“My sunshine” – Dragon TV, Jiangsu TV, Anhui TV (2015)

You are my sunshineRESUMEN

Mientras estudiaba en la universidad, Zhao Mo Sheng se enamora a primera vista del estudiante de derecho He Yi Chen. Luego de perseguirlo y por la alegre personalidad de Mo Sheng, Yi Chen empieza a tener sentimientos hacia ella y se convierten en novios universitarios. Cuando la hermana adoptiva de Yi Chen, Yi Mei, desafía a Mo Sheng por la atención de Yi Chen, Mo Sheng le pide una aclaración a Yichen, pero recibe una respuesta fría de su parte. Ella cree que Yi Chen y Yi Mei son una pareja, y siguiendo los deseos de su padre, Mo Sheng se traslado a Estados Unidos para continuar sus estudios. Siete años mas tarde, Mo Sheng que ahora es una fotógrafo profesional regresa a China, y casualmente se tropieza con el inolvidable Yi Chen.

Episodios: 32 + 1 Especial (2partes)

Resumen extraído de Wiki Drama

NUESTRO COMENTARIO

Si han utilizado alguna vez el Power Point de Microsoft Office sabrán que existen una especie de plantillas o templates para hacer presentaciones en las que uno escribe sobre unos marcos que le dan consistencia estética a cualquier cosa que uno quiera escribir ahí.

Los productores de My Sunshine han utilizado aquí una plantilla semejante, porque hay elementos estéticos que han reutilizado de “Boss & Me“, aunque puede que hayan utilizado la plantilla antes y yo no lo viera porque Boss & Me fue la primera que yo vi. Son idénticas las cortinillas entre escenas con tomas del horizonte de Shanghai rodadas desde el mismo sitio y que funcionan igual (vamos, que son las mismas), también han reutilizado el hospital, a muchos de los actores (he podido reconocer a las dos secretarias de Feng Teng, el padre y la madre de Shan Shan, el jefe de Shan Shan…), el repugnante refresco radioactivo “Rio” que beben a todas horas y hasta juraría que la oficina que sale en una de las primeras escenas es también la de Feng Teng. También el guión de “My Sunshine” es una adaptación de una webnovela de la misma autora Gu Man.

Sin embargo, el resultado no ha mejorado porque ya tengan práctica, y My Sunshine es bastante peor que Boss & Me.

El resultado es peor porque todo lo que se han tenido que inventar porque no estaba en el original de la novela es, en dos palabras, un rollo, y porque se les ha olvidado algo que en Shan Shan utilizaron de maravilla, la voz en off que permitía saber qué estaba pensando Shan Shan aunque no dijera nada. No es que sea necesario utilizar la voz en off, pero sí hay una regla de oro cuando adaptas una novela, que es que hay cosas que los personajes tienen que decir en voz alta o en voz baja, pero las tienen que decir porque si no no nos enteramos de cosas que en la novela lees.

La historia original apenas tiene personajes secundarios y probablemente, no probablemente, con seguridad, no les daba para rellenar 32 capítulos, pero no es solo que lo que han inventado lo hayan inventado con desgana, es que las cosas que se explicaban mejor en la novela, algunas claves, algunos diálogos, se han recortado sin razón ninguna y se ha cambiado el orden de algunas escenas, y como ya el texto original dejaba en el aire muchísimas cosas sin desarrollar, el drama se queda en algo superficial, en el que lo mejor, con mucha diferencia, es lo guapo que es Wallace Chung, tanto cuando está serio como cuando se ríe. Es una pena que en los dramas chinos no puedes decir: ahora voy y veo todos los dramas de este tío, porque el tema de los subtítulos está fatal y te tienes que resignar a que los dramas estén allí, fuera de tu alcance…:-(

El caso es que la adaptación sigue el orden de la novela, casi siempre escena por escena, pero lo que omite son características del carácter de Yi Chen que hacen que le entendamos y perdonemos un poco lo obsesivo que en realidad es, aunque no queremos verlo por la razón que explico en el párrafo anterior. En definitiva, aquí no han traspasado una historia a un lenguaje cinematográfico, sino que nos han puesto las escenas de la como las verían los personajes, y no los espectadores…no sé si me explico.

