“Shining Inheritance” (Brilliant Legacy) – SBS (2009)

RESUMEN

Go Eun Sung es una chica de buen corazón que tiene todo, una familia feliz y rica. Pero su madrastra Baek Sung Hee al morir su padre le roba todas las propiedades y la fuerza a arreglárselas por sí misma mientras cuida de su hermano autista, Eun Woo, pero de repente este desaparece sin dejar rastro. Cuando la dueña de una empresa de alimentos, Jang Sook Ja, sufre un accidente y no puede recordar quién es, Eun Sung la recoge sin saber que ella es abuela de Sun Woo Hwan, el culpable de que Eun Sung no pudiera ver por última vez a su padre, tras intercambiarse las maletas en el aeropuerto. Por otro lado está su amigo, Park Jun Se, enamorado de ella, y por otra su hermanastra, Seung Mi, enamorada de Sun Woo Hwan desde la juventud.

Resumen extraído de Wiki Drama

NUESTO COMENTARIO

Mientras veía esta novela me preguntaba a menudo qué es lo que tenía de especial para que hubiera alcanzado esos ratings de audiencia estratosféricos. La respuesta más obvia es que, como todos sabemos, lo que nos gusta a los espectadores no está siempre unido ni a la calidad ni a la originalidad, como demuestra el hecho de que la caída vertiginosa de la calidad de las telenovelas latinas no se haya visto acompañada por una igualmente vertiginosa caída de la audiencia. También puede ser una razón que este drama es, de manera evidente, un drama de fin de semana, de esos que ve toda la familia, un drama más que blanco.

No quiero decir con esto que este drama sea malo, de hecho es bastante entretenido, sino que no tiene aparentemente ningún elemento que lo haga destacar de otros diez millones de dramas parecidos.

La historia va de una chica buenísima, buenísima, Go Eun Sung (la actriz es Han Hyo Yoo, la protagonista de “Vals de Primavera“) con un hermano autista pero poco autista, un chico con el que parece relativamente fácil relacionarse. Su padre se casó hace 7 años con una señora, la guapísima Kim Mi Sook, la madre del protagonista en “Golden Bride” que tiene una hija de un matrimonio anterior que se llama Yoo Seung Mi (Moon Chae Won, la protagonista de “The Princess’ Man”). Cuando empieza la acción, Go Eun Sung vuelve a Corea después de haber estado estudiando en los EEUU en un momento en el que la empresa del padre está arruinada. La única que sabe que el padre está arruinado es la madrastra, de la que vemos que llevaba una vida de parásita total comprando joyas (aunque sabe que el marido tiene dificultades económicas) únicamente para darle e las narices a sus contactos y quedar por encima. Cuando el marido le anuncia que están arruinados le monta un pollo tremebundo, no por las razones normales, sino reprochándole que no le ha cumplido la promesa de que ella y su hija nunca volverían a pasar calamidades y cuando el marido le pregunta si ella no tiene nada ahorrado que puedan vender ella le contesta que no, pero los espectadores sabemos que está mintiendo porque saca de un cajón un papel con aspecto oficial que no sabemos lo que es porque nos lo enseñan pero está en coreano. Luego averiguamos que es una escritura.

El padre se coge una borrachera de esas épicas y en medio de la borrachera le atracan y le quitan la cartera y el reloj. El ladrón se va a celebrar la azaña a un bar que explota por un escape de gas, y como lleva la cartera y el reloj del padre, dan al padre por muerto. Cuando el padre se despierta de la borrachera y la paliza, se entera de que le han dado por muerto, y decide seguir estando “muerto” para que la familia cobre su seguro de vida y pueda salir adelante. Lo que el no sabe es que la esposa-madrastra decide que no quiere repartir el dinero con nadie y le dice a sus hijastros Eun Sung y Eun Woo que se piren, haciéndoles cree que no tiene dinero para mantenerles. En cuando los echa a la calle, se traslada de casa (la escritura era de una casa que había comprado sin que el marido lo supiera y había puesto a nombre de su propia hija) y sigue viviendo a lo grande como si tal cosa.

