“PS Man” – TTV/SETTV (2010)

PS Man

RESUMEN

Ma Xiao Qian (Sonia Sui) es una joven maestra de preescolar de 30 años quien en la premier de la película de la famosa modelo Amanda (Bianca Bai) revende los boletos de la premier a Xia He Jie (Blue Lan) un famoso escritor casanova, quien ya tenía problemas con el director de la película ocasionando disturbios en el estreno, lo que ocasionó que fuese obligado a trabajar 158 horas de servicio comunitario en un jardín de niños nada más y nada menos que en el mismo donde trabaja Ma Xiao Qian. Xia He Jie comienza a ser castigado por Ma Xiao Qian a quien el acosó hasta la secundaria, sin imaginarse lo que pasaria. Ya que ella no cayó facilmente con sus encantos como lo hace el resto de la población femenina cuando lo ven, sin duda un duro trabajo para él, tratar de conquistarla en su juego. Lo que no sabe es que ella es la “la chica frenillos” de su infancia, pero no recuerda su nombre. Al mismo tiempo está involucrado con la modelo Amanda, con quien hace una apuesta de conquistarla en el transcurso de las horas de servicio comunitario. Durante este juego aparece Meng Cheng En (Wen Sheng Hao) quien le declará la guerra a Xia He Jie, compitiendo con él por todo lo que él quiera.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 21

NUESTRO COMENTARIO

Con este drama me he percatado de varias cosas, la primera, que aún tengo capacidad de sorprenderme ante historias con un guión tan malo. ¡Después de lo que llevo visto, cómo es posible que me quede alguna capacidad de asombro ante guiones trillados con personajes infumables? Quizá es que todavía queda en mi cierta confianza en las leyes del mercado y no puedo llegar a creer que historias semejantes hayan encontrado un productor.

“PS Man” no es la peor historia que he visto ni de lejos. Si echo la vista atrás, ese palmarés lo siguen teniendo algunas telenovelas que, sobre el papel, podían ser igual de malas que ésta, pero en las que la longitud de la telenovela era terreno abonado para que una mala historia se convirtiera en un engendro. Aunque no sea la peor, es lo suficientemente mala y cursi como para figurar en mi lista de dramas casi ofensivos de malos (tengo otra lista de historias que son ofensivas, sin el casi).

En este caso, la razón por la que la he visto hasta el capítulo 16 de 21, momento en que he decidido que me rindo, no ha sido, como en otras ocasiones, lo guapo que es el protagonista, porque ahí está la segunda cosa que he aprendido, que ni el hombre más guapo puede resistir un peinado atroz, con una permanente que le deja el pelo áspero y estropajoso. Debajo de esa pelambre está Lan Cheng Long, conocido como Blue Lan, pero ni aún así he podido sustraerme a esa visión pilosa apocalíptica aunque en la foto no parezca tan horrible como luego es. Supongo que también ha influido verle vestido con una ropa fea y mal hecha a más no poder que encima pretenden hacernos creer que es de Armani.

Dado lo poco que daba de sí la vida contemplativa del macho buenorro, lo único que me ha llevado arrastras hasta el capítulo 16 ha sido algo que seguro que comparto con ustedes, la resistencia a dejar a medias algo en lo que ya he invertido mucho tiempo. Creo que esa resistencia a la pérdida, que tiene con frecuencia la consecuencia de que pierdas todavía mía, está estudiada por los economistas del comportamiento. Léan a Daniel Kahneman en “Pensar rápido, pensar despacio” si no me creen. Vaya, que no lo digo por justificarme sino para dejar claro que en esto, al menos, soy muy normal y ustedes también, por si les tranquiliza.

Lo peor, no se vayan a creer, no es Blue Lan vestido de espantapájaros y peinado como el león de la Metro Goldwyn Meyer. Blue Lan vestido y peinado de otra manera solo habría servido para distraerme de lo demás, pero no para hacer bueno este drama que cuenta, otra vez, con una protagonista treintañera que permite que su familia la traiga y la lleve y le imponga cosas inaceptables. En este caso, encima, la familia está representada por una abuela que es una mujer de mediana edad con otra peluca canosa y con una cantidad de rellenos en la cara que hacen que no tenga surcos nasogenianos y parece una muñeca. Una muñeca feísima, mandona, pesada y desagradable, pero una muñeca. Como ocurre en muchos dramas asiáticos, el único mérito de la abuela es precisamente que es la abuela, todo lo demás es un tostón, que hace lo que le da la gana con la excusa de “lo hago por tu bien”.