En lo que siguen a pies juntillas, probablemente temiendo la ira de las fans, está el pelo de la protagonista, que se pasa el 95% de la historia con unos pelucones infumables, aunque ella sea muy mona.

Es curioso lo de esa actriz, Tang Yang o Tiffany Tang y su afición a las pelucas. La verdad es que tiene una frente como una pista de aterrizaje (es muy mona pero su frente es enorme), pero eso se puede disimular con facilidad con algunos peinados. Sin embargo, esta chica debe ir siempre con peluca porque ya la había medio visto en otro drama que dejé a medias que transcurría en el Shanghai de los años 20 y era imposible verla en ninguna escena con su propio pelo. Aquí lleva 2 pelucas, a cada cual peor, hasta que al final ya la dejan con su pelo.

Yi Chen y Mo Sheng se conocen en la universidad, donde él, inteligentísimo, estudioso, serio y maduro, estudia leyes y ella, alegre, generosa y divertida, estudia química. Desde el primer momento en que le ve Mo Shen se dedica a perseguir a Yi Chen sin descanso, dándole la lata, aunque hay que reconocer que es una latosa muy divertida y con una cara dura encantadora. Probablemente es lo mismo que piensa Yi Chen, aunque nadie que le conoce entienda qué ve él, el estudiante modelo, en ella, una chica con un físico normal y una estudiante regular.

Y digo probablemente porque aunque luego sabemos que Yi Chen la quería a morir, cuando están juntos él pone a veces cara de estar enamorado, pero en otras ocasiones sin saber ni cómo ni por qué (no lo llegamos a saber), la trata como si fuera, como dirían los mexicanos, un mosco en leche, o sea una plasta que él tiene que aguantar con paciencia. Por una circunstancia que en la novela no explican y en la serie explican un poco mejor, Yi Chen le dice a Mo Sheng que no quiere volverla ver…y ella le cree. Le cree porque en ningún momento él ha dado muestras de quererla mucho, siempre es ella la que espera, siempre es ella la que llama, siempre es ella la que persigue, él jamás le dice que le ella le gusta ni que la quiere y parece no necesitarla.

Como Mo Sheng cree que Yi Chen ha acabado con ella, acepta que su padre la envíe a los EEUU, de donde no puede volver en 7 años porque después de irse le ocurren innumerables desgracias que la retienen allí. Mientras vive en los EEUU, Mo Sheng no deja de querer a Yi Chen, cosa que nos creemos porque estaba loca por él desde el minuto uno.

Contra todo pronóstico, resulta que el seco Yi Chen la quería a ella de la misma manera, y no ha dejado de esperarla como Penélope a Ulises y haciendo por ella las cosas más tiernas. Tampoco es previsible, y es menos justificable, que esté tan enfadado con ella porque se fue, teniendo en cuenta que la última vez que se vieron él la mandó a la porra. La única explicación que dan a este enfado injustificado es que “el no lo había dicho en serio”, pero del hecho de que ella no le habría creído si él hubiese sido un poco más demostrativo con lo que sentía, de eso no se habla.

En el drama sí que vemos que, estando en la universidad, Yi Chen y Mo Shen pasan mucho tiempo juntos, pero lo que vemos es que están juntos porque ella le sigue. En la novela, sin embargo, sí que vemos que él le hace más caso, la ayuda a estudiar y a aprobar, y cuando se pelean él se descoloca y no es capaz de pensar, ni escuchar ni hacer nada. Esa es una de esas cosas que se cortan en el drama de forma injustificada.