A todo esto, la tal Seung Mi, que tiene de original que es una mala-buena (hace poco encontré a otra así, pero no recuerdo en qué novela), o sea una chica buena que se porta circunstancialmente mal, no está de acuerdo con lo que su madre hace, pero como los coreanos no desobecen a sus padres, no hace nada. Seung Mi es una chica solitaria con un único amigo, un chico rico que se llama Sun Woo Hwan (Lee Seung Gi, el protagonista de “The King 2 Hearts”).

Durante toda la novela, hasta casi el final, no sabemos por qué Seung Mi es tan solitaria, sólo sabemos que su madre es divorciada y que el marido anterior no era muy bueno que digamos, luego sabemos que el marido era un maltratador (aunque creo que eso lo meten casi al final para justificar cómo termina todo). Lo que no se explica para nada es por qué Seung Mi ha mantenido en secreto todo el tiempo que su madre está casada con el padre de Eun Sung hasta el punto de que, como las dos tienen la misma edad y van al mismo colegio y se gradúan el mismo día, Seung Mi no asiste a su propia graduación para que nadie lo sepa. Las razones que nos dan sobre por qué Seung Mi le tiene cierto rencor a Eun Sung es porque el padre de Eun Sung quiere más a su propia hija que a ella son una imbecilidad tal que no sostienen por ningún lado porque, para empezar, si los padres de las chicas se casaron hace 7 años y las chicas tienen ahora 25, por aritmética simple sabemos que tenían nada más y nada menos que 18 años cuando empezaron a ser una familia, por lo que es lógico que el hombre no la quiera igual y es de idiotas esperarlo. Si a eso se añade que parece que el hecho de que el padre de Eun Sung quiera más a sus hijos que a Seung Mi es un pecado pero no lo parece que la madre de Seung Mi no quiera ni pizca a los hijos de su marido (no es que los quiera menos, es que no los quiere nada) entonces es que Seung Mi está atormentada porque sí, porque tiene que estarlo. Aún así, que sepan que está muuuy atormentada.

Dentro de su tormento y soledad, como ya hemos dicho, el único amigo de Seung Mi es el tal Hwan, que es el rey de los maleducados y los bordes, un tipo de personaje que abunda en las telenovelas. La familia de Hwan, formada por su abuela, su madre y su hermana, son ricos porque la abuela tiene una fábrica de sopa de carne muy grande pero de tipo familiar, que en este contexto quiere decir que la abuela salió de la nada literalmente y que conoce a sus mil y pico empleados con sus nombres, apellidos, familia y circunstancias. Como la abuela empezó vendiendo en la calle, en su empresa se suele contratar a gente con problemas económicos, principalmente madres solas (como ella misma cuando empezó). Aunque la abuela es la reina de las abuelas, tanto Hwan como su madre y su hermana son no sólo inútiles y derrochadores y buenos para nada, sino también unos vagos de tomo y lomo que ni estudian, ni trabajan, ni hacen nada de nada de nada de nada ni saben hacerlo. Tres joyas. Eso sí, aunque Hwan no puede ser más sieso, infantil y desagradable, con Seung Mi es buenísimo pero todos vemos que mientras Seung Mi está loca por Hwan (no saben hasta qué punto he acabado harta de tanto oppa por aquí y por allá con tono lastimero), se ve que Hwan quiere a Seung Mi sin más, sin enamoramiento de por medio.

Cuando Eun Sung se encuentra en la calle con su hermano, intenta salir adelante pero como no tiene con quién dejar al chico, todo se le vuelve cuesta arriba hasta que una amiga del colegio, Hye Ri, la ayuda y mientras Eun Sung trabaja de camarera dejan a Eun Woo al cuidado del irresponsable novio de Hye Ri. Una noche en la que Hwan y sus amigos (incluyendo a Seung Mi) van al bar donde trabaja Eun Sung, Hwan le monta un pollo (por un asunto anterior relacionado con una maleta intercambiada en el aeropuerto) y le rompe el teléfono. Esa misma noche, Eun Woo se pierde por culpa del novio de Hye Ri y aunque el chico sabe llamar a su hermana, no la localizan por que su teléfono no funciona y acaban llamando a la madrastra. La madrastra le va a recoger pero cuando ve que, como muchos autistas, el chico se ha aprendido de memoria su matrícula, su teléfono y el nuevo sitio donde vive, y temiendo que se descubra que no ha echado a sus hijastros a la calle porque es pobre sino por no repartir el dinero con ellos, se lleva al chico a otra ciudad y le deja abandonado delante de una puerta donde ella cree que vive no sé quién que le acogerá.

