“Reply to 1988” (Answer me 1988) – tvN (2015)

Reply to 1988

RESUMEN

Este drama se centra en los ultimos años de la decada de los 80.

Sung Deok Sun es una estudiante de secundaria que ha vivido toda su vida en un barrio de Seoul donde compartio su niñez con sus cuatro mejores amigos varones y las familias completas de estos. Entre sus cuatro mejores amigos estan: El presidente del consejo estudiantil, un jugador profesional de Baduk, un tipo-de-la-cara-seria y un estudiante amante de lo erotico.

A lo largo de 1988 Sung Deok Sun experimenta su primer amor, y se vuelve involucrada entre un triangulo amoroso entre dos de sus mejores amigos de la infancia; como todas las series de Respond, Respond 1988 muestra a la Deok Sun del día de hoy, aparentemente tomando una entrevista, en la cual cuenta sus anecdotas de hace 27 años al lado de su esposo, que fue uno de sus amigos de aquel barrio de Seoul ¿Quien sera el esposo de Sung Deok Sun? Esta comedia romantica y familiar, pone en claro los diferentes dramas de diferentes tipos de familia, las relaciones amorosas entre los jovenes y el estilo de vida que se llevaba en Seoul en los años 80.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de Episodios: 20

NUESTRO COMENTARIO

Maggie dice:

De los “Reply” hasta ahora emitidos, el del 88 es el que más conecta conmigo. Básicamente porque fue mi época al igual que la de ellos. Y me sorprendí pensando en más de una vez ¡Anda como nosotros entonces! Por aquella época al colegio llegaba mucha gente de Hong Kong y en igual medida chavales de Japón. De vez en cuando venían también de Tailandia y de Malasia, pero jamás de los jamases de Corea, y darme cuenta hoy (a dos pasos de que hayan transcurrido ya treinta años desde entonces) que hacían lo mismo que el resto de adolescentes ochenteros tardíos me hizo sentir añoranzas de mi época. El denim, Wham, Top Gun, walkman…de hecho me hizo bucear en youtube a ver si volvía a encontrar un anuncio de Levis 501 con Nick Kamen que a todas en el internado nos hacía suspirar ☺ Me hizo gracia ver que entonces versionaban a Luis Miguel niño y que se lanzaban a cantar en español; y ahora comprendo más el fenómeno k-pop de hoy en día. Si versionaban a Luis Miguel; atentos también estaban al fenómeno “uniformado grupo musical exitoso” que entiendo es un producto oriundo de Hispanoamérica; y supongo que ellos lo han pulido y trabajado hasta convertirlo en la máquina de hacer wones que hoy resultan.

Te lleve o no por las callejuelas de la nostalgia, lo que sí hace esta serie es ser honestamente abierta a la hora de mostrar lo que es la urdimbre de la sociedad coreana; cosa que es altamente difícil dado lo herméticos que resultan a la hora de relacionarse con gente no asiática. Siempre se me han figurado como ostras abiertas que muestran al mundo su primorosa perla, más cuando un occidental demuestra un interés específico, por nimio que este sea, la almeja se cierra en banda y se queda quieta esperando que el interés occidental por ella fenezca de aburrimiento. Vale, entiendo que la serie primordialmente se hace para consumo propio, pero pues también saben que no son los únicos que se suben al tren del entretenimiento coreano. En fin. Ver como se manejaba una sociedad largo tiempo empobrecida que amanecía a un nuevo porvenir es cuando menos un ejercicio bien entretenido. El afán de compartirlo todo; ya no es solo que a la hora de la comida los comensales compartan todo salvo los palillos, sino que si fulanito recibe 2 libras de carne, fulanito reparte para que todas las casas del vecindario tengan derecho a disfrutar del regalo. Te muestran una comunidad tan intrínsecamente relacionada, que hasta las veces que entras al baño son vox populi. Valga aclarar que la historia está espolvoreada con polvos de hada bonachona; porque en el barrio donde esta se desarrolla, todos son amiguísimos y adorables; y lamentablemente somos humanos y como humanos nos comportamos; pero bueno. Ahí no había cabida para gente áspera y situaciones incómodas; así que por ese fuero también resulta agradable y amena de ver; a tal punto que no te importa que cada capítulo dure casi que como dos enteros.

