«Siyah Beyaz Aşk» (Amor en blanco y negro» – Kanal D (2017-2018)

RESUMEN

Ferhat es un asesino a sueldo que trabaja para su tío. Aslı es una médico joven e idealista. Un día, sus caminos se cruzaron de la manera más inesperada, Aslı se ve obligada a operar a un hombre al que Ferhat había disparado. Con el tiempo, estas dos personas opuestas se acercarán entre sí. Sin embargo, el estilo de vida de Ferhat es demasiado oscuro.

Nº de episodios: 32 (2 horas y media c/u aprox)

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

Recuerdo bien las causas por las que dejé de ver telenovelas, después de años y años de fidelidad al género, hace ya unos 10 años.

Siempre había defendido, ante todos los detractores del género, que aunque el 99% de las telenovelas fueran bazofia pura, que lo eran, había un 1% (seré generosa y admitiré que quizá fuera el 2%) de historias que valían muchísimo la pena, que en ese 1% ó 2% la historia, los personajes, algo quizá indefinible te hacía sentir emoción de la buena y te permitían mirarte al espejo y no sentir vergüenza de ti misma por ver semejante cosa.

Sin embargo, algo fue cambiando en el género hasta hacerlo, para mí, irrecuperable, las tramas, que siempre habían sido estereotipadas y un poco repetitivas, desaparecieron y fueron sustituidas por acumulaciones y amontonamientos de sucesos y tramas que no podían o no tener relación con la trama principal, algo que siempre me ha aburrido de muerte, con personajes planos y de cartón piedra, con relaciones simples en las que no hablan de nada significativo, y actores mucho más guapos pero, en demasiadas ocasiones, actores mediocres.

Creo que en mi ánimo también influyó que la última telenovela que vi, «La Hija del Mariachi, fue tan, pero tan buena, lo pasé tan bien viéndola, me asombré tantas veces mientras la veía de lo original del argumento de la profundidad de la construcción de los personajes, la frescura de los diálogos…me emocionó tanto todo lo que vi que ya no podía encontrar nada que se asemejara y alcanzara un nivel semejante y tiré la toalla.

Después de «La Hija» creo que ya solo disfruté un poco con «Un marido para Estela», pero aunque la pareja protagonista me gustó bastante durante 3/4 de la novela, el resto de las tramas secundarias fueron como todas las de la época y las que he medio visto desde entonces.

Sin nada que llevarme a la boca, me encontré gracias a las lectoras del Todotnv con el filón de las series coreanas, que llevo ya 10 años disfrutando, aunque últimamente también esté inmersa en una crisis de entretenimiento de la que tengo fe en que me recuperaré.

La razón de mi fe está en que, aunque últimamente nada de lo que veo me emociona, y a veces ni siquiera me entretiene, los dramas coreanos no han cruzado todavía, en mi opinión, esa línea sin retorno que cruzaron hace tiempo las telenovelas: Las historias siguen siendo cortas, con pocas tramas, los actores siguen siendo buenos y, aunque a veces a no lo consigan, la construcción de buenos personajes sigue siendo algo que los guionistas coreanos intentan, unas veces con más éxito que en otras.

Toda esta, probablemente tediosa, introducción es para decirles que, Siyah Beyaz Aşk, «Amor en Blanco y Negro», es una telenovela, drama, serie o lo que quieran llamarle, con la que he vuelto a pasarlo pipa y a disfrutar viéndola como hacía tiempo que no disfrutaba.

Hasta el momento, solo he visto 3 novelas turcas, «Kara Para Aşk» emitida en España con el título «Amor de contrabando», de la que vi la primera mitad, que me pareció estupenda, pero luego me aburrí; «Dolunay«, que he visto entera pero dándole al avance rápido durante al menos el 50% del metraje porque las tramas secundarias son insufribles, pero la historia principal me gustó mucho, y «Siyah Beyaz Aşk» que ya he visto entera, sin atajos.

Aunque las series turcas tienen, en general, el mismo defecto de las tramas secundarias, que tanto me aburre y me disgusta (lo que está pasando con Erkenci Kus es un ejemplo de sobreabundancia insoportable de tramas), tienen la virtud de que, en la trama principal (en las secundarias no lo sé porque la mayoría de las veces no las veo) la construcción de los personajes es excepcionalmente buena, y la actuación también.

