«Rookie Historian Goo Hye Ryung» – MBC (2019)

RESUMEN

La historia tiene lugar en Joseon a principios del siglo XIX, una época en que las mujeres que eligieron aprender a leer y escribir estaban mal vistas. 

Goo Hae Ryung (Shin Se Kyung) es un interno para convertirse en un historiador de palacio. Sin embargo, no era aceptable que las mujeres escribieran registros históricos en ese momento. Ella da un paso a la vez para crear su propio destino en Joseon, donde las ideas de Confucio están profundamente arraigadas. Ella quiere cumplir con sus deberes como historiadora y demostrarle al mundo que todos son iguales. Junto con la lucha de las mujeres historiadoras del palacio.

Un príncipe solitario llamado Lee Rim (Cha Eun Woo), cuyo estado de relación personal es «solo desde el nacimiento», pero que vive una doble vida como un escritor secreto y exitoso de novelas románticas quien tiene su propio secreto. El drama contará su romance con Goo Hae Ryung quien empieza a seguir al príncipe porque le parece muy sospechos.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios 40 de 30′

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

Maggie opina:

Erase una vez en los albores del tiempo; antes de las redes sociales que un grupo de gente quiso ser influencer sin hashtags, ni likes, pero si contando al milímetro sus diarios devenires. Como la tecnología era la que era allá en aquella época pre revolución industrial, entonces los mandamases vestidos de púrpura y de carmín con sus tocados de felpa negra y que señoreaban sobre la tierra y sus habitantes; se les ocurrió tener una oficina de cronistas (Que no historiadores. El otro día Nieves Concostrina (Cadena Ser «Cualquier tiempo pasado fue anterior» y «Acontece que no es poco» )mandó sutilmente a freír espárragos a uno que le dijo que dejara de meterse en política y que siguiera siendo la historiadora genial que la consideraba; a lo que ella le espetó: —yo no soy historiadora, soy cronista— ) que dejaran registrado en anaqueles diarios desde cuántas páginas leyó de las enseñanzas de Confucio, hasta si se hizo un pun y a que olía.

Oficina de cronistas que mantuvo unos principios férreos de servicio al pueblo y que se cubrió de gloria hasta que un buen día Dowon, un príncipe solitario, hermano del heredero al trono, lo convenció para que permitiera la incorporación de mujeres a ese gremio; lo que no le contó es que él tenía una cuenta que saldar con cierta damisela que iba por ahí creyéndose la muy culta y frescamente dando su opinión de tú a tú —sin guardar la compostura, modosa y callada que hacía de las mujeres bellos objetos para ser contemplados, no escuchados. El príncipe—saben—gustaba de escribir folletines románticos y no supo encajar critica constructiva alguna. Valga la pena decirlo —Hae Ryung la chica con opinión— de amores no tenía ni idea, que a ella lo que la hacía palpitar eran las ciencias la astronomía y las matemáticas; y en realidad le vino como anillo al dedo que se convocaran exámenes para cronista y así poderse escaquear de terminar matrimoniada.

El que entraran mujeres en su recinto sagrado, le dio más de un retortijón a todos los varones del plantel, aunque poco a poco y al comprobar la valía femenina, las terminaron aceptando.

La historia se va haciendo amena según van tejiendo la trama. Hay una escena que a mi todavía me hace partir de risa y es cuando la esposa del heredero se lleva a una cronista para que sea testigo de los reproches que le va a hacer a su marido ¿Cómo cree que va a quedarse embarazada si no le hace la visita? ¿Qué a estas alturas todavía se cree que los niños los trae la cigüeña parisina? ¿Pero no se da cuenta, alma de cántaro que los franceses en particular tienen re contra prohibido poner una pata en en Chosun, no la vayan a mancillar con sus creencias católicas en lo espiritual y médicas en lo corporal?

