“Waking love up” – CST, Anhui TV (2012-2013)

Waking Love Up Roy Qiu

RESUMEN

Lui Xiao Bei es una chica que vive junto a su madre y hermano en una aldea llamada Tao Li, es una persona muy alegre la cual ha decidido entrar en una competencia para ser la princesa de la corporacion Hao Li. La competencia dará de premio dinero, este dinero le será de ayuda para comprar un piano, que ha anhelado obtener para sí, pero no solo eso, ella sueña con tener un príncipe a su lado. Al principio de conocer al director Ji Ru Feng, ella siente que él es su príncipe. Sin embargo, debido a un accidente, ella se enamora del director general de una gran empresa, interpretado por Roy Qiu, que había perdido sus recuerdos. Cuando recupera su memoria, los dos se enfrentan a retos tanto en el amor como en los negocios, y deben trabajar juntos para salvarse a sí mismos y a sus hogares.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 40

NUESTRO COMENTARIO

Cuando ya empezaba a creer que mi estómago lo aguantaba todo, me he topado con este drama y a 15 capítulos del final me declaro incapaz de seguir viendo semejante engendro. Los taiwaneses han acabado conmigo. Para que luego digan del “peligro amarillo”, madre mía qué horror. Ni siquiera la presencia de Roy Qiu y sus pestañas me pueden convencer de seguir viendo esto.

Creo que ya antes había comentado en algún sitio que no solo la protagonista, sino todos los personajes de este drama tenían un grado superlativo de tontería. Quiero creer que es que este tipo de personajes le hacen gracia a alguien.

Historia diezmillonésima de chica pobre que entra en conflicto con una corporación dirigida por el chico rico. En este caso, la corporación quiere construir un hotel o uno de esos complejos turísticos, por supuesto de lujo, justo donde está situado el pueblo de la chica, el sitio donde habitan todos esos personajes supuestamente tan graciosos.

Nuestro chico Xian Tian Qi, se crió desde pequeño con un chico, Ji Ru Fong, y una chica, Mu Zhi Qing. La chica trabaja en el mismo hotel como Directora de Marketing y Comunicación y es, además de amiga de la infancia, su novia. Ella parece enamorada hasta el tuétano aunque él sea más que seco, un arenque de seco, con ella. El segundo chico Ji Ru Fong no trabaja en el grupo porque es un actor (o algo artístico) famoso. Él sí que bebe los vientos por Mu Zhi Qing aunque ella no le mire a la cara. A pesar de decir que se han criado como hermanos, Ji Ru Fong hace todo lo posible por quitarle la novia al hermano postizo, lo que supuestamente no debe parecernos mal porque después de todo Tian Qi va a terminar la novela casado con otra, cosa que sabemos los espectadores pero los personajes, por supuesto, no.

En éstas llega a escena Liu Xiao Bei una pueblerina supremamente paleta pero que tiene un gran corazón. Estoy hasta las narices de las heroínas de buen corazón y cerebro de gallina, lo confieso. Y aunque luego mejora un poco Liu Xiao Bei se pasa unos 5 capítulos siendo tan tonta que dan ganar de ejercer con ella la eutanasia activa.

Unos malandros atacan a Tian Qi por una lucha interna en los negocios del hotel y él se cae al mar y le dan por muerto, ante la desesperación de su familia y su novia, pero no de su “hermano” que aunque es uno de los personajes buenos inmaculados no tarda ni medio minuto en hacer un “approach” a ver si conquista a Mu Zhi Qing.

Pero Tian Qi no está muerto, sino que Liu Xiao Bei se le encuentra y en una escena de vergüenza ajena le pega un empujón con tal suerte que él se golpea la cabeza y pierde la memoria. Aunque Liu Xiao Bei ya se le había encontrado varias veces, resulta que es que ella no sabía quién era él y eso le impide ir a preguntar en los sitos donde le vio por si alguien le conoce y sabe si tiene familia y quién es esa familia. Liu Xiao Bei no hace nada, como tampoco hace nada el jefe del poblado que sí que sabe quién es Tian Qi.

