My wife’s having an affair this week – JTBC (2016)

Título: 이번 주 아내가 바람을 핍니다 / Ibeon Ju Anaega Barameul Pimnida
Título en inglés: My Wife’s Having an Affair This Week
También conocido como: Listen To Love
Género: Drama / Comedia
Episodios: 12
Cadena: jTBC
Dramas relacionados: Konshu Tsuma ga Uwaki Shimasu (Fuji TV, 2007)
Banda Sonora Original: My Wife’s Having an Affair This Week OST
Sinopsis
Do Hyun Woo ha trabajado como PD por los últimos 10 años. Él descubre que su esposa lo está engañando y no sabe que hacer. Para tratar de salvar su matrimonio, Hyun Woo habla de manera anónima con las personas a través de redes sociales.
Nuestro comentario
“I bon yu anega baramul pimnida” o lo que es lo mismo, “esta semana mi mujer me pone cuernos” es un drama de la jTBC que no tenía la más mínima intención de ver, pero que cuando leí en Dramabeans que había resultado ser una pequeña joya, me dije “¿Por qué no?” Son solo doce capítulos, así que allá que fui.
Yo creo que no voy a ser tan atrevida de catalogar “I bon yu…” como una joya, pero sí les voy a decir que el drama me gustó y me hizo pensar. Vamos que da para debatir de manera bastante amena si no se nos insuflan los ánimos y creemos que nuestras convicciones morales son las únicas válidas y nos cerramos a ver otros puntos de vista.
Hyun Woo y Soo Yeon son una pareja moderna como tantas otras. Tienen un hijo preescolar y ambos trabajan fuera de casa. Él es productor de televisión y ella es publicista. Hasta ahí lo moderno. Por lo demás sigue una estructura tradicional de esas que tan bien conocemos. El trabajo de la casa y a atención al niño recae con mayor peso sobre la mujer, sin sesgos y sin trampantojos.
Un día, y por casualidades de la vida, mientras Soo Yeon se afana en limpiar el baño, Hyun Woo, al quitarle el móvil de la madre al niño, se entera que su mujer va a tener una cita furtiva e ilícita unos días más tarde. Y ahí comienza la vorágine.
Nos muestran una sociedad muy introvertida, donde la gente habla, pero no se comunica, son como un grupo de moluscos en una batea; agrupados pero cada cual en lo suyo. Conviven a diario en la empresa una media de doce horas o más si incluimos las horas de “hermanamiento” a las que se someten; soju y karaoke por medio. Beben hasta caer redondos y aunque los pinten como borrachos con verborrea, son capaces de mantener ocultas sus vidas de los demás. Así que cuando Hyun Woo se entera que le van a poner cuernos…¿Qué hace? Contarle sus cuitas al psicólogo de cabecera de ésta, nuestra era. Un foro de internet.
De la noche al día y Hyun Woo es trending topic. Para un país que se precia de vivir por y para el trabajo, sacan horas ociosas en las que observar y opinar ocultos tras pseudónimos en estos foros a lo “Gran Hermano”. Entre tanto “opinador” resulta curioso que la historia de “Toycrane” sea el campo de batalla donde dirimen sus diferencias ajenos a que son ellos, un matrimonio sentados frente a frente, pero absortos cada cual en su smartphone y en dicho foro. ¡Zasca a nuestra sociedad! Acabamos de estar en cuanto menos, una cena familiar…¡Levante la mano quien no haya tenido como importante comensal a uno o más smartphones!
A la par que se desarrolla el drama de Hyun Woo, y el de su alter ego “Toycrane” (Hyun Woo es adicto a sacar muñecos de peluche de esas máquinas que tienen garras mecánicas, ergo su nick) a su programa de crítica de películas también lo defenestran de la parrilla y les toca “alumbrar” otro programa matinal. Todo su equipo se decanta por hacer un programa de “Esposas perniciosas y lascivas” porque con ese tema, seguro que se llevan el rating de calle. Por lo tanto y a lo tonto Hyun Woo vadea sobre el mismo miasma las 24 horas del día.