La pobre Eun Sung se vuelve loca buscando a su hermano, totalmente desesperada, y solo la ayudan su amiga Hye Ri y un chico buenísimo que se llama Park Jun Se, que la había conocido el día que ella volvió de los EEUU y que está también relacionado con la familia de Hwan porque su padre es el abogado de la familia y director de la compañía de las sopas. Un día que que está vendiendo cosas en la calle se encuentra con la abuela de Hwan, que no para de pelearse con su familia porque le pone negra lo inútiles que son. La abuela tiene un mareo y se cae por las escaleras, Eun Sung la encuentra, la lleva al hospital y como a consecuencia del accidente la abuela está desorientada y confusa y no sabe quién es, se la lleva a casa y la cuida. Cuando la abuela recobra la memoria, pone a prueba a Eun Sung pero la chica, aunque la regaña cuando hace algo mal, no hace ni el menor intento de librarse de ella y comparte con la abuela lo poco que tiene e incluso, pensando que la abuela no tiene a nadie, hace planes para que, cuando encuentren a Eun Woo, vivan los tres juntos.

Cuando la abuela vuelve a su casa, decide varias cosas: a) Traer a Eun Sung a vivir con ellos. Como la chica no quiere, le dice que a cambio de que se traslade, ella le ayudará a buscar a Eun Woo, b) Le anuncia a su familia que no piensa darles ni un duro y que si quieren tener dinero para sus gastos que trabajen y c) les anuncia también que los va a desheredar y que le deja toda su fortuna a Eun Sung, momento en que se monta la de dios es es cristo.

A todo esto, el padre de Eun Sung busca a su familia para decirles que está vivo, pero como encuentra a la madrastra, ésta le dice que de decir que está vivo ni hablar porque tendrían que devolver el dinero del seguro. También le dice que sus hijos no están en Corea porque se fueron con el dinero del seguro (del que en realidad no les había dado ni un céntimo) a los EEUU. Más tarde hasta le engañan haciéndole creer que Eun Sung no quiere verle.

A partir de aquí, la novela es un capítulo tras otro de: 1.- Escenas en las que Eun Sung y Hwan trabajan juntos y el chico se va volviendo más humano, aunque tarda una barbaridad en que te caiga medio bien. 2.- Escenas en las que la madrastra hace maldades para ocultar que Eun Sung y ella están relacionadas y quitarse a Eun Sung de en medio en la idea equivocada de que basta con que Eun Sung no esté para que Hwan se pueda casar con Seung Mi como si no fuera más importante saber qué quiere Hwan. En la mente de la madre, el obstáculo mayor para el matrimonio es que se enteren de que ella se ha quedado viuda dos veces (en realidad es divorciada y viuda). No lo dicen claramente pero puede ser por eso de que las viudas son malas para emparentar (que es lo que pasaba en “Family Honor“) 3.- Escenas en las que unos y otros conspiran para que Eun Sung no herede (al menos Hwan no conspira ni hace nada malo). 4.- Escenas en las que Seung Mi lucha consigo misma porque le parece mal lo que le hacen a Eun Sung pero coopera con ello porque no puede renunciar a Hwan aunque me pregunto a qué leche renuncia cuando él no está enamorado de ella. 5.- Escenas varias para que sepamos qué pasa con Eun Woo y con el padre.

