«Second to last love» – SBS (2016)

Second to last love

Second to last love

RESUMEN

Es un remake del drama Japonés ‘The Second Last Love’ acerca de una mujer soltera en sus 40’s que se siente inestabale debido a su retiro del trabajo.

Go Sang Shik está en sus 40’s y es viudo. Trabaja como jefe de la sección de instalación del medio ambiente en el ayuntamiento. Go Sang Shink se involucra con Kang Min Joo, una mujer en sus 40’s que es soltera y trabaja como PD en una cadena de televisión.

Resumen extraído de Wiki drama

Nº de episodios: 20

NUESTRO COMENTARIO

MartaH dice:

Un romance entre personas adultas contado con bastante realismo y digo bastante porque si fuera realismo total para qué nos vamos a tragar un drama sobre el tema. Entre las cosas que se salen del «bastante» está lo guapísimo que es Ji Jin Hee, y lo guapo que está con traje, sin traje, y como sea. Dado que Ji Jin Hee existe, y tiene más de 40 años, no podemos decir con rotundidad que no existen hombres así, pero admitamos que su excepcionalidad hace del asunto una rareza.

En realidad este drama no trata de un solo romance, sino de varios, y ya que me pongo, ni siquiera es la historia de un romance, sino que es más la historia de unos adultos, que entre otras cosas se enamoran, que cuenta lo que significa la madurez en muchos aspectos.

Para redondear un poco el argumento, toda la trama de las parejas se ve mezclada con otra trama secundaria de la lucha de nuestro protagonista, funcionario (servidor público) ejemplar, contra diversos manejos corruptos en el ayuntamiento (gobierno local) en el que trabaja.

Creo que es un error generalizado entre los jóvenes pensar que al llegar a la madurez se resuelven como por ensalmo las inseguridades y las dudas. Es verdad que, si la madurez tiene una ventaja, es dejar atrás preocupaciones y obsesiones que abundan en la juventud, y ya no digamos en la adolescencia. Pero si es verdad que algunos problemas se resuelven, hay otros que duran toda la vida, porque la madurez no nos hace otras personas, sino personas más mayores. Y en lo que se refiere a las relaciones amorosas ocurre que, mientras algunas angustias desaparecen, aparecen otras que aquí se cuentan con sinceridad, gracia y, refrescantemente, de manera bastante moderna.

Una mujer soltera se enamora de un hombre viudo con una hija y bastante familia, casi todos encantadores pero algunos un poco bastante latosos. Hasta aquí, la vida misma, porque a cierta edad es difícil encontrar una pareja sin mochila, la que sea, familia, divorcio, familia divorcio todo junto, fracasos amorosos, dolores antiguos…. Para que el problema entre ellos, debe haber alguno para que haya historia, no sea ni la hija, ni la familia, ya que eso tiene muy mal arreglo, el problema es un suceso en el pasado que tiene más peso sobre las consecuencias que tuvo para él que por la relación directa, desconocida para ellos hasta el momento, que ese suceso tuvo con ella.

A destacar que en el pasado de ella hay un novio que murió en un accidente y el novio era el mismo actor que hacía de marido muerto en Family Honor. Este chico debe haberse especializado en papeles de novio añorado que muere joven.

Me gusta de este drama lo bien que narran la relación de ella con sus amigas, también maduras y también solteras o separadas, sin que por eso sean mujeres a la caza y captura de un hombre. Kang Ming Joo y sus amigas están solteras, no por elección propia sino porque la vida les ha salido así sin que esa situación sea un problema para ninguna, más allá del miedo que da llegar a viejo y quedarse solo. Kang Min Joo y sus amigas no quieren a un hombre ni por necesidad, ni por status, quieren tener un amor, más que nada por no perderse la experiencia de querer y ser querido, pero no por ninguna de esas ideas a medio cocer que nos bebemos las mujeres con el desayuno, que nos envenenan la cabeza con amores y parejas perfectas en las que los hombres son príncipes y no les huelen los pies, ni los sobacos. A pesar de ser mujeres seguras de sí mismas, las tres hablan y se ríen, y se cuentan cosas de la manera en la que hablamos las mujeres con nuestras amigas de toda la vida, manera que apenas se distingue de la forma en la que hablábamos con ellas de adolescentes.