La protagonista, la odiosa Sonia Sui que ya me pareció odiosa en “The Pursuit of Happiness” y que también lleva un peinado que he tratado de descubrir si era o no también una peluca (y he llegado a la conclusión de que el flequillo tiene que ser un postizo y por detrás lleva algún tipo de relleno), pasa de ser una chica a la que todos aman porque dice lo que piensa sin importarle el rango de la gente, a ser una oruga con la dichosa abuela que la mangonea sin que Ma Xiao Qian, que así se llama el personaje, diga ni mu. Para que se hagan una idea de la peladilla, Xiao Qian es maestra de preescolar, algo para lo que supuestamente ha tenido que estudiar (digo supuestamente no porque lo dude, sino por lo que voy a decir a continuación). A pesar de tener estudios, cada vez que hace algo que a la abuela no le gusta se la lleva al pueblo a trabajar en la piscifactoría de la familia, lugar en el que lo único que hace es poner a secar las redes de pesca.

En el presente, Ma Xiao Qian es profesora en un jardín de infancia y sueña con tener un jardín de infancia propio, porque ¿Qué puede haber mejor para mostrarnos que la heroína es dura por fuera pero tierna y dulce por dentro que el hecho de que aspire a tener un jardín de infancia? Además de la nota subliminal de que Ma Xiao Qian es súper femenina con un instinto maternal de elefanta, aunque parezca un espantapájaros con gafas (¿dónde vamos a encontrar una fea que no lleve gafas?) toda la trama económica gira alrededor de una red de jardines de infancia que nos presentan como la obra social de primera magnitud porque todo el mundo sabe que si un niño no va al jardín de infancia ya no tendrá futuro y caerá en las garras del analfabetismo y el fracaso social. Viendo a lo que se dedican los niños que van al jardín de infancia de Ma Xiao Qian y viendo lo mal que los educan y lo mal que los manejan y los cuidan, lo sorprendente no es que los niños no salgan de ahí directamente al correccional de menores.

Cuando era pequeña, Ma Xiao Qian fue víctima del acoso de un compañerito, Xia He Jie, que se dedicaba a torturarla y a acosarla con bromas con muy poca gracia. En el presente, Xia He Jie es un escritor de éxito, que empezó escribiendo una novela estupenda y ahora solo escribe noveluchas de autoayuda tipo “los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus” con las que gana mucho dinero. Para ganar ese dinero, Xiao He Jie se ha convertido en una figura mediática que se dedica a proporcionar a la prensa titulares escandalosos. Xia He Jie es infantil, arrogante y bastante odioso.

En uno de los escándalos que monta, acaba condenado a realizar servicios sociales, justo en el jardín de infancia de Xiao Qian. Para que se hagan una idea de lo malo que es todo, les cuento que nos dicen que Xia He Jie torturaba a Ma Xian Qian porque a él le gustaba ella, cosa que me creo, pero que en realidad no tiene ni idea de cómo se llamaba la compañera de clase a la que torturaba porque él siempre la llamaba la “chica de la ortodoncia”. Una de las tramas, tontas, de misterio, gira en torno a que él acaba comunicándose por Facebook con ella, que le escribe con el apodo de “Chica de la ortodoncia” sin saber que esa chica es Ma Xiao Qian, a pesar de que sabe que Ma Xiao Qian fue al mismo colegio que él. Blanco y en botella. Que pretendan hacernos creer que un chico se pasa 6 ó 7 años de su vida persiguiendo a una niña que no sabe cómo se llama es una de esas cosas, entre otras, que te producen esa impaciencia que te hace un nudo en el estómago de las ganas de darle una colleja al responsable de este despropósito.

Como el argumento es una idiotez, de relleno nos meten a una chica que es madre soltera pero lo oculta porque es una modelo de mucho éxito. La modelo es una chica simpatiquísima y buenísima, aunque mal eduque a su retoño porque compensa con mimos que le tiene oculto. El niño, a pesar que debería llevarse un buen azote, es un actor riquísimo con una boquita de botón que dan ganas de comértelo. Que todavía en 2010 hicieran argumentos en los que una chica tiene que pedir perdón por ser madre soltera y se acepte con la mayor naturalidad que el ser madre soltera pueda acabar con su carrera es otra de esas cosas que me hacían otro nudo de los que hablaba antes. Ya que meten algo así, que metan alguna crítica de esa hipocresía, ¡carajo! que diría Maggie.

