“Romantic Teacher Doctor Kim” – SBS (2016 – 2017)

Romantic Teacher Doctor Kim

Kissing Scene

RESUMEN

Una comedia acerca de una doctora que desea ser reconocida y un doctor famoso.

Boo Yong Joo era un cirujano famoso conocido con el apodo ‘Mano de Dios’. Él desaparece de repente y nadie sabe exactamente el porqué. Él ahora, es conocido como Maestro y se llama a sí mismo como Doctor Romántico, además disfruta de su vida de retirado.

Kang Dong Joo se convierte en doctor para impresionar a alguien y Yoo Seo Jung se convierte en doctora para ser reconocida por alguien. Después de conocer al Maestro Kim, ellos aprenden acerca de la importancia de los valores y el confort del amor.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº Episodios: 20 + Especial

NUESTRO COMENTARIO

MartaH dice:

Ya he dicho muchas veces en este sitio que a mí me gusta ver las series en “modo atracón”, o sea, enchufármelas en vena marcándome a mí misma el ritmo al que las veo sin que nadie me las dosifique. Con este drama no he podido actuar así porque lo empecé sin asegurarme de cuántos episodios tenía y, sólo me di cuenta de la cruda realidad cuando llevaba 5 episodios vistos de un tirón. Me paré con la sana intención de esperar hasta que se terminara, pero por una razón o por otra veía un capítulo aquí, otro allá, hasta el final.

Después de verla de esta manera me reitero en que las historias a pequeñas dosis me cortan el disfrute a la mitad y me impiden sumergirme en las historias como a mí me gusta. Por un lado, esta confirmación de mis manías es un alivio porque puede asegurar que tiene una explicación racional, al menos para mí, pero por otro, en este caso particular, está mal porque me ha impedido disfrutar la historia tanto como disfruté los 5 primeros capítulos.

“Romantic Teacher Doctor Kim” es una historia más de médicos, para qué les voy a engañar, poblada de médicos buenos buenísimos que se enfrentan a médicos malos malísimos y con unos pacientes que son en muchas ocasiones, aunque menos que en otras ocasiones, personas repugnantes, algo que supongo que hacen para subrayar el sagrado sacerdocio de la medicina porque tratan con amor, entrega y justicia incluso a gente que no se lo merece.

En esta caso, los pacientes son menos repugnantes que la media porque esta historia no transcurre en un gran hospital poblado de pacientes ricos, ni la historia va sobre los tejemanejes de poder en la cúpula del hospital, como la mayoría. Aquí también hay luchas de poder en un hospital, pero la historia de fondo es un delito, no una lucha de poder, y la lucha es la lucha de la medicina de los pobres, con personal médico eficiente y compasivo, pero con pocos medios, contra la medicina de los ricos en la que lo único que importa es ganar dinero, sea como sea.

Esta historia más de médicos, tiene sin embargo tres rasgos distintivos que la distinguen ligeramente del estereotipo, y que supongo que son los que han hecho que tenga unos índices de audiencia estupendos:

1.- La personalidad de los actores principales, y digo actores y no personajes. Los mismos personajes, interpretados por otros actores no habrían tenido la garra que tienen. Dado que el médico principal, el más entregado, la mejor persona, el médico más recto y más sabio es notablemente antipático, si no fuera porque está interpretado por el carismático Han Suk Kyu, al que ya vimos actuando espléndidamente en “Tree with deep roots“, te habría parecido odioso sin apellido. Interpretado por él Master Kim es un personaje hipnótico y con un poder de convicción que emana más de su comportamiento que de sus palabras y que tiene la capacidad de inspirar lo mejor en los jóvenes doctores que tiene a su alrededor con tal de ganarse su respeto.

Creo que pasa lo mismo con el personaje de Yoon Seo Jung, “nuestra” Oh Hae Young en “Another Oh Hae Young“. Creo que interpretado por otra actriz no habría podido transmitir esa vulnerabilidad por un lado y por otro esa alegría tan atrayente a un personaje que no tiene mucho más.

2.- El segundo elemento es algo de lo que ya he expresado más arriba, el hecho de que el súper médico sea un borde tremebundo a la vez que un médico excepcional, porque parece que hay una contradicción en el hecho de que una persona así, tan brusca y distante, sea un médico tan entregado. El único protagonista de una serie de médicos más antipático que Master Kim fue el protagonista de “Brain”, pero Lee Kang Hoon, que así se llamaba el personaje en ese drama, era otro tipo de médico al que las personas le importaban un bledo y que creía que ser médico era cuestión de atacar la enfermedad sin tener mucho en cuenta que las enfermedades “viven” en seres humanos.

