Recaída en el culebrón – «Dolunay» (2017) y «Erkenci Kus» (2019)

Cuando llevaba más o menos 4 años viendo dramas asiáticos entré en un bache y estuve sin ver nada durante 7 meses. Ahora que cumplo ya los 10 parece que vuelvo a entrar en barrena y no hay nada que aguante ni me interese. Hago esfuerzos y consigo llegar hasta más o menos el episodio séptimo, momento en que decido que ya no puedo más y que me voy a ver otra cosa.

Eso me acaba de ocurrir con la última de Lee Dong Wook, «Touch My Heart», con una de esas heroínas, tonta y buena que me aburren tanto. Teniendo en cuenta que, de este actor, me he tragado entera hasta «Hotel King» un culebrón de tercera, ya no sé si la que estoy en crisis soy yo o son ellos, pero me temo que es un poco de todo.

En plena sequía doramil, me ha dado un espasmo y he vuelto a mis orígenes telenoveleros. No es casualidad que haya elegido ahora telenovelas turcas, en vez de latinas, porque las telenovelas turcas inundan ahora la televisión española (y las redes), unas mejores que otras, todo hay que decirlo.

Siguiendo la estela de Can Yaman, el guapísimo actor que protagoniza Erkenci Kus, actualmente en emisión, llegué a Dolunay, otra novela protagonizada por él y las estoy viendo las dos a la vez. En principio, parecería que ver dos novelas a la vez, con el mismo protagonista, podría ser contraproducente en el sentido de que ver al mismo tío enamorado de dos mujeres distintas puede llegar a destruir la fantasía esa malsana que nos alimenta de que estamos viendo historias de verdad y que los dos protagonistas sufren y se aman en la vida real. Sin embargo, dado el cambio de físico del mentado actor, del que dejo muestras en las dos fotos de arriba, ni siquiera los relaciono, y para mi, Ferit Aslan, el protagonista de Dolunay, y Can Devit, el protagonista de Erkenci Kus, son dos personas distintas. Que el actor, además de estar distinto físicamente, lo haga divinamente y ni siquiera coincida en la forma de andar también ayuda.

Esta es mi segunda tanda después de iniciarme en la telenovela turca siguiendo «Fatmagul» y «Kara Para Ask» de la que me encantó la primera parte pero me cansé a la mitad y la dejé ahí muerta. De lo que llevo visto, reconozco que, para ser telenovelas con une estructura clásica, las dos son entretenidas, románticas, bien interpretadas y con buena construcción de personajes. Como dije cuando escribí sobre Kara Para Ask, son culebrones de los buenos, algo que había desesperado de volver a encontrar cuando me despedí del mundo de Televisa y Telemundo.

En las telenovelas turcas, la atención al detalle, algo que nos gusta tanto cuando se trata de los personajes protagonistas, tiene su parte negativa porque tiene escenas larguísimas de personas latosos a más no poder que rellenan minutos y minutos de metraje, lo que si estás viendo la telenovela en la televisión, cosa que yo raramente hago, es desesperante por no poder dar al avance rápido. Como yo las veo en streaming, doy al avance rápido y reduzco los episodios de 2 horas a una única hora y me quedo tan pancha.

Este problema es más acusado en Erkenci Kus que en Dolunay, aunque solo sea porque la primera es muchísimo más larga (ya van por el episodio 38 y todavía no termina) que la segunda, que solo tiene 26.

Para ponerles en situación les cuento un poco de qué van, aunque tomo atajos y resumo cosas que no son realmente así para que lo entiendan mejor:

ERKENCI KUS – «Pájaro soñador»

Erkenci Kus es la historia de una chica simpatiquísima y un poco alocada, Senem, que empieza a trabajar en una agencia de publicidad propiedad de un señor que está enfermo y deja a sus hijos Can (se pronuncia Yan) y Emre al frente. Can es un aventurero y fotógrafo famoso, creativo y libre, Emre es el financiero. Como Emre estaba en la empresa mientras el hermano mayor vivía su vida, pensaba que el padre le iba a dejar a él al frente del asunto, cosa que no ocurre porque el padre confía más en la creatividad de Can que en la seriedad de Emre. Como consecuencia de estos líos familiares, Emre se quiere vengar y quiere hundir la empresa en favor de la empresa de su novia, una tía malísima, guapa como la madrastra de los cuentos y a la que se le nota que es mala en un santiamén.