En su equipo, la escritora Bo Young, está divorciada ¿Por qué? Descubrió que los cuernos le sentaban bien. El asistente de producción Ahn, arrastra soterradamente un amor por la escritora; parapetado tras la historia de tener la esposa perfecta. El caballero tiene vergüenza de contarle a sus allegados que la “perfecta esposa” le duró dos días tras volver de la luna de miel. Lleva tres años así. Esta pareja resultó muy agradable de ver. Lee Sang Yeob y BoA hacen un tándem muy de agradecer. Mientras que Hyun Woo y Soo Yeon nos muestran como se desmonta y desarma una relación, Ahn pidinim y Bo Young yakanim nos muestran como surge el amor y se consolida una pareja. Entre medias de estos dos espectros también tenemos a un abogado adicto al morbo de poner los cuernos. Está casado y tiene deslices día sí, día también. Está con una a la par que está buscando otra…En fin, a las mujeres les dicen “ninfómanas” pero ¿cómo hacer un adjetivo de “satiarisis” (que es como averigüé, se denomina la “condición” en los hombres)? Este personaje me resultó excesivamente cargante y detestable, en los doce capítulos no tuvo ni un segundo que lo redimiera; y mis ganas de ver que recibía su merecido se quedaron en agua de borrajas, porque resultó ambiguo su final y no supe qué fue de él.
El drama obviamente juega con todos los clichés relevantes a los cuernos, y que son universalmente idénticos…Querer separase, querer quedarse con el hijo, ver la angustia y la tristeza que una separación causa en un niño chico, lo complicado que es ser progenitor solo.
El problema enorme cual catedral que tuvo “I bon yu…” fue poner en el rol de Soo Yeon a Song Ji Hyo. El drama necesitaba de una actriz capaz de transmitir, y Song no es actriz, por mucho que su vida laboral transcurra delante de las cámaras y los focos de luz.
Este es un drama donde hay escaso, escasísimo contacto físico; todas las emociones hay que reflejarlas de otro modo, con gestos, con posturas, con energía. Song Ji Hyo no tiene las tablas necesarias, y ponerla en ese papel fue tan desastroso como el de IU en “Scarlet heart Ryeo”. Su Soo Yeon explica el porqué de las cosas de manera un tanto ambigua. Según ella, intentando ser la mujer y madre perfecta se le iban 30 de las 24 horas que tiene el día. Una vez un cliente la citó dos horas antes, para que ella tuviera esas dos horas para sí misma…El hecho de darse cuenta que había alguien que había tomado nota de su loca y ajetreada vida y le hubiera regalado esas dos horas fue el desencadenante de todo el tinglado. Aunque esa misma persona, al cabo del tiempo la valorara como un traspies que no vale la pena. Y le facilitara a la esposa su número de teléfono para que ésta a su vez la pusiera de vuelta y media. No me voy a meter yo a juzgarla, ni mucho menos, cada cual hace de su vida lo que le venga en gana –solo que me hubiera gustado ver el proceso, no meramente una mujer divinamente maquillada, peinada y vestida diciéndome que no tiene vida.
Ji Sun Woo, el amante, también tiene familia; pero ahi no nos cuentan cual fue el detalle por el que le fue infiel a su mujer. Él es simplemente como un muñeco de esos que usan las fábricas automotrices para probar efectos de accidentes en los coches. Y que aceptó como por inercia, que lo descubrieran a punto de tener una aventura, que le reventaran de un puñetazo la cara y que como colofón le contaran a su mujer de su periplo extramarital. Vamos, que el amante en esta historia fue meramente circunstancial.
Para terminar en una nota positiva, sorpresivamente cuerda y con los pies bien puestos donde tienen que estar, la suegra. La mamá de Hyun Woo me dejó anonadada con su percerpción y acepción del caso entre manos; los cuernos de su hijo. Tan anti-coreano, que rebobiné y paré para ver si era verdad lo que estaba sucediendo. Salomónica la mujer.
“Las mujeres también son humanas que necesitan sentirse amadas, es lógico salir a buscar lo que se nos niega en casa”. ¡Sí señora! Y eso que unas escenas atrás, le había arreado a su hijo un cargamento de sopapos cuándo creía que él era el que estaba “echando una canita al aire” poniendo en la picota la estabilidad familiar y emocional del niño.
Ya les digo, no es la alegría de la huerta esta historia, pero tampoco es una bazofia. Se las recomiendo si no se molestan con los temas de las infidelidades, que cada cual es muy suyo y tiene derecho a sus opiniones.