Por una serie de desgracias que en la novela apenas se desarrollan, Mo Sheng celebra un matrimonio de conveniencia con un tío riquísimo que, en realidad, sí que está enamorado de ella. Esta parte de la trama se desarrolla más, que no mejor, en el drama, y el ex-marido de Mo Shen se convierte en un plasta tremebundo que vive inmerso en el delirio de “recuperarla” cuando entre ellos jamás ha habido nada. Con esta idea, Yi Chen y el ricacho, que se llama Ying Hui, se dedican a disputarse a la chica en lo que son las escenas más divertidas de la serie, porque Yi Chen no pierde jamás los papeles y hace fracasar todos los planes de Ying Hui.

El hecho de que sean muy divertidas las escenas no quita para que sea impresentable que todas las discusiones se hagan a espaldas de Mo Sheng como si ella no tuviera nada que decir en esa historia, y aunque quede clarísimo a quién quiere Mo Sheng y así lo deje ella de claro cuando le dan la oportunidad de explicarse.

Es digna de estudiarse la relación tremebunda que tiene todo el mundo con el inglés. Probablemente les resulte tan difícil de aprender como a nosotros el chino, pero me llama mucho la atención que los actores no sean capaces de aprenderse, aunque sea fonéticamente unas frases cortísimas. Yo recuerdo que Antonio Banderas se aprendió de memorieta todas sus frases en la primera película que hizo en los EEUU, los Reyes del Mambo, porque no sabía ni palabra de inglés. En particular, el inglés de Ying Hui, que figura ser un tycoon que ha fundado un imperio como el de Google, es atroz, se come la mitad de las palabras y las que no se come son irreconocibles. Hay escenas verdaderamente bochornosas por parte de Ying Hui y también por parte de los actores extranjeros que contratan, que también hablan un inglés macarrónico aunque supuestamente sean norteamericanos. Mira que debe haber extranjeros en China de origen anglosajón y siempre tienen que elegir a gente de nacionalidad incierta.

Claro que es que lo de destripar el inglés parece no importarles mucho, porque hay escenas en las que, como en “Love me if you dare“, unos hablan en inglés y otros en chino y hacen como si se entendieran, e incluso hay una escena en la que la casera de Mo Sheng en los EEUU, le habla nada más y nada menos que en ruso, y hacen como si estuviera hablando en inglés.

Pero si lo del inglés es de traca, ya ni les digo lo del niño que es la causa de que Mo Sheng se case con Ying Hui. Figura que es un niño de madre china y padre americano que por un conflicto entre los padres se queda solo, y la única forma que tiene Mo Sheng de protegerlo y de que viva con ella, ya que no les une ningún lazo de parentesco, es que ella le adopte. Pues bien, ignorando las leyes de la genética, para hacer de niño mestizo escogen a un niño rubio y con los ojos azules que tiene la misma cantidad de sangre asiática que yo. Debe ser que no han visto a Daniel Henney ni a Dennis Oh y por eso no se hacen idea de eso de los genes dominantes.

Con todo, quitando todas las escenas superfluas (y los personajes estorbo), y a pesar de la comparación negativa con Boss & Me, My Sunshine me ha resultado entretenida como me resultan entretenidas casi todas las historias de amor. Como he dicho en innumerables veces, yo a las historias de amor les perdono muchos defectos.

He leído por ahí que Yi Chen es uno de los personajes masculinos de webnovela en ranking de los más amados, y eso me ha hecho pensar eso que decimos tanto las mujeres de que nos gustan los hombres que nos hacen reír, porque Yi Chen no puede ser más adusto, aunque sea un tipo buenísimo, inteligente y decente. Yo, que también digo a veces eso de la risa, me declaro rendida admiradora del tipo “Mr. Darcy” así que tenemos que admitir una cierta contradicción ahí.

