«Where Stars Land» – SBS (2018)

Where Stars Land

RESUMEN

Un melodrama humano sobre un hombre y una mujer que se encuentran en el Aeropuerto de Incheon de Seúl y sanan lentamente sus heridas emocionales através de la música, la comida y la gente.

Lee Soo Yeon se graduó en el prestigioso KAIST (Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea). Comienza a trabajar en el Aeropuerto Internacional de Incheon y se propone una meta de seis meses para acostumbrarse a trabajar allí. Lee Soo Yeon es un hombre misterioso que mantiene a las personas a distancia.

Allí, conoce a Han Yeo Reum. Ella es una nueva empleada en el equipo de servicio al pasajero. Ella quiere ser una perfeccionista, pero su realidad es un poco diferente. Ella comete muchos errores.

Resumen extraído de Wiki Drama

Nº de episodios: 32 de 35′

NUESTRO COMENTARIO

ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS

En la recapitulación de 2018 de la semana pasada ya anticipé que, aunque todavía me quedaba por terminar mi último drama del año, no preveía que fuera a ser un drama especialmente memorable, y así ha sido: Where stars land es otro de los dramas insulsos que han abundado este año.

Empiezo y no termino enunciando la cantidad de elementos sin gracia que componen esta historia, algunas porque no tenían gracia desde su concepción inicial, y otras porque podrían haberla tenido pero se han quedado en nada.

Como es costumbre, el resumen del argumento dice cosas que son verdad pero que no tienen nada que ver con el argumento. Como se sabe desde casi el principio, Lee Seo Yeon tiene un misterio, que pronto se averigua que es una discapacidad que remedia con unos artefactos tipo «Robocop» que, enchufados a su pierna y brazo derechos, le permiten vivir con normalidad.

Si alguien pensaba que la trama iba a ir del misterio de sus artefactos, que le confieren una fuerza sobrenatural, se va a quedar con un palmo de narices, porque el drama no va de eso. Podríamos decir que el drama va de que Lee Seo Yeon no quiere ser un discapacitado, cosa que entiende cualquiera, y se resiste a quitarse los archiperres, aunque si no se los quita le puede quitar la vida…pero tampoco va de eso. Lo peor de lo peor de este drama es que hay una parte muy importante de lo que horroriza a Lee Seo Yeon de su discapacidad, que es cómo le mira y le trata la gente cuando va por la calle en la silla de ruedas.

Da la impresión, aunque no me hagan mucho caso porque puede ser una licencia literaria de este drama, de que en Corea cualquier tipo de discapacidad es considerada como un castigo cuasi divino que te cae encima por algo horrible que has hecho en tu vida anterior. Si no, no se explica las miradas y los comentarios en voz baja de la gente (o en voz alta), cuando ven a alguien con cualquier tipo de limitación, lo que lleva a Lee Seo Yeon a ocultar por todos los medios que le pasa algo y que usa unos soportes conectados a sus terminaciones nerviosas para poder moverse.

Esas miradas y esos comentarios, que puede que existan o no en la realidad coreana, podrían haberse quedado en una muestra suprema de idiocia, ignorancia y paletería, si no fuera por el trato criminal que le dan a Lee Seo Yeon cuando se descubre que tiene una discapacidad, pero resulta que no se le nota: las caras de sospecha porque no sea un discapacitado como dios manda y se atreva a parecer que no le pasa nada, los atentados laborales a su intimidad, las amenazas y la presión para que dimita con la excusa de que los soportes pueden afectar a la seguridad del aeropuerto, teniendo en cuenta que Lee Seo Yeon trabaja a kilómetros de cualquier aparato que pueda afectar a la seguridad de los aviones… Todas las vueltas del guión para obligar a Lee Seo Yeon a que exhiba sus deficiencias como si fuera un mono de feria, todas esas justificaciones mojigatas, tanto a favor como en contra, de verdad apestan.

Por alguna razón, a los coreanos les encanta el aeropuerto de Seúl, en Incheon, y éste es el segundo drama que he visto sobre la vida en el aeropuerto, «Air city» y éste, y los dos sufren del mismo mal, los episodios de tensión son una bobada y no paran de salir personajes que son de relleno. En este caso, además, hay varios personajes que parece que van a ser algo, como la jefa Yang Seo Koon, que se queda en nada, te dan unos detalles aquí o allá, y una sorpresa final que no sé si he entendido bien (¿Está casada con el jefe de seguridad?), pero se les olvida que figura entre los actores protagonistas.