El 88 también nos muestra de manera palpable como una escritora cae en el desamor por uno de sus personajes; y esto lo digo sin acritud y aceptando los derroteros por donde devino el meollo de esta, cuando el juego planteado de los “Reply” “es adivina adivinanza quién es el que compra la alianza”…En el 88 tuvimos indicios muy concretos durante unos buenos 15 y algo capítulos que el marido era uno, y de repente cambiaron las tornas y hasta el marido en 2016 cambió también de registro para intentar decirle al mundo que siempre sí, el que resultó llevando la chica al tálamo nupcial había sido el que siempre había tenido en mente la escritora. Cosa con la que tenemos que tragar quienes queríamos que el marido fuera el que empezó siendo y que todavía no entiendo porque la terminó hastiando de tal manera, que a los últimos capítulos hasta nos lo desdibujo bastante de todo el entramado. Le quitó la voz y lo dejó solo. Algo le pasó con ese personaje que por poco y lo deja hecho unos zorros.

No es que el que se llevó la gata al agua no resultara también entrañable, que lo fue; aparte de que tiene una sonrisa bella que le ilumina la mirada. Pero que quieren que les diga, el baduk no es que sea un juego que te haga segregar adrenalina, y el jugador, como el juego es taciturno aparte de empastillado; me imagino la “La prima notte di nozze” que dicen en Italia el caballero se quedó fundido en la mitad del orgasmo.

Vale la pena verla. De verdad que sí. Y hay que seguirle la pista al que interpretó a Jung Hwan. Qué al hilo ya me gustaría saber porque a él también lo llaman Yong Pal, si tenía entendido que Yong Pal lo usaban los médicos solamente, y Jung Hwan es piloto.

MartaH opina:

La saga “Reply to” o “Answer me” tiene como características de fábrica la recreación, ligeralmente nostálgica, de un período determinado de la historia reciente coreana y un plantel de personajes encantadores que se dedican a vivir la vida, sin grandes acontencimientos, delante de nuestros ojos y con un triángulo amoroso en el que una chica es pretendida por dos chicos y juegan al misterio de quién se la habrá llevado al huerto al final.

En esta nueva entrega, ambientada en 1988 (antes de las dos anteriores, que empezaban en 1997 y en 1994 respectivamente), amplían el foco de la acción y todos los personajes participan casi por igual de la historia en vez de concentrarse mayoritariamente en la historia romántica.

Con esta idea, lo mejor de “Answer me 1988” son esos personajes tan encantadores de los que acabamos sabiendo muchas más cosas que en anteriores ocasiones, y un plantel de actores que brillan del primero al último, incluyendo a la pequeñísima Jin Joo que no puede ser más rica y hasta el actor/actriz involuntario/a, el bebé que sale en el capítulo 19 en brazos de su abuelo y que, mientras él habla por teléfono, no para de tocarle la cara con una manita diminuta.

Los personajes y los actores son tan entrañables que no puedes por menos que cogerles cariño, traspasando esa finísima línea que separa la ficción de la realidad, algo que supongo que pretenden conseguir en cualquier obra y no siempre consiguen. Los personajes de Answer me 1988 son personas reales, las madres, los padres, Jung Hwan, Sun Woo, Duk Son, Taek, Dong Ryung, la joya del personaje de Jung Bong, No Eul…

Antes de que se me olvide me gustaría comentar, sin embargo, que agradezco que corrigieran el tratamiento que Ra Mi Ran, la madre delos Kim, da a su marido porque me hacía poquísima gracia que le tratara tan mal y con una actitud que, si en estos tiempos de corrección política fuera de un hombre hacia una mujer, sería considerada como maltrato psicológico o lo que antes solía llamarse “sevicias morales”.

