Saeguks veraniegos, estudio comparativo

Este periodo estival que por estas fechas llega a su fin, llevo vistos tres dramatizados históricos coreanos o saeguks. “Gobernador, el maestro de la máscara” (Ruler, master of the mask); “El rey enamorado” (The king loves/ The king in love) y “Reina durante siete días”  el orden en que los organizo es en el cual las he visto yo, aunque bien es verdad que la de la reina la empecé (y terminé) de ver porque el del rey enamorado todavía estaba en emisión y me quedé colgada esperando el resto de capítulos.  El orden en el que yo los he visto no es para nada el orden cronológico verdadero. Los tres dramas están ambientados en épocas distintas, aunque dos de ellas comparten periodo. El Gobernador y la Reina son ambos de la época Chosún, mientras que el rey enamorado se retrotrae en el tiempo a la época Goryo más o menos  cuando los caballeros templarios andaban por ahí convirtiendo infieles a sangre y fuego, al rededor de 1300. Las dos de Chosún, la de la reina es de más o menos cuando Colón descubrió América y la del maestro de la máscara sucede al rededor de 1700.

Una vez un argentino en un bar me dijo “¡Ché! El hombre no nace, se hace” Pues bien, este verano en Corea decidieron adaptar aquello de manera Regia.  Tres dramas, tres aspirantes a rey en tres épocas distintas y las mismas tribulaciones para cada uno de ellos.

Nace un chico con la proverbial “cucharita de plata” inglesa o en “la alta cama” que cantaba Cecilia antes del ramito de violetas…Pero lejos de tener una vida de miel sobre hojuelas, cada uno de estos chavales desde bien chiquitos tienen que vivir esquivando la mala baba de gente que quisiera borrarlos del planeta en beneficio propio y personal. En la historia más antigua, es el padre de la criatura, el canalla celoso y egoísta (títere en manos del verdadero pérfido en la sombra, Song In -Consejero Real), en la del medio es el hermano mayor el aquejado de tan zafios sentimientos y en la de 1700 es un grupo empresarial con ganas de controlarlo todo doblegando a cuanto ministro o rey se les ponga por delante con la droga nefasta que sale de las amapolas, la heroína.  Ni Won (El Rey enamorado, ni Yeok (la reina de 7 días) ni Sun (Ruler, master of the mask) tuvieron un camino fácil hacía la corona.

Pero vean que no todo en sus vidas les resultó aciago. Cada uno de ellos tuvo la libertad o la bendición de vivir extramuros, tuteándose y forjando lealtades entre súbditos, que pudieran no saber en un principio con quién estaban tratando, más cuando descubierto el secreto, siguen ahí a su lado. Piñón fijo (igual que yo; que pese a estar viendo los mismos esquemas ahí sigo, ¡gozándolas!) Y este exilio de sus jaulas de oro sirvió para que cada uno de aquellos aspirantes al trono se forjaran como hombres de bien y líderes rectos admirados y amados por su pueblo fiel.

Otra carta que comparte este trío, es que libres encuentran el gran amor de sus vidas (y rápido, aquí, flechazo a primera vista sí o sí y multiplicado por tres) Aquellas mujeres son las respectivas tablas de salvación a la que se aferran cuando las aguas en las que nadan se vuelven turbulentas y los escualos que los cercan con más hambre lanzan dentelladas. Y ninguna de las tres damiselas en cuestión son desvalidas niñas bien que se ruborizan con una mirada. A las tres, San, Chae Kyung y Ga Eun las revistieron de autonomía y arrojo, capaces ellas de remangarse y meterse en faena sin pensárselo dos veces. También es cierto que para que el hilo romántico tuviera un poquito más de miga; hubo el sempiterno trío amoroso. En la Goryo son dos Won (El príncipe) y Rin (Su mejor amigo, que dobla como guardaespaldas) bebiendo los vientos por San. En la de la Reina durante una semana, Chae Kyung también tuvo al rey impostor arrastrando el ala/cacheteando la banqueta por ella sintiendo celos de esos feos y corrosivos; y en la de Gobernador, la verdad es que pese a que Hwa Goon estaba enamorada hasta el tuétano de Sun, supo ayudarlo y hacerse a un lado para que él fuese feliz al lado de su amada Ga Eun. Y vale la pena recalcarlo. Los tres que más amaron, supieron hacerse a un lado para que el amor de sus vidas fuese feliz…