Por supuesto, al final todo el pastel de las malas se descubre pero el final de la madre y de Seung Mi es bastante benevolente porque de repente es que la señora todo lo ha hecho por su hija y parece que se les olvida que lo primero lo hizo únicamente por avaricia y no una avaricia por tener una vida con las necesidades básicas cubiertas sino la avaricia de seguir viviendo como una señora rica, que tiene delito. Cuando además vemos que la madre es listísima y entiende de negocios una barbaridad es que me quedo perpleja de que haya compartido nada con los hijastros y que además tampoco hiciera nada cuando el padre vivía para ganar dinero en vez de llevar una vida ociosa total. Curiosamente, sin embargo, la única escena en la que lloré como una magdalena es la escenas penúltima entre la madre y la hija en la que Seung Mi perdona a su madre y le pide que no la deje. Digo curiosamente porque hasta entonces la madre me caía como un tiro y no es que después me cayera mejor, pero la escena da muchísima pena por Seung Mi.

Pensando, pensando, si hay alguna cosa en esta novela que no sea igual que otras muchas es justamente el personaje de la abuela, que es lista, trabajadora y justa, un cielo de señora y más en esa familia en la que todo el mundo es tan inútil, tan egoísta y tan vago. La abuela es diferente en lo claro que lo dice todo, en que a diferencia del resto de los personajes de los dramas, para ella los lazos de sangre no están por encima de cualquier cosa y aunque quiera a su familia no está dispuesta a que tengan cosas que no se merecen, y por último, a la abuela le importan un pito las clases sociales y las diferencias económicas y el que vale, vale, tenga dinero o no.

En realidad, en esta novela, la abuela no es la única que dice las cosas clarísimas, porque Eun Sung es también más que directa y los repasos que le pega a Hwan llamándole parásito son de nota. También Jun Se es bueno, directo y lúcido, y es tan bueno, tan guapo, tan recto y generoso, sin ser un babas, que es incomprensible que Eun Sung no se enamore de él, porque ni siquiera cuando Eun Sung se enamora de Hwan Jun Se se vuelve un plasta, sino que acepta con resignación que cuando no te quieren no te quieren y que eso no tiene nada que ver con el hecho de que te lo merezcas o no.

Hwan, sin embargo, es insoportable y arrogante durante casi dos tercios de la novela. El hecho de que tenga ciertos motivos, explicados bastante mal, no hace que te caiga mejor que sea tan estirado y tan infantilmente cazurro. Cuando deja de ser insoportable y arrogante sigue siendo un poco infantil, pero ya se convierte en un chico normal, normal (mientras que Jun Se es una joya). En honor de Hwan diremos que él mismo se da cuenta de que Jun Se es mejor y se siente inseguro por eso, que las “malas” no logran engañarle como a un chino y cuando le cuentan unas milongas horribles sobre Eun Sung él mismo se da cuenta de que no concuerdan con lo que él sabe y no las cree enteramente y por tanto no trata mal a Eun Sung y, por último, cuando se entera de que Seung Mi ha mentido la sigue queriendo y le produce verdadero sufrimiento que ella sufra. También ayuda que de verdad, de verdad, pueda hacer bien poco para ayudar a Eun Sung, excepto estar ahí, y que él mismo sufra porque no puede hacer nada.

LO MEJOR

El hecho de que todos los personajes (menos el padre de Eun Sung) digan lo que tienen que decir cuando lo tienen que decir. Incluso la buenísima Eun Sung, en un momento en que Seung Mi le dice que si pierde a Hwan ella se mata, le contesta que haga lo que le dé la gana y que por qué tiene que importarle a ella que Seung Mi se mate después de que Seung Mi y su madre se han encargado de hacer de todo para dejar claro que no tienen ningún parentesco. También cuando le dice a Hwan que lo único que tiene él es dinero pero que no sirve para nada y que vive del cuento y que no es que ella le haya robado a él su herencia sino que él con su comportamiento la ha perdido. ¡Bravo por Eun Sung!

Cuando digo que el padre de Eun Sung es el único que no dice lo que debe es porque siempre se calla cuando la madrastra le dice que él tiene la culpa de todo por hacerse pasar por muerto y le echa a él la culpa de haberse vuelto así, momento en el que el padre debería contestar que si ella fuera una persona decente el único problema que tendrían es el de devolver el dinero pero todos los demás no. Para más inri, parece que la señora se cree lo de que es culpa del padre, y justifica haber estado sisando del dinero de la casa para comprarle un piso a su hija en el hecho de que Seung Mi era mejor estudiante y sin embargo mandaron al extranjero a Eun Sung. El padre contesta, sin embargo, que mandaron a Eun Sung porque ella iba a tener toda la vida la carga de mantener a su hermano, razón por la que debía estar muy preparada, pero parece que la madrastra no entiende ese razonamiento (que creo que entendemos todos los demás) y sigue erre que erre con lo de que el padre tiene la culpa.