En éstas están cuando Senem, fantasiosa e inocente, empieza a trabajar ahi y Emre la engaña diciéndole que tiene que espiar a Can porque Can es malísimo y quiere revalorizar la empresa para venderla al mejor postor. Las estratagemas de Senem espiando a Can dan lugar a muchos malentendidos, agravados porque Can, al que le gusta Senem, cree que Senem tiene un novio.

La historia es una comedia, con momentos graciosos, otros menos graciosos, y algunos nada graciosos, porque Erkenci Kus tiene una cantidad enorme de personajes plúmbeos, desde la familia de Senem, madre y padre, los vecinos del barrio, los pesadísimos y cotillas compañeros de la oficina y ya no me acuerdo de cuántos más, que lo único que hacen es estorbar.

A pesar de los pesares, la pareja protagonista está tan, pero taaaaan bien, que no me extraña que la prensa turca vayan diciendo que los dos actores están enamorados en la vida real, porque de verdad lo parecen. Las escenas en las que no hay diálogo y se les ve hablando y riéndose te convencen de que ahí hay plan.

DOLUNAY. «Luna llena» CUIDADO SPOILERS.

Dolunay no es una comedia, lo que agradezco porque a mí no me gustan las comedias románticas. Es la historia de una chica, pobre sin ser muy pobre y muy honrada pero con hermana estúpida, que se llama Nazli, estudia para ser chef de cocina y, por problemas económicos empieza a trabajar en casa de un soltero guapo, rico y obsesivo del orden, que se llama Ferit.

Trabajando en la casa conoce al sobrino pequeño, de unos 6 ó 7 años, un niño riquísimo al que dan ganas de comérselo, que se llama Bolut. El niño y la mujer se gustan al instante, por lo que Nazli, su estúpida hermana Asuman y su amiga Fatos acaban metidas hasta en la sopa con esa familia.

Cuando ocurre un accidente en el que mueren los padres de Bulut, una hermana malísima del padre que estaba desterrada por haberse casado con un indeseable, reaparece para quedarse con el niño porque el niño es el heredero de un porcentaje enorme de la empresa en la que participan todos los ricos, más que nada porque, si hay más de una empresa, el tema se complica muchísimo, así que todos trabajan ahí. Para recuperar al niño, y después de muchos líos, los dos se casan para dar una apariencia de familia y que así les den la custodia. Por supuesto, Ferit y Nazli se aman, pero lo dicen a medias, dando lugar a muchas escenas de tensión de esas que nos encantan. La situación se agrava porque Deniz, otro chico simpatiquísimo y músico, familia de Ferit, también se enamora de Nazli porque ya sabemos que, en las telenovelas, todos los hombres se enamoran de la protagonista.

A pesar del argumento, sobado a más no poder, Ferit me encanta y sus comentarios sarcásticos y secos me derriten las meninges. Ferit es lo que los japoneses llaman un personaje tsundere, mi tipo de personajes masculino favorito, un hombre duro y lógico por fuera y amoroso por dentro. Sus conversaciones son el niño, las miradas que le echa a Nazli cuando ella habla y habla sin parar, solamente sonriendo, me tienen sin aliento. Parafraseando a Góngora, estoy amarrada al duro banco de esta galera turquesca y me lo estoy pasando pipa. Que Can Yaman sea uno de los hombres más atractivos que he visto en los últimos tiempos tampoco estorba, aunque alimente mi neurosis y mi sensación de qué injusta es esta vida. Estos tíos no tienen derecho a existir.