Master Kim no es así, Master Kim es la quintaesencia del médico preocupado por el paciente, pero en su vida normal es un puercoespín que no suelta una alabanza así le maten. En su trato con los médicos más jóvenes, Master Kim es un digno representante de esa escuela, por otro lado equivocada, que cree que para que la gente aprenda hay que machacarle la moral. Sin perjuicio de que los personajes de este historia necesitan que alguien los sacuda para alcanzar la madurez que les falta, el “método Kim” es notablemente brusco, agravado porque, probablemente por necesidad y después de la decepción que sufrió en el pasado, Master Kim renunció a dar explicaciones a nadie sobre las motivaciones de sus actos, lo que le convierte en una persona muy difícil de tratar.

3.- La pareja protagonista tiene una química que se sale, los dos actores están maravillosos y hay dos besos, en el capítulo 1 y en el capítulo 14 que son más o menos de 9 en la escala Richter de los besos de los dramas coreanos. Kang Dong Joo y Yoon Seo Jung forman, además, una pareja atípica porque él tiene unas fluctuaciones de carácter en las que pasa de la madurez a la infantilidad más divertida, porque aunque ella es mayor no forman el típico romance desigual en el que ella empieza tratándole como una criatura para luego pasar a ser una dócil damisela en una relación en la que él toma las riendas. En esta relación, como en la vida, unas veces la fuerte es ella y otras veces es él, y eso no cambia por el hecho de que los dos admitan que están enamorados.

Para que vean que no soy solo yo la que opina que los besos son estupendos (no les pongo un 10 por si algún día cae la breva y hay otro mejor), les cuento que les dieron el premio SBS al mejor beso y miren la ovación que les da el equipo cuando terminan de rodar el beso del episodio 14.

No he mencionado a Yoo Yun Suk en la lista de actores que son más importantes que el personaje no porque Yoo Yun Suk no esté aquí estupendo, que lo está, y que sea guapísimo, que también lo está, con esa boca de botón que, perdón por que la diga, dan ganas de darle un mordisco, sino porque el personaje de Kang Dong Joo es el personaje central de esta historia, lleno de matices, algunos de los cuales le da el actor pero muchos de los cuales están escritos, sin perjuicio de que el actor sea aquí más que capaz de representar esa mezcla de infantilidad, bondad, orgullo y soberbia. En el caso de los otros dos actores, Han Suk Kyu, cuyo personaje solo habla para decir cosas cortantes, pero que voluntariamente se presenta como un personaje hermético y algo misterioso, si no fuera por la pericia y el atractivo del actor, no tendría ese componente de antipatía atrayente, si Han Suk Kyu no fuera tan bueno enseñando lo que no se dice el personaje sería otra cosa.

El capítulo final, para mi gusto, es un poco precipitado, menos mal que le han añadido un pegote especial, que aunque no sigue la historia principal, si cierra algunas cosas que se habían quedado en el aire.

Maggie Bee dice:

El Doctor romántico Kim Sabú nos cuenta una historia de un doctor atípico en el mundo médico asiático…Un doctor con principios morales que prefiere hacerse a un lado antes que doblegarse al negocio de la medicina. Kim Sabú es el tapiz sobre el que se desarrolla la historia pertinente a los personajes que alrededor suyo orbitan. Su historia es la que más se tarda en descubrir, no sin que a lo largo del drama nos lo vayan perfilando de manera solvente.

Al actor solo lo había visto en otra ocasión haciendo de Rey Sejong, y aquí le descubrí los mismos matices que entonces; una persona con las ideas muy claras y muy seguro de sí, al que le importa muy poco ser transgresor si con ello logra su objetivo ¡Y vaya si lo logra! Vez tras vez, pues aunque de primeras a todos escandaliza, al final y sin que se den cuenta, lo que en verdad pasa es que los encandila.

Kim Sabú tiene esa filosofía árabe (o china según distintas fuentes) de “siéntate en el dintel de tu puerta y verás el cadáver de tu enemigo pasar” y el pobre Do Yoon Wan no se dio cuenta que le había Kim Sabú dado tanta cuerda que terminó, con ella, ahorcándose. Y no es que me alegrara, pero ¡me dio un fresquito! La soberbia de Do Yoon Wan no le permitió ver jamás el lodazal en el que se estaba adentrando, y para cuando se fue de jeta contra el planeta, ya hasta su propio hijo se había pasado y posicionado en el equipo de Kim Sabú.