La familia de Ko Sang Sik tiene otra característica de esas que me gustan a mí, que es una familia en parte de sangre y en parte de elección, porque vive con ellos un chico al que «adoptaron» cuando él debía ser un vecino pequeño y ahora es uno más en esa familia, sin ninguna reserva ni precaución. Park Jung Woo es uno más, para las duras y las maduras, una parte integrante de esa familia al que aceptan, quieren y comprenden, y son justamente correspondidos.

Alrededor de la pareja hay otros romances como el gracioso amor de la vicealcaldesa, una mujer viuda y con éxito que vive encasillada en su imagen pública, en lo que esperan de ella los ciudadanos, sus hijos, la sociedad en sí misma, que se enamora del dueño de un bar, un hombre que no es un triunfador pero con una alegría de vivir a toda prueba, producto de haber sufrido, y que le contagia.

Kim Seul Gi, la de «Splash» y «Oh My Ghostess» hace aquí de hermana del protagonista, 10 mayor de la edad que realmente tiene y excéntrica a más no poder, aunque no nos lleguen a contar por qué es así. No puedo explicar por qué me hace tanta gracia esta chica desde la primera vez que la vi, pero la realidad es que me encanta porque pasa de la comicidad extrema al sentimiento en un santiamén, porque es rara y natural al mismo tiempo. En el papel de Go Mi Re está tan bien como siempre y me chifla que le busquen una pareja estupenda (me chifla que ella sea la heroína romántica), un chico tierno, bueno, guapo y decidido. Para ser el romance más joven es un poco excesivamente blanco, y el beso que se dan es de los peores que he visto. Los dos son tan monos que he tenido que poner una foto para que los vean.

En relación con este chico, un elemento que me ha parecido rompedor es que al principio se enamore de la protagonista porque es independiente y se sabe sacar ella sola las castañas del fuego. Un paso más allá del eterno conflicto del «quiero que me necesites». Aquí el hombre quiere a la mujer precisamente porque él no le hace falta para nada más que para quererle, aunque ese amor esté condenado a no fructificar porque gustarte el carácter de alguien no es amar, y eso es lo que le pasa a ella, que se queda maravillada y halagada por gustarle a un chico mucho más joven y que es una perla auténtica, no cultivada. La mezcla de halago y agradecimiento de que un hombre así la quiera como es, cuando ella empieza a pensar que la vida se le acaba, que empiezan los achaques, que ya nada volverá a ser lo que era, hace que intente quererle, pero las diferencias entre ellos son demasiado grandes como para que el amor fructifique…sobre todo porque el protagonista era otro, claro.

En este drama, lleno de hombres modernos a los que no les supone una amenaza tratar con mujeres que triunfan y dueñas de sus vidas, nos encontramos a un chico joven, que vive como un chico joven y lleva la vida que quiere llevar, al que resulta que tampoco le gustan las mujeres excesivamente dependientes, por lo que no acaba de encontrar a su media naranja hasta que la encuentra en quien menos pensaba. Quizá para él no sea una sorpresa encontrar que la mujer que le gusta es la que es, pero para la que resulta una absoluta sorpresa es para ella, aunque no pueda contar más.

Para terminar el mundo de las parejas, tenemos la pareja más latosa de todas, la otra hermana de Ko Sang Shik, intentando ser la esposa y madre perfecta de manera bastante patosa, porque no sé muy bien por qué ese personaje tiene que parecer retrasada mental, con un marido que se aburre de tanta domesticidad y es muy infeliz por haber sustituido una compañera y amiga por una pura ama de casa. Aunque los entienda a los dos, a ella que hace lo que cree que todo el mundo espera de ella aunque a ella no le guste, y a él, que se muere de aburrimiento con una esposa así y piensa que tiene que haber algo más en la vida, esta pareja me aburre muchísimo, su dilema me aburre más todavía y la forma en la que lo solucionan dando carpetazo, sin más explicación ni razón, es una chapuza.

Fuera de las relaciones amorosas múltiples hay otras, como la de Sang Shik con su hija, que también me gusta aunque la niña sea tan lista y tan madura que no sé si existen adolescentes así…aunque quizá sí, porque aunque la niña lleve uniforme, la realidad es que debe tener unos 18 años. De manera muy rara, el padre y la hija apenas se tocan ni abrazan, incluso en momentos en que lo que procedería sería darse un abrazo, pero sí me gusta que cuando el padre mete la pata, no entiende a la hija, o hay algún conflicto entre ellos, él se baja de la moto y le explica a la hija que es que tiene que tener paciencia con él, porque para él todo lo que hace con ella es nuevo, y que no sabe cómo ser padre de una adolescente porque es la primera vez que lo es, y para eso no hay un manual, sino únicamente la técnica de acierto y error.

