«The night watchman Journal» – MBC (2014)

The night watchman journal

RESUMEN

Basado en la era Joseon, se trata de un drama sobre la escuadra de prevención del delito que se utiliza para patrullar las calles de 9 a 5 en la noche para capturar fantasmas.

Nº de episodios: 24

NUESTRO COMENTARIO

Siempre hay una primera vez. Hasta este drama pensaba que los niños actores coreanos eran un prodigio en la interpretación, sin esos molestos soniquetes con los que hablan la mayoría de los actores niños de este país. Eso pensaba hasta ahora, porque el niño actor que interpreta al príncipe en su infancia, durante los dos o tres primeros capítulos es atroz. ¡Qué mal lo hace el condenado! Si Corea fuera España pensaría que ese niño era el pariente o el amigo de alguien y que le habían dado el papel por puritito enchufe. Como se trata de Corea no sé qué pensar del director de reparto, o director de actores o director de lo que sea (ya saben que no tengo muy claro quién hace qué en esto de la televisión) que ha seleccionado a este niño para hacer este papel (aunque dudo que fuera mejor en ningún otro) y ha permitido que perpetre semejante destrozo.

Con este comienzo tan desangelado, con ese niño irritantísimo de lo mal que lo hace, el drama no tenía más remedio que mejorar pero, como decía Groucho Marx, «The Night Watchman» mejora pasando de la nada a la absoluta pobreza, porque se trata de un drama con un tema más que visto (se lo conté a un sobrino mío al que le encanta que le cuente los dramas coreanos y pensó que éste ya «lo habíamos visto»), en el que el 99% de los personajes no sabes qué pintan ahí y además se limitan a repetir una y otra vez la misma escena, como el Rey, ese personaje lamentable, no porque dé lástima, sino porque es para lamentarse lo mal escrito que está.

A mí me gusta Jung Il Woo, cosa que no dice nada sobre él porque me gustan todos y lo excepcional es que no me gusten. Me gusta Jung Il Woo aunque tiene cara de ratita. Me gusta Jung Il Woo, pero es que siempre hace de lo mismo. A veces hace de mujeriego encantador que encubre un drama interno, como aquí y en «The Moon that embraces the Sun» y a veces hace de mujeriego encantador sin nada dentro, como en «Flower Boy Ramyun Shop«, pero siempre es un mujeriego bromista encantador.

Al menos Jung Il Woo representa bien su papel, porque es que el resto del elenco principal varía entre ser olvidables, la parte óptima del abanico, y ser tronquitos del Brasil con una cara pintada, como el pobre Yun Ho, que es terrible lo mal que lo hace.

Y no sólo es que los actores, ni la historia te den ni frio ni calor, es que la pareja protagonista, el príncipe Wolrang (Lee Rin) y la chaman Do Ha, no tienen química de ninguna clase. Ni siquiera llegan a tener la «q» de química, a lo que se une que, mientra que Jung Il Woo tiene una cabeza pequeña, que parece más pequeña por el dichoso peinado del «moñito en la testa», la chica tiene una cabeza del tamaño de una sandía, defecto que empeora por el horrible peinado que le endilgan, con una ensaimada en la coronilla. (Ensaimada es un pastel o bollo típico de las Islas Baleares, tradicionalmente relleno de cabello de ángel, ver foto abajo).

Ensaimada_3

La historia va de que hay una gente muy mala que rompe la barrera divisoria entre el mundo de los humanos y el de los espíritus porque quiere utilizar a los fantasmas para sus propósitos, por supuesto malignos y sólo los buenos (The night watchmen) pueden impedirlo.

En el principio había un rey, que no tenía tres hijas y las metió en tres botijas, pero tenía dos hijos: uno es el príncipe heredero Lee Rin (el actor maldito) y otro hijo al que no le hace falta meter en ningún sitio porque nadie le hace ni puñetero caso. Un día vienen los malos espíritus y enferman al príncipe heredero, así que el Rey que es muy bueno y valiente, tiene que enfrentarse a las fuerzas del mal, personificadas en el sumo sacerdote de una especie de secta, sacerdote que se llama, no sin cierta gracia, Sa Dam. Este sacerdote quiere resucitar o traer a la tierra o revivir, o lo que sea, a un dios dragón para que ascienda al cielo y gobierne desde ahí al territorio coreano, suponemos que siendo muy injusto y maléfico, aunque en mi opinión es difícil que lo hiciera peor que el rey «terrestre» que le sucede.

Para curar a Lee Rin, tienen que conseguir una flor que se llama la flor del milenio, que tiene propiedad mágicas y que custodia otra tribu que tiene muchas mujeres shamanes. El rey encuentra la flor y mata al dragón, pero los malos infectan la flor, y al rey de paso, así que se vuelve loco, parece que mata a todo bicho viviente y luego parece que muere él, aunque ya les adelanto que las cosas no ocurren como parecen. La noche en que el Rey, padre de los dos niños, se vuelve tarumba, matan a todos los night watchmen…¿a todos? ¡No, porque en un rinconcito de la capital queda un watchman irreductible! ¡Ay, no, que eso es de Astérix!