Dos de las tres damiselas son retratadas como pésimas cocineras, ni San ni Chae Kyung saben hervir agua sin quemarla, y dos son curanderas; Chae Kyung y Ga Eun eran del tipo de perfil que Torquemada solía quemar por “brujas” por saber usar hierbitas para curar.

En las tres historias, las ansias de poder y de riqueza están más que patentes, San es heredera de una fortuna de tal calibre, que a la pobre la secuestran para su causa, tanto el rey, como la reina, como el canciller; todos amenazándola con enviarla a Yuan como tributo…Huelga decir que el emperador de Yuan es el abuelo del Rey enamorado…vamos un galimatías de difícil comprensión. En la de “la Reina”, Yeok el aspirante al trono, hace las veces de un Iljimae, robándole a los ladrones de cuello blanco para devolverle al pueblo llano, parapetándose tras el cuento popular “las esposas de los caracoles” cuya moraleja es que a quien le van a dar, le guardan; y a quién no, ni porque se ponga. Y en la de Gobernador, pues el grupo empresarial aquel que descubrió “las bondades” del “caballo”

Del trío de malignos no hay ninguno que no me embelese por lo bien que lo hacen los tres.  Los tres  lo bordan con hilos de oro.  Desde la Niña Antonia (Delfina Guido) en Candela (Victor Mallarino/Angie Cepeda) que un malo malote no me dejaba con la boca abierta…o tal vez sí, pero es que yo me emociono y me vuelvo una exagerada 🙂

Un tema recurrente es la ensoñación bucólica que las tres producciones mantienen en los decorados, todo limpito, floridito, arregladito hasta en las escenas de cárcel o de torturas. La podredumbre, las ratas, el hedor, todo ello brilla por su ausencia. Las montañas siempre están en flor, el verdor de sus laderas fresco y primaveral; todos divinamente ataviados, maquillados y emperifollados.

Dos de las historias recurren al tema del tatuaje como prueba máxima de que el andariego aventurero es el verdadero heredero del trono.

Las tres tuvieron buenas dosis de sentimiento de ese que arruga el corazón hasta que las lágrimas fluyen por las mejillas en riadas descontroladas. No se cortaron un pelo en nutrirse de peleas de espadas muy bien coreografiadas, y cada una de ellas tuvo su punto de relajo cómico, ahí como para compensar.

Ninguna termina como el consenso general hubiese querido, pero a estas alturas del partido ya conocemos como se las traen los coreanos a la hora de cerrar historias en falso y pues, si entras haciendo porras para que triunfe el amor, sean felices y coman perdices y encima que sea el que te guste, quien se lleve el gato al agua, te vas a frustrar.

No les voy a decir que no sean repetitivas, pero si son amenas; no están mal para pasar el rato; tienen sus buenas dosis de peleas ágiles y energéticas, momentos tiernos, otros más cómicos, pero les falta aquel punto álgido que si tuvo The princess man, por ejemplo. Tal vez porque aquella pareja pudo tener una química más incendiaria que las tres parejas que llevaron estas historias, y aún así ninguna desmereció.

Comentarios

  1. Me ha encantado el relato. Yo sigo luchando con Duel, a ver si le doy el último empujón.

  2. Aún espero el doblaje del último episodio de El Amor del Rey en Viki, la vi en coreano y no entendí ni ostia. Y tengo un mal sabor con Wang Rin… se me hace q no es tan cíen x ciento a su favor la cosa.
    Estoy de acuerdo que se disfrutan, hay muy buenas actuaciones y siempre el final q deja al debe.
    De todas las actuaciones, la buena de The Ruler fue la que menos me gustó.
    De las tres buenas tengo empatada la de Reina de 7 días y Yoona, sí, he dicho Yoona, increíble pero cierto.
    De los tres Reyes …. mmmm entre Ruler y Siwan… q difícil.
    De los second Lead me quedo con Wang Ri.
    De los malos, el rey loco de la reina de 7 días, ¡maestro! Te hace quererlo con lo despreciable q es.