Mientras tiene la memoria perdida, como Tian Qi es listísimo, ayuda a los del pueblo a enfrentarse a su propia compañía y también se integra en el pueblo hasta enamorarse de Liu Xiao Bei. Más tarde, la familia le encuentra pero él no la recuerda y no quiera volver, hasta que se pega otro porrazo en la cabeza y vuelve a ser el que era, seco y frío, olvidando lo que ha vivido desde el último golpe. Este tipo de amnesias selectivas de los dramas me alucinan.

Liu Xiao Bei y Tian Qi vuelven a ser enemigos, aunque Tian Qi da muestras de debilidad por Xiao Bei y está dispuesto a dar una oportunidad a ese pueblo de retrasados a ver si son capaces de poner en marcha algún negocio que resulte rentable. A la quinta vez que los del pueblo vuelven a meter la pata o la misma Liu Xiao Bei ocasiona una catástrofe de pura idiocia me rendí.

Pero no solo es que haya un pueblo habitado por débiles mentales que no paran de dar gritos y que la protagonista supere otro grado de la escala Richter de las protagonistas patosas, inútiles y tontas del haba, es que todo lo demás de la trama es igual de malo. Para que se hagan una idea, la razón por la que Mu Zhi Qing decidió amar a Tian Qi hasta la muerte es que cree que, cuando los dos eran diminutos, la salvó de morir ahogada en una botija, pero resulta que no fue Tian Qi quien la salvo, sino Ji Ru Feng. Que una persona crea que esa acción es base suficiente para un matrimonio, cuando además eres consciente de que el Tian Qi adulto no te presta atención y no entiende nada de lo que te pasa, no sé de qué es muestra, pero de inteligencia no. Li Ru Feng que oye esto, después de haber conspirado para que ella le quiere, va y no le dice la verdad, no fuera que terminado el conflicto tuvieran que terminar con esta historia descerebrada.

Y si en el guión se han debido gastar como mucho, 10 céntimos de Euro, ya que les digo del vestuario. Creo que en algún momento hablamos de los vestuarios horribles de algunos dramas coreanos, me parece que cuando vimos You are beautiful, que a mí me parecía el nivel superlativo de la horrorosidad, retiro en este momento todo lo que dije entonces: el vestuario de este drama es lo más feo que he visto en mucho tiempo.

La protagonista va vestida de ropa sacada de un contenedor, lo que podría tener un pase porque es pobre, pero es que lleva unas cosas tan feas, como unos calentadores de brazos o de piernas pero con faldas, qué feo rediez. Pero aunque el vestuario de la protagonista sea horrendo, el que se lleva el premio al vestuario monstruoso, sin embargo, es Li Ru Feng que supuestamente va vestido de chico rico y famoso totalmente a la moda. Les aseguro que su ropa es indescriptible, desde los pantalones a las camisas, pasando por los accesorios. Una pesadilla.

Nuestro protagonista todavía tiene un pase, porque cuando es pobre lleva vaqueros (jeans) y cuando es rico lleva traje, algunos de ellos bien feos. El peor problema son los cuellos de las camisas, que parece que le ahorcan, y unas corbatas que parece que lleva colgada la lengua de una vaca.

En medio de ese atentado al buen gusto, en el hotel de los ricos organizan un baile de disfraces ante cuya visión todavía me estoy recuperando de un ataque de delirium tremens sin haber probado ni gota del alcohol. ¡Qué vestidos, qué peinados con toneladas de laca, qué mascaras! Y lo peor de lo peor, ¡qué bailes se marcan! ¿quién es el documentalista de este drama que me lo cargo! ¡Pero qué demonios de investigación ha hecho para que alguien se crea que en los bailes de gala lujosos la gente baila de esa manera?

Lo único bueno aquí es lo mono que es Roy Qiu, pero aunque haya jurado seguirle desde que le vi en “Easy fortune happy life” lo mismo que a Lang Chen Long, con todo el dolor de mi corazón, tengo que serle infiel para poder conservar mi salud mental.