En fin, que si tienen tiempo, y les apetece perderlo en algo que no las enriquecerá intelectualmente ni las hará mejores personas, pero con lo que probablemente se diviertan, den una oportunidad a alguna de las dos…o a las dos.

REPARTO Dolunay

Özge GürelNazmiye ,,Nazlı» Pinar – Aslan1-26
Can YamanFerit Kaya Aslan1-26
Hakan KurtaşDeniz Kaya1-26
Necip MemiliHakan Önder1 -26
Türkü TuranAlya1 -26
Öznur SerçelerFatoş1 -26
İlayda AkdoğanAsuman Pinar1 -26
Berk YaygınTarık1 -26
Balamir EmrenEngin Aslan1 -26
Alara BozbeyDemet Kaya Önder1-26
Alihan TürkdemirBulut Kaya1 -26
Yeşim GülLeman Aslan


REPARTO Erkenci Kus

Comentarios

  1. No eres tu, es que realmente a Touch My Heart le faltaba un chute de malicia o de algo, lo que fuera para que uno no se quedase completamente dormido viéndola. jjjajjjajjajj

    Otra que cayó con Can Yaman!! jajja Es que él es muy guapo! Yo vi el año pasado Dolunay, pero me he resistido a empezar Erkenci Kus! Tengo un problema y es que me canso de las turcas a los 10 capítulos!! y si tienen éxito, nunca las terminan, lo que es algo que definitivamente no me gusta nada! Por ejemplo con Dolunay, la novela empezó muy bien, combinando la trama más clásica con la comedia ligera, sin que ninguna de las dos me sobraran, que como tu, ese también es el problema que me he encontrado, las tramas secundarias tienen que servir de alivio, y no ser el plomazo que suelen ser. Pero una vez juntaron a la parejita para mi perdió el encanto, la protagonista empezó a ocultar cosas y a mentir sin sentido, sacaron de la novela a una de las chicas que me caía bien, aumentaron la violencia y la maldad de los villanos, y encima los capítulos empezaron a durar, no 2 horas, sino 3!!! No aguanto eso! Sinceramente no entiendo como en Turquía ven esos capítulos de esa duración con anuncios. Aquí en España nos quejamos de las series de 70 minutos! En fin, aunque las series turcas tienen sus cosas buenas también, como las barbas de esos galanes tan guapos!! jaja Pero, o cambian algunas cosas, o no me voy a animar a ver otra. 🙁
    Saludos!

  2. Hola Liz, pero es que no solo me ha pasado con Touch My Heart, con Babel, que intenté ver con Maggie, aguanté 4 episodios, con The Banker, unos 20 minutos, y así con todas.

    Sí, he caído en las garras de Can Yaman, aunque a mí me gusta más en Dolunay. En Erkenci Kus creo que está ya demasiado cachas y, aunque sé que es un doble estándar, no me gustan mucho los hombre a los que se les nota que prestan demasiada atención a su aspecto físico. Además, en Erkenci, excepto en el tema del moño y el pelo, que me chifla, el personaje lleva una ropa que parece un domador de circo. En fin, admito que lo de sacarle defectos a este tío es como lo de la zorra y las uvas de la fábula.

    Todavía no he terminado Dolunay, pero salvo la historia de la amiga Fatos y sus novios, que me la salto automáticamente, el resto me sigue gustando. Creo que las novelas turcas tienen un problema, y que la longitud de los episodios hace que no puedan cortar nada de lo que han rodado, y hay escenas que no aportan nada y que deberían haber quitado, y otras escenas que sí aportan pero que no necesitan contarnos con tanto detalle. Si van a una pizzería no necesitamos ver la escena desde que se sientan hasta que se toman el postre. Aún así creo que los diálogos suelen ser buenos, aunque a veces puedan parecer intranscendentes, porque te enseñan pequeños detalles de los personajes, y eso me gusta, porque para mí, la construcción de los personajes es la kriptonita de las telenovelas. Incluso con lo mal que me cae Asuman, la hermana, la explicación que le da a Deniz de por qué hizo lo que hizo está muy bien traída, la verdad, y el hecho de que la pareja sea amiga y se hable me gusta mucho también. Eso también pasaba en Fatmagul y en Kara para Ask,

    En Dolunay, además, hay otro elemento que me gusta, que es la música, es una pena que no haya manera de encontrar la banda sonora buscando en inglés o en castellano. Hay que conformarse con lo que hay en Youtube, que tiene los diálogos en medio. La chica a la que creo que te refieres diciendo que es la que te cae bien, la novia de Deniz, Alya, canta muy bien y me gusta lo que canta.