Y ya qué les digo de los misterios sin resolver que apuntan, pero se quedan ahí, ¿qué demonios ha pasado con el padre de Han Yeo Reum? Por lo que parece, lo único que pasó es que se divorció de la madre, ¿eso es motivo para que haya desaparecido del mapa? Y si sí ha desaparecido por la única razón de que le ha dado la gana, ¿por qué la niña sigue llevando la brújula de Papá como si hubiera sido un amantísimo padre? ¿Y por qué el especialista en robótica es ahora dueño de un bar?

¿Y qué me dicen del misterio de Han Yeo Reum, por el que está a punto de dejarse chantajear para que nadie se entere? Si yo lo he entendido bien, ese gran misterio del que debe avergonzarse…¡es que es adoptada! Yo es que alucino.

Entre medias nos cuentan que el marido de una la engaña, pero luego no pasa nada de nada, que hay una empleada que está embarazada, y parece que se pone de parto, información del todo intranscendente, que el padre de uno de los personajes principales es ahora un indigente, otro tema que dejan ahí. Para terminar de rematar, la operación negrísima en la que está metido Lee Dong Gun, razón por la que lleva años sometido a los caprichos de un mafioso, es que están intentando privatizar el aeropuerto y no se les ocurre más solución que intentar vender las acciones a dicho mafioso, como si la única opción en Corea fuera o caer en las manos de la Mafia…o la nada. Y eso sin meterme en que es imposible de todo punto que el Director de una Terminal pueda decidir por sí mismo privatizar o vender algo que no es suyo. Que se han molestado lo mínimo en hacer un argumento creíble, vamos, y no lo han conseguido.

Lee Je Hoon es un actor tan bueno que puede sacar petróleo de un papel que no da más de sí, pero la protagonista femenina es un desastre, no sé si ella o el personaje, o ambas. No sé qué fue primero, el huevo o la gallina, un personaje con el que no se puede hacer nada, insulso y tonto, o una actriz que tampoco consigue que el personaje de Han Yeo Reum deja de ser una plasta cursi que llora fatal. No puedo con los personajes femeninos que no paran de mesarse los cabellos y exclamar «ottohke, ottohke» (qué hago, qué hago), pero no hacen nada. Es absolutamente inexplicable que Lee Seo Yeon se enamore de semejante meloncia.

Fuera de Lee Je Hoon y Lee Dong Gun, que me gusta tanto que hasta le perdono que elija papeles que no me gustan, lo mejor es el nacimiento del romance entre los dos guardias de seguridad, Oh Dae Ki y Na Young Joo, pero no les dedican el tiempo suficiente, porque malgastan el tiempo contándonos otras historias que se podrían haber ahorrado.

Feliz 2019 a todos.

REPARTO

Lee Je Hoon como Lee Soo Yeon
Nam Da Reum como Lee Soo Yeon (joven)
Chae Soo Bin como Han Yeo Reum
Kim Ha Yeon como Han Yeo Reum
Lee Dong Gun como Seo In Woo
Kim Ji Soo como Yang Seo Koon

Cercanos a Han Yeo Reum

Ro Woon como Go Eun Sub
Kim Yeo Jin como Mamá de Yeo Reum
Choi Won Young como Papá de Yeo Reum

Personal del Equipo de Seguridad

Kim Kyung Nam como Oh Dae Ki
Lee Soo Kyung como Na Young Joo

Jefes de Departamentos Incheon Airport

Hong Ji Min como Heo Young Ran
Jang Hyun Sung como Kwon Hee Seung
Lee Sung Wook como Choi Moo Ja
Ahn Sang Woo como Gong Seung Chul
Kim Won Hae como Manager Park Tae Hee

Otros

Yoon Kyung Ho como Pasajero (Ep. 1)
Ejay Falcon como Ian Santos

Comentarios

  1. Marina Morales dice:

    Luego de ver el drama completo entendí la razón por la que tantos actores rechazaron los papeles protagónicos de esta historia

  2. Creo que solo la seguí viendo por los brazos y la espalda torneada de Lee J H (ji jiji)

  3. Tal cuál! En este drama desperdiciaron un montón de tiempo en cosas intranscendentales… y no se ocuparon de contar lo que queríamos saber ni de resolver lo que realmente importaba. Para mi fue un drama bastante decepcionante! Aunque soy otra que ama incondicionalmente a Lee Je Hoon!!! su elección de personajes deja bastante que desear… y de nuevo la actitud de su personaje me pareció de lo más frustrante!!

Tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.