Con este reparto, que supera la excelencia, se da la paradoja de que ésta es la temporada en la que los personajes me han gustado más, y sin embargo, a diferencia de Maggie, es la que me ha gustado menos, por razones que intentaré explicar a otros, y mí misma, a continuación.

En numerosas ocaciones he admitido que no tengo ni idea de técnica cinematográfica y que ni siquiera sé, salvo a rasgos muy gruesos, quién hace qué en una producción. Sin embargo, en este caso, hasta yo he sido consciente de que a esta serie le hacía falta un editor que metiera la tijera y quitara todo lo supefluo, que ha sido mucho: escenas sobrantes que no aportaban nada ni a la acción ni a los personajes y escenas que sí aportaban pero a las que les sobraban minutos, y minutos; a veces, muchas, minutos de gritos constantes en peleas repetitivas (los padres de la familia Sung, las compras idióticas del padre), y otras de no gritos pero igualmente intranscentes (la escena de la plancha, el concurso de canciones y otras). Y eso por no hablar de esos planos larguísimos de cosas inútiles como las bandejas de brotes de soja que las madres limpian mientras hablan y otros ejemplos como el larguísimo texto que los hijos Sung le graban en la placa conmemorativa a su padre. Este drama tiene una cantidad increíble de paja y de relleno, supongo que obligados por la necesidad de ocupar un tiempo injustificado en la parrilla de tvN. Y por mucho que me diga a mí misma que esa gente me cae toda muy bien, no deja de ser relleno.

Por otra parte, aunque la nostalgia amable sea una de las “marcas de la casa” aquí se han desmelenado con la cantidad de nostalgia, que se acumula hasta extremos apocalípticos, como si una vez superada esa época el mundo hubiera desaparecido. Es verdad que, no sólo en Corea, sino en cualquier sociedad con niveles bajos o medianos de bienestar, la cooperación necesaria para la supervivencia hace que los lazos entre amigos y vecinos sean mucho más estrechos. Mis padres tuvieron una relación con sus vecinos, luego amigos, que yo nunca tendré con los míos a los que no conozco ni sé cómo se llaman. Supongo que todos estamos tentados a pensar que esos tiempos fueron más amables, y en ese sentido probablmente lo fueron, pero no por eso la vida era más fácil y sólo lo recordamos así porque tendemos a acordarnos sólo de lo bueno. Pero es que en este drama transmiten la idea de que superar esa época suponía el fin de la amistad, de la juventud…y de la felicidad…¿De verdad hacía falta concentrar la acción de los últimos capítulos en temas como la menopausia y la jubilación forzosa, y prematura, de uno de los personajes? ¿De verdad hacía falta que todos los vecinos abandonaran el barrio?¿De verdad unas personas que han sido tan amigas dejan de tratarse porque se cambien de casa? Porque la verdad es que no nos dicen que hayan dejado de tratarse, pero la idea que transmiten es que ha sido así. Lo que nos transmiten es que aquella burbuja de amor, amistad y compañerismo, se rompió y que, como la juventud, es irrecuperable.

El resultado es que este final, por esa y otras razones, me ha dejado triste, apesadumbrada y pesarosa, con reminiscencias del poema de Jorge Manrique que todos los niños de mi época estudiaron y que hace que se te quiten las ganas hasta de comer:

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

¿Y qué decir de que los autores sucumban a la tentación de sorprendernos por encima de la lógica interna de la obra y de la lógica interna de los personajes? Por supuesto, me estoy refiriendo a la elección de marido para Deok Sun. Si la sobreabundancia de nostalgia y de sensación de finalidad me ha dejado K.O, lo que han hecho con el final amoroso me ha puesto furiosa.