Toda la historia es una sucesión de obstáculos imbecilúpedos para que Ma Xiao Qian y Xiao He Jie no puedan estar juntos, y cuando uno se resuelve, sale otro, y cuando ese se resuelve, entonces Xiao Qian tiene dudas, y si no, otra vez la abuela y los tíos de Xiao Qian, y luego Amanda y su niño en una excusa que solo es excusa para la descerebrada de Xiao Qian, y luego otro que pasaba por ahí que parecía idiota pero que no lo es. Todo esto aderezado con frasecillas supuestamente filosóficas sobre la existencia del amor verdadero y su duración.

A pesar de la manía que le he cogido a Sonia Sui, porque me crispan sus mohínes, una de las cosas buenas de este drama es lo bien que llora. Llora de fábula y es una llorona de la categoría de Amelia Noriega. Si hacemos un concurso de las actrices que mejor lloran, la propongo de candidata para la lista. Lo otro bueno es el niño, y lo tercero la amiga de la protagonista, una chica gorda porque a los chinos, perdón taiwaneses, les deben parecer divertidísimos los gordos que se creen atractivos, porque no paran de repetir el mismo chiste en el que la chica, Mary, teme adelgazar no vaya a ser que deje de estar guapa. La amiga gorda empieza siendo una gritona cargante y acaba siendo igualmente una gritona, pero una amiga excelente que dice las cosas más sensatas.

REPARTO

Blue Lan Xia He Jie 夏和杰
Wen Sheng Hao Meng Cheng En 孟成恩
Sonia Sui es Ma Xiao Qian 馬小茜
Bianca Bai es Amanda
Xiao Xiao Bin es Xiao Tuo Luo 小陀螺
George Zhang es Da Mao 大貿
Zhong Xin Ling es Mary
Luo Bei An
Zhao Zi Qiang es Productor
Chen Mu Yi es An Da 安達
Dai Yu Jie es Xia Zhen Yu 夏振宇
Li Hao Ting (李皓婷)
Lin Bo You (林柏佑)
Xiao Min Qiao (蕭名喬)
Chen Yi Yu (陳怡妤)
Tao Yan Wen (陶妍妏)
Shen Chang Hung (Daniel Shen)

Comentarios

  1. Yo creo que con esta aguanté hasta que lo vi colgado del árbol con todos los chiquillos y la profe mirando desde abajo. Pero es que el supuesto escándalo del principio ya me olió a chamusquina 🙂

    Eso sí, te quedó linda la reseña. Estoy muy de acuerdo con eso de resistirse a abandonar algo en lo que hemos invertido tiempo. A mí me da una rabia tremenda el sentimiento de estafa que me da cada vez que me pasa.

  2. Uf, yo la vi hace mucho y no sé bien cómo llegué al final. Supongo que pura cabezonería…

  3. Mientras os dura la sequía y esperáis que acabe alguno que estén emitiendo ahora, ¿por qué no seguís buceando en dramas de hace años? Quizás en su momento hubiera alguno que no os llamara la atención y ahora en cambio si, quien sabe.

    • Eso que dice Susana , estoy de acuerdo porque hubo un tiempo que encontré puras joyas ( Queen of the game, Bichunmoo, What Star Did You Come From?, Bad Couple, Mr. Goodbye, Sweet Spy.–

      Yo me siento estafada con el tema subtitulos,porque todo el mundo hace los mismos ,,,oseaaa cualquier mamarracho solo porque sale el idol de moda o la Candy de turno .. y los que son más interesantes para mi se quedan colgados o con subtitulos guachafos que no hay quien los entienda

  4. María Luisa dice:

    Antes me pasaba eso, por lo que vi de principio a fin el árbol del cielo y la escalera al cielo, pero luego tomamos la determinación que si al capítulo 5 la historia no levantaba, a otra cosa mariposa, el problema es cuando el drama empieza bien, sigue bien y llegando a 6 capítulos del final se vuelve cargante, vaya dilema. Eso sí, por mucho tiempo tuvimos nuestro buen aguante.

    Chicas, a lo mejor encuentran un espacio para hacer su ranking de lo mejor y lo peor del 2016.

    Saludos.

  5. Hola Maria Luisa, lo intentaré. Lo difícil es decidir qué fue lo peor, porque cuando considero que algo es muy malo, muchas veces lo dejo a medias y normalmente no escribo nada, así que no sé si me acordaré de cuáles fueron…

  6. Sipi MartaH, coincido con maría Luisa: ESTOY esperando el rating PARA VOTAR!!!!!!! No se si el más malo (xque lo abandono, así que tengo poquitos capis como para “juzgar”), pero si elegir a los que me ENCANTÓ y/o tuve el coraje de terminar…
    VOTACIÓN, VOTACIÓN, VOTACIÓN, VOTACIÓN!!!!!!!!!!!!!!!!! Ja, ja, ja.

Tu comentario