¡Hasta la próxima Roy!

REPARTO

Roy Qiu como Xiang Tian Qi
Tang Yan como Liu Xiao Bei
Qi Wei como Mu Zhi Qing
Jeremy Tsui como Ji Ru Feng
Wen James como Qiu Yan

Comentarios

  1. Morí con el comentario “dan ganas de ejercer con ella la eutanasia activa”. XD De Roy Qiu vi Marry Me, or Not? y lo encontré guapísimo. Las novelas taiwanesas son raras, se pasan de tontas, aún así la tonta soy yo porque las sigo viendo.
    Gracias Marta!

  2. Marta, toda mi admiración por tragarte aunque sea un par de capítulos de eso que cuentas, otra que no veré, pero desde aquí ¡Fighting! en tu navegar por las aguas taiwanesas que tantos mareos nos producen 😉

  3. Anda! cuando lo mencionas, y varias veces, no sabia de que actor se trataba… pero yo también vi Marry me or not! jaja Guapo si es, pero no dejó una gran impresión en mi! Pero esto de empezar dramas taiwaneses solamente por el chico guapo si que me ha pasado, y no me merece la pena. La última vez prometí fijarme bien en la sinopsis y en otras cosas!! jajaja Aunque con estas taiwanesas no sé si alguna vez tendremos suerte!! todas acostumbran a ser igual de malas!! 🙁

    • La verdad es que hay algo raro en lo malas que son. No entiendo muy bien cómo es que están hechas con tan pocos medios, comparadas con las coreanas, cuando el público objetivo de una historia en la que hablan en chino es mucho mayor que en una en la que hablan coreano. Sin embargo los coreanos tienen una industria poderosísima y los dramas están producidos de maravilla, cuando en las chinas (de China y Taiwan) ni siquiera son capaces de tener sonido directo y todo está doblado.

      De verdad, el vestuario de aquí es de obra de teatro de instituto de la Tombuctú o de Mongolia.

  4. Chinas solo he visto Love Me if You Dare y taiwanesa Marry Me or Not. La experiencia no fue mala. (Una mejor que otra.) Ninguno parecía estar hecho con poco presupuesto. Ambos tenían chicos guapos. Y la ropa y maquillaje me pareció mejor que la mayoría de los dramas coreanos. Pero no he repetido la experiencia. En un momento lo intenté con varias chinas históricas, pero como es tan problemático conseguir los subtítulos desistí. A las taiwanesas no les sigo el rastro. Donde quiera que me meto no hago más que leer de su mala fama. Eso no me anima nada.

    Gracias por el comentario! De algo malo, te salió una entrada muy divertida.

  5. Maggie Bee dice:

    A mí me pasó con Return to 1989. ¡Válgame! Si me resultó infumable. Aguanté haciendo de tripas corazón hasta que el protagonista (que no está mal, he de dejarlo clarito) en 1989 se compró una sudadera o hoodie de Hollister. No especificaron tampoco que hubiera ido de compras en un santiamén a la primera década del 2000…no. Simple y llanamente Hollister ya vendía en Taipei cuando en la isla todavía no tenían tarjetas de crédito; que eso si lo dejaron claro. Y como actúan como pegote y tienen la comparsa de payasos sempiterna que más que risa dan reconcomio…pues la dejé sin despecho.

    • “actúan como pegote y tienen la comparsa de payasos sempiterna que más que risa dan reconcomio…” jajjaja qué es esto? xD!! No sé si estamos pensando en lo mismo… Pero en todo drama taiwanés salen unos padres horribles, no por lo malvados, si no por lo terriblemente cómicos que intentan ser, y que no lo consiguen. Ya estoy a un punto, en que me espantan las familias taiwanesas!! jaja
      En fin, las cosas que hay que ver… Van de mal en peor!! Pero ellos están encantados… le debe haber ido bien con este drama, porque vi que va a tener una secuela! No lo entiendo, porque con esos actores planos, y esa tontería infumable que son.

Tu comentario