«Vampire Prosecutor Temporada 2» – OCN (2012)

Vampire Prosecutor

RESUMEN

Seguimos con los personajes de la primera parte, el fiscal Min Tae Yeon esn un vampiro, y su equipo, la fiscal Yoo Jung In, el policía Hwang Soon Bum que es el único que sabe que Min Te Yoon es un vampiro y Choi Dong Ma un chico que no sé exactamente que es, pero que parece ser parte del apoyo técnico pero que no es parte de la policía y sino un empleado temporal. A este equipo se une ahora un forense, el Dr Jo, y una nueva jefa, ya que el jefe de la temporada 1 se descubrió que era también un vampiro y que era el que tenía escondida a la terrible hermanita de Tae Yeon que se comía a todo lo que le ponían por delante.

En esta segunda parte los casos se siguen intercalando con la investigación de si el antiguo jefe y la hermana murieron cuando escaparon y con la antigua investigación de quién era el que asesinaba a todo el mundo.

NUESTRO COMENTARIO.

Teniendo en cuenta que a mí la providencia no me ha dotado precisamente de mucha paciencia, no sé qué hago viendo una serie que todavía está en emisión. No entiendo cómo la gente puede esperar años para saber qué cuernos pasa con los personajes en una historia. Ya los finales abiertos me parecen agotadores, pero al menos en los finales abiertos yo los termino en mi cabeza como me da la gana, pero los finales abiertos que siguen y siguen año tras año como la película esa del día de la marmota son como el suplicio de Tántalo. Como no tenía suficiente con la primera temporada de «Vampire Prosecutor«, me puse a ver la segunda temporada. En mi disculpa diré que es que creí que con la segunda temporada se terminaba todo, pero qué va, el final vuelve a quedar abierto, pero no abierto abierto, sino abierto a una tercera temporada. ¡Maldita sea! Y ahora ya estoy enganchada, como no terminen todo en la tercera temporada me los cargo.

Y no es que los personajes enganchen mucho, porque esta serie tiene interés por el argumento en sí pero no te terminas de encariñar del todo con los personajes porque no los llegas a conocer del todo. Aquí lo que engancha es el misterio. En esta segunda parte han dejado un poco más de lado los casos que el equipo investiga y han empezado a explicar de dónde sale toda esta historia de los vampiros, qué o quiénes son y cuál es la cadena de acontecimientos que los ha traido hasta aquí, y lo cuentan lo suficientemente bien, mezclando temas científicos y mágicos (la magia está en la energía y en los poderes vampíricos) con la suficiente lógica como para que resulte creíble y no una paparrucha, así que me he divertido más en esta segunda parte que en la primera, aunque sigo sin ver eso tan maravilloso de lo que hablan los entendidos. Debe ser que no entiendo de «Arte» con mayúsculas.

Como soy simple, preferiría que en vez de mover las cámaras como el botafumeiro de la catedral de Santiago de Compostela, que afortunadamente en esta segunda parte ya no es tan exagerado el meneito, hicieran que los policías no fueran tan tontos en múltiples ocasiones, sobre todo la fiscal Yoo Jung In, que es que siempre va sola a todos los sitios a investigar en mitad de la noche, como todas las mujeres tontas protagonistas de películas de horror de los televidentes que nos vemos en la necesidad de gritarle a la pantalla. En general yo tenía entendido que los policías van siempre en parejas exactamente por esa razón, para que siempre se presten ayuda uno a otro. En esta serie, donde se saltan siempre los procedimientos policiales a la torera, los policías siempre van solos, y siempre van fuera de cualquier horario laboral conocido, y nunca jamás les dicen a los otros a dónde van. Esas triquiñuelas para meter miedo al espectador son un poco así como de andar por casa. Es como esa película «Seven» que yo nunca entendía por qué no le daban al interruptor de la luz y andaban siempre con linternas. Con lo estupenda que es la luz eléctrica.

Aquí el botafumeiro para los que no sepan de qué hablo.

