My golden life capítulos 33-34

cap 33-34

Amanezco pronto este primero de Enero para ya si o sí escribir lo referente a los dos últimos capítulos emitidos el fin de semana de nochebuena del año que se nos fue.

Esta semana no emitieron nada nuevo, salvo hacer un resumen general con alguna que otra escena que les salió mal, dizque porque van mal de tiempo grabando y editando, a saber como controlan los tiempos. Yo supongo que lo hicieron más bien para aquellos que no se han subido al carro de una serie que está teniendo una audiencia altísima puedan seguirla sin tener que empezar desde el principio; además que aprovecharon para: hacer un posado con vestimenta tradicional a manera de agradecer el cariño y apoyo del público y asistir a unos premios donde no les fue para nada mal. Desde la escritora por su magnífico libreto hasta papá Seo por su experiencia y sapiencia; pasando por Shin Hye Sun que fue valiente y pegó el salto de ser personaje de apoyo en sus anteriores trabajos, se midió a protagonizar un papel que otras descartaron por la presencia de Park Si Hoo en el drama. Incluso el mismo Park Si Hoo también se llevó su premio –con lo cual él si que se cubrió de gloria porque es verdad que empezó en este drama remando a contracorriente y es cierto que muchos han despreciado seguir esta interesante historia por la truculenta suya de hace un lustro. Así que recibir el premio a la par que quedaba patente en la entrega de premios el cariño con el que se arropa todo el elenco entre sí, le tuvo que suponer una corona de laureles dorada.

Este par de capítulos navideños dejó claro que como bien dice el refrán “Este mundo de verdad que es un pañuelo”, cosa que no iba a ser menos cierta en el reino de los dramas. O eso o que Do Kyung nació con “potra” o con “estrella”

¡No fue a ser casualidad! Que la casa donde reside Jian es el negocio social de un amigo de Choi Do Kyung de la universidad; y que éste, al contrario que Pepito Grillo (Su amigo Kim Ji Gae) se pase las órdenes del magnate No por el forro y le eche un cable a su amigo en sus horas bajas. También hay que dejar claro, que a Do Kyung su amigo el casero lo esté observando como a rata de laboratorio.

El experimento de ver si sale a flote por si mismo o sucumbe ante las castrantes normas de ser un Choi-No, le resulta de lo más interesante. No todos (Si me apuran, nadie) da un duro por la resistencia y el tesón de Do Kyung en demostrar que sí puede y que va a salir adelante con su proyecto y sin apoyarse en ese vejete encumbrado que ha hecho de su familia una de las más disfuncionales dentro de las que caen en ese saco (y que no son pocas)… De hecho en este drama no se salva ninguna de estar en ese saco de familia disfuncional.

Este par de capítulos se centraron astante en Do Kyung y la “forja de un valiente”. No estuvo mal –como decía la profesora de baile en “Fama” allá al pricipio de los 80: “Para tener éxito hay que sudar y entre más sudes, mejor te irá”

Pero bueno, ya Do Kyung tiene resuelto el tema de la vivienda, y el tema del trabajo, así que aunque sea arduo, ya no tiene que sacar a la hermana del chofer de la casa para él poder dormir.

El vejete No decide que va a poner en su sitio a Do Kyung dándole su posición dentro de la empresa al primo que se encuentra terminando su carrera en Estados Unidos. Mientras tanto no ceja en su empeño de dar con el paradero de su nieto díscolo –aunque no puede, dado que “hijo de tigre, sale rayado” y Do Kyung mantiene su teléfono apagado.

Otra que se pasa por el forro las advertencias o amenazas del asquerolito magnate es Jisu –que le lleva ropa (toda la que pudo meter en una maletota rosa; igual de rosa que el hanbok con el que vistieron a Park Si Hoo 🙂 😛 😉 para la foto del agradecimiento de superar la barrera del 40% de share) y algo de dinero a su oppa carnal; aunque este solo le acepte la ropa ya que de todas maneras la iban a tirar a la basura; pero el dinero de Haesung Group no lo acepta. Ni un mísero céntimo. No quiere deber nada, porque quien nada debe, nada teme.

El secretario/chofer es otro que hace caso omiso de las amenazas del todo poderoso vejete de los morritos “ano de gato” No y le saca de la empresa un pendrive con todos los archivos referentes al proyecto aquel que Do Kyung expuso muy al principio del drama al Consejo de Administración y el cual le fue ninguneado –que es con lo que aspira a hacerse un hueco en el mundo empresarial por méritos propios. Mientras agarra alguna oportunidad al vuelo, hace cuanto trabajillo le sale al paso para ir tirando.

Y lo que me resultó más tierno de todo –se pluriempleó para poderle celebrar a Jian su cumple como se lo merece –le hizo su sopita de algas con carne y le compró un collarcito. Me resultó tan tierna la voluntad de agasajarla así se tuviera que deslomar para lograrlo. Yo de Jian, me derretía toda pese a las bajas temperaturas que campan a sus anchas en Seul en Diciembre

La pobre Jisu sigue sintiéndose menos que Jian y esto le acarrea unos celos tremendos; ya no solo porque su familia la considere “un hacha” sino porque empieza a atar cabos y se da cuenta que Jian y Hyuk son amigos desde el cole y ella sabe fehacientemente que él siente algo por su ex hermana –Aunque nosotros sabemos que por quién él empieza a sentir mariposillas en el estómago es por ella. Con Hyuk y Jisu, no fue la proverbial flecha de Cupido, sino un coscorrón muto el que terminó por hacerlo ver lo que tenía debajo de sus narices. Ahora, el sentir celos de Jian, no le quita para que le haga un pastel de cumpleaños que le deja a Hee la de la cafetería para que se la coma con su “amiga” (Se las encontró juntas discutiendo las reformas del nidito de amor de la pareja “Tiramisú”)

Hyuk invita a Jisu a la cena de navidad de la residencia que celebran en la cafetería de Hee con el dúo Tiramisú de anfitriones; pero el deber obliga y la pobre se pasa una cena de navidad sosa, re sosa con su hermana y progenitores –deseando estar con Hyuk (Cosa que no es nueva) lo que sí es nuevo son las ganas que tiene él de tenerla al lado. Esta parejita tuvieron sus buenas citas amorosas pero no se les hizo el milagrito de cenar juntos en nochebuena.

Jitae y Suah al saberse embarazados deciden abortar, aunque un audio de los latidos del corazón del bebé hace dudar a Jitae, cosa que enfurece a Suah.

Tu comentario