Como consecuencia de la noche de las espadas, no entiendo muy bien la razón, apartan a Lee Rin del trono y nombran Rey al hermano mayor, el ignorado, que como es un niño que tiene muchos traumas se vuelve un rey que está más p’allá que p’acá. Que está «tronao» vamos, cosa que no dejan de repetirnos porque el rey repite una y otra vez la misma escena de estar muy trastornado riéndose como el fantasma de la ópera.

Años después, reaparece el malísmo Sa Dam con sus brujerías. Sa Dam, al igual que el Rey, repite sin cesar la misma escena en la que invoca a las fuerzas del mal, que no sabemos cómo nadie se da cuenta de que invoca a las fuerzas del mal porque es evidente. Sa Dam se quiere cargar a Lee Rin, que ya es Jung Il Wo, el príncipe destronado que vive una vida de playboy fingiendo ser un descerebrado para que nadie se le cargue, por esa manía de cargarse a los hermanos de los reyes para que no aspirasen al trono. Lee Rin tiene la particularidad de que él puede ver y hablar con los fantasmas, porque en resulta que eso de ver a los fantasmas es una cualidad que tienen que tener los de la familia real para poder aspirar al trono. Ni que decir tiene que el Rey actual, el hermano usurpador, no los ve.

Para proteger a Rin, se le aparecen tres fantasmas, dos son fantasmas de personas que le quisieron mucho de niño y el otro es una niña misteriosa que no sabemos al principio quién es, pero luego sí. Esta niña sí que lo hace bien, gracias al cielo. Y diz que dicen que es para proteger a Rin, pero son el trío más inútil y superfluo de fantasmas que en el mundo haya habido, aunque no sé si es muy correcto decir lo del mundo porque los fantasmas no son precisamente de este mundo.

Sa Dam pretrende revivir otra vez al dragón y toda la historia se basa en lo que Sa Dam intentan hacer y los buenos se lo impiden y a la inversa. Todo el rato lo mismo.

Además de todos estos, está también el papel que hace Jun Ho, de un espadachín muy bueno pero del que no llego a entender por qué da tantas vueltas y volteretas para mover la espada. Todo el rato me pregunto por qué sus enemigos no le pinchan el trasero mientras les da la espalda en esa vuelta de ballet. Otros personajes son la chaman protagonista de la ensaimada, un ministro que al principio parece malo, luego bueno, luego malo y por último malísimo, la hija del ministro, enamorada de Lee Rin aunque él no le hace caso, que también es buena, luego mala y luebo no sé, y con la que Lee Rin, que es muy agradable pero un tanto inútil, se porta requetefatal, porque hay que mencionar que es que la panda de los buenos nunca rematan nada de lo que hacen. Son unos chapuzas. Lee Rin parece creerse que basta con dar una orden para que las cosas se hagan, y no hace un mínimo seguimiento…¡Estos príncipes!

Con Soo Ryung, que así se llama la hija del ministro, se porta mal porque una vez que no tiene más remedio que denunciarla, toma una serie de medidas para que no la condenen, pero luego se olvida y no vuelve ni a preguntar por el asunto. Como consecuencia de lo cual, esas cosas no se hacen y a ella la apresan, la meten en la cárcel y la torturan. Sin embargo ella le sigue queriendo de forma cada vez más obsesiva, mientras que Rin se enamora de la Shaman de la cabeza gigante, que es superfiel, pero es analfabeta. Esto de gastarse tanto dinero en educar a los príncipes es un desperdicio para que luego sólo les gusten las tías buenorras. (En este caso, encima, ni eso, porque la mala es bastante más guapa que la buena).

Con la Shaman, también se da la circunstancia, no sólo de que sea analfabeta, sino que parece que sabe hacer cosas que luego no sabe, como si se le olvidaran. Debe ser esa cantidad de pelo que tiene, que para que no se le caiga del peso las raíces le han debido llegar hasta el cerebro. Cuando Do Ha sale de su pueblo, peléa como un león con un bastón, pero cuando llega a la capital ya no sabe pelear y cualquiera la coge desprevenida y le pega un bofetón. Luego lleva una pulsera de cascabeles que supuestamente le avisa de la presencia de fantasmas (eso cuando no los ve, porque ella también tiene poderes) pero luego, aunque los cascabeles suenen como la sirena de los bomberos, ella no se despierta y los espíritus la invaden. Yo no sé qué hacer con esta chica.

En resumen, este drama es un poquito peor que olvidable, porque los dramas olvidables buenos son los que te divierten aunque no dejen ningún poso y en este caso todo lo que ocurre es cansino, ligeramente aburrido, un poco tontorrón y no sé si te olvida al segundo de haberlo terminado, pero les aseguro que quieres que se te olvide.

LO MEJOR

La fotografía es preciosa, como también son preciosos el vestuario y la ambientación.