Kang Dong Joo tiene el desparpajo y la altanería del adolescente que habiendo hecho méritos durante la época académica se cree que ya con eso tiene el mundo a sus pies; y le toca paso a paso darse cuenta que todavía le falta una barbaridad y tomar bastantes dosis de humildad. Este doctor no le da pábulo al Kim Sabú hasta que a regañadientes va descubriendo el anverso de las cosas.

Yoon Seo Jung por otro lado, tiene que aprender a levantarse y seguir adelante después de haberse caído desde tan alto. De estar en la cúspide, se encuentra teniendo que salvar obstáculos de lo más diversos e desesperantes. Esta doctora lo que no le falta nunca es una fe ciega en Kim Sabú y es a lo que se agarra en sus horas más bajas y que en definitiva termina siendo su tabla de salvación.

El resto del elenco también resulta agradable, todos apoyan férreamente a su cirujano estrella aunque el hospital “Doldam”, desde el que se obran tantos milagros a espaldas de, y desapercibidos al resto del mundo, sea una construcción pintoresca anclada en verde naturaleza, cuya carta de presentación en el drama tuvo sus visos Hitchcockianos; y eso que bien rápido quedó sentado qué, este protagonista en sí; ni era raro, ni daba miedo y los únicos fantasmas que por ahí pululaban eran los directivos del hospital con ínfulas el “Geodae de Seúl”, cuando venían a tocar un poco las narices…Que ya se sabe que cuando el diablo anda ocioso, con el rabo, mata moscas.

No es una serie que tenga un final cerrado, por un lado, a los coreanos les fascina acabar las cosas así y por otro; pues no es que los hospitales ni lo que sucede en ellos pueda cerrar, siguen adelante, como la vida misma.

Sí. A mí me parece que vale la pena verla.

REPARTO

Han Suk Kyu como Profesor Kim / Boo Yong Joo
Yoo Yun Suk como Kang Dong Joo
Yoon Chan Young como Kang Dong Joo (joven)
Seo Hyun Jin como Yoon Seo Jung

Hospital Doldam

Kim Hong Fa como Yoo Woon Young (Director del hospital)
Jin Kyung como Oh Myung Sim (Jefa enfermera)
Im Won Hee como Jang Gi Tae (Jefe de administración)
Byun Woo Min como Nam Do Il (Anestesista)
Seo Eun Soo (서은수) como Woo Yun Hwa (personal de limpieza)
Kim Min Jae como Park Eun Tak (Enfermero)

Hospital Geodae

Choi Jin Ho como Do Yoon Wan
Yang Se Jong (양세종) como Do In Bum
Jang Hyuk Jin como jefe de cirugía
Joo Hyun as Presidente Shin
Otros

Tae In Ho como Doctor Moon
Kim Jung Young como Madre de Dong Joo
Yoon Na Moo (윤나무)

Comentarios

  1. Consuelo dice:

    No pensaba verla pero me llamo la atención sus comentarios, la vera, graciass

  2. Hola a todas!!! Seguí la historia, como MUCHAS GANAS tras el primer capi (y creo que en otra entrada lo mencioné): los besazos de le daba el médico a la Dra y su insistencia que quería dormir con ella, se salía del “común” doramil… Pero después, no se, empezó a aburrirme… Es más, creo que me debo haber “comido” 1 o 2 capis, y cuando lo retomé, no sentí para nada que me faltaran para entender algo… Pero después del 15, lo seguí religiosamente (aunque más a “pesitas”, je, je, je). El último capítulo quedó, para mi gusto, demasiado abierto…

  3. Hola chicas!!! A mi me encantó!!! Este es lo que es un buen drama, bien hecho, bien interpretado, bien escrito! Me cautivó desde el primer capitulo! y nunca me aburrió! A pesar que no tenia interés en este drama en un principio, pues no suelo ver los dramas de médicos… y tampoco tenia demasiado interés amoroso puesto en él! así que lo tenia todo en contra, pero resultó siendo una sorpresa muy agradable!! Aunque yo también pienso que es mejor y me gusta más ver los dramas en maratón. Pero al contrario que Marta, a mi me pareció que este era un drama perfecto para seguir semanalmente, pues no me dejaba demasiado ansiosa de seguir viendo, pero sin embargo era lo primero que veía en cuanto salían los subtitulos! porque lo disfrutaba muchisimo!! El final muy abierto… bastantes cosas quedaron al aire o a medio cerrar, pero en algunos casos dejaron claro que quizás era mejor así! o por lo menos así lo veo yo! jaj