En las temporadas anteriores, por alguna razón, nunca dudé de quién iba a ser el marido de la chica. Con independencia de las falsas pistas y las argucias, para mí estaba claro quién era el elegido. Sobre todo en Answer me 1994, que fue la primera en la que se organizaron dos bandos con una confrontación violenta entre las partidarias de uno u otro candidato, yo no tenía dudas de que el marido era Trash, porque aunque no se supiera muy bien lo que sentía él, era evidente que ella no tenía ojos para nadie más y en ningún momento mira a Chilbong como hombre, así que algo muy importante tenía que pasar en el último momento para que las tornas cambiaran.

En esta “entrega” de la saga, no se sabe lo que piensa o siente Deok Sun, algo que, en aras de mantener el misterio, perjudica al personaje que es uno de los más insulsos del elenco, pero es evidente para todo el que lo quiera ver cuál de los personajes masculinos está más desarrollado y tiene más escenas y se explica mejor. Salvo para los más fanáticos de lo que se ha dado en llamar el “equipo Taek”, ese personaje es Jung Hwan.

Con Taek, como de alguna manera pasa también con Deok Sun, nos tienen que decir cosas que no vemos, mientras que en el caso de Jung Hwan lo que ve el espectador es distinto de lo que ven los que le conocen, como si de alguna manera (y de todas las maneras) los espectadores le conociéramos mejor que sus amigos y su familia.

En el caso de Taek, un genio en el Baduk y un inútil en la vida, nos tienen que explicar que detrás de esa fachada casi alelada (aunque el chico sea una monada y lo haga tan bien) hay un espíritu de killer, una competitividad extrema que le hace ganar en todo lo que se propone, pero no lo vemos. De hecho, Taek sólo parece un hombre en el último capítulo y en el resto parece una criatura, aunque también nos cuentan que es muy maduro, que es otra cosa que no vemos. En el caso de Deok Sun, también nos explican que es una chica con la virtud de hacerle la vida fácil a todo el mundo y un maravilloso don de gentes que hasta su hermana le envidia, pero tampoco lo vemos. Yo al menos lo único que veo es una buena chica tirando a zopenca y poco más.

Empiezo a estar un poco harta de esta manía coreana de unir siempre la inteligencia con la antipatía, véase el carácter inaguantable de Bo Ra, y la falta de inteligencia con la bondad y la simpatía. Presumo que su intención es hacernos ver algo obvio para cualquier aunque quizá no tan obvio en Corea, que la inteligencia no lo es todo y que hay otras cualidades igualmente importantes que hacen que una persona sea valiosa, pero si esa es la intención de estos escritores, el resto de la narración traiciona este mensaje, porque Bo Ra, a la que por cierto también arreglan el carácter en el último capítulo es, en 1988, más que antipática, antipatiquísima y, lo que es peor, abusona y egoísta, pero es muy lista, es listísima razón por la que los padres la consideran la niña de sus ojos y la quieren más que a los demás.

Y no es que Bo Ra me parezca a mí egoísta, es que lo es porque lo dice ella misma aunque de verdad le hagan un lavado de cara al personaje. A mí no es que me parezca mal que una persona tenga claro que a lo que más quiere es a sí misma, pero eso no le da derecho, vamos digo yo, a tratar a su hermana como la trata y a hacerla de menos porque no tiene un cerebro tan brillante.

Le vea el atractivo o no a Deok Sun, eso no quita para que sus dos amigos la quieran. Puede que no me lo explique, pero también sea que la juzgue con dureza por pura envidia.

Hablando de los chicos, también es cierto que esto del amor no es una cuestión de merecer o no merecer el amor de otro. Las reglas de la atracción no funcionan así, pero si sí lo hicieran, para mí también está claro que Jung Hwan se lo merecía más.