En los dos dramas que he visto basados en las novelas de Gu Man hay un elemento que no sé si acaba de gustarme. Las dos protagonistas son chicas bastante normales (más tontorras e infantiles en los dramas que en las novelas correspondiente) lo que está muy bien porque así se alimenta la ilusión de que a los tíos excepcionales les gustan las mujeres corrientes porque nadie puede ser sublime sin interrupción. Además de ser normales, las dos son muy simpáticas, y eso está bien. Lo que está mal es que, tratándose de chicas corrientes, no paren de decir que son torpísimas, cuando no lo son, y que los amigos del chico les digan en su cara que no saben qué es lo que él ha visto en ellas y que ellas no se los “merecen”. Y es que ni siquiera ellos saben qué han visto en ellas, aunque lo del “merecimiento” a ellos les importe un bledo. A Feng Teng parece que le gusta Shan Shan porque come como un eliogábalo, estupenda base para una relación duradera, y en el caso de Yi Chen él no tiene ni la menor idea.

No estoy diciendo que uno se enamore por ninguna razón en particular, pero lo que sí se suele saber es qué te gusta de una persona y qué no te gusta, aunque la quieras igualmente.

Esa idea que nos transmiten de que los dos piensan que ellas son un poco inútiles es un poco decepcionante. Debe ser que esa sensación de superioridad masculina debe ser muy necesaria para los chinos, pero a mí me carga un poco.

Por último, para terminar de de rematar la sensación de que no sabían que hacer para alargar este texto, en los capítulos finales nos vuelven a poner las escenas de la juventud de los personajes, las mismas, pero mientras en las escenas primeras los que hacían de jóvenes eran otros actores, ¡ahora son los mismos actores los que hacen de jóvenes! Leí por ahí que las fans se habían quejado de que los dos jóvenes no se parecían a los actores mayores, cosa que suele ocurrir porque son personas distintas, algo que debe ser que las fans no saben, así que volvieron a grabar las escenas y nos las colocan al final en una vuelta de tuerca en la que parece que Mo Sheng y Yi Chen están imaginando cómo fue su vida y cómo podría haber sido. Algo muy raro.

Y había dicho que eso era el remate, pero no. Como remate, esta vez sí final, hicieron una versión corta de 4 capítulos sólo con la historia de Yi Chen y Mo Shen…espero que no la emitieran a continuación.

REPARTO

Wallace Chung como He Yi Chen
Leo Luo (罗云熙) como He Yi Chen (joven)
Tang Yan (1986) como Zhao Mo Sheng
Wu Qian como Zhao Mo Sheng (joven)
Tan Kai como Ying Hui
Jian Ren Zi (菅韧姿) como He Yi Mei
Lu Qing (卢晴) como He Yi Mei (joven)
Mi Lu como Xiao Xiao (Lin Shao Mei)
Xiong Yu Ting (熊玉婷) como Lin Shao Mei (joven)
Yang Le como Lu Yuan Feng

Bufete de Abogados

Zhao Chu Lun como Xiang Heng
Hou Rui Xiang (侯瑞祥) como Xiang Heng (joven)
Lin Peng (林鹏) como Yuan Fei
Huang Shi Chao (黄世超) como abogado Liu
Liu Yu Jin (刘钰瑾) como Mei Ting

Oficina de la Revista

Zang Hong Na (臧洪娜) como Gu Xing Hong
Rong Rong (荣蓉) como Editor Zhang
Song Zi Qiao (宋梓侨) como Wen Min
Zhang Nai Ou (张乃鸥) como Tao Yi Jing
He Guo Xuan (何果轩) como Da Bao

Otros

Wu Ren Yuan (吴任远) como Zhao Qing Yuan (Padre de Mo Sheng)
Qin Yue (秦樾) como Pei Fang Mei (Madre de Mo Sheng)
Duanmu Chong Hui (端木崇慧) como Linda (Asistente de Ying Hui)
Wu Yan Su (王妍苏) como Xu Ying (Abogada, compañera de clases de Yi Chen)
Chen Xin Yu (陈欣予) como Xu Ying (joven)
Wang Xiao Ying (王晓莺) como Juan Jie
Gao Ting Ting (高婷婷) como Mi Fei Er
Long Yi Yi (龙一一) como Tong Xin Ying
Li Chen (李晨) como estilista

