aguardaron 20 días en reportar la desaparición y no dijeron donde se había perdido. Así que Maggie Makjang parece haberse equivocado en todas las cábalas que se armó, y ahora anda barruntando si no sería el abuelo el que quiso quitarse a la criaturita de en medio; y entonces ahora mi gran pregunta es ¡¿Weee?!

Ah y la cara de Jian cuando después de confesarle a Hyuk que anda medio enamoriscada de Do Kyung, aunque él ahora se va a Europa entra en la residencia y se encuentra con el nuevo inquilino ¡Do Kyung! Un poema. Este fin de semana próximo, promete estar muy entretenido. 🙂

Tu comentario