Esta estupenda construcción de los personajes alcanza su máxima expresión en «Amor en Blanco y Negro», donde los dos personajes principales Asli y Ferhat son complejos, originales, y profundos. La relación que se establece entre ambos es hipnótica, con una mujer lista y perceptiva, intentando interpretar los gestos, las intenciones, los sentimientos, las contradicciones, los impulsos, la rabia, la amargura, de un hombre que apenas habla y que se siente tan solo, tan incomprendido, tan atrapado, que ha olvidado cómo comunicarse y hasta cómo querer lo que quiere.

Con otros diálogos, con otras interacciones, el personaje de Ferhat sería únicamente un horror, un machista, dominante y colérico. La existencia de esos flash backs en los que se ve su pasado, su niñez, percibida por él como idílica, no entenderíamos cómo ha llegado a ser así, por amor, por afán de protección y por falta de alguien que le protegiera a él cuando lo necesitó.

Pero si la existencia de flash backs nos da pistas sobre un personaje tan hermético, la que te abre la puerta, no solo al personaje de Ferhat, sino a la razón del amor que siente por él es Asli, porque Asli ve en Ferhat algo más que está ahí, pero solo ella ve. La forma en la que le habla, con diálogos en los que los personajes no solo hablan sino que dicen cosas, sus peleas, el tira y afloja que mantienen, es apasionante. Porque la liberación de Ferhat de las cadenas que le atan no es lineal, sino con avances y retrocesos. Ante cualquier contratiempo, Ferhat se retrae y vuelve a ser el que era, una persona que a él mismo no le gusta, pero un personaje en el que se encuentra cómodo, aunque sea por costumbre.

El resto de las tramas, casi todas relacionadas, también está bien, principalmente porque son pocas y en general bien llevadas, aunque a casi todas, excepto la de la madre Yeter, les falte un hervor y se queden un poco desdibujadas e incompletas. A mí particularmente me chirría un poco cómo presentan el personaje de Namik Emirhan, porque supuestamente es malísimo, pero salvo ocasiones muy contadas, lo que parece es que las mujeres de su casa le hacen la vida imposible y él las aguanta con una paciencia de santo. No voy a defender que hace o decide sobre la vida y la muerte con una facilidad mafiosa, que es lo que es, pero en el resto de su vida aguanta que todo el mundo le grite, en especial Ferhat, y él no hace nada especialmente malo (excepto querer matar a Asli, por lo que eso de que no es especialmente malo es relativo, en el entorno de la novela). Quizá el problema esté en que no quieren enseñarnos muy bien sus negocios turbios y el papel que ha desempeñado Ferhat en esos negocios, precisamente para que creamos y aceptemos que Ferhat tiene salvación y que su final lógico y justo debiera ser la cárcel.

En la primera parte, se plantea un misterio, el de quién es la verdadera hija de Yahin Çigal, que insinúan que puede ser Hülya, para luego abandonar totalmente ese tema y que Hülya tenga una familia, aunque parece que lleva en esa casa desde que era pequeña . En la segunda mitad las tramas secundarias flojean un poco más, con dos líneas argumentales, una de ellas, la de Azad y Ayhan, que debiera haber tenido más recorrido pero se cargan a la mitad dejando parte del misterio sin resolver y otra absurda de todo punto, la de la sobrina chiflada de Asli, un personaje tonto a más no poder que ponen ahí solo para ponerles palitos en las ruedas a los personajes, pero cuya coherencia interna falla estrepitosamente.

El final es ligeramente precipitado y no llegamos a saber si los personajes se enteran de qué ha pasado con la sobrina, o con Idil, o el papel de la sobrina en lo que le pasa a Cem Çınar, pero todo eso es secundario, porque si echan de menos las historias de amor verdaderamente emocionantes, si echan de menos estar encanchada con una historia hasta desear que no se acabe, si les gustan las novelas en las que necesitas ver las escenas varias veces para no perderte ni un detalle, si les gustan las historias en las que ves a los personajes evolucionar ante tus ojos…no se pierdan Siyah Beyaz Aşk

REPARTO

Comentarios

  1. Maria isabel dice:

    Yo la he visto y me ha encantado pero me hs dejado a medias porque deberia de seguir para ver el cambio de ferthat con su hijo y asli nos han dejado con la miel en los labios una de las mejores telenovelas me gustarian que la volvieran a echar gracias

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.