Aunque en este drama no hay una historia de amor de las de derretirse, agradezco que la relación entre los protagonistas sea tan natural, abierta y risueña. El supuesto conflicto basado en un misterio de su pasado se resuelve como se tiene que resolver, de manera coherente con el carácter, sobre todo de ella, que hemos visto hasta el momento en que todo se desvela. Sin drama, ni gritos ni llantos, con serenidad y lógica. El resto de su relación se basa en hablar lo que hay que hablar y pactar lo que hay que pactar, sin melindres ni falsos rubores.

Uno de los obstáculos para el romance en la edad adulta es que por mucho que uno quiera al otro, renunciar a la independencia, a la forma de vivir forjada durante años, a las manías, es tan duro que uno pone en la balanza lo que gana y lo que pierde. En este drama no se esquiva este tema, que es uno de los que hablan los protagonistas entre sí: te quiero mucho y quiero estar contigo, pero también me gusta vivir como vivo, hasta el punto de que debemos buscar una vía para estar juntos que no suponga que tenemos que estar juntos a todas horas, así que el matrimonio puede que no sea la solución para nosotros. Es la primera vez que veo en un drama coreano en el que el matrimonio no es la cura de todos los males e infelicidades.

Maggie Bee opina:

Aunque a Second to last love tengo que agradecerle una historia de gente adulta con gente adulta interpretándola, y encima con dos adultos que me gustan una barbaridad, he de reconocer que la historia en sí no me terminó de hacer tilín. ¡No sé! Es como si me hubiesen invitado a cazuela de mariscos y descubrir que pese a tener todo lo que me gusta, se les olvidó la sal.

Allá por los noventa, en Madrid, las «Ella baila sola» se preguntaban porqué sería que ya no les bailaba «un gusano en la tripa»; pues ¡confiésome! Yo me pregunté lo mismo con la historia de Go San Sik y Kang Min Joo.

Tuve muchas espectativas con esta historia, porque los había visto apasionados y entregados a ambos en dos de sus trabajos anteriores, «Love affair» y «I have a lover» pero aquí el guión no los acompañó y no pudieron lucirse todo lo que habrían podido hacerlo. Una pena. Y eso que hasta tuvieron de estrellas invitadas en una escena, a las luciérnagas, que me parecen alucinantes y mágicas.

Yo siempre supuse que una telenovela salía primero de una historia que alguien imaginaba y plasmaba en papel y después cuando entraban en escena el director y productor, entonces ahí se buscaban los exteriores y todo el attrezzo que les acompaña… Pues bien, este, que es un punto primordial de esta historia, funciona al revés. Primero hicieron una investigación exhaustiva de los sitios en los que grabar, sin tener ni media idea de que drama iban a desarrollar…A lo mejor eso fue lo que pasó en la vida real. Tal vez la escritora dijo «quiero hacer un drama para Kim Hee Ae y Ji Jin Hee, en un entorno idílico y donde se pueda desplegar todo el gusto fashionista de la actriz» eso lo logró, pero en el proceso se olvidó de revestir a su historia de interés.

¿Saben qué? Al final del cuento, la pareja que más me gustó fue la de la teniente de alcalde y el barman bohemio. Fue como menos elaborada pero más certera y la verdad que no me frustraron para nada. Aparte que Moon Hee Kyung me agrada desde que la conocí en «A gentleman’s dignity», algo que no puedo decir del desarrollo de la pareja principal, porque esperaba algo que no me dieron.

El colmo fue que a Ko Bo Gyol le dijeron que su personaje de Han Song Yee (la asistente de Go San Sik en la alcaldía) tenía que ser más desquiciante que una mosca cojonera, y cumplió con su papel a rajatabla. ¡Qué personajillo más antipático, pardiez!

No entendí muy bien a que vino meter a un personaje como el de Park Jun Woo bebiendo los vientos por Min Joo –a no ser que quisieran comprobar si la química de Hee Ae con los yogurines es universal o solo Ah In tuvo el privilegio. El pobre Kwak Si Yang y su personaje, me resultó del todo descolorido; porque la resolución que le dieron al final tampoco fue de mi agrado y eso que Kim Seul Gi me resulta amena y carismática y su personaje aquí no me disgustó nada.