Pues si, ahí radica el meollo. El anterior rey tenía ansias de saber y de que el pueblo llano también supiera, no solo las altas esferas de la sociedad; y tuvo su escuela donde todo el que quisiera podía ir a aprender. Cosa que no le gustó al Segundo Consejero del Rey, quien ni corto ni perezoso, apalabró un magnicidio en toda regla con otro Hermano Real al que no le quedó grande interpretar a Caín —vale, a él no le iban a dar un plato de lentejas sino un trono de mullida seda—y el día que nacía el heredero mandaron a criar malvas al padre, desterrando a un recóndito pabellón dentro del complejo residencial real al recién nacido; quien hasta no cumplir los veinte (como la bella durmiente, aunque esa fue, creo que a los 16) no se vino a dar cuenta de todo el percal.

Vivir tantas cosas con su amiga Hae Ryung le abrió la mente a nuevas posibilidades y para mortificación de su abuela, le dió un puntapié al trono, se lanzó de aventurero y siempre, siempre volvia a brazos de su cronista favorita con la cual cohabitaba en régimen de amancebamiento.

Rookie historian Go Hae Ryung resulta muy fácil de ver. Ella es una chica bastante moderna para la época en la que nació. Y que bueno haber descubierto a Cha Eun Woo. Todos muy lindos y muy guapos como cantaba una tonadillera española no hace tanto tampoco 🙂

MartaH dice:

Hay series históricas, que muestran o adaptan hechos históricos reales, aunque se tomen licencias, y hay series de época, con historias ficticias que transcurren en épocas pasadas. Esta serie parece ser del segundo tipo, pero no: Rookie Historian es una historia totalmente de ahora pero hacen que ocurra en el pasado, probablemente porque los trajes son más bonitos. Los temas son del presente y el tratamiento es del presente.

El hecho de que nada de lo que ocurre sea ni mínimamente creíble no influye mucho en el disfrute de la trama, que es entretenida, divertida y tierna, con personajes encantadores y simpáticos y un chico nuevo, un cantante que solo ha interpretado otro papel importante anteriormente, que es otra de esas bellezas angelicales que no sé si abundan en Corea, creo que no, pero sí abundan en la ficción y panorama musical coreano.

No sé si se acuerdan que coincidiendo con el cambio de dinastía de Goryeo a Joseon, suceso narrado en el drama Six Flying Dragons, Sambong, uno de los ideólogos de la rebelión, el que fue posteriormente asesinado por Lee Bang Won, el que sería posteriormente el Rey Taejong, decide crear un cuerpo de historiadores independientes, cuya misión sería narrar lo que pasaba en la Corte de forma totalmente independiente. Este cuerpo se creó con el fin de controlar el poder del rey y de los nobles, con la idea, muy asiática ella, de que los reyes tendrían cuidado con las decisiones que tomaran porque así se les conocería en la posteridad.

Tres siglos después más o menos, las andanzas de ese cuerpo de historiadores, su independencia y su rectitud ocupan un lugar prominente en este drama, aunque con muchas licencias de esas que les digo que no se cree nadie.

Un malo malísimo decide crear un cuerpo de historiadoras femeninas cuya misión es levantar acta de lo que ocurre en las habitaciones privadas del palacio real. Su intención es vigilar a la Reina Madre, razón por la que las notarias tienen que ser mujeres. Aquí entra en escena nuestra protagonista, una chica inteligente, curiosa y culta, que no quiere vivir sometida a ningún hombre, y que vive con su hermano que la quiere muchísimo y la consiente más. Como es lista, valiente y decidida, aprueba el examen y allí que se va, junto con otras tres chicas, con motivaciones parecidas a las suyas.

Como si de ayer mismo se tratara, las chicas se encuentran con prejuicios, rechazo, desprecio y, en el mejor de los casos, paternalismo. Por supuesto, como si de chicas de hoy se tratara, ellas resisten heroicamente y le cantan las cuarenta a cualquiera por ahí, hasta conseguir el respeto de todos y que las traten como a uno más… Hago como que me lo creo y sigo adelante.

Entra en escena el Príncipe Dowon, un chico inocente, tierno y cariñoso, que vive encerrado y apartado de la Corte por decisión de su padre, el Rey, sin que al principio sepamos la razón de que el Rey no quiera nada a su hijo y le rechace de esa manera. La razón de que el padre no le quiera es uno de los misterios que se rebelan a lo largo de la trama.