Con la fiscal es que yo tengo un problema especial, como ya apuntaba en el comentario de la Temporada 1, y es que está interpretada por la actriz Lee Young Ah, la de Golden Bride. Aquella vez, en la que yo debía estar de mejor humor, decía que es que la actriz era un poco simiesca y que no me acababa de gustar, lo que, leído con mi humor actual es un comentario benévolo. Con mi humor actual diré que la actriz me parece feísima y que en la distancia que hay entre su nariz y su labio de arriba se podría correr en Paris-Dakar. No se sabe si es por esa distancia desértica pero hace unas muecas difíciles de interpretar por lo que uno no sabe cuándo se rie. O a lo mejor no se está riendo y está intentando expresar alguna otra emoción insonsadable. Quiero decir que además de fea actúa muy mal.

A eso se une que el personaje es idiota, me pone nerviosa, me parece una pesada y estoy deseando que se la carguen y la quiten de enmedio. Ya sé que el personaje hace todo el tiempo lo que le da gana porque se lo han escrito así, y que el personaje es idiota porque se lo han escrito así, pero me da igual, me parece idiota, que traigan otra. Si hay una ventaja en las series es esa, que a medio camino se pueden cargar un personaje y escribir otro y al protagonista le da lo mismo. Incluso si quieren pueden traer otra actriz que haga el mismo personaje y chin pum. A ver si alguien me hace caso y tengo suerte.

Pues a lo que íbamos. En esta segunda parte han manejado bastante bien el misterio de los orígenes vampíricos y ha habido bastantes peleas, cosa que los coreanos manejan bien (ya podía aprender la televisión española y rodar mejor las escenas de lucha de «Isabel» que son una pena). Cuando nuestro fiscal se lía a mamporros da gusto verle, y hay varias escenas de esas.

Total, que esta segunda parte para mi gusto es más recomendable que la primera parte…si no fuera porque parece que tiene que haber una tercera parte que nos explique qué ha pasado al final de esta segunda.

LO MEJOR

Que nunca cuentan las cosas de forma lineal, sino que cuentan un poco aquí, y un poco allá, y te vas haciendo un poco el rompecabezas.

LO PEOR

Pues lo que suelen tener todas las series, que el argumento puede que sea interesante pero a los personajes les suele faltar bastante miga. Nada que ver con los dramas, en los que la construcción de los personajes está mucho más trabajada (y ya se adivina qué es lo que prefiero yo ¿no?)

REPARTO

Yun Jung Hoon – Min Tae Yeon
Lee Young Ah – Yoo Jung In
Kim Soo Hyun – Yoo Jung In niña
Lee Won Jong – Hwang Soon Bum
Lee Kyoung Young- Forense Jo Jung Hyung
Kim Joo Young – Choi Dong Ma
Kwon Hyun-Sang – (Mala sangre)
Kong Jung-Hwan – Park Hoon
Kim Ji-Young – Ji-Ae
Yuriko Yoshitaka – Runa (shaman japonesa – ep.2,9)
Park Jae Hoon – camarero misterioso de la primera parte
Kim Ye Jin – Soo Hee
Song Ji-Hyun – Oh Min-Young
Seo Soo-Min – Jo Hye-In
Kim Moon-Ho – Lee Joon-Sung
Kim Eung Soo – Yoo Won Kook
Jeon Hee-Soo – Bae Ji-Yeon
Hong Seok-Cheon – Gabriel Jang
Han Seol-A – Han Mi-Na
Shim Yi-Young – actriz
Kim Hyun-Suk – Lee Young-Ae
Yoo Hyung-Gwan – Yoo Hyung-Gwan
Yoon Seo-Hyun – Yoon Seo-Hyun
Jung Ji-Soon – Jung Ji-Soon
Im Seo-Yeon – Byun Ji-Won

