“My Shy Boss – Introverted Boss” – tvN (2017)

My Shy Boss

RESUMEN

Eun Hwan Ki (Yeon Woo Jin) es el CEO de una compañía de relaciones públicas, pero es extremadamente tímido. Debido a su personalidad sus empleados no lo conocen bien.

Chae Ro Woon (Park Hye Soo) empieza a trabajar en la compañía de Eun Hwan Ki. Es muy energica y recibe un reconocimiento por su buen trabajo, sin embargo ella se interesa en el CEO Eun Hwan Ki y planea revelar quién es él realmente.

Resumen extraído a Wiki Drama

Nº de episodios: 16

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

Me ha pasado aquí lo mismo que cuando vi “Beyond the Clouds”, otro drama con unos índices de audiencia pésimos. La empecé a ver sin saber por qué la veía, animada más por el aburrimiento que por el entusiasmo, y resulta que me ha gustado notablemente, no un poquito sino bastante, y los personajes protagonistas me han caído muy bien. Me temo que no estoy de acuerdo con la opinión general sobre la historia.

Admito que en los primeros capítulos no fue así, la protagonista me parecía arbitraria y absurda. Empezar una venganza por un suicidio del que no sabes nada, ni qué ha pasado, ni qué lo ha originado me parece una memez, en el mejor de los casos, y una forma de expiar las culpas por otro. Echar la culpa a otro de que tú no te has enterado de lo que pasaba por la cabeza de tu hermana es injusto, aunque en mi opinión las familias de los suicidas tampoco son culpables de nada, por mucho que a toro pasado uno se pregunte cómo no vio los síntomas, cómo no lo atajó. La culpa es un sentimiento muy humano, pero unas veces tiene una base racional y otras no. Si la protagonista, en lugar de entrar en esa empresa para vengarse, hubiese entrado para investigar, me hubiese parecido razonable, pero lo de la venganza por la venganza, con los datos de que ella disponía, me parecía idiota.

Pero si la protagonista me parecía idiota en los primeros capítulos, ya ni les digo lo que me parecían esos empleados inútiles, encabezados por la secretaria tonta del haba que no cambia su pensamiento a pesar de saber exactamente qué es lo que le pasa el jefe porque él mismo se lo ha contado. A veces tenía la impresión de que algo en el montaje o en la escritura obviaba que la escena de la disculpa en el hospital había ocurrido.

Con el cambio que le imprimieron al personaje femenino y la relación entre los dos protagonistas, el asunto empezó a mejorar, y las idas y venidas de esa pareja protagonista y la construcción de los personajes en sí me lo he pasado como una enana. Me ha encantado Eun Hwan Gi, un protagonista masculino totalmente atípico, sensible e introspectivo, lo que le hace ser ineficaz, y con un problema de relación y comunicación incapacitante que, no diré que se supera, sino que mejora hasta permitirle vivir una vida normal. No digo relativamente normal, sino normal a secas, porque una de las enseñanzas de este drama es que que la “normalidad”, en el sentido de hacer las cosas como las haría todo el mundo, no es un valor, sino que uno ha de buscar su propia normalidad, y que hay que procurar adaptar la vida propia a nuestras cualidades, a nuestros métodos y procedimientos; que no hay un método mejor que otro para lograr un objetivo y que cada uno debe buscar el que se adapta mejor a lo que quiere y puede.

Esa enseñanza le viene a Hwan Ki precisamente de su polo opuesto, Ro Woon, que ha sufrido la misma reprobación familiar, aunque no se pareciera nada a él, porque a veces los defectos de una persona no son de verdad sus defectos, sino que son defectos porque los que le rodean los ven así. Adoptarlos como propios o luchar contra esa percepción es de lo que va este drama.

Me ha gustado también que aquí, el supuesto “malo de la película” Woo Il, sea un personaje tan comprensible en su ambición, que nos expliquen tan bien qué es lo que siente y por qué. A pesar de que, de alguna manera, Woo Il es el antagonista, yo no he dejado de estar en todo momento de su lado, y aunque sea un persona absorta en sí misma, en lo que él piensa, en cómo se siente, no dejo de comprenderle y justificarle, y de pensar que en alguna cosa de las que dice tiene razón. Me gusta mucho que quiera tanto a Hwan Ki, aunque compita con él y sea tan importante para él sentirse necesitado, lo que le lleva a rechazar, aunque sea inconscientemente, la idea de que Hwan Ki se pueda valer por sí mismo.