Comentarios

  1. No he leído la novela, pero por tu comentario parece bastante mejor que el drama! Lo empecé a ver, pero quedé hastiada… nos dicen tan pocas cosas de los personajes, a mi se me hizo difícil simpatizar con ellos. Me gustaron más las versiones juveniles, que los propios protagonistas, y ahora me dices que al final los hacen grabar las mismas escenas, que horror!! Él será muy guapo y todo lo que tu quieras, pero a mi se me baja todo cuando escucho la voz doblada, no puedo con eso! Por último el argumento es de esos en los que todo se arreglaría con chascar los dedos si los protagonistas hablaran un poquito más entre si, tampoco entendí nunca el enojo de él y no me gustó nada como la trataba! por todo esto fue imposible para mí seguir viendo, una lástima que no se repitió el encanto de Boss&me.

  2. Maggie Bee dice:

    Yo esta la vi antes que Boss and me. Y también me gustó más Boss and me…no sabía que tenía novela por algún lado ¿Dónde la ubicaste? Pero. La que de verdad se lleva la palma por lo buena que está resultando es la del Disguiser. Todavía tengo que ver Nirvana in fire, así que no las puedo comparar; pero si te puedo decir que comparándola con otra china buena, me está intrigando más que Love me if you dare, que ya es decir.

    Concuerdo también con lo de Repugnante en la misma frase que Rio; cuando Zau dijo que eso lo hacían en España me quedé pasmada; yo tendría síncopes bebiéndome esas cosas de neón.

  3. Hola Maggie, la novela de Boss&Me la puedes leer aquí

    https://hui3r.wordpress.com/about/

    The Disguiser la he empezado hace 25 minutos. Me preguntabas si reconocía a los actores de Nirvana. En el primer capítulo (que todavía no he terminado), ya he visto a 6 que repiten… Después de ver Nirvana, estoy como en familia.

  4. Para mi este drama resultó muy frustrante! Primero los personajes se la pasan con una cara de amargados, y uno que no tiene ni idea de porque estan así. Luego vemos la parte de los jovenes que esta bien, pero nos faltan conexiones con los protagonistas adultos, porque nos pasamos varios capitulos sin verlos. Para mi la personalidad de la chica esta bien para la Mosheng joven, pero para la Mosheng adulta, que ha sufrido tanto, y ha madurado sola, es muy raro, como pasa de ser la chica apagada a la boba infantil del final, bastante decepcionante! En cuanto a él (cuidado spoiler) me parece el colmo como trata a la chica por una culpa que ni es de ella! el casamiento es de lo más feo que he visto nunca! pero lo peor es que sólo pueda creer en ella después de consumir el matrimonio, me parece lo más retrogrado!! muy al estilo Delia Fiallo pero con asiaticos y escenografias bonitas. Por cierto, el apartamento de ellos también era el mismo que el del Boss y Shan Shan!! pero aquí utilizaron un poquito más la habitación principal!! jiji

    • El tema de la consumación del matrimonio está sólo en el drama, y no en la novela. En la novela, de hecho, no dejan claro si el día que Ying Hui está borracho abusa de ella o no, en cuyo caso Yichen no habría tenido ninguna “prueba” de que el matrimonio de Mosheng era solo de nombre.

  5. Me ha perecido divertidisma tu critica. La verdad es que lo del ingles es de traca, en Love me If you dare flipaba un poco con eso de que uno hablara en ingles y el otro en chino y todos tan contentos. A mi que me cuesta horrores pasar de un idioma a otro, no me imagino teniendo conversaciones a dos idiomas, tan feliz.

    De todas maneras no creo que la vea porque a mi no me gustó Boss&Me porque el me pareció tan treméndamente controlador que me ponía de los nervios. A mi los hombres así no me gustan, no los soporto.

    Un saludo.

Tu comentario