Cameos

Jung Hwan – Park Hoon (ep 1, 10)
Choi Yong Min – Presidente Gum (ep 1, 2)
Song Min Jung – Seo Ji Yeon (ep 2)
Seo Woo Jin as Oh Min Ho (ep 3)
Choi Min (최민) – Nam Gun Wook (ep 4)
Jang Young Nam – Yoon Ji Hee (ep 4, 8, 11)
Jo Jung Eun – Park Hyun Joo (ep 5)
Kim Ye Ryung – Madre de Hyun Joo’s (ep 5)
Yoon Gi Won as Choi Wook (ep 7)
Jung Da Hye (정다혜) – Yoon Se Hwa (ep 8)
Jung Ui Chul – Min Jung Woo (ep 8)
Lee Jong Hyuk – Fiscal Jin (ep 8)
Kim Hyun Sung – Lee Jung Moon (ep 12)
Kim Hyo Sun

Comentarios

  1. Maggie Bee dice:

    ¡Ay Marta! Me hiciste reír con la que le repartiste a la ex bride. Curioso resulta como cierta gente nos levanta o bien el nivel de endorfinas o como sea que se llame la hormona que provoca lo contrario. Le busqué el nombre por donde no estaba y no la hallé. En fin, que a ti te pasa con ella lo que a mi con el de Incarnation; a Eugene la dejaré un poco en paz que llevo siglos sin verla y como dice el dicho ‘ojos que no ven…’

    Sobre lo del recurso de la soledad para insuflar de miedo al televidente, ajá. Recuso manido; pero efectivo si lo que hay detrás tiene enjundia. En cambio, no te alcanzas a imaginar lo absurdo que resulta cuando se nota que se metieron en camisa de once varas y no tienen tema para seguir adelante. Descamisan al guapo de turno y lo ponen a lucir tableta mientras suena toda, en su integridad, la canción de la artista que hayan contratado…36 capítulos de los cuales ya han corrido 18 y ya van 3 donde a Lee Sang Woo lo ponen a penar por las esquinas en ese plan. ¡Venga, hagamos videos musicales de relleno! Deben pensar…

    A mí, el hecho que haya exceso mundial de temas vampíricos ya me colmó el vaso, y como por mis clases he tenido que empaparme de mucho tema paranormal porque las chiquillas de 15 ya no se enamoran de Darcys ni Rochesters ni Juanes del Diablo sino de zombies, vampiros, magos, brujos, elfos y duendes (¡ay! es que el zombie de ‘warm bodies es taaaaaan cuquiiiiiiiiiii!) me resulto ser la ristra de ajos para alejarme de esta serie en concreto; más si encima adoptaron el formato gringo que dejar el tema abierto para seguir dando cucharadas año tras año, pues menos. De hecho uno de los factores por los que abracé con fervor los dramas fue por su concepto de 16/20 caps con final cerrado. Aunque reconozco que de mi gusto por las formas de hacer latinas dejó pozo y no le hago ascos ni a las de 50, por mucho que en las de 50 les de por dejar volar la vena majareta. En fin, que ya te veo, quedándote sin uñas mientras esperas la tercera entrega.

  2. Como el mundo es muy injusto y la cultura norteamericana ha colonizado el mundo, se lo merezca o no, hay que decir que en Vampire Prosecutor, a diferencia de los gilipollescos vampiros de opereta de las recientes series norteamericana (digamos mejor estadounidense), donde parece que ser vampiro es la caña, en esta serie ser vampiro es un asco, una faena y una condena, algo que te aleja de la gente y que no le desarías ni a tu peor enemigo.

    Con esto quiero decir que incluso en esta serie que no es nada del otro mundo, las series norteamericanas se llevarán la fama, pero una serie coreana modesta es mejor que mucho de lo que viene de los EEUU. Vampire Prosecutor sigue la estela de los EEUU en el hecho de que es de vampiros, pero no sigue la moda, sino que innova en eso, aquí el vampiro es un pobre chico más solo que la una y que si pudiera no lo sería, y no se considera nada chic, ni guay.

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.