Aunque Taek sea un chico dulce, encantador y bueno, la realidad es que su desvalimiento tiene como efecto que todo el mundo le protege. Taek recibe mucho más que da, porque por una razón o por otra él siempre está ensimismado en sus cosas y no se desvía ni un centímetro de sus propósitos. Como no se entera de nada, raramente hace nada sin que se lo pidan aunque cuando sí se lo piden lo haga de buen grado. No digo que sea una mala persona, todo lo contrario, pero el único gesto de desprendimiento y sacrificio que tiene en toda la historia es renunciar a Deok Sun por Jung Hwan.

Jung Hwan es otra cosa, Jung Hwan tiene una rara virtud que es ver a la gente y percibir cosas que los demás no ven: el disgusto de su madre cuando cree que no la han echado suficientemente de menos, la pena del padre cuando no le hacen caso, la desilusión de su hermano cuando piensa en las limitaciones que tiene por su enfermedad cardiaca… Y no sólo lo ve, sino que actúa. En esa familia tan divertida y estrambótica que le ha tocado en suerte es capaz de sentir admiración y afecto por su poco convencional hermano y es capaz de reconocer la extraordinaria capacidad e inteligencia de su madre, y admirarla sin sentirse avergonzado por su falta de instrucción (la escena de los pasaportes es de soltar bastantes lágrimas).

Con Deok Son, aunque demuestre su amor como los niños que tiran a las niñas de las coletas, también está más pendiente de ella, de lo que quiere, de lo que le gusta. La cuida y la protege sin que ella se dé cuenta, le compra unos guantes, le para el autobús para que le dé tiempo a subirse, está pendiente de que no se caiga, la espera con el paraguas cuando llueve… ¿Dónde estaba Taek mientras tanto, mecachis?

Jung Hwan cuida a Deok Sun mientras que Taek siempre necesita que le cuiden a él. Y yo creo Jung Hwan no lucha porque todos ellos tienen el reflejo condicionado de cuidar a Taek, Taek el inocente, Taek el desvalido.

Y no sólo creo que se lo merecía más, es que también creo que Jung Hwan la quería más. Cuando volvemos a ver a nuestros personajes 5 años después, en 1994, nos cuentan que mientras Taek sí que ha ido a citas a ciegas para conocer chicas, Jung Hwan no lo ha hecho. Es verdad que Taek no había dejado de querer a Deok Sun pero, muy al estilo de Taek, su obstinación y su capacidad de concentración en lo que quiere han hecho que, por lo menos, lo intente. Jung Hwan no, él no ha podido, y se ha quedado ahí colgado esperando o no, pero incapaz de pasar página.

Me quedo con una profunda sensación de injusticia, agravada por el hecho de que, por primera vez en esta serie, cuando nos cuentan qué ha ocurrido tras el paso de los años, no nos dicen nada ni de Jung Hwan ni de Jung Ryong. No sabemos si Jung Hwan encontró otro amor, si es feliz. Por no saber, no sabemos ni siquiera si los amigos siguen siendo amigos.

Para consolarme, quiero creer que la terrible escena en la que Jung Hwan le declara su amor a Deok Sun es para él una catarsis y que con eso se libera y cierra un capítulo de su vida (cuando contiene el aliento al final y luego exhala de golpe me rompe el alma), pero es un consuelo bastante pobre.

REPARTO

Lee Hye Ri como Sung Deok Sun
Gong Da Hee (공다희) como Deok Sun (niña)
Lee Mi Yeon como Deok Sun (2015)
Ryu Jun Yeol como Kim Jung Hwan
Go Kyung Pyo como Sun Woo
Park Bo Gum como Choi Taek
Lee Dong Hwi como Dong Ryong

Familia Sung

Sung Dong Il como Sung Dong Il (padre de Deok Sun)
Lee Il Hwa como Lee Il Hwa (madre de Deok Sun)
Ryu Hye Young como Sung Bo Ra (hermana mayor de Deok Sun)
Kim Jo Ha (김주하) como Bo Ra (niña)
Jun Mi Sun como Bo Ra (2015)
Choi Sung Won como Sung No Eul (hermano menor de Deok Sun)
Woo Hyun como No Eul (2015)
Kim Young Ok como abuela de Deok Sun (Cameo Ep. 2)
Jung Won Joong como tío de Deok Sun (Cameo Ep. 2)