A mí el personaje que más me gusta es el del herrero antiguo oficial del rey padre (me refiero al padre de los dos chicos), que también es capitán (o una jerarquía militar así) de los Night Watchmen que parece que muere pero que no muere (como lo del pueblecito ese del rincón de la Galia donde vive Astérix del que hablaba antes). Lleva un corte de pelo (ya estoy yo con el pelo) que parece que se lo han hecho con unas tijeras de podar, pero el personaje me gusta y él me parece que está bueno.

Jung Il Woo tiene una voz muy bonita.

LO PEOR

Que te parece estar viendo todo el rato lo mismo, como si fuera un único capítulo visto 24 veces.

CURIOSIDAD. Como curiosidad, la actriz que hace de hermana de Do Ha es la misma que hacía de novia pasmarote en «Plus nine boys». Esto me pasa muchas veces, que elijo un drama al azar y casi siempre hay un actor que hacía otro papel en el drama que he visto inmediatamente antes.


REPARTO

Jung Il Woo como Principe Lee Rin
Kim Hwi Soo (김휘수) como Lee Rin (niño)
Jung Yun Ho como Moo Seok
Go Sung Hee como Do Ha
Lee Chae Mi como Do Ha (niña)
Seo Ye Ji como Park Soo Ryun (hija del Primer Ministro)
Kang Joo Eun como Soo Ryun (niña)
Yoon Tae Young como Jo Sang Hyun (herrero,ex capitán de los vigilantes)

Familia Real

Choi Won Young como rey Hae Jong (padre de Lee Rin)
Song Yi Woo como reina Min Ssi (madre de Lee Rin)
Seo Yi Sook como reina viuda Chung Soo Dae Bi
Kim Heung Soo como rey Ki San Koon (hermano de Lee Rin)
Lee Tae Woo como San Koon (niño)

Trio Fantasmal

Lee Se Chang como eunuco Song Nae Kwan
Go Chang Suk como Ddoong Jung Seung
Kang Ji Woo como Rang Yi (niña fantasma del trio)

Palacio Real

Lee Jae Yong como Primer Ministro Park Soo Jong
Kim Sung Oh como sumo sacerdote Sa Dam

Posada

Shim Eun Jin como Ok Mae
Jo Dal Hwan como Maeng Sa Kong(escribió el diario de los vigilantes)
Ahn Jung Hoon como Sr. Chun
Ah Young como Hong Cho Hee

Otros

Yoo Da In como Yun Ha (hermana de Do Ha)
Moon Bo Ryung como Mo Yun Wol (dueña casa Orquidea)
Alice como Mae Hyung
Hwang Suk Jung (황석정) como Dang Kol Uh-Mi
Jung Woo Sik como ??

Comentarios

  1. Juro que no sé ni como la terminé, me quedé dormida en todos los capítulos! El que hacía de espadachín, Jun Ho, por favor, que mal lo hace, que cara de palo, el pobre niño no tiene expresión. Fueron 24 LARGOS capítulos.
    Gracias Marta!

  2. Si había escuchado que este drama era muy malo pero que tuvo más o menos buenas ratings.
    Pues a veces es extraño a mi me pasa con las producciones de Televisa. Algunas novelas son tan malas que me veo viéndolas y ni siquiera se porque haha.

  3. Maggie Bee dice:

    Gracias Marta. La producción de este drama te ha de agradecer que les hayas hecho el favor de hacerles un repaso más ameno de lo que lograron elloso…

  4. María Luisa dice:

    Gracias por el comentario Marta, ya habiamos decidido pasar de este drama y con lo que comentas, pues con mayor razón. Il Woo es guapo, pero le tengo manía desde el drama El retorno de Iljimae, que me cayó fatal, así que no tengo ningún incentivo para ver la historia, ni la fantasía, que también me gusta, pero para mitología y fantasmas, mejor Arang.

    Saludos.

  5. martajoojinmo dice:

    jajaja me hiciste acordar el »roscón de reyes» que carga la princesa, mosqueteros joseonicos pobrecita,,
    es terrible ! mata toda lívido!

    https://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfa1/t31.0-8/1052157_768727166525663_809634275677972297_o.jpg

    definitivo, las joseonicas no son lo mio!

  6. Ja ja ja, Marta H, que conste que no he visto esta serie, pero me he reído tanto y me ha parecido tan divertido tu comentario, que me está apeteciendo mucho verla. Fijarme en todos los detalles que comentas e ir identificándolos. Creo que voy a hacerme una lista y según van apareciendo los iré tachando. Estoy segura que se ma hará hasta corta la serie. Estoy desenado ver al «cara palo» del niño actor. Muchas gracias por este momento tan divertido.

  7. Wow, Marta, haber encontrado un niño actor coreano que fuera malo, definitivamente era presagio del desastre que se avecinaba.
    Despues de leer tu comentario y saber lo malo que fue el drama, tengo dos cosas que agradecer. Primero el que incluyeran a Yunho en el elenco. Y segundo que el drama te inspirara a hacer una entrada tan divertida. 🙂

Responder a Mariceli Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.