  3. De las tres trate de mirar Ruler of the Mask pero no me gusto tanto, haci que me salte al final y ocurrio lo que me imaginaba.
    The King Loves voy por el capitulo 15 y 16 (capitulo 8). De aqui me gusta toda la historia, me tiene intrigada de como vaya a terminar. Tambien me gusta la amistad entre Rin y Won
    Y espero que San se decida por Rin ya que para mi al que ella ama es a Rin. Y Won a veces me desespera del modo de que se obsesiona con San.
    Espero ver despues la de Queen for seven days despues. Ahorita solo estoy viendo Save Me y My Golden Life. Duel no pude terminarla, la quiero retomar pero no he decidido todavia.

  4. Y My sassy girl no la visteis? Aun no he visto ninguna de estas tres, están en la lista, con los sageuks prefiero ir de uno en uno.

    • Es que empezaron con la vomitona de la girl encima del chaval (copia idéntica de la peli) Así que a esa le hice la cruz

      • Maggie Bee, me pasó lo mismo,: verla BORRACHA y VOMITONA me desagradó tanto que no la seguí… De ” Ruler of the Mask” vi los primeros 3 capis, creo, y la dejé…, NO ME ATRAPÒ… Tal vez le podría dar una oportunidad a “The King Loves”, x lo que cuentan todas sobre Won/Rin…
        En fin, sólo estoy viendo “Deserving…” y digan que el prota dejó sus costumbres “escatológicas”, ja, ja, ja.
        Estoy esperando otra novela que me VUELVA LOCA, como en el pasado!!!!!!

  5. Hola chicas! la verdad que no he visto ninguno de estos! Mi drama saeguk para este verano fue Six flying dragons, y aunque el verano terminó, a mí aun me quedan 20 capis para terminarlo! Yo no soy muy asidua a dramas históricos, así que no me pregunten de épocas ni de reyes que suspendo! jaja pero éste me parece más serio que los otros que vi anteriormente, sin dejar de ser entretenido por eso, y nada denso! me está gustando mucho!!! 🙂 De esos tres que habla Maggie… tenia descartado el de la máscara, porque si es el mismo que hizo Junki el año pasado, no me motivaba verlo. La reina de siete días tiene pinta de ser dramón, así que mejor no. Y la única que quizás vería sería la de king loves, por si tiene romance, aunque francamente Shi Wan como hombre no me parece el más atractivo, así que tampoco veo un motivo fuerte para verla. En fin, es una lástima que ninguna de las tres parejas se acercara a la química de The princess man. La verdad es que las parejas de los dragones tampoco lo hacen. Pero el drama tiene otras cosas que lo compensan, algunas como las citadas por Maggie… lo emocionante de las peleas, los momentos tiernos y cómicos, y además mucha aventura, muchas estrategias, pero sobretodo lo que tiene son muy buenos personajes! Por ejemplo me encantan las mujeres que desde la principal hasta la más insignificante son todas fuertes e inteligentes, con un papel importante, y ellas mismas se resuelven por si solas la mayoría de las veces! Aunque las actrices no son las mejores ni las más expresivas para mi gusto, sobretodo la que fue protagonista de Maids. No sé porque le dieron este papel a ella! con ella pierde toda la carga dramática que debería tener. Ese es el único pego que le pondría por ahora! En cambio los 4 protagonistas masculinos son tan buenos, y están tan bien interpretados que me sería difícil quedarme solamente con uno como favorito. Otra de las cosas que me gustan es que no hay villanos, sino que todos luchan por sus intereses, equivocados o no, de peor o mejor manera. En fin, me parece un drama muy recomendable!! Saludos a todas!!!

Tu comentario