Sin perjuicio de que Yun Woo Bin esté aquí para comérselo y me haya encantado la pareja, tanto ella como él (a destacar la naturalidad de Park Hye Soo en la mayoría de sus escenas, algo que destaco porque estoy segura de que la han criticado pero a mí me parece que está genial), esta historia tiene algunos defectos gordos que, como me ocurre casi siempre en las historias que me gustan, juzgo desde el punto de vista racional, lo que quiere decir que, incluso si he visto el defecto, ha afectado de poco para abajo en mi disfrute. Esto es algo que advierto porque casi siempre las cosas malas dan para escribir más que las buenas. Que quede claro entonces lo que dije a principio: a mí este drama me ha gustado por encima de la media.

Toca hablar ahora de lo malo.

Aunque no sea el problema más importante, empezaré por la historia de la hermana suicida. No sé si es el resultado del acortamiento de capítulos, del giro que le dieron a la mitad o de qué, pero el personaje de la hermana de Ro Woon está fatal explicado, empezando por el error clamoroso de casting porque la actriz no da ni de lejos el estereotipo de chica introvertida y sufridora en silencio. Y si el personaje está mal explicado, qué les digo ya de las razones para el suicidio, que al principio podían tener un pase pero con la vuelta final para poner un último obstáculo entre los protagonistas, se queda en algo absurdo de todo punto y sin entidad suficiente como para que una persona sana se mate. Como en ningún momento da la impresión de que Ji Hye estuviera enferma de nada, es bastante increíble que pase de la cordura al suicidio porque le ha pasado algo de la misma importancia que, no sé, ¿un padrastro en una uña?.

Lo único que me hace dudar de que ese final esté sacado de la manga en el último minuto para poder echar el cierre a la historia por baja audiencia es la historieta del dibujo que hace la hermana, cuya explicación final tiene el sentido que no tenía al principio. Qué pena que no lleguemos a saber cuál era la historia original de Ji Hye, Woo Il y Hwan Gi.

Igualmente forzada es la venganza del periodista y su repercusión mediática desde una emisora de radio de chichinabo. Lo que dice el periodista es un conjunto de medias verdades que difunde, no en pos de la verdad y la justicia, sino de una venganza porque la chica que él quería quería a otro, al que odia únicamente porque, a ese otro, ella no le gustaba y jamás le hizo caso. Como si por el hecho de que ella te gustara tanto a ti le tuviera que gustar a todo el mundo. Un poco traído por los pelos.

Otro problema, con consecuencias más graves para la vida que el anterior, en el sentido de que vuelve a dar una imagen equivocada de las enfermedades mentales, es la superficialidad con la que tratan el problema mental de Yi Soo, la hermana de Hwan Gi y novia de Woo Il. Una chica que se auto lesiona y tiene tendencias suicidas tiene problemas de una gravedad que no se resuelven porque haya una declaración catártica de admisión de que el problema existe. Aquí Yi Soo admite que tiene un problema, y sin más dificultad, sólo por el hecho de la declaración, el problema se resuelve. Los padres la encierran para que no se haga daño, y para que nadie se entere, y ella solita resuelve todo sin ayuda de nadie.

La solución-no solución del problema de Yi Soo va acompañada además de la actitud del hermano, nuestro Hwan Yi, que ese sí reconoce que tiene un problema e intenta arreglarlo con un tratamiento profesional que resulta que no sirve para nada, pero si le sirve la intervención de la protagonista. Hacen ustedes bien, cuando tengan problemas psiquiátricos busquen un novio en lugar de un médico. Esa idea del novio curalotodo es lo que hace que Hwan Ki no haga nada y acepte los ruegos de una chica trastornada y obsesiva para permanecer callado, y que, encima, se la quiera encalomar al amigo sin decirle nada de lo que está pasando. Ese comportamiento, esa encerrona, me parece algo difícil de perdonar, a pesar de que la amistad y el amor que se tienen los dos chicos sea una de las cosas que me ha gustado de este drama, hasta el punto de rogar en voz baja para que no ocurriera nada que lo estropeara. Ese amor podría haber estado más desarrollado, pero aún así me gusta.