Luego, no les voy a decir que no me hizo gracia ver a los grandes amigos de City Hall interpretando aquí a un matrimonio bien desavenido.

Yo creo que mi mayor problema fue que esperaba una explosión de sentimiento y pasión, y el drama me resulto insulso y circunspecto.

REPARTO

Kim Hee Ae como Kang Min Joo (46)
Ji Jin Hee como Go Sang Shik (46)
Kwak Si Yang como Park Jung Woo (35)

Familia de Go Sang Shik

Kim Seul Gi como Go Mi Re (Hermana menor de Sang Shik, 35)
Jung Soo Young como Go Sang Hui (Hermana menor de Sang Shik, 42)
Lee Soo Min como Go Ye Ji (Hija de Sang Shik, 15)
Lee Hyung Chul como Park Cheon Soo (Esposo de Sang Hui, 45)
Hong Tae Ui como Park Hoon (Hijo de Sang Hui y Cheon Soo, 18)
Sung Ji Roo como Dokgo Bong (dueño del bar, 62)
Stephanie Lee como Min Ji Seon (Modelo canadiense, 29)

Amigos de Kang Min Joo

Kim Na Young como Park Shin Ae (46)
Seo Jung Yun como Goo Tae Yeon (46)

Gobierno

Moon Hee Kyung como Na Choon Woo (Diputada Mayor, 55)
Kim Kwon como Cha Soo Hyuk (funcionario de 7º grado, parte de la División Regional de Turismo, 35)
Go Bo Kyul como Han Song Il (empleado contratista, parte de la División Regional de Turismo, 28)
??? como Sin Seok Gi (Director de la División de Economía y Cultura, 43)

SBC

Park Sung Geun como Han Jeong Sik (Productor Ejecutivo, Jefe de Equipo División de Drama 2, 49)
Yang Hyung Wook como Gook Young Soo (Jefe de la División de Dramas, 52)
Lee Hye Eun como Oh Yeong Ae (Productor División de Dramas, mano derecha de Min Joo, 43)
Jang Suk Hyun como Nam Gi Cheol (Asistente del Director, mano izquierda de Min Joo, 35)
Han Soo Jin como Na Ae Li (nueva escritora, 33)

Comentarios

  1. yo no vi la japo pero coincido totalmente contigo Marta, la verdad es que los dramas de amigas entradas en los 40 solteras que haya visto nunca me han gustado, porque le dan tanto enfasis al matrimonio, a la busqueda del marido, como si les fuera la vida en eso, y me cansa mucho.En cambio aquí no, además la pareja es muy natural, él guapisimo ponga lo que se ponga ( ni que decir tiene que ya empecé a ver i have a lover) y la hermana casada una plasta, es lo que menos me gustó del drama. Muy bonita y recomendable, pero quizás la debieron dejar en 16 capítulos.
    MAggie justamente esos dramas no los he visto yo, a ella solo la he visto en el drama policiado y allí de romance apasionado nada. Habrá que ponerle remedio.

    Gracias chicas por los comentarios

  2. Ay, coincido plenamente con Maggie… ¿Si os digo que dejé de verla en el capítulo 15…? Me duele el corazón solo confesándolo porque, como sabéis, adoro a Kim Hee Ae y Ji Jin Hee desde los dramas que mencionas… Pero aquí, pese a que, de entrada, todos los ingredientes prometían un plato perfecto, también me resultó completamente insulso. Ciñéndome solo a la relación entre ellos, para mí el guión flojea en el personaje de él: un tipo demasiado envarado, bastante plano, con poco atractivo pese a la belleza (incuestionable, of course) del chico, con poco margen para los matices que sabemos que es capaz de desplegar Ji JIn Hee… Un desperdicio, vamos. Ella me ha gustado más (¿que me decís del vestuario que luce? ¡Alucinante! ¿Dónde se puede encontrar esa ropa? ¿Solo en Seúl?) pero tampoco me ha emocionado en ningún momento. En fin, tengo que aprender a vivir con estas decepciones…