Con mucha diferencia, como ya he dicho, el mejor personaje es la abuela, una persona a la que cualquiera, salvo al parecer su familia, admiraría.

LO PEOR

La familia de Hwan, su hermana y su madre son insoportablemente tontas e inútiles. El caso es que son buenas personas, pero son taaaan tontas. También me parece que dura demasiado el Hwan malo y tarda muchísimo en empezar a ser normal. Aún así, lo peor de esa familia es cómo hablan de lo que harán cuando se muera la abuela incluso estando ella delante oyéndolo. Lo único bueno que tienen es cómo tratan al mayordomo, como si fuera de la familia, o sea, a pesar de ser mimados y caprichosos y en el caso de Hwan ser un arrogante, con el mayordomo son buenísimos.

No me gusta nada lo que le hacen a la abuela, que no cuento, pero es un asco que no se merecía aunque lo que le ocurre esté hoy, por desgracia, dentro de la normalidad.

REPARTO

Han Hyo Joo es Go Eun Sung
Lee Seung Ki es Sun Woo Hwan
Bae Soo Bin es Park Jun Se
Moon Chae Won es Yoo Seung Mi
Kim Mi Sook es Baek Sung Hee (madrastra de Eun Sung y madre de Seung Mi)
Ban Hyo Jung es Jang Sook Ja (abuela de Hwan)
Min Young Won es Lee Hye Ri (amiga de Eun Sung)
Yun Joon Suk es Go Eun Woo
Jung Suk Won es Jin Young Suk (amigo de Hwan)
Han Ye Won es Sun Woo Jung (hermana de Hwan)
Yoo Ji In es Oh Young Ran (madre de Hwan y Jung)
Kim Jae Seung es Lee Hyung Jin
Son Yeo Eun es Jung In Young
Choi Jung Woo es Park Tae Soo (padre de Park Jun Se)
Lee Seung Hyung es Pyo Sung Chul
Jun In Taek es Go Pyung Joong (padre de Eun Sung)
Baek Seung Hyun es el Manager Lee Joon Young
Park Sang Hyun es Park Soo Jae
Tae Hwang es el camarero

Comentarios

  1. A ésta novela en su versión traducida para Latinoamérica le pusieron “Sorpresas del Destino”, yo no la he visto porque para nada me ha llamado la atención, y después de leer el comentario peor jajaja…….yo no sé quién diablos toma la decisión de cual drama van a traducir, pues hasta el momento no ha habido ninguna que valga la pena, bueno a excepción de “La Reina de los Reveses” y “Damo”, pero de ahí ninguna que sea buena, hasta las chinas que han pasado dan una pereza y eso que dicen que son mejores que las coreanas y las japos, en fin, ojalá que este año si traigan buenas porque ya es hora.

    Gracias Marta por el comentario, estuvo buenísimo como siempre =)=)

  2. Desde mi punto de vista es la pareja con menos químcia que he visto hasta ahora, con esto les digo todo.

  3. Arwen, tienes razón, da la impresión de que no hay ninguna complicidad entre ellos. Vi en Youtube que todos los actores participaron en un programa de variedades y parecía que los únicos que se conocían y se tenían confianza eran las dos actrices que hacían de madre y el mayordomo, los actores jóvenes no se parecían conocer en absoluto (aunque Lee Seung Ki es muy natural y gracioso) y en el caso de Moon Chae Won estaba como pez fuera del agua, sin saber qué decir, como si se hubiera fumado algo porque estaba atontada.