    Si has visto alguna más que te haya gustado, acepto recomendaciones para ver mientras salgo del bache coreano.

  3. Hola Marta! Es que Babel tambien… no pasé del primer capítulo! Y por el resumen que hizo Maggie… hice bien! Ahora estoy con Confession y me gusta bastante! 🙂

    De turcas… he empezado varías de este año pero me canso a los pocos capítulos… no tengo paciencia para verlas, ni para tolerar el nivel de violencia. De las pocas que he visto completas, recomiendo Kiralik ask! De los mismos guionistas que Erkenci, también hay que adelantar con el mando rápido todo lo de los secundarios para no volverse loco, pero tiene una pareja que enamora! Y ésta también tiene una banda sonora preciosa que si se encuentra en youtube! Y otra que me gustó mucho, del estilo de Dolunay, combinando drama y comedia, fue Hayat sarkisi! Aunque la primera temporada solamente puede verse doblada con el nombre de Hülya, y se pierde mucho al verla así. 🙁

    Exactamente, me refería a la cantante de Dolunay, no tenía pelos en la lengua para decir las cosas a la cara, lamenté mucho su salida.

  4. Yo estoy viendo Suhan por Divinity, me pico la curiosidad cuando la anunciaron y la voy viendo a mi ritmo. Erkenci me interesa y he visto algunos capítulos, pero es que está sin terminar y los capítulos son tan largos… tiene 40 y aun no la terminan, ¿cuánto tiempo más necesitara esa pareja para estar junta? Aunque claro, a lo mejor es que los personajes secundarios ocupan mucho tiempo, en los 3 capítulos que he visto por la tele salen un montón de escenas de la familia y otros personajes que no solo aburren sino que se nota que son relleno tonto. Mientras que de Suhan no he saltado nada mientras la veo, en Erkenci si he saltado escenas porque me aburren y son totalmente intrascendentes.

  5. Yo de turcas me vi Vatanim Sensin, histórica y medio patriota, pero entretenida. Me gustó bastante, la recomiendo.

  6. Ssludos: Inicialmente me gustaron mucho las series turcas. Vi Kurt Said ve Sura y Sila muy buenas!! Luego las comedias románticas Kiralik Ask (muy buena música), pero es cierto que caen en el tedio de la chica buena pero tonta y mojigata, sé que hay un tema cultural pero la verdad cansa tanto drama y personajes o situaciones de relleno. He dejado algunas en pausa: Habitación 309 y otra que ni recuerdo el nombre. Es sobre una chica pobre se casa con un millonario para hacerle creer a su hermana enferma que está felizmente casado…Todos los personajes tienen expresión de que la están pasando mal. Empecé a ver Donulay por la protagonista que ya la habia visto en otra serie, pero la verdad no comprendo: Nazli de verdad gusta de Firat?? Voy por el capítulo 9 y me parece que más bien lo odia por la manera en que le habla y lo mira, a punta de desprecio. Parece más atraida por el otro Deniz que es más como un adolescente… Y ni que decir de la hermana estúpida y la amiga tonta… Q amistades! Por supuesto el actor Can Yaman oh oh!! Los actores turcos son un éxito de guapos, vale que a ellos no los censuran por salir sin camisa o ropa interior jajaja

  7. me gustaria saber, cuantas temporadas hay de dolunay , y si el final es cuando le dice que esta embarazada gracias

Responder a Lizzie Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.