Familia Kim

Kim Sung Kyun como Kim Sung Kyun (padre de Jung Hwan)
Ra Mi Ran como Ra Mi Ran (madre de Jung Hwan)
Ahn Jae Hong como Kim Jung Bong (hermano mayor de Jung Hwan)

Familia de Sun Woo

Kim Sun Young como Kim Sun Young (madre de Sun Woo)
Kim Seol como Jin-joo (hermana menor de Sun Woo)

Familia Go

Go Gil Dong como Choi Moo Sung (padre de Choi Taek)

Familia Yoo

Yoo Jae Myung como Yoo Jae Myung ( padre de Dong-ryong)

Otros

Kim Joo Hyuk como esposo de Deok Sun (2015)
Lee Se Young como Wang Ja Hyun
Lee Min Ji como Jang Mi Ok
Son San (손산) como Profesora de Deok Seon
Cha Yub como el Superior de la Escuela Secundaria (Cameo Ep. 1)
Kim Soo Ro as propietario de tienda de paso (Cameo Ep. 3)
Lee Moon Se como el mismo (Voz) (Cameo Ep. 6)
Park Ji Yoon como Park Ji Yoon Reportera de KBS (Cameo Ep. 7)
Kim Tae Hoon como doctor de Jung Bong (Cameo Ep. 8)
Park Jung Min como novio de Bo Ra (Cameo Ep. 8)
Jung Yoo Min como amiga de Bo Ra (Cameo Ep. 8)
Lee Soo Kyung como novia de No Eul (Cameo Ep. 8)
Lee Moon Jung como como hermana mayor de Soo Kyung (Cameo Ep. 8)
Kim Hyun A como Vendedora de cosméticos (Cameo Ep. 8)
Kim Tae Soo como Tae Soo
Song Young Kyu como Tae Yong, amigo de Gil Dong (Cameo Ep. 9)
Kim Joong Ki como Michael
Lee Chung Mi como Nam Goong Neul Bo
Jung Hae In como Bo Young (Cameo Ep. 13)
Kwon Eun Soo (권은수) como Presidenta de Clase
Son Eun Seo como novia de Yoo Ram (Cameo Ep. 18 y 19)
Jung Woo como Kim Jae Joon (Cameo Ep. 18)
Go Ara como Sung Na Jung (Cameo Ep. 18)
Go Chang Seok como Padre de Mi Ok (Cameo Ep. 19 y 20)
Lee Jong Hyuk como Sun Woo (V

Comentarios

  1. El mejor análisis que he leído de esta serie. Marta, me has dejado sin argumentos, tienes razón en todo lo que dices.
    Gracias chicas.

    (estoy de acuerdo en que algo pasó con la escritora y el personaje de Jung Hwan al final del camino, algún día sabremos)

  2. yo es que las leo y digo, que jamás podría hacer un análisis como vosotras…que genias!!
    A mi me pasó como a Maggie, de las tres es la que me acercó más a mi años adolescentes…top gun, dirty dancing, forrest gump…que recuerdos!. Una serie muy bonita, entrañable, pero quedé tan disconforme y enfadada con el final..y si, lo importante fue la amistad, y luego nos la quisieron cerrar bien…pero no me cuadro!
    Yo hubiera preferido más capítulos y más cortos…aunque en definitiva seria lo mismo jaja

    Gracias chicas!