Reparto
Lee Sun Gyun como Do Hyun Woo
Song Ji Hyo como Jung Soo Yeon
Lee Sang Yeob como Ahn Joon Young
BoA como Kwon Bo Young
Kim Hee Won como Choi Yoon Gi
Ye Ji Won como Eun Ah Ra
Otros
Lee Suk Joon como Ji Sun Woo
Ye Soo Jung como Madre de Hyun Woo
Kim Kang Hoon como Do Joon Soo
Lee Do Yeon como secretaria de Yoon Ki
Compañeros de trabajo de Hyun Woo
Park Soo Young como Park Young Soo
Jung Ah In como Jung Eun Jung
Jung Ji Ahn como Kim Mi Ha
Sim Hee Seob como Lee Ji Hoon
Su Woong como Kang Seung Hyun
Amantes de Yoon Ki
Han Seo Jin
Im Sung Uhn
Baek Bo Ram
Seguidores de “Toycrane”
Kim Young Ok
Kim Hye Ok como Myunmokdongok (nombre de usuario)
Woo Hyun como Hanganggabshida (nombre de usuario)
Jo Jae Ryong como Bbinkkobeunseunim (nombre de usuario)
Lee Byung Jin como Nooneneunnoon (nombre de usuario)
Kim Sun Hwa como Doksoogongbangnyeo (nombre de usuario)
Jang Liu como Wetoli (nombre de usuario)
Kim Tae Woo como Hyoomungeubshigchoong (nombre de usuario)
Apariciones especiales
Eun Ji Won como hombre que recoge la muñeca
Choi Moo Sung como Jefe de la agencia de detectives privados
Kang Ho Dong como él mismo
Jung Yoo Mi como Han Joon Hee
Oh Yoon Ah

Comentarios

  1. Nanette dice:

    Como tú, no me animaba a verla… pero ya me has convencido .
    Voy verla junto con My girlfriend is a nine-tailed fox, la cual comencé tras Jang Ok Jung…. necesito emocionalmente ir turnando comedias con dramas…

  2. Nanette dice:

    La emoecé y enganché

    • Maggie Bee dice:

      Ya te digo, no es el gran drama, pero te hace plantearte cosas

      • y lo mejor que actua Lee Sang Yeob, quien trabaja tambien en Jang Ok Jung, asi que me estoy repitiendo el plato…. que golosa

      • Nanette dice:

        Hasta ahora me parece bueno, realista y universal. Me desespera que no conversen más durante sus encuentros. Yo en el hotel hubiese dejado el escándalo jajajaja… eso si es que llego al hotel.. creo que con el puro mensaje de texto me hubiese bastado para dejar arder Troya jajajajajaja.
        Hablo de boca para afuera, lo mas probable es que tras el texto hubiese escogido mi batalla… pero no creo que hubiese esperado al sábado a ver si llegaba al hotel.
        Ahora haciendo memoria, casi hace 19 años atras tuve una pareja por casi 5 años y un dia me llamó su hermana para decirme que él estaba en la casa con la amante (la ex de él y madre de su hija, mucho antes de mí). Yo aparecí allá con mis 23 añitos, les pedí a ambos sentarse a conversar conmigo. Les pregunté casi lo mismo, desde cuando, si tal fecha él estaba con ella, etc… todo calmada. E incluso le pregunté a él que dijera delante de las dos a cual realmente amaba. El muy fresco e hijo de la gran …. y nada de tonto aunque para asombro de ella, me dijo que a mi. Ahi le pedí cortesmente a ella que saliera de la habitación, y le dije a él de todo. Luego me fui. Como sufrí

        • Maggie Bee dice:

          Ves…aquí no hay comunicación ninguna. Solo son capaces de abrirse en un foro en internet y parapetados tras sus nicks.