  4. 겹다Maggie Kiopda :) dice:

    Por ahí la tengo descargada, creo que en su momento alcancé a ver algo del primer capítulo, pero no la seguí. Igual la dejo ahí por si algún día me da la ventolera y la termino…

  5. Pilucha dice:

    …a ver si hay suerte y hoy me deja escribirrrrr:

    …pues yo la ví hace tiempo,y si te digo la verdad….¡¡ni me acordaba de k iba!!…así me gustó…jajaja

    …y digo como tú,MartaH, no entendí cómo ,la prota,se enamoró del cachetón insoportable y dejó solo al chico maravilla……

    …y bueno..eso de k entre familia y amigos muy cercanos no se conozcan las vicisitudes…..¿será así de verdad en korea? xk vamos…¡¡yo me conozco la vida y milagros de mi familia y amigos!!kizás se me escape algo,no digo k no….pero de ahí a no saber k la madre de tu amiga del alma se ha separado y vuelto a casar y kedado viuda….pues…un poco fuerte ¿no?…..es k estos koreanos no son curiosos???? x k bien k no dejan vivir a las estrellas hallyu!!….no entiendo

    …y bueno,es verdad lo de la quimica….¡¡no tenian ninguna!!
    …y como trataban a la abuela ,osea k…si no hay dinero,no hay cariño??….

    …en fínnn…k es un drama lleno de incongruencias….es verdad k en todos los hay,pero creo k este es uno de los k se lleva la palma…jejeje

    …Gracias,MartaH x el nuevo comentarío

  6. Hola ,este chico como siempre hace el mismo papel tan borde al principio que te preguntas que le ven estas chicas ,aqui encima como dices Marta tarde demasiado en cambiar .
    La vi y la termine por pereza pero ni me acuerdo demasiado de ella .La abuela lo mejor de la serie que lagrimas ,como la trataron no tenian perdon .
    Y ahora lo quieren poner con Suzy de pareja vaya parejita van a formar.

  7. Hola chicas.

    Marta concuerdo contigo en no entender qué le han visto tantas y tantas fans a este dorama. Lo vi porque lo encontré entre los recomendadísimos en varios blogs. A mí lo que más me llama casi siempre es el romance, y aquí estuvo frío, frío. Como dicen la química entre los protagonistas, ausente al puesto.

    Además, tampoco me gustaron cosas del personaje femenino protagonista, como dejar una y otra vez que la madrastra la ninguneara e incluso maltratara.

    En cuanto a la abuela, en opinión recogió lo que sembró. Por qué una persona con la personalidad que aparentemente tiene, educa o permite que eduquen a su nieto de esa manera, para ser un vago sin propósito alguna en la vida. Y luego quiere enmendarlo siendo un adulto lo que debió haber hecho cuando era un niño. Y lo mismo se aplica al resto de la familia. Si no recuerdo mal, la excusa era la lástima porque el nieto había perdido a su padre siendo niño y estaba traumatizado.

    Otro caso de una novela con un rating altísimo y legiones de seguidores (por supuesto salvando las diferencias abismales con esta, no tienen nada que ver), vaya entre las adoradas, es Playful kiss, y yo la odié. Tardé en comenzar a verla porque me temía lo peor, pero quería testar por mí misma qué era lo que la hacía especial para los demás. Y sinceramente, respetando por supuesto el criterio ajeno que ya se sabe que para gusto colores, no logro entender cómo puede gustar una novela en la que la protagonista es todo el tiempo insultada y llamada tonta (aunque realmente lo es claro), a mí me resulta indignante, y luego que el objeto de su deseo se enamorase de ella increíble!!

  8. María Luisa dice:

    Martha gracias por este nuevo comentario. No pude pasar antes por falta de tiempo, pero al fin lo logré. Como siempre me he divertido con el comentario y por todos lo que dices y lo que han escrito las chicas, si no la veo, no me pierdo de nada, lástima por Moon Chae Won que ella me encanta y Lee Seung Ki se me hace simpático.

    Niza a mi me paso lo mismo con Full House, la primera, Goong y con Playful Kiss, me enojaba que las protas se hubieran enamorado de esos cafres, que muy guapos pueden ser, pero que las traten de “cabezas de pollo” y otras lindezas, no sé como las podía enamorar eso.

    Saludos.

  9. A mí me encantó. Tienen que verlo para opinar bien 😉

Tu comentario