  3. Al igual que Maggie y Anne éste fue el que más me acercó a mi adolescencia. Gracias a la música y referencia a películas y artistas. Hasta a la maestra Ximena de Carrusel mencionaron! Y aunque no eran de mi época, para ese tiempo lo único que conocía de Corea era la guerra, capté las referencias a varios artistas coreanos.
    Del drama me gustó mucho la amistad y las relaciones de familia. Para mí fue el fuerte del drama. Lo del falso triángulo amoroso, fue lo más débil y aunque no era el centro del drama, a mí me lo dañó. Me dejó con un mal sabor de boca. En mi caso nunca conecté con el personaje de Taek y tampoco con la actuación de la prota. Y más allá de que ella no se quedara con mi favorito, lo que más me molestó es el hecho de que al final convirtieran a un personaje que nunca provocó pena, en uno patético. Para colmo la escritora hizo un trabajo tan pobre al final que hasta lo desapareció, como si hubiese sido un personaje sin importancia.
    A Reply 1994, mi favorito, le critiqué lo largo de los capítulos y el relleno. Aquí me pasó igual, aunque el relleno fue menos tedioso que en el 1994, cada vez que me ponía a ver los capítulos se me hacía una longa.
    Marta de coreano sabes muchísimo más que yo y podrás corroborarlo. Leí por ahí que le decían Yong Pal porque eso significa o suena (no recuerdo bien) a perro. En el primer capítulo cuando presentan a los personajes mencionaron que a él le decían perro.
    Yo estaré pendiente a ese actor. Me parece tan carismático, que hasta sexi lo encuentro. Espero que su agencia, con la que tengo una relación amor-odio, sepa aprovechar el momentum.
    Chicas, gracias por sus comentarios. Muy buenos!!

    • ya pensaba que era la única que se me hacían demasiado largos los capítulos….

    • Maggie Bee dice:

      Entonces al yong pal médico le dicen perro por lo mucho que lo hacen trabajar. No sabía que también era perro, porque siempre que se refieren a ellos les dicen “ke” en fin… jerga, menos mal me sacaste la espinita.

      Y sí. Siempre que empezaba un capítulo decía ¡madre mía! hora y 50 minutos!

      • Maggie, tienes razón, perro es “ke”. Aquí una veces le llaman Ke Jong Pal, y otras solamente Jong Pal…que no quiere decir nada (lo acabo de confirmar con mi profesora de coreano). Yong Pal quiere decir una mezcla entre curandero y matasanos, pero Jong Pal sólo es un juego de palabras, porque por lo visto lo de añadir el “pal” es una especie de mote o burla, porque suena así como paleto. Como él se llama Jong/Jung Hwan, le quitan el Hwan y listo..
        Es lo mismo que le pasa a la protagonista, que se llama Deok Sun y que también les suena paletísimo, razón por la que a la chica le horripila su nombre, como le horripilaba a Sam Sun., la de Kim Sam Sun.

        • Maggie Bee dice:

          Ves… yo tenía controlado lo de matasanos, pero en el 88 era Sun Woo el yong pal i, no el Jung Hwan que era el Maverik a lo top gun 🙂

        • María Luisa dice:

          Entonces Sam Sun y Deok Sun son nombres feos ¿qué significaran? a lo mejor tu maestra de lo ha dicho =)

          • No se lo he preguntado, pero se lo preguntaré. Creo que Sam Sun quería decir algo de la tercera algo, porque Sam quiere decir 3, pensaba que era algo de la tercera hija, pero hija no se dice sun, sino tal. La semana que viene os lo digo.

          • Maggie Bee dice:

            sun es mano Así que 3 manos 🙂

          • María Luisa dice:

            Gracias por preguntarle Maggie, entonces Sam Sun es Tres Manos, con razón le daba pena =D. Y Deok que significará??? Perdón por lo curiosa =D =D

  4. Se me olvidó decir, que a parte de Bo Ra, los padres de la protagonista y el papá de JH, no había visto antes a ninguno de los otros actores. Me gustó la química que tuvieron (algunos eran amigos de antes o son de las mismas agencias) y las ganas que le pusieron a sus personajes. Por si alguna no lo ha visto y le interesa, les dejo el especial del detrás de cámaras subtitulado al español. Si alguien sabe donde se podrá ver el Youth Over Flowers de ellos subtitulado, que por piedad, me lo deje saber. 🙂
    http://www.dailymotion.com/video/x3ogbip_eng-sub-160102-reply-1988-behind-special_fun