En este drama, al igual que WWW:Search, los papeles tradicionales están cambiados, mientras Goo Hye Ryung, la chica, es racional y poco dado al romanticismo, el chico, Dowon es romántico y sensible, hasta el punto que se entretiene en su encierro y aburrimiento escribiendo novelas de amor que tienen un extraordinario éxito de público. Cuando Goo Hye Ryung y Dowon se conocen, sin que ella sepa quién es él, le dice sin morderse la lengua, que esas novelas son basura y lo que cuentan es una idiotez. A pesar de la discrepancia, Dowon, necesitado de cariño, de compañía, de afecto, de conversación, de todo, se acaba enamorando de Hye Ryung.

La historia de amor es de esas encantadoras, de las que ves con una sonrisa aunque no te encojan el corazón. La chica es simpática y alegre, el chico es encantador, guapo y está perrunamente enamorado. No se puede pedir más. Él es tan perfecto que incluso acepta que ella tiene derecho a tener su vida y que su profesión es para ella casi lo más importante…Con esto, ya ni siquiera sé si hago como que me lo creo, pero me divierto igual.

Para que la historia de amor entre un príncipe y una plebeya, irreal total, no se convierta en un recital de blandenguerías, nos meten varios elementos ahí: técnicas médicas modernas, el rechazo de los coreanos a las ideas occidentales, cristianos escondidos, una conspiración para matar al Rey anterior para frenar las reformas que quería introducir, y alguna que otra cosa más, unas cosas más interesantes que otras, pero incluso las menos interesantes no llegan a ser aburridas.

Uno de esos temas que se trata es el de la religión cristiana en Corea. En algunos países asiáticos, hasta donde yo sé no existe una religión oficial, y la religión se acepta o no, y la tolerancia con las creencias religiosas ajenas también es variable. Si hay algo extendido en Corea es el confucionamismo, que no es una religión y casi la mitad de los coreanos declaran que no profesan ninguna creencia. Por lo que he leído en internet, precisamente en el tiempo en el que transcurre este drama (siglo XIX) se introdujo el catolicismo allí por la acción de un sacerdote occidental que entró ilegalmente en Corea, suceso que parecen narrar aquí aunque dando tantas cosas por supuestas que no sabes muy bien de qué va, ni tampoco sacas en claro si al director o guionista de este drama el cristianismo les parece bien o mal. Salvo en la coincidencia temporal, este episodio es, de todos los narrados, el más confuso.

En esta confluencia de nuestra pareja de tórtolos y sus satélites hay dos personajes especialmente desaprovechados, el personaje del Príncipe Heredero y su relación con otra de las historiadoras, la misteriosa y templada, Song Sa Hee. A mí me gustan las monerías como a la que más, pero a veces desearía que los guionistas fueran un poco más valientes, y en vez de repetir las mismas escenas románticas, que no hacen avanzar la trama, en vez de seguir echando carnaza a las fans, se atrevieran a dedicar un poco más de metraje a los personajes que se lo merecen.

REPARTO

Personas Cercanas a Hae Ryung

Hogar Real (Personas Cercanas a Lee Rim)

Gobierno de Yemungwan

Historiadoras Femeninas

Otros

Cameos y Apariciones Especiales

Comentarios

  1. Mariceli Hernandez dice:

    A mi me gustó mucho y este chico Cha Eun Woo lo había visto en varios dramas, siempre de secundón, nada especial. Cuando hizo su primer protagónico, My ID is Gangnam Beauty, para mi su personaje fue «flat» siempre la misma cara de palo, su personaje era así, estoico, medio tímido. Así que fue una sorpresa verlo crecer en este personaje. Al principio dudé pues había leído muy malas críticas de el en los primeros episodios, pero, a medida que fue avanzando la serie el chico mejoró.
    Serie liviana, bonita y con sus toques cómicos.
    Gracias chicas

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.