  3. Anónimo dice:

    Los dramas sobre infidelidad por el momento los tengo descartados, por más que sean con el Yes, chef!
    Acabo de divorciarme del “único hombre bueno sobre el planeta” : Concepto que tuve por 13 largos años hasta que descubrí una infidelidad. Para mi, no hay justificación y no hay forma en que traten de explicarme esto y logre asimilarlo.
    Siempre decía y hoy reitero, no obligo a nadie a estar conmigo y menos a quererme, pero tampoco pueden engañarme: “si no me quieren, me lo dicen y yo me alejo al instante”.
    Cuando le recordé estas palabras que tanto había escuchado de mi, me dijo que yo era “muy buena como para decirme que ya no me quería…” Es decir, no podía decírmelo porque yo era muy buena, pero sí podía engañarme porque mientras no lo supiera, no iba a sufrir. Esa era su teoría.
    Disculpen, trato de desahogarme…

    • Maggie Bee dice:

      No te disculpes. No es un trago fácil. Hace unos días lo estuvimos comentando unas amigas. Yo sostenía que enamorarse de otra/o es muy lícito, pero engañar ya es harina de otro costal. Una de las del grupo me contó de alguien cercano a su familia a quien le puede el morbo de tener amantes; no quiere ni plantearse siquiera separarse de su mujer porque dizque “la adora” y la tiene como a una reina consentida -pero tampoco es capaz de serle fiel a ella porque el morbo le da vida. Una pena de hombre, vamos.

    • No puedo estar más de acuerdo con las dos, no querer a alguien no se puede evitar, pero engañar es una asquerosidad, y las disculpas de la cobardía de uno “no te lo dije porque eres tan buena, no quería hacerte daño, etc” son echar sal en la herida. Mejor echarle narices y decir, no te lo dije porque soy un cobarde comemierda y quería ahorrarme yo el mal rato (lo de que quería ahorrarte el mal rato a ti son solo palabras).

      Aun así, razones del engaño hay muchas y las obras de ficción pretenden representar cosas que pasan en la realidad y en las que mucha gente puede verse identificada. Lo valiente de este drama, que yo no quiero ver pero sé de qué va, es que la que engaña es la mujer, cosa que en un país machista la convertiría en una mala mujer sine excusa ninguna y sin embargo no la demonizan, sino que explican de alguna manera sus razones y muestran que se puede ser una “engañadora” y ser una persona normal y corriente.

      Lo del tema de que alguien engañe a una persona la que “adora” me alucina. ¿Se puede adorar a alguien y pasarte su opinión por el forro? ¿Se puede adorar a alguien a quien mientes y haciendo cosas que al otro le parecerían fatal? Y todo por un polvo, perdonen la expresión, porque no es que te estén pidiendo que mates niños o no comas o bebas, solo que no tengas sexo con otra gente, que digo yo que no es tan difícil abstenerse.

    • Nanette dice:

      Lamento mucho lo que estás viviendo. Desahógate cuanto quieras, es lo más sano que puedes hacer.

      La respuesta que te dió no dudo que fue sincera, muy egoísta, pero sincera. MI madre vivió lo mismo con una pareja que tuvo por casi 9 años. El amor se había convertido en cariño y no tenía el valor de decírleselo a mi madre a quien consideraba una buena persona. No la engañó pero obviamente la relación no era …. como decir, le faltaba el ingrediente principal y eso afectaba la intimidad. Ya mi madre cargaba el divorcio con mi padre, por lo que no quería una relación a medias, y eso sentía que ocurría con esta pareja. Entonces juntó todos los pedacitos de su alma y el valor, y rompió el matrimonio. Fue doloroso para ambos, incluso para los amigos. Hoy dia siguen siendo amigos e incluso han compartido juntos con sus parejas actuales.

      Las rupturas son dolorosas. Ya llegará el momento que esta historia no te duela tanto…. Mientras ¡Ánimo! Cualquier dánnos un silbidito 😉

  4. A mi el drama no me gustó! empezó bien, con toques de comedia, pero luego que se supo del “asunto”, me aburrió. Uno de los grandes problemas como dijiste, la actriz principal! no la entendí, no me conmovió! a veces no sabia si ese personaje existía o era un fantasma al igual que el amante. Aluciné con las madres sin oficio que se la pasan incordiando en el whatsapp! parecía que la única que trabajase fuese ella! eso puede ser normal en Korea, pero aquí nada que ver! La reacción de la suegra si fue buenísima!! Pero lo peor, las escenas grotescas del abogado! me daban dolor de estomago! qué asco! Y la parejita secundaria prometía al principio, pero resultaron sosos!!