Y ahora toca hablar de lo que me ha parecido peor aquí, que es el tratamiento y la imagen que dan de cómo son las mujeres casadas y con hijos en el mundo laboral, que eso sí me ha parecido indignante y de un machismo inaceptable. En este drama aparece una mujer que, después de casarse, se convierte en una madre colectiva que lo único que aporta a su trabajo es su condición maternal con todo el mundo, por mucho que Hwan Ki le diga que él necesita una empleada y no una madre. No sé qué nos quieren decir ahí, porque Yoo Hee, que así se llama el personaje, es una empleada irresponsable porque no piensa en nada más que en sus hijos, en cualquier lugar y a toda hora, hasta el punto de quedarse dormida el día que tiene que hacer una presentación importantísima para la empresa porque ha pasado la noche en vela cuidando a sus niños enfermos de esas enfermedades que tienen los niños y que duran 24 horas. Digo lo de las 24 horas porque si hubiese sido una enfermedad importante habría tenido un pase que uno se obsesione hasta el punto de no tener en la cabeza nada más, pero por una gripe, como que no.

Con franqueza, yo en lugar de Hwan Ki, y creo que no soy dudosa en la defensa de la igualdad de derechos de las mujeres, la habría despedido. Si hay una crítica encubierta ahí al hecho de que el marido de Yoo Hee ni está ni se le espera en el terreno del cuidado de la familia, yo no la he visto por ningún lado. A los escritores les debe parecer que, como eso de que los padres no hagan nada es muy común, que es lo que debe ser y lo que es justo.

Esta visión de que las mujeres casadas son una rémora en las empresas y que solo deberían trabajan cuando les hace falta el dinero, pero si no, lo mejor que podrían hacer es quedarse en casa porque no aportan nada a la sociedad como mujeres y seres humanos, esa idea de que las mujeres con hijos se convierten en Madres con mayúscula, como una cualidad que las define, la vimos también en “Ms Temper” and Nam Jung Gi“, donde me pareció tan mal como aquí. No sé si para Corea eso tendrá alguna comicidad, pero yo no encuentro nada gracioso que presenten a las mujeres así, ni me parece de recibo, por mucho que la historia acabe bien, que la razón de que Hwan Ki, con una fobia social tremenda, tenga que dar el discurso él mismo, sea que Yoo Hee tiene que ir a ver una función escolar a la que la madre tiene que asistir sí o sí, porque para eso estamos las mujeres, para ser madres, madres totales, madres eternas. Después de todo, si las mujeres casadas se van a su casa no se pierde nada porque nuestro mejor talento es parir.

REPARTO

Yun Woo Jin como Eun Hwan Gi
Park Hye Soo como Chae Ro Woon
Yoon Park como Kang Woo Il
Gong Seung Yun como Eun Yi Soo (Hermana de Hwan Ki)

Personas cercanas a Hwan Ki

Kim Eung Soo como Eun Bok Dong (padre)
Kim Ye Ryung como Park Ae Ran (madre)
Kim Hye Eun como Psiquiatra

Personas cercanas a Ro Woon

Lee Han Wi como Chae Won Sang (padre)
Kim Mi Kyung como madre de Ro Woon
Han Chae Ah como Chae Ji Hye (Hermana)
Lee Kyu Han como Reportero Woo

Personas cercanas a Woo Il

Stephanie Kim como Directora Park
Jung Yi Yun como Asistente Jung
Hwang So Hee como Asistente Lee

Personal de Silent Monster

Ye Ji Won como Dang Yoo Hee
Jun Hyo Sung como Kim Gyu Ri (Secretaria de Eun Hwan Ki)
Huh Jung Min como Uhm Sun Bong
Han Jae Suk como Jang Se Jong

Otros

Woo Hyun como vecino de la barbería
Song Young Jae como vecino de la barbería
Jang Hee Jin como Primer amor de Eun Hwan Ki

Apariciones especiales

Xiah Junsu (Ep. 1 y 5)
Choi Byung Mo como CEO de la competencia (Ep. 1)
Ji Dae Han como persona de la opera (Ep. 1)
Ray Yang como cantante de la ópera (Ep. 1)
Jo Hyun Shik (Ep. 2)
Choi Joon Ho (Ep. 2)
Kim Ki Doo (Ep. 2 y 3)
Kim Byung Man (Ep. 3)
Park Young Kyu como actor Hwang (Ep. 3)
Heo Young Ji (Ep. 3)
Park Sang Myun como CEO de Yong Ramen ( Ep. 4)
Kang Nam Gil como el que dirige el coro (Ep. 4)
Choi Dae Chul como dueño de la tienda (Ep.4)
Geum Bo (금보) como Parte del personal del viejo teatro
Lee Byung Joon como Presidente de la Aerolínea (Ep. 8)
Sung Byung Sook como Directora del Orfanato
Kim Ji Suk como esposo de Dang Yoo Hee (Ep. 12)

Comentarios

  1. Maggie Bee dice:

    Me alegro por ti, que te haya gustado. Me mortifico por mi, porque no pude verle las bondades que sin duda tiene. Me acuerdo lo terrible que me pareció el guión cuando el equipo de comunicación le pide a Rowon que llevara los bolsos de ultra nombre y ultra caros al sitio donde los iban a fotografiar…como sigue el disparate con ella confundiendo al introvertido con el mensajero y sin pedir credenciales ni nada, le endilga la labor de llevarlos allá…y siguen rizando el rizo, y él es el único que se queda parado en un atasco; mientras que tooooodo el equipo llegó a tiempo al sitio de las fotos. Bleh. Y lo triste para mi, es que bajo esa tónica asistí y con esa y otras muchas, no pude simpatizar con los personajes.