  5. Gracias chicas!! como siempre me hicieron reír muchisimo con su destripe al drama!! En algunas cosas estamos super de acuerdo, en otras no tanto, pero aun así se entiende. Yo si soy muy nostálgica, y adoré cada pequeño detalle del drama! pero por supuesto que llega un momento a mitad del drama, que digo: vale, adoro a los vecinos, pero por favor muéstrame más de los protagonistas jóvenes! no estamos adelantando nada! Pero a pesar de eso disfrute también del misterio marido, tuve muchas dudas durante todo el drama, no lo veía nada claro, y eso me pico! A de más me parece algo diferente que no se pueda decir con sólo ver los nombres en los créditos quien se queda con quien. El trabajo de la guionista era engañarnos y lo hizo! aunque creo que no va a recibir ningún elogio bonito por eso!! En fin, acepte el juego, pero salí lastimada, no me gustó el resultado. Si Taek era el marido o no desde el principio, eso me parece difícil de afirmar como de desmentir. En mi opinión, Taek si era el marido desde el principio, pero Jung Hwan se le fue de las manos a la escritora, creció y creció, y luego ya no supo como arreglarlo. Me encantaron vuestras descripciones de Taek!! Siempre pensé que tendríamos que tener algo más de él, para mi quedo ajeno, o la escritora no logro transmitirnos lo que quería. No tuvo más remedio que hacer un final donde los protas quedaron medio desapercibidos. Estoy de acuerdo con Marta, que el final fue algo melancólico, más el disgusto que ya traíamos… pero aun así soy medio masoquista y seguí adorando cada momento de esta gran familia!! Un drama excelente!! a pesar de los peros… porque como me gustaría un final alternativo para Jung Hwan!! :'(

  6. Liz, yo también creo que Taek era el marido desde el principio, porque en la primera escena que sale dice que se va a fumar un cigarro y el único que fumaba era Taek. Probablemente pasara lo que dices y que es que el personaje de Jung Hwan le creciera solo y luego ya no supiera cómo pararlo, mientras que el personaje de Taek se desdibujaba. Como no sabía cómo arreglarlo, lo borro del mapa y se quedó tan pancha.

    De los actores yo ya conocía a Sun Woo, porque le había visto en Flower Boy Next Door, y allí ya me encantó como el amigo dibujante del protagonista, que se enamora de la editora del Webtoon, que era la actriz que luego hizo de fantasma en Oh My Ghostess.

    • Cierto, a ese también lo conocía! Aunque pasaron como cuatro capítulos antes de que me diera cuenta. Bo Ra es la que hacía de compañera de trabajo de Jaejoong en Spy. Y el papá de JH hacía de uno de los jóvenes en R1994.

  7. Yo voy por el capitulo 11 de éste drama, por eso no he léido los comentarios, pero seguro pasaré cuando la termine, por el momento solo puedo decir que me está gustando mucho!!!

  8. María Luisa dice:

    Gracias por el comentario a dos manos.

    Acabamos de terminar el drama y fue con el que más me identifique de los tres Answer, por la época, la música y algunos aspectos de la vida de los personajes. Me divertí con todos, a todos les tomé cariño. Los caps eran largos, pero yo ni los sentía.

    Sobre el misterio marido, estoy de acuerdo con ustedes, le quedo mal a la escritora, se le fue de las manos. Menos mal que a mi ni fu ni fa, no tenía ningún favorito. Al principio mi favorito era Sun Woo, pero como me sacaron rapidamente de mi error, pues deje que las cosas fluyeran. Eso sí, me sorprendí, nunca paso por mi mente que Taek fuera el protagonista, porque el romance de Taek y Deok Sun no tiene ningún sustento, al contrario de Jung Hwan, con el que tuvo escenas muy bonitas.

    Saludos

Tu comentario