    Siguiendo con el tema de la infidelidad… Tv Azteca esta sacando los capítulos de “La vida en el espejo”, la versión opuesta de “Mirada de mujer”. Es curioso ver el cambio de roles en una misma historia.

  5. Nanette dice:

    Voy por el episodio 6 de la serie y coincido con Liz que me da dolor de estomago las escenas del abogado, le doy Fast Foward generalmente.

    En cuanto a la fidelidad. Primero dejo en claro lo siguiente, nunca le he sido infiel a mi marido y creo que él tampoco a mi, y también creo que si no hay amor, lo mejor es terminar en vez de lastimar, más cuando se tiene hijo(s)…
    PERO, si algo he aprendido es el universo variado de historias de cada persona, y no se trata de justificar, pero todo tiene un cómo y un por qué que puede no gustarnos y menos aceptarlo o ser auto-críticos. No me gusta enjuiciar a nadie por ser infiel, todos tenemos fallas y a veces ante los problemas podemos ser ciegos, o descuidar, o dar por sentado, o estar desconsolados por una situación. También están las relaciones largas, la letanía, las situaciones difíciles, y uno fácilmente puede equivocar o confundir, darle importancia a cosas dependiendo de que tipo de carencia padece.
    Sí, es más fácil engañar, es una salida rápida, cómoda, egoísta pero divertida, apasionada e intensa … puede despertar sensaciones que uno no sabe como solicitar a su pareja o lograr que esta se la dé.
    No estoy hablando de infidelidades como las del abogado, que son una bajeza asquerosa… Creo que por eso la serie pone ambas situaciones, para crear una brecha y hacer notar la diferencia entre ambas, que hay errores que van de la mano de la falta de comunicación, rutinas, “falta de riego”, pero no del amor en sí.

  6. Acabo de terminarla y la verdad que me gustó. Me gustaron las tres historias, la principal, la del Ahn y la del abogado.

    Creo que está bien relatado y representado una matrimonio que se ama y que se pierden detalles sobre los años y donde cualquiera de los integrantes podía confundirse y sentirse perdido. En el caso de ella, entre todas las labores y funciones como mujer, para luego encontrar a alguien que cree que cubre esas falencias. ¿Realmente era necesario saber la historia del amante? Como bien dices, es algo que gatilla la situación pero no era el verdadero problema. No me costó identificarme con el personaje, creo que toda mujer, madre y esposa, tiene momentos en la vida donde puede sentirse ahogada. Obviamente no justifica una infidelidad, como ya dije es la solución rapida… pero no puedo juzgarla duramente.

    No me desesperó tanto la actuación de ella, pero es cierto que se hubiese agradecido a alguien intenso en una actuación que lo requería mas que una actuación fisica.

    En cuanto el abogado, creo que tuvo el castigo que merecía y donde mas le dolía, el bolsillo. Sobraba el frances a la verdad y la escena cursi de la “La vie en rose”. Me hubiese gustado que la ex tuviera una relación normal (sin tanta parafernalia) donde estuviese valorada y respetada por su pareja. Quizas como el personaje del abogado era medio caricaturesco, fue lo mismo para la solución de su historia. Él se creyó listo, la subestimó y humilló.

    La relacion de la escritora y el productor… le dieron mucho orgullo a la escritora pero bien. Su historia era agradable de ver.

    Buena recomendación, disfrute verla.

    • Maggie Bee dice:

      Ahí está lo circunstancial del amante. Por eso era necesario, a mi juicio, que la actriz supiera mostrar mejor todo ello por la que se metió en ese berenjenal. Si no es porque al final se mete en la cuenta de Toycrane y escribe sus motivos, por su forma de comportarse en si, no lo hubiésemos deducido.

      En cuanto al abogado, a mi me hizo falta saber si el ladrillazo lo mandó al hospital a pagar una factura de esas astronómicas con el bolsillo tan tocado que le quedó 🙂

      Me alegra que te haya gustado. 🙂

Responder a Nanette Cancelar respuesta