  2. Sí, es que la protagonista era bastante tonta al principio. Creo que fue por eso que la pararon para reconducirla. Creo que si no hubiera sido por la crisis doramil probablemente no hubiera insistido, porque al principio iba a paso de tortuga, y cuando ocurre lo de la presentación yo los habría despedido a todos, porque me exasperaban. Pero, a falta de otra cosa , insistí, y no recuerdo a partir de qué capítulo me gustó, pero me gustó.

  3. Hola Marta!! estoy muy de acuerdo con todo!! solamente que no sé si me pesan más las cosas malas que las buenas!!! :S Cuando empecé a ver el drama, no era lo que yo quería o imaginaba, pero mejoró considerablemente después de olvidar la venganza, y el tono oscuro pasó a uno más fresco! para dar paso a la comedia ligera que yo quería!!! esos capítulos en Malasia fueron los mejores del drama para mí!! y me hicieron olvidar completamente esa comedia forzada del principio que lo que me causaba era angustia!!! Lo mismo me pasó con la chica protagonista, ella fue ganándome a partir de ese momento, y de ningún modo veo que la actriz lo hiciera tan mal como se dijo!! me gusta su voz suave que contrarresta con su personalidad extrovertida. Y disfruté mucho sus toques de comedia, así como el relajante triangulo que se creó con la aparición de la ex novia. Pero mi favorito también es el personaje de Hwan Gi, y creo que en eso todos coincidimos!! aunque me hubiera gustado que él fuera el centro del drama todo el tiempo, y no el misterio suicidio o la tragedia de la familia de ella, habían demasiadas cosas por el medio que no me interesaban, y a veces su problema pasaba a segundo término. Y por supuesto me gustan muchísimo las escenas de la pareja protagonista!!! son de esas escenas de “Ahhhhh!!!!!!!”, algunas muy simples de apoyo mutuo, y otras de mucha química!!! pero… y aquí vuelvo otra vez!! por qué un drama con esas escenas que me gustan tanto tiene un hilo central que me interesa tan poco?? Y aparte de eso hay muchas otras fallas o cosas desaprovechadas!! Una de ellas para mi es el personaje de Woo Il, me desconcierta como pasó de villano a victima de un día para el otro, así como su final feliz con Yi Soo! También lo esporádicos que son algunos personajes como el periodista, la desaparición de personajes como la psiquiatra, lo desaprovechados que están todos los problemas psiquiátricos que tocan sin profundizar ninguno, ni si quiera el del protagonista!! Y por supuesto el suicidio de la hermana que para mi tampoco tenia ningún sentido!! ni ella daba con el tipo de persona que se suicida, ni habían motivos suficientes! todo sucedió por un error de una noche con el tipo equivocado!! quería a uno y terminó con el otro! Y no pudo soportar que quien quería se enterara! es ese el motivo? Reconozco que viniendo de los coreanos que el desencadenante del suicidio sea el sexo no me sorprende!! Pero para mi es bastante fuerte! En fin, el problema sigue siendo el mismo… fue un drama ameno, con una buena pareja, con personajes de grandes posibilidades, pero lleno de cosas que en realidad no me interesaban lo suficiente. Una lástima!

    Saludos!!!!!!

    • Pues no sé qué decirte, porque tienes razón. El hilo conductor era absurdo, se dejaban por ahí personajes, como el del periodista, para rescatarlo en las últimas y que tuviera una trascendencia que no tenía, el tema psiquiátrico, que eso sí me parece un crimen… En lo único que no estoy de acuerdo es en lo del personaje de Woo Il, que para mí está justificado desde el principio y no llega a ser malo incluso cuando se pelea figurativamente con Hwan Gi para no dejar de tener el protagonismo y no dejar de ser él el salvador eterno. Aún cuando me molestaba que apoyara el comportamiento antisocial de Hwan Gi en su propio beneficio, creo que eso estaba justificado a la vista de cómo le trataba esa familia, el amigo pobre al que se le puede pedir casi cualquier cosa por ser de su propiedad. Hace poco volví a ver “Plácido” de Luis García Berlanga, una película en la que se ponía en marcha una campaña de “sentar un pobre a la mesa” de las familias de bien en la noche de Nochebuena, en la que se hacía una crítica hilarante de esa “bondad para la galería”, y esto era exactamente así: como te sacamos del arroyo, ahora eres nuestro y te tienes que casar con nuestra hija, quieras o no, dar la cara y pedir perdón por nuestros pecados, quieras o no.