  4. Este drama no lo tenía en mente, porque él no es de mis favoritos, digo el prota joven. Al Kim no lo había visto en acción y es muy buen actor, tanto que creo que es el verdadero prota del drama. La pareja tiene muy buena química, lo poco que la dejan desarrollar, vaya dos escenas! ♥♥♥
    El drama es muy bueno, me encantó todo, pero creo que hicieron un final demasiado abierto, voy a ver si en el especial aclaran algo.

  5. Han Suk Kyu fue un descubrimiento para mí, no lo conocía y me ha gustado mucho su Kim Sabú. Ha hecho, cómo bien decís, que de personaje que puede ser odioso, te resulte fascinante y te haga ser su fan. Hasta su no sé qué le veo.
    La serie, me parece, como a Eva13, que decae un poco por el medio y vuelve a remontar, coge líneas que luego abandona, por ejemplo, parece que el trastorno de ella es bastante importante, que la culpabilidad que siente por el accidente donde muere el novio también y de un plumazo, curada del todo. Al final, nadie le dice que el novio por el que se sentía tan culpable le ponía una bonita cornamenta.
    Al principio parece que hay algo entre la enfermera Oh y el maestro, pero luego también se diluye…
    Demasiado abierto ese final, muchas cosas en el aire, pero me ha gustado bastante.

    Por cierto, cuantos más dramas veo, más me horrorizo de los pacientes de los hospitales coreanos. Desde el que se cree que ir a urgencias es por turno como en la pescadería, el que decide el tratamiento ya desde casa, los que reparten bofetadas al personal del hospital como si fueran bombones… Los médicos en los dramas van casi siempre por dinero, pero es que a muchos de esos pacientes…

  6. Confieso que el rollo épico de los médicos (y de los maestros) me pone las pilas y me emociona hasta las lágrimas. Pero solo si está tan bonitamente hecho como aquí. Me un subidón de adrenalina y mi confianza en el ser humano alcanza cotas nunca vistas, aunque sea solo ese ratito… Este drama me ha tenido pegada a la pantalla y mordiéndome las uñas. ¡¡¡¡Ayyyy, cuando entra toda la pandilla marcando estilo en el hospital Geosan, alias “Ciudad sin Ley”!!!! Yo, qué queréis que os diga, me casaría con el Prof. Kim si se dejara, que no se va a dejar, faltaría más (por mucho que en el epílogo nos intenten vender que su corazón tambien late para esas cosas…). Casi me lo como cuando el Presidente se despierta y él le saca la lengua al desgraciado del Director Do… En fin, muy buen rato he pasado, sí.

    Por cierto, mis amigos médicos coreanos confirman que todo parecido con la realidad es pura coincidencia… Y sobre los pacientes, es raro encontrarse con un maleducado o maltratador (de médicos). En general parece que son muy respetuosos.

    • Ahhh, loKa, gracias x el dato… Pero en estas tierras también “se cuecen habas”: me viene a la cabeza en estos momentos cuando a mi hermana los rayos que le hicieron para “luchar” (vaya gran mentira) contra su cáncer de cuello de útero, le “fritaron” los intestinos, y el médico que debía hacerle una “toilete” y el ano contra natura, pidió que me quedara después de consulta para tratar un tema privado: la “cometa” que si o si debía darle para operarla, ADEMÁS de los honorarios de su Obra social… O los, lamentablemente muy comunes casos de médicos y enfermeras asesinados o heridos en las guardias hospitalarias x familiares o amigos de pacientes violentos o drogados (los parientes también) que arman flor de riña en esos espacios…

      • Ay, Eva, lo que cuentas… Yo creo que en Corea habrá, como en todos los sitios, corporativismo y ocultación de negligencias médicas entre los profesionales… Estos amigos, al negar el parecido, se referían más bien al retrato esperpéntico que los dramas hacen de los dirigentes médicos/intrigantes/malos-malísimos y de los pacientes y familiares violentos, como si aquello fuera el pan de nuestro de cada dia…

  7. María Luisa dice:

    Buen drama de médicos, se deja ver, es entretenida, lo mejor para mi le Doctor Kim, me dejo encandilada =D.

Tu comentario