  3. La verdad no sé bien si comentar en este post o no, por lo tanto hago la siguiente pregunta ¿Alguien de ustedes esta viendo el drama “our gab soon”? ¿O soy la única boluda que se esta comiendo semejante bodrio? Si alguna lo esta viendo la acompaño en el sentimiento y si no, ¡No lo vean!
    La cosa es así y como tengo ganas de advertirlas doy mi comentario con spoiler. MEGA SPOILER.
    La historia gira alrededor de una joven pareja de unos veinte laaargos, que es uno mas inútil que el otro. El con su actitud infantil y despreocupada te cae mal a la media hora de comenzar el primer capitulo, ella es igual que él pero algo mas inteligente. Como dije en principio ellos no están solos, y acá comienza la debacle. Shin Jae Soon es la hermana de la protagonista, divorciada con un hijo, esta casada con Jo Geum Shik. Un hombre también divorciado y con dos hijas. Para el exterior la familia parece “perfecta”, puertas a dentro, Geum Shik no le tiene el menor cariño a Jae Soon. Para rematarla las hijas de él no solo la desprecian a ella sino también a su hijo. ¿Qué hace Jae Soon? Nada, porque su único propósito parece ser “buena esposa y buena madre/madrastra”. En otra parte nos presentan Heo Da Hye, la hermana de Gab Dol, vaga, avasallante, un desastre de mujer. Como corea es muy chiquito, casi un pañuelo, a los pocos capítulos nos enteramos que ella no es otra que la ex mujer de Geum Shik. A saber, Da Hye reaparece en la vida de su ex marido e hijas luego de enterarse que esté se casó de nuevo ¡Un año sin saber nada de las hijas! La trama se desarrolla entre Geum Shik peleándose con Da Hye y después teniendo salidas familiares con las nenas como en los viejos tiempos. Quedando Jae Soon totalmente de lado, pero ella como le dice a su madre “aguanta porque ya llegará el momento que se quede con todo” ¡Tremendo mensaje!
    La madre de Gab Sool esta interpretada por Go Doo Shim, que como en “Dear my Friends” también interpreta a una madre que le maneja la vida a sus hijos.
    Nae Shim, tiene como único propósito casar a sus tres hijos con gente de dinero, porque en su mentalidad esto trae felicidad o al menos la plata calma los nervios.
    Como dije, Gab Soon también tiene un hermano, Se Gye, él esta casado por poder con una chica bastante tonta y vive con su familia política integrada por su suegra y el padre de esta. Como Corea es un pañuelo, casi un pueblo, en la casa de la familia política de Se Gye comienza a trabajar Nam Ki Ja que no es otra que la madre de Gab Dol. Es tan chiquito Corea, que los inquilinos de la familia de Gab Dol, terminan relacionados con la suegra de Se Gye y con la hermana Deum Shik, padre e hijo respectivamente.
    Por último, el embarazo de Gab Soon no resulto tal y andan dando vueltas con Gab Dol entre pelea, nueva pareja de ella y reconciliación con Gab Dol unos 18 capítulos. El drama tiene o tenía previstos 36 capítulos pero al parecer ahora se extendió a ¡50 CAPÍTULOS!
    Confieso que en la mayoría de los capítulos quise ahorcar algún personaje. Y ahora estoy pensando si seguirlo o no. ¡Veremos!

    • Maggie Bee dice:

      Historia de fin de semana muy al uso. Y no te digo que no se me cruzó por la cabeza verla, porque me gusta el actor; pero preferí esperar a ver que críticas había al respecto antes. Muchas gracias, María Ce, me ahorraste un pocotón de horas 🙂

  4. Me gustó, me gustó la reclación de las amigas, me gustó que no tuvieran como única meta el matrimonio, me gustó la química entre la pareja, me gustó el personaje de la protagonista, me gustó Ji Jin Hee, me gustó como maneja y cómo explica la relación con el chef, me gustó la pareja de la vicealcaldesa y el dueño del bar…
    Pero no me gustó que desperdiciaran esa química después de ese beso tras el granizo. Después de eso casi parecían un matrimonio de muchos años. No me gustó la petarda de la hermana que se metía en todo, pero menos me gustó que le dijeran que volviera con el inútil de su marido así sin más. No le dieron emoción a la historia de la escritora y el chef, les faltó chispa.
    Pero me pareció que era un enfoque distinto en los dramas, algo que cambiaba y se acercaba más a los problemas más cotidianos. Me gustó bastante.
    ¿He dicho ya lo guapo que sale Ji Jin Hee? Pues sale, muy guapo 😉

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.