      Contestando al comentario de loKa de más abajo, a mí la historia de amor sí que me ha gustado, aunque crea que los problemas de esa pareja son más grandes de lo que apuntan, probablemente porque la interpretación de los dos me gusta mucho. Si lo pienso bien, esa relación puede llegar a tener problemas en el futuro por falta de comunicación, y tampoco me parece bien del todo que sea ella la que tenga que hacer todo el tiempo el intento de adivinar lo que le pasa a él por la cabeza. A largo plazo eso puede ser agotador, por mucho que te guste el muchacho. Me hubiera gustado saber si el baile al final es algo que Hwan Gi tenía planeado o le sale de repente cuando ella, justificadamente, se enfada. En el primer caso es más aceptable que el segundo, porque si es el segundo esa pareja va a vivir de cabreo en cabreo hasta que los grandes gestos ya no surtan efecto.

      Como he dicho más arriba, hay dramas en los que los defectos racionales te estropean la emoción y hay otros que no. Para mí, este drama está en el segundo grupo.

      • Para mi esta un poco más en el primero, pero de todos modos me pareció ameno!! porqué creo que me sigue gustando el trabajo de este director, e incluso escritor que me encantó en Another Miss Oh! y aunque la diferencia entre los dos drmas para mi era grande, identificaba en este también las cosas que me gustaron del otro! Pero lo que también me ha pasado por ejemplo con Tomorrow with you, es que las cosas buenas me gustan mucho, pero las cosas malas me molestan también mucho, y eso es como un desequilibrio muy grande. Aunque las malas no impiden que disfrute las buenas!! jaja

        Sobre Woo Il, es cierto que nunca fue malo, pero me desconcertaba que en un capitulo solamente nos mostraran cosas malas de él, y al siguiente pareciera un angelito!! al final terminó gustándome, y si daba mucha lástima! pero en el fondo siempre me quedo como un mal sabor y no sé bien explicar porqué! y mucho peor con el personaje de su novia!! para nada entendí el final feliz de estos dos!!! es de las cosas más extrañas que he visto!! pero en fin, es un drma!!

        Saludossss!!

      • Una de las cosas que me dejaron claramente con hambre fueron las relaciones y personalidades de esa familia herida. La relación entre Woo Il y Hwan Gi, tan compleja, estuvo a punto de fascinarme. El personaje de la hermana, apenas esbozado, también.

        Salvo error por mi parte, el director es el de Another Miss Oh pero el escritor es el de Marriage not Dating.

  4. Ay… Todas las cosas negativas que racionalmente señalas, MartaH, a mí me han impedido disfrutar de este drama con el corazón. Aunque desconozco por completo por dónde iba la idea original, no estoy tan segura de que haya sido un acierto el cambio de rumbo que le dieron al drama a partir del episodio 4 bajo la presión de los bajos índices de audiencia y las críticas hacia el personaje femenino… A veces pienso la producción no le dio al guión original el tiempo suficiente para que la historia fuera desplegándose con coherencia e, intentando enderazar el índice de audiencia, ha ido parcheándola y se ha dejado de todo por el camino. Porque el drama iba abriendo melones y tocando palos que prometían mucho sin rematar ninguno, ni siquiera la historia de amor: me ha parecido un rollo. Vamos, que si pillo los besazos esos estupendos sueltos en YouTube me dicen mucho más (quizá por mi imaginación calenturienta) que cuando los veo “incrustados” en la historia: ahí me quedo como si tal cosa. Y de verdad que me da mucha rabia: como os he dicho ya por ahí, Yun Woo Jin está insuperable en el fascinante personaje de Hwan Gi, que es lo único que salvo de este drama.

  5. Muy bien explicado! Tuve las mismas sensaciones con este drama!! Sobre la protagonista femenina, no se dieron cuenta que casi siempre traia las mejillas coloradas? eso seria algo natural o maquillaje?? fue una de mis